“Al final la vida es resistir y que alguien te ayude”

elmundo.sms

Al final la vida es resistir y que alguien te ayude, tampoco hacen falta muchos”. Éste es uno de los SMS que, según El Mundo, envió Mariano Rajoy a la mujer de Bárcenas. La comunicación con ambos miembros del matrimonio se ha mantenido, por las capturas de pantalla que ofrece el diario, al menos hasta Marzo de 2013. Moncloa ha validado estos mensajes, demostrando que Rajoy mintió una vez más al negar que se comunicaba con Bárcenas. Ellos lo “explican” de otra manera, claro.

Lo peor es que nadie a esta hora piensa que Rajoy vaya a dimitir como presidente del Gobierno. Su táctica es aguantar. Como el percebe. Apoyarse en la piña a la que usa. Al percebe solo le interesa su propia estabilidad y la consecución de los fines que persigue. “No hacen falta muchos {apoyos]”. No. Voluntades cómplices cerca y votantes con la misma cooperación y escaso espíritu crítico y ético.

Toman posiciones los sospechosos tertulianos. Evaden la atención las portadas de los medios hablando hasta de Sarkozy, a estas alturas. En el mismo periódico que denuncia los SMS, El Mundo, la redactora jefe Lucía Méndez se marca un artículo de opinión titulado “Rajoy es un ingenuo”.  Y, asombrosamente, lo dice en serio.  La eterna “creencia”: los mediocres no pueden ser mezquinos cuando Rajoy es ejemplo paradigmático de esta coincidencia.El País, por su parte, nos ofrece a toda portada los delirios de Luis De Guindos diciendo que “La recesión ha quedado atrás” o que “No hay la más mínima connivencia de este gobierno con la banca”. Léase por ejemplo la actitud del gobierno ante los desahucios o las preferentes. La entrevista a De Guindos, por cierto, sería hasta relajante por chistosa.  “La recuperación es una flor de invernadero que hay que cuidar”. “Una metáfora que recuerda a los luego marchitados brotes verdes que tanto persiguieron a su antecesora, Elena Salgado”, explica el periodista. O las plantas alucinógenas que se fuma, igual.

“Claman las redes sociales indignadas” que dice el tópico. Estamos perplejos. Y ahí queda la cosa. Vaya por dónde vaya la investigación judicial, políticamente esta situación es insostenible. Pero ¿qué mandangas son éstas?  que sí se explica o no se explica, la única salida posible es la convocatoria de nuevas elecciones. No dejarnos en herencia a ningún miembro de este partido que apesta y que está subvirtiendo todos los estamentos del Estado, dado que en todos tiene poder omnímodo. Un partido que llegó al poder engañando, que no ha cumplido su programa, que se está merendando el Estado del Bienestar, el Estado. O que trata de imponer, hasta por ley, una involución sociológica que nos retrotrae medio siglo atrás como poco. Porque el pobre “ingenuo” no puede ser más eficaz en esas tareas.

Y mientras…

El Congreso de los diputados cumple un año vallado y blindado.

La Unión Progresista de Fiscales pedirá a Torres-Dulce que explique si pidió disculpas a Cospedal (por haber sido llamada a declarar por un Juez, de esos del poder judicial independiente).

El CSIC a punto de hundirse por falta de financiación, cuando… Salvar el CSIC cuesta menos que dos kilómetros de AVE.

El ministro José Manuel Soria salva de los recortes a una central solar por la que está interesado EEUU y que figuraba en los cables de Wikileaks

O vemos las preferencias de los espectadores de televisión: Lucha sin cuartel en Antena 3 y Telecinco: crimen y sexo con pelos y señales

Y en el mundo, Grecia ficha a los seropositivos. Y alcaldes franceses atizan el fugo del racismo contra gitanos y nómadas.

Se cuecen en Europa nuevos fascismos similares a los desencadenados en los años treinta. Y España es un caos sin precedentes. Sí, en el país del eterno caos, éste es sin precedentes.

¿Al final la vida es resistir? ¿A que vuelva a salir Soraya Sáenz de Santamaría a decir que Rajoy ya se ha explicado ante el mutismo de los periodistas presentes en la sala? ¿A que vuelva a hacerlo  González-Pons utilizando abyectamente a una víctima del terrorismo? ¿A que vuelvan a insultar nuestra inteligencia con desmentidos Cospedal o Floriano? ¿A que Alonso acuse a la “oposición” de ejercer de abogados del delincuente Bárcenas? ¿A que Rajoy decida seguir escondiéndose, huir de los periodistas o comparecer en plasma a decir que él no ha cobrado nada con la credibilidad que tienen sus palabras? ¿Sus mentiras, su cobardía egoísta, su profunda deshonestidad al fin?

¿Estamos locos? la vida es luchar contra las dificultades y disfrutar de los logros. Y cuando uno se encuentra en este fangal o hace algo determinante para salir de él o se hunde sin remisión. Esta gente tiene las espaldas cubiertas, no así la mayoría de los cómplices o tibios que no exigen responsabilidades drásticas.

Pueden hacer cosas miserables pero ¿mentir? Mentir ¡Nunca!

“Es rotundamente falso, rotundamente falso, rotundamente falso y un disparate monumental”. De esta forma pretendía zanjar María Dolores de Cospedal la publicación de parte de los papeles originales de Bárcenas, el extesorero del PP. Con la misma convicción que dice siempre una cosa y su contraria. Con idéntica firmeza con la que hacen lo propio Rajoy o Soraya Sáenz de Santamaría, sus portavoces o voceros ocasionales. Las hemerotecas están saturadas de ejemplos con flagrantes mentiras que los más destacados miembros del partido en el gobierno se echan a la espalda, mientras se calzan la cara de cemento para una nueva intervención ante los medios. Pero quizás es que no lo sabemos ver.

Por dios, cómo van a ellos a mentir. Estamos hablando de un partido que, por ejemplo, ha retirado tarjeta sanitaria a cientos de miles de seres humanos (873.000, según Amnistía Internacional) lo que ya ha producido víctimas mortales y extensión de enfermedades en la población. Del que ha quitado la ayuda a la dependencia a personas que no se pueden valer por sí mismas. Del que ha aumentado el costo de la farmacia y los tratamientos de salud. Del que se ha negado a legislar a favor de los desahuciados de sus hogares porque perjudicaría a los bancos. Del que ha encarecido las tasas universitarias y suprimido becas o el costo de todos los servicios que, a su vez, ha mermado. Del que ha aumentado los impuestos. Del que se los ha quitado a los yates de lujo. Del que ha facilitado el despido y la indefensión laboral de los trabajadores. Del que ha disminuido los subsidios. Del que anima a marcharse a los jóvenes al extranjero a buscarse la vida con una mano delante y otra atrás. Del que insulta a los padres diciendo que si no pagan estudios a sus hijos es porque tienen otras prioridades. Del que se ha cargado la ciencia y la investigación y ofrece por modelo de país el juego, el turismo y el ladrillo origen de nuestros males. Del que se propone dar un tajo a las pensiones para completar las “reformas” que nos sitúen en el camino del crecimiento de sus cifras macroeconómicas y en la ruina de las domésticas ¿Cómo alguien puede creer que mienten en algo personas de esta categoría moral?

Aquel Bárcenas del que nadie  prodá... podrá probar que no es inocente  –como dijo Rajoy con categórica resolución-, se ha convertido en un indeseable que les acusa sin motivo de llevar 20 años financiándose ilegalmente, y enriqueciendo sus bolsillos privados con el cobro de comisiones a cambio de contratos que concedían sus administraciones. ¿Mentir ellos? Por favor, qué disparate. Pero se da la circunstancia de que la justicia ha encontrado indicios de delito en la contabilidad oficial del PP por los cuales se habría financiado ilegalmente. En esa misma contabilidad oficial figuran sobresueldos a la cúpula del partido. Mariano Rajoy en concreto cobró casi 7 millones de pesetas adicionales solo entre 1990 y 1993 que ya es un síntoma. Hemos sabido también por sus propias cuentas, la vida de marajá que el PP ha costeado a Javier Arenas,con residencia madrileña en el exclusivo Hotel Palace, quien llegó a gastarse 2.000 euros en un solo día en restaurantes de lujo. Que Miguel Blesa, expresidente de la Caja Madrid de nuestros dolores, también se llevó lo suyo quizás simplemente porque pasaba por allí, por esa calle Génova en donde fluía el maná. Flagrantes agravios comparativos porque ellos lo valen.

Esto es lo oficial, pero una contabilidad B, con cajas de puros repletas de dinero para Rajoy y buena parte de la cúpula (Rato, Arenas, Cascos, y otros), las comisiones a cambio de favores, bolsas, maleta y maletines preñados de billetes sucios, vaya por dios, esto es rotundamente falso aunque lo muestre el ex tesorero del Partido Popular, harto de cargar con todas las culpas en exclusiva. Qué injusticia. Pero ¿cómo puede pensar alguien en su sano juicio que el PP miente?

Llegó al poder engañando de la A a la Zeta en su programa y lo siguió haciendo al diseñar un futuro basado en que la miseria de la mayoría sea el auténtico motor económico. Aumentan las desigualdades, la desnutrición en la infancia. Ha conseguido el control de todos los poderes del Estado legislando y nombrando personas ad hoc, ha modificado y promulgado leyes para tratar de asegurarse un buen tratamiento judicial y la penalización de la protesta popular. Se ha hecho con los medios de comunicación públicos y con periodistas afines en los privados para difundir sus presuntas bondades y acallar sus desatinos. Nos ha mandado medio siglo atrás como poco. Vale, pero ¿mentir? No, ellos no mienten, es un disparate monumental  siquiera imaginarlo. Pequeñas minucias como las citadas puede, pero ¿mentir? Eso son palabras mayores.

Y siguen sacando pecho. Nada va con ellos. El engrasado de su apisonadora para proseguir su tarea destructora, pero tan rentable para algunos. Una sorda batalla por el poder se libra, por tanto, en el seno del PP y medios afines. Un Rajoy cementado a su roca –que resistirá hasta el final- se enfrenta a quienes postulan a Esperanza Aguirre como sustituta. Ella misma zahiriendo. Ya a diario por ser la mejor situada.  Gallardón maniobra por su cuenta, apoyado por Aznar. Sáenz de Santamaría y Cospedal -enfrentadas en la carrera- moviendo sus equipos. Ahora las voces “oportunas” hablan de un gobierno de concentración como salida, con PP, PSOE y algún partido más (nacionalista de derechas, naturalmente). Con un pacto sobre las corrupciones de cada uno. Para tapar sus vergüenzas. No faltaba ya nada más.

Subestiman hasta la escasa capacidad analítica y el poco escrupuloso espíritu ético de sus votantes que bien avisados estaban. Y desde luego hasta donde puede llegar el supremo hartazgo de una ciudadanía saturada de la suprema desfachatez. Porque si todo esto también se tolera será signo de que la sociedad española habita la misma cloaca que sus dirigentes.

*Publicado en eldiario.es

Bárcenas confirma a Pedro J. Ramírez la inmensa corrupción del PP

elmundo.barcenas

Pedro J. Ramírez se ha apuntado un gran tanto periodístico al publicar el contenido de una larga entrevista con Luis Bárcenas. Más adelante comentaré los reparos que me ofrece, sin embargo. El extesorero del PP confirma en ella la profunda corrupción del Partido Popular “durante al menos 20 años” –recordemos que como tal el PP tiene 24 años de vida-.

Bárcenas habla –no ya de sobres- sino de “bolsas, maletines o maletas” con dinero que “se entregaban en el despacho del tesorero Álvaro Lapuerta en la calle Génova y en presencia de Bárcenas, en calidad de gerente”. Ambos anotaban nombre de la empresa y cuantía de la entrega. ¿Con qué fin se hacían estas donaciones? “El PP ha estado financiándose de forma ilegal, recibiendo donaciones en metálico de constructoras y otros empresarios que a su vez obtenían adjudicaciones o contratos de las administraciones gobernadas por el partido”, explica Bárcenas. Estaríamos hablando jurídicamente de cohecho y soborno, de entrada.

De acuerdo con su versión, “parte del dinero entregado se ingresaba en las cuentas bancarias del partido, parte se destinaba a pagar en negro el sobrecoste de las campañas electorales para eludir la fiscalización del Tribunal de Cuentas y otra parte se quedaba en la caja fuerte y era utilizado para “otros fines”. Según Bárcenas el pago más recurrente, en metálico, era “al presidente, secretario general y vicesecretarios del partido”. Añade también a otros cargos, un “exdirigente del PSOE y a algún periodista”.  El secreto a voces que explica las inverosímiles opiniones de numerosos tertulianos.

Relata y confiesa la que, según él, es la “única irregularidad” que ha cometido: que cobró 200.000 euros de comisión “por encargo del PP de Castilla-La Mancha a cambio de la adjudicación de una contrata municipal en Toledo a una empresa de construcción…”. Bárcenas se muestra profundamente irritado con María Dolores de Cospedal, pese a ello, pese a esos negocios pasados que cuenta. “¡O le paras los pies a esa tía o te quedas sin secretaria general!”, le dijo a Rajoy.

En conjunto pues es una muestra de una podredumbre sin límites. Hay presiones, chantajes, a cambio de prebendas, según la versión de Bárcenas. Nombres que, tras las imputaciones y las cuentas descubiertas en Suiza, han negociado con él en lugares que cita. Javier Arenas a la cabeza, pero también Michavila y Acebes. Fruto de ello son las mentiras como las que según confirma les contó a los de la cadena ultraderechista 13TV. O, dando idea de su personalidad, las promesas de Rajoy a la mujer del extesorero, Rosalía Iglesias: “Rosa, no os vamos a abandonar”. Bárcenas le había pedido que “cambiara a las dos fiscales anticorrupción asignadas al caso” porque le tenían “animadversión”. Un poema todo.

Hasta la infinita cutrez de los dirigentes de este partido que nos ha empobrecido y quitado derechos a la mayoría de los españoles: la compra de ¡trajes también! para Rajoy… asesorados por Ricardo Costa “con fama de elegante”. No olvidemos que la Gürtel, Francisco Correa o El Bigotes también servían por su parte al PP y debe crear tendencia.

Bárcenas dice guardar mucho más material incriminatorio. De hecho relata que lo aparecido es solo una pequeña parte. Y piensa que puede tumbar al gobierno, cosa que él no quiere. “En las actuales circunstancias lo último que conviene a España es que caiga este Gobierno”. Es difícil. Como escribía Isaac Rosa  “El PP sobreviviría a una explosión nuclear”. Muy triste pero verosímil. Es porque la sociedad lo tolera simplemente. En cualquier país serio, este gobierno hubiera caído ya diecisiete, veinte veces.

Sin embargo, se da la casualidad de que justo Pedro J. Ramirez sí parece apoyar un cambio de Gobierno, de Gobierno del PP. Claramente sería Esperanza Aguirre su candidata. La que llegó al despegue de su carrera política por El Tamayazo y se encuentra cuestionada por el Juez Ruz en la trama Gürtel que ha tenido en Madrid gran incidencia. La “abochornada” por la corrupción de su partido como cuenta con enorme desparpajo y con réditos, la encuesta de hoy de Metroscopia demuestra que hay mucha gente que la cree. El colmo. Luego la gran exclusiva de Pedro J. aparece como bastante intencionada. Por otro lado no se entiende que haya tardado tanto en publicar estas declaraciones que Bárcenas le hizo –dice- antes de entrar en la cárcel.  Ese retraso plantea enormes dudas. De paso hoy ha hecho más tirada, y El Mundo se está vendiendo como rosquillas.

Tampoco podemos olvidar que en la lucha por desbancar a Rajoy también está Gallardón, apoyado por Aznar. Se le atribuye el ingreso en prisión de Bárcenas. Y que existe fuerte rivalidad entre Sáenz de Santamaría y Cospedal que lideran sendos grupos de presión. Es decir, en nuestra desgracia todo puede ser aún peor ¿Cabe?

Bárcenas habrá de contar todo esto en sede judicial y documentarlo, aunque ya “sus papeles” sean de dominio público. Y esta sociedad ha de reaccionar de una vez. Un país que se asienta en cimientos tan podridos jamás prosperará si no los limpia de raíz. Lo que hay que cambiar es el partido en el gobierno y perseguir al límite sus responsabilidades.

El caso Bárcenas/PP, la degeneración de un partido

Bárcenas está en la cárcel finalmente. Ya tardó. Y eso ha permitido constatar una vez más la podredumbre en ascenso del partido que acapara todos los órganos de poder en España. Su líder, Mariano Rajoy, le defendía en 2009. Con esos lapsus suyos acompañados del tic en el ojo izquierdo que solían denotar lo poco que él mismo creía en sus palabras: “Estoy convencido de que nadie proda, podrá, probar que no son inocentes” (se refería también a Galeote). Por cierto, ahora se ve lo oportuno de la actuación de Baltasar Garzón y espero que sean cada vez más personas las que se pregunten por qué le inhabilitaron.

Ahora -ya en el Gobierno, el Parlamento, las CCAA, la mayoría en la UE, y el control que se ha mercado del poder judicial- ni lo nombra. Ante el ingreso en Soto del Real de Bárcenas el PP se despachó con un comunicado anodino de 17 palabras. Y en Bruselas, Rajoy, con total desfachatez, ha vuelto a tirar balones fuera, como si no fuera con él, culminando con esta patética respuesta ante las preguntas de los periodistas.

No queda ahí la cosa.

La portavoz adjunta del grupo popular en el Congreso, Matilde Asián, ha asegurado que ha sido el Gobierno quien ha pedido el ingreso en prisión de Bárcenas, a través de la Fiscalía General del Estado que, como se sabe –ha insistido-, actúa a los órdenes de su superior el Ministerio de Justicia. No es extraña su confusión vistas las actuaciones recientes de Torres-Dulce. Pero éste se ha visto obligado a comparecer enfadado para decir –más o menos- que no es constitucional que un poder judicial depende del gobierno. Un poquito de prudencia, mujer.

Pero algo parece haber. Esta exclusiva de eldiario.es aporta grandes claves de cómo Gallardón está haciendo la guerra por su cuenta en actitud que sería muy poco digna hacia sus colegas que le han encumbrado. Y también la concepción que de este ministerio –Justicia- y del de Interior tiene Mariano Rajoy.

Un auténtico poema todo esto. Si no fuera porque además este gobierno se está puliendo hasta la hucha de pensiones pues igual sería una cochambre ética y algo a perseguir judicialmente en todos sus extremos. Pero es que su eficacia en la destrucción del Estado del Bienestar y nuestros derechos es realmente notable también.

 

 

Un inmenso hedor a podredumbre

“El Partido Popular presionó para impedir que Gómez Bermúdez interrogase a Bárcenas”. Lo cuenta Gonzalo Cortizo, un periodista absolutamente sólido. Añade que “Rajoy llamó personalmente en la mañana del jueves al CGPJ para interesarse por el reparto judicial del caso Bárcenas y manifestar su preocupación por la imagen que está trasladando la Audiencia Nacional”. En el PP cundió el pánico ante la posibilidad de que Gómez Bermúdez dictase un auto de ingreso en prisión para Bárcenas, explica Cortizo.  La alarmante noticia no ha producido mayores reacciones.

La Fiscalía Anticorrupción, por otro lado, ha encontrado  partidas concretas de cuatro ingresos de dinero sospechosos en las cuentas del PP entre 2002 y 2003 tras cruzar la contabilidad de la trama de Francisco Correa, imputado como cabecilla de la Gürtel,  con los extractos del depósito para donaciones facilitados por el partido al Tribunal de Cuentas. Luis Bárcenas y Jesús Sepúlveda, marido de la ministra Ana Mato, aparecen presuntamente implicados en estas entregas. Ambos han estado a sueldo del PP hasta que se desató la “cierta” alarma social y Sepúlveda ha recibirá una indemnización por despido improcedente de  229.000 euros. Recordemos que el 95% de los ingresos del PP proceden de dinero público.

Al PP le ha desaparecido su contabilidad anterior a 1995. No la guarda. Enorme casualidad. Confianza en su gestión.

Y frente a todo esto, apenas encontramos una respuesta en la buena dirección: IU estudia querellarse contra los jueces que impidieron la declaración de Bárcenas ante Bermúdez. Es toda la sociedad quien debería implicarse.

EREs andaluces, caso Fabra, Urdangarín campante, los trapicheos que implican a CiU, las amistades entrañables del propio Rey, tenemos un grave problema. Pero tal vez el mayor en estos momentos sean las alarmantes actuaciones del partido en el Gobierno de un país, de su presidente. Han recibido las llaves de la caja fuerte, de la aprobación de leyes, de nuestro presente y futuro. Las presiones a los jueces que, como se ve por la evidencia, dan frutos.

“La corrupción es incompatible con la democracia y hiere gravemente a los propios fundamentos del sistema”, escribía hace tiempo Carlos Jiménez Villarejo, el primer fiscal anticorrupción. Ese cáncer está carcomiendo España. Las pruebas de esa realidad son también palmarias.

Bárcenas, maestro del toreo

Fue el diario El País quien sacó la noticia de la demanda de Bárcenas al PP por despido improcedente, y llegó a publicar fotocopia de ese documento oficial, firmado en todas sus hojas. Igual es que tampoco es su letra. La solicitud del paro la recogieron numerosos medios.

Vivimos sin vivir en nosotros ante el bochornoso espectáculo. Y nada ajenos. En todo caso, Luis Bárcenas es un maestro del toreo en ese gran coso en el que el PP capotea, embiste y sacrifica a los ciudadanos.

barcenasok--478x270

Bárcenas demanda al PP por despido improcedente

Estuvo en plantilla hasta el 31 de enero de 2013. Hasta esa fecha y desde marzo de 2010 –en la que dejó de ser tesorero- cobraba como asesor del PP. La nada desdeñable cifra de 21.300,08 euros mensuales. Cantidad fija que incluía el prorrateo de las pagas extras (ésas que no cobraron los funcionarios). Todo eso dice Luis Bárcenas quien ha demandado a su formación por despido improcedente ya que le dio de baja -dice- sin su consentimiento.

 Conviene en estas circunstancias volver a escuchar a Cospedal, en tanto no oigamos cómo expresa la dimisión de todos sus cargos. Acompañada de todos cuantos mintieron sobre el caso Bárcenas con Rajoy a la cabeza.

Dice el PP, todos sus portavoces, que todo es mentira, que es como lo explicó Cospedal sin ir más lejos 🙂

Cospedal explicando el presunto finiquito de Bárcenas

Está pasando, lo estamos engullendo

El juez Ruz ha retirado el pasaporte a Bárcenas y le obliga a comparecer en el juzgado cada 15 días y siempre que se le llame.

Cree el magistrado que existe riesgo de fuga dado que el ex tesorero y gerente del PP posee “un patrimonio muy relevante en el extranjero”. Hasta 38 millones dice él que llegó a tener en esa cuenta suiza por la que se le investiga. Y que ganó ese dinero en bolsa.

 El imputado confirma que acudió el 14 de diciembre al notario para dejar constancia de que él no había recibido dinero de las donaciones al Partido Popular. Y que éstas ascendían a 33 millones de euros, de los cuales 23 eran anónimos.

 Es decir, que hubo personas que sustentaban al PP hasta sumar estas ingentes cantidades –seguramente por pasión ideológica nada más ¿o no?- y que, además, el 90% del funcionamiento del partido lo financian subvenciones públicas, según los datos que ellos mismos presentaron tras desatarse las alarmantes informaciones del caso PP/Bárcenas.

 Rajoy dice que quiere demandar a Bárcenas pero que  “aún no sabe si lo hará”.

 Y Cospedal explica que el finiquito de Bárcenas era “simulación” de salario, aunque tal práctica es ilegal y tampoco hay manera de ver si existe realmente ese finiquito.

Bárcenas certificó ante notario los nombres de los donantes y receptores del PP

El ex tesorero del PP, Luis Bárcenas, acudió el 14 de diciembre de 2012 al notario de Madrid Andrés Domínguez Nafria para realizar un “acta de manifestación de hechos”. En ella declara y firma que durante 15 años -entre 1994 y 2009- llevó una cuenta analítica donde reflejó “con detalle” los nombres de los “donantes” al PP y los “perceptores” de los pagos efectuados con estos fondos. Esta información parte de un informe de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía que ha sido entregado al juez Ruz que instruye las cuentas suizas de Bárcenas.

 Según El País, la descripción de esas anotaciones coincide con los cuadernos que publicaron y que fueron desmentidos por el propio Bárcenas en una entrevista a 13TV y que toda la carcundia mediática se ha esforzado en poner en duda.

El Mundo añade que Bárcenas llevó a su notario cajas repletas de documentos con una instrucción precisa: que se publicaran si él ingresaba en prisión.

Son informaciones sobre hechos muy graves que no pueden saldarse con desmentidos estentóreos de Floriano y toda la caterva del PP y su corifeo mediático. Este patético pulso en las profundidades de la inmundicia se produce mientras la sociedad española asiste a uno de los peores momentos de su historia reciente y el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, elude toda responsabilidad y vuelve a hacer promesas para incautos a quienes hace creer que lo peor ha pasado. Un partido con esta presunta podredumbre en su seno no puede seguir gestionando nuestros destinos.

A %d blogueros les gusta esto: