Encuesta poselectoral: De Madrid al cielo

El CIS acaba de publicar un estudio poselectoral sobre las elecciones municipales y autonómicas del pasado 22 de mayo. He elegido Madrid porque es donde vivo pero también porque me parece representativo. Las conclusiones que pueden sacarse son muy interesantes.

  • Los madrileños piensan que la situación económica y política de Madrid es mejor que la de España en su conjunto.
  • No parecen nada descontentos con los servicios que se ofrecen. El 37% por ciento cree que la labor en sanidad ha sido buena y solo el 19% que mala. Porcentajes cercanos al tercio de la población ven buenas las políticas en educación y en medioambiente. Más de la mitad consideran estupendas las infraestructuras. Un 37% (siempre ese tercio, curioso) creen que el PSOE lo hubiera hecho peor.
  • Más de la mitad se han informado para decidir su voto por televisión y todos los días. Pero apenas solo por televisión, más del 70% de los encuestados ni ha tocado Internet.
  • Más del 80% no ha tenido nada o poco en cuenta las propuestas del 15M.
  • Un 40% ha pensado en los temas de España a la hora de votar en Madrid.
  • Y eso que casi el 70% esta de acuerdo o muy de acuerdo en que “los políticos solo piensan en sus intereses personales”. Y casi otros tantos estiman que “no se preocupan de personas como el propio encuestado”.
  • En una notable fragmentación de las ideologías, el mayor porcentaje (20%) se declara liberal (no explica el CIS si saben qué es), y el 13% conservador. Socialista el 11% y progresista otros tantos.
  • Enorme crecimiento (desde el punto de vista de los lentos movimientos sociológicos) en la autoubicación en la derecha: De 5 a 8 se sitúa ya más del 50% (hay espacio para los no contesta o no sabe). En Junio era del 46% y ya llamó la atención su rápido crecimiento.

Recalco un dato: Más de la mitad se han informado por televisión y todos los días. Pero apenas solo por televisión, más del 70% de los encuestados ni ha tocado Internet.

Y añado otro dato: las bolsas se desploman, se desploma la economía… por las políticas practicadas: conservadoras y liberales.

¿Uno más? Va… La Comunidad de Madrid lleva dilapidados 620 millones de euros en publicidad desde que comenzó la crisis. Su presupuesto de este año (111 millones) quintuplica al siguiente: Cataluña. El Tribunal de Cuentas les ha amonestado por el uso abusivo de la propaganda.

Este último viene con imagen: boina de contaminación sobre Madrid el jueves 22 de Septiembre de 2011 a las 15,15.

Foto: David Martín (DALONSO70)

Los españoles somos cada día más “de derechas”

Dice mi querido y admirado Fermín Bouza, una eminencia en sociología/opinión pública:

“En el barómetro del CIS del mes de mayo, realizado entre los días 3 y 11 de ese mes antes, por tanto, del 22-M, pero que conocimos a posteriori, cambia la variable llamada autoubicación. La tarjeta que utilizan los encuestadores para definirla tiene unas casillas del 1 al 10 que van desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha. ¿En qué casilla se colocaría usted?, preguntan a los encuestados. Pues en apenas un mes, la autoubicación subió casi dos décimas (4,93 en mayo), lo que supuso un giro extraordinario en esta variable (4,75 en abril) hacia la derecha”. Él lo desliga de un voto (el 22 M) que puede estar motivado por una reacción de castigo a quienes gobiernan la crisis. O por sometimiento,  para “aplacar así la ira de los mercados, que es la lógica de fondo de buena parte del voto a la derecha, según argumentaciones verbalizadas en diversos contextos”, explica Bouza. El incremento de la “autoubicación” a la derecha, es por tanto algo más profundo.

Paradójico en los tiempos que corren de orgía y tenaza neoliberal. ¿Queremos ser todos verdugos? Se siente, esa labor se la reservan unos pocos, al resto sólo le toca el papel de víctimas.

Pues bien, de derechas, de esta derecha:

El primer acto de Dolores Cospedal como Pta. de Castilla-La Mancha

La familia tradicional ¿una entelequia?

 

El papel más importante de la familia en la sociedad actual es, a juicio de casi la mitad de los españoles, el de “criar y educar a los niños“. Y el 45% opina que es la mujer quien debe reducir su jornada laboral para atender el hogar. El CIS ha preguntado a los españoles sobre la familia. Las televisiones hablan de la familia. El PP cambiará –se presume- el Ministerio de Igualdad para convertirlo en el de La Familia. 

   Lo primero que habría que preguntarse es si existe la familia tradicional o es una entelequia, cuánto de tradicional es la familia idealizada.

   El modelo nos habla de un chico que conoce a una chica –de similar edad-, se enamoran y se casan, viven juntos 40 años o más, tienen varios hijos con los que conviven. El trabaja fuera y ella cuida del hogar y la prole. Están en casa los abuelos, que cuentan cuentos a los niños. En Navidad la madre y la abuela hacen pastas y hojaldres para todos. En sus ratos libres bordan. Y, si nos atenemos a las añoranzas planteadas cada vez con más intensidad, a la caída de la tarde rezan en rosario en familia.

Como decía Jesús Encinar (fundador de “elidealista”) en un brillante artículo), esta descripción es una completa anomalía en la historia de la Humanidad, que casi podría circunscribirse a los países desarrollados y a mediados del siglo XX.

Hace cien años la esperanza de vida en Europa era de 35 ó 40 años, en España en concreto de 35, igual que ahora en algunos países africanos o poco más en Afganistán, por ejemplo. Era muy fácil por tanto casarse “para toda la vida“, luego se volvió mas complicado.  La familia “tradicional” solía estar compuesta de un padre con sucesivas mujeres e hijos de varias de ellas. Y el amor no fue hasta muy recientemente una razón para casarse. En los matrimonios había diferencias de edad, siempre a favor del hombre, mayor que su esposa. La familia estaba basada en la subordinación y aún anulación de la mujer, se sostenía a costa de ella. Y había una gran presión social para que la mujer aceptara su papel. También se sustentaba en la explotación de los hijos. Como se producía una fuerte mortandad infantil, la mujer pasaba embarazada y cuidando niños buena parte de su vida. Vemos que incluso en el año 70, cuando tímidamente estaban cambiando algunas cosas, nuestro crecimiento demográfico era aún muy alto: más del 10%, como sucede en los países “en desarrollo“.  

  ¡Y ahí estaba la mujer tradicional de la familia tradicional! Lavando la ropa a mano, fregando el suelo de rodillas –porque aún no había fregona-, yendo al mercado todos los días porque tampoco disponía de frigorífico, y cargando con la compra porque ni la enviaban a casa, ni se iba en coche a por ella, porque tampoco lo tenían más que un 4% de la població (informe FOESSA 1970). En cuanto a los niños, sin enseñanza obligatoria y universal como ahora, a los 14 años trabajaban muchos y aún antes, ahí tenemos la figura del botones o el aprendiz.  Y no nos olvidemos de otra figura interesante: “la querida”. No existía el divorcio, pero el hombre sobre todo el adinerado podía tener una “querida”. El adulterio femenino estuvo penado en España hasta 1978.

 En las familias de siglos pasados había muchos más huérfanos, alcohólicos, maltratos, violaciones, abusos e injusticias de los que nos podemos imaginar. Ésa es la familia tradicional. ¿Excepciones? Todas las que queráis aunque muchas veces el recuerdo idealiza la realidad.

Pero llegó la democracia. Y una Constitución. Y la reforma del derecho de familia, y el divorcio, y el aborto, y acabar con la ley que permitía a las niñas casarse a los 12 años porque era cuando ya podían ser madres (sucedió en 1981), 14 para el chico, y que todos los hijos fueran iguales y adquirieran derecho los ilegítimos, y el desarrollo con sus electrodomésticos y otras facilidades “para la mujer“, y el fin de la prohibición de la píldora y  mayores medios para evitar la concepción no deseada, y por tanto el comienzo de la liberación de la mujer.

   ¿Y qué define ahora el modelo mayoritario de familia en la que vivimos?  Que sale a la luz en cierto modo el de antaño. Hogares en los que conviven una pareja con hijos de distintos matrimonios.  Tenemos también muchas más familias monoparentales, aunque casi el 90% están constituidas por una mujer como cabeza. Parejas homosexuales que propició la ley socialista. Muchos abuelos están en residencias, o viven separadamente. Ya no cuentan cuentos a los niños, aunque a menudo son utilizados para cuidarles en ausencia laboral de sus padres.

   Pero, en mi opinión, lo que realmente define a las nuevas familias es su dedicación a la fiebre imperante del consumismo, que parece situar como prioridad pagarle al banco la hipoteca de la casa en la que viven y adquirir muchos bienes que creen necesitar. Y eso va en detrimento de los hijos, de estar físicamente con los hijos. Y así están las criaturitas, que dan miedo.

    Podemos hablar a la vista de todo esto sobre la idealizada familia ¿no?

Los políticos principal problema para el 19,4% de la sociedad

El PSOE recorta 2,3 puntos de distancia con el PP, quedando a 1,5 puntos. Es lo que dicen los titulares sobre el barómetro del CIS de Abril. Con una lectura más detallada lo que llama realmente la atención es el absoluto divorcio entre la sociedad y los políticos. Si en diciembre nos echamos las manos a la cabeza porque la clase política fuese el principal problema para el 16% de los españoles, ahora ya lo es para casi el 20%, (el 19,4%) un quinto de la población. Empeora la percepción de la economía y la esperanza en un futuro mejor, tanto en ese terreno como el polìtico.

Casi un 68% de los ciudadano se informan por televisión y a diario (Pobres). El resto se disgrega y espacia. Sólo el 26% lo hace en la radio todos los días. El 25% lee periódicos en papel. Por Internet apenas llega al 14 % en contra de lo que se venía diciendo. Y más de un 66% no se informa nunca por este medio. A resaltar que más del 82% de quienes usan internet para ver noticias, lo hacen en las webs de los medios, y que hay un 20% que utiliza los blogs y foros. A diario.

El País es el periódico favorito de votantes socialistas y de Izquierda Unida, y El Mundo de los del PP. En la misma dirección se inclinan los primeros por TVE (33%) y los segundos por Antena 3 (21,8%). Para otras cadenas las cifras son mucho menores y hasta irrelevantes, al llegar a un 0,1 que ve libertad digital ó 1,3 intereconomía. En la radio es la SER (32%) la favorita, seguida a distancia por Onda Cero (14%).

Con este panorama vamos a regresar a los políticos. Suspenden todos. En los primeros puestos:

Josep A. Durán i Lleida………… 3,74

José Luis Rodríguez Zapatero……. 3,71

Rosa Díez 3,71

Mariano Rajoy 3,09

Cayo Lara 3,01

Todos son superados –aunque también con suspenso- por ministros como Rubalcaba, Carme Chacón, Teresa Fernández de la Vega, Trinidad Jiménez Morantinos, Blanco o Ángel Gabilondo.

Y, atención, a pesar de su ventaja en los sondeos, el PP lidera la peor consideración en los siguientes apartados:

Un 70% estima que es un partido dividido y con conflictos internos (muy de acuerdo o bastante de acuerdo con esa afirmación)

Un 76% que está implicado en muchos casos de corrupción.

Y un 61% que está sometido a grandes grupos económicos.

A la pregunta de quién se preocupa más por los asuntos que más interesan a los españoles, dicen:

El PSOE………………………. 33,1%

El PP………………………… 23,0 %

Economía, política, sociedad, información, 4 patas para una mesa que se tambalea. Lo que parece evidente es que los políticos deberían escuchar a la sociedad, no se comprende cómo osan aparecer algunos diciendo lo que dicen, sabiendo cómo caen sus palabras en la ciudadanía. O ¿todo vale si se tiene poder?

Para bucear en todo el barómetro.

11.05.2010

  Sobre las acusaciones de manipulación en los datos del CIS, un par de cosas:

   No se “cocina” sin ingredientes ¿por qué preocupa más al PP la incidencia en las encuestas del caso Gürtel que la corrupción en sí?

  Lo realmente grave es la desafección política. Un experto -no un indocumentado- da las claves en su blog: Fermín Bouza. Y además elabora este terrorífico gráfico del crecimiento del divorcio ciudadano con los políticos. Persistir en el enlodamiento, sólo lo aumentará:

Desafección de la Agenda Pública. Fermín Bouza

La sociedad española deprimida e irritada

El último barómetro que el CIS acaba de hacer público refleja, en mi opinión, un profundo desencanto en la ciudadanía, y, al tiempo, una seria irritación. Y me temo que es mayor el primero, el desencanto, que la rabia que al menos sería motor de cambios. Como sabéis me gusta bucear en los datos de este trabajo sociológico que, por todas las variables que maneja, ofrece mayor credibilidad que la mayoría. Acudo también a dos expertos enlazados en el blogroll. Las prisas de los titulares suelen desenfocar algo la realidad.

Fermín Bouza, catedrático de sociología-opinión pública es una de las mayores figuras en su campo. Y no ve nada claro esa diferencia de 3 puntos entre la intención de voto entres socialistas y populares. De su erudita argumentación, extraigo la fascinante figura de los movimientos brownianos. Vendría a ser que una mota de polen cae en una gota de agua. Y se organiza una auténtica revolución en la que nada es estable: “el movimiento aleatorio de estas partículas se debe a que su superficie es bombardeada incesantemente por las moléculas del fluido sometidas a una agitación térmica”, dice Wikipedia. Imaginad a la sociedad española sometida en una misma mañana –hoy- a escuchar que Rajoy es “un auténtico corredor de fondo” y que ha remansado las agitadas aguas del PP, y poco después que Esperanza Aguirre le ha plantado como a un geranio, antes de que le echara la bronca, y para hacer constar su independencia. Y que el valiente y coherente Manuel Cobo no se retracta y pone sus cargos a disposición del partido. Y que Aguirre dice que ella es una víctima y Cobo su agresor. No sé si la benevolencia extrema que se muestra con el líder popular lo situará a estas horas aún en carrera o no. Pero en breve así volverá a ser.

El otro experto es un hallazgo para mí. Wonkapistas. Haciendo un recorrido histórico nos cuenta que la preocupación de los españoles por la corrupción, el fraude, los políticos y todo lo que les rodea, está volviendo al nivel de 1994-1995, aunque sin alcanzarla. Y que esta inquietud palidece al lado del paro y los problemas económicos que está alcanzando cotas máximas, este último. Aquí está el gráfico.

corrupcion.wonka

Gráfico elaborado por wonkapistas

Y lo que yo veo es que la situación económica la ven mala o muy mala más del 57% y regular el 30% y que la cuarta parte de los españoles creen que el próximo año será peor. Que todo lo desplaza la preocupación por la estabilidad de sus cuentas corrientes. Sanidad, educación, el funcionamiento de los servicios públicos, la violencia contra la mujer, los problemas de la juventud siguen con cifras muy bajas. Hasta un 0,2% el racismo, por ejemplo. O las pensiones amenazadas, de lo que parecen no enterarse ni el 2%. Podéis bucear en todo en el enlace al CIS.

Ahora bien, la diferencia entre cómo creen que están capacitados para resolver los problemas PSOE y PP, se decanta con sólo un punto de diferencia en el caso del empleo, a favor del PP. Y 10% en la economía. Un 34% cree que el PP solucionaría la economía. En todo lo demás (14 aspectos esenciales frente a 2) al PSOE se le considera más apto, hasta llegar a un abrumador 42% y 17% en la igualdad entre mujeres y hombres. O muy similar, en las políticas sociales. Pero un sector muy numeroso -oscila en torno a la cuarta parte y hasta más del 30% en cuanto a empleo y vivienda-, piensa que ningún partido solucionará los problemas.

Ni un solo político español aprueba, aunque en estas encuestas los españoles suelen ser parcos en notas. La calificación más alta es para el ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba con un 4,77 %. José Luis Rodríguez Zapatero inspira poca o ninguna confianza a más del 72% de los españoles, y Rajoy al 80,2%. Un 25% de los españoles no votaría nunca al PP y un 11,7% al PSOE. Y un 10% a IU.

Los datos resultan demoledores a mi juicio. Desánimo, casi desolación, de una ciudadanía muy crítica con sus políticos. Si eso no les sirve de reflexión, cegados –algunos- por el poder, no sé a qué más esperan.

De cualquier forma, insisto: ¿Nadie se cuestiona el sistema?

A %d blogueros les gusta esto: