La credibilidad rota es irreparable

esperoroto.frase

Después de cuatro horas en las que miles de personas se manifiestan de forma pacífica, surgen los disturbios… a tiempo para entrar en los telediarios. Para acudir a las portadas de los medios afines al PP en ideología y carácter. Es un clásico. Encapuchados contra fuerzas pertrechadas prácticamente de armaduras. Jamás se vio violencia mayor dice la delegada del gobierno. Puede ser hasta cierto,  no sería raro -motivos sobran-, tampoco aclara quién la provocó; lo peor es el cúmulo de dudas que nos asaltan. Es que a este gobierno y todos sus adláteres ya no les creemos.

Las mentiras de Rajoy, de Soraya Sáenz de Santamaría, Cospedal, González Pons, Floriano, de cualquiera de ellos en quienes se repare, pueblan las hemerotecas, incluso de su viva voz. La falsedad como norma de vida, la falacia como deporte, los embustes como medio de obtener los fines perseguidos, la invención interesada llevada al extremo. Mucho más allá de las posibilidades de ser aceptada por una sola persona con dignidad y un cierto criterio, siquiera mínimo.

Es a diario. Este gobierno podría inventar el género del sainete trágico con todo lo hecho y dicho, filtrado, expuesto y no expuesto, en la tragedia de Ceuta. Saldada, no lo olvidaremos nunca, con la muerte de 15 inocentes. Escudados en esa sucia maraña ni una dimisión se ha producido, pero no nos han convencido.

Cuanto más impostan la voz para mencionar –paladeando cada sílaba- “Estado de Derecho” y “Democracia”, más notorio nos resulta su ancestral desprecio por estos conceptos. El engolamiento y la teatralidad al pronunciarlas va en proporción inversa a su estima por las libertades de los otros. No cuela.

La creatividad desplegada para embaucar con artimañas en los datos económicos sería de premio internacional si no fuera tan tosca. Reparemos en Cristóbal Montoro, por ser el más reciente. Va el hombre y se encarga un informe a un grupo de sabios –todos hombres, viejos y de traje riguroso-. Le dicen que hay que subir impuestos. Crece el temor de la ciudadanía esquilmada. Se planta en la rueda de prensa del consejo de ministros y rechaza a sus expertos porque la subida del IVA ya ha conseguido reducir el déficit y España está que se sale.  Ha cumplido paso por paso las técnicas de la manipulación –de Maquiavelo a Goebbles pasando por Esperanza Aguirre-. Llamas a unos técnicos para que digan lo que quieres, creas la alarma y luego rebajas la amenaza para que se acepte el mal menor sin rechazo. Y sales impoluto. Hasta agradecidos quedan algunos.Tan obvio que sonroja.

 Otra cosa es que existen muchas dudas acerca de si conseguirá alcanzar los objetivos de déficit. Lo que sí está claro –y tenemos que repetirlo- es que el PP ha elevado la deuda pública del 68,5% al 94% en insólito récord histórico y que esa cantidad por la que nos han endeudado no hay quien la pague. Pero Montoro ha cumplido con el sector bobalicón de sus votantes, ésos que no estiman su cerebro más que las uñas de sus manos.

 Cuesta mucho lograr credibilidad, es algo que se labra a lo largo de los años. Se teje con una sustancia rica pero frágil porque se quiebra al primer golpe o a los dos o tres errores. Como un cristal exquisito. Y no es posible pegar los pedazos rotos. Una vez que el político, el periodista, el médico, tu novio o tu padre te han engañado ¿Cómo volver a creerle? ¿Cómo admitir que ahora te dice la verdad? ¿Qué sentido tiene hacer ese esfuerzo?

 El paternalismo autoritario de la derecha más rancia –hay otra- se empecina en contarles a sus adeptos que la nevera está llena, aunque ellos al abrirla la encuentren vacía. En describirles los manjares que la pueblan a ver si olvidan las telarañas de su estómago. Les mandan a la socia dela Virgen del Rocío dando saltitos y ya entra el sueldo en casa. Abre la boca la poderosa vicepresidenta o sus rivales y amigos y la be vuelve a ser la be y no la zeta. Se le dispara el tic del ojo a Rajoy y ya encontramos guía para distinguir si la mentira es cum laude o solo digna de un aprobado en falsedad. No, ya ni dudas albergamos. No les creemos. Ni comprendemos siquiera cómo se atreven a declarar nada después de haber sido pillados en tan ingente cantidad de renuncios.

 Si los militantes activos del PP, investidos de periodistas para ocupar puestos claves en la manipulación, nos inundan a diario con portadas e informaciones falaces y exageradas, con auténticas obras maestras de la tergiversación ¿se puede creer algo de lo que cuenten? ¿La previsión meteorológica quizás? Puede que hasta eso esté movido por intereses. ¿Cómo discernirlo pues? ¿Para qué?

Harían falta semáforos para entender a los profesionales de la trampa. Ahora miento, ahora no, ahora sí, ahora no. Cuando el engaño es sistemático, cuando la verdad es una aguja en el pajar, ni merece la pena intentarlo. Decenas de manzanas podridas no dejan nada sano. Litros de tinta negra en el recipiente, lo tiznan por completo.

Todos necesitamos referentes, alguien en quien confiar, personas con credibilidad que enriquezcan nuestro propio criterio. Incluso nos conforten en la seguridad que aporta alguien fiable al lado, un soporte que no se hunde. Pero, señoras y señores del PP –por no hablar hoy de otros partidos-, a ustedes no les creemos. En absoluto. Se lo han trabajado a fondo. Ustedes no son de fiar, no alientan, empobrecen (en todos los sentidos) y no les compraríamos ni un caramelo porque cuenta con grandes posibilidades de estar envenenado.

*Publicado en eldiario.es

Anuncios
Entrada siguiente

12 comentarios

  1. Me queda la duda, y parece que hasta que no haya elecciones no saldremos de ella, de saber cuántos se siguen tragando las mentiras sin que les produzcan cólicos. Lo que sí está claro es que los “grandes” medios ya han elegido bando. Opinan que la dignidad profesional está sobrevalorada. Saludos.

  2. Miguel

     /  26 marzo 2014

    Impecable y contundente y directo artículo ….que deja poco margen para añadir algo más. Sin tonterías, como tiene que ser.
    Todos los “innombrables”, nombrados al principio del artículo y después, podrían ocupar puestos de honor en algún libro dedicado a la infamia.
    Hay un personaje entre esos (que es UNA) que especialmente ocupa un puesto relevante…(aunque todos son destacables por sus “cualidades y personalidad” ésta tiene un “brillo” especial) tanto si habla como sino, aunque callada estaría mejor.
    Tiene muchas anécdotas y algunas “muy buenas” .
    Lo último que recuerdo de ella, es su encuentro con la zarina ucraniana Timoshenko, con la que parece que se siente muy identificada, tanto que, si se agacha un poco más ( enlace adjunto) le podía haber besado la mano. Parece que la esté rindiendo pleitesía.
    Ambas, denotan una “exquisita educación”. Seguramente porque la escuela en la que estudiaron sería de “alto nivel”, como corresponde a gente de bien que se “bien se posicionó”.
    Ver:
    htmlhttp://lamanchaobrera.es/cospedal-se-reune-con-la-corrupta-timoshenko-y-expresa-el-apoyo-del-pp-al-golpe-de-estado-fascista-en-ucrania/
    Aunque la eslava, en la intimidad no parece ser tan educada y elegante:
    http://www.insurgente.org/index.php/2012-04-11-10-03-53/europa/item/10160-conversación-filtrada-de-timoshenko-hay-que-tomar-las-armas-y-matar-a-los-malditos-rusos
    http://www.aporrea.org/internacionales/n247708.
    No sabemos si nuestra Sra. política, en la intimidad con los suyos (al hablar de nosotros, los españoles, la plebe, la chusma, los que no somos afines a su ideología o línea de pensamiento)
    es o será así de radical, furibunda y tan malísimamente educada.
    Saludos
    PS: Hola, Benjamín Recacha, si me permites:
    “Me temo” porque sabemos, que muchos, todavía se siguen tragando las mentiras..:-) Estos necrofílicos días he visto demasiada gente (en TV ..y la veo poco) llorando y santiguándose…:-). He tenido la sensación de estar viviendo en el siglo XV..o incluso menos..;-).
    Saludos cordiales.

  3. No les creemos, es cierto. Nosotros, nosotras, no les creemos. Pero hay una gran mayoría zombie (cada día menor, eso sí) que sí lo hace. Los últimos tiempos del PSOE con Felipe González fueron escandalosos, no sé si tanto como los de ahora porque la memoria no me da para tanto pero recuerdo el GAL, Roldán… y que la privatización de empresas públicas la inventaron ellos. Han pasado todos estos años y tanto el PP (en su segunda “edición” ocurrió lo del 11M) como el PSOE siguen con lo mismo. Y siguen con lo mismo porque sigue habiendo aún una gran mayoría zombie que les cree a pies juntillas. Aunque bien se han encargado ambos partidos de crear un escenario de ficción democrática en el que parezca que su gobierno y sus acciones son legítimas.

    Creo, pues, que no soy tan optimista como tú. Para mí la “Transición” sólo es el periodo de ficción que separa dos dictaduras. La de Franco de la de los herederos de Franco. Estamos atrapad*s y esto sólo se soluciona poniendo una guillotina en plaza pública y que vayan pasando. Y eso no va a pasar.

  4. Joan

     /  26 marzo 2014

    Como tantas veces magnífico post Rosa.

    Me he merendado con estos demoledores gráficos (otra cosa las conclusiones del autor):

    http://lacartadelabolsa.com/leer/articulo/salarios_beneficios_y_ocupacion_y_3

  5. Te invito a leer la última entrada en mi blog. (De un padre cabizbajo).
    http://demayores.blogspot.com.es/2014/03/cuando-vinieron.html
    Gracias.

  6. pacoalt

     /  26 marzo 2014

    Lo peor de todo es que mienten y la gente les apoya y les vota, no sé si poque están durmiendo o están dormidos (como decía Cela) Para mí es un misterio el por qué no se enteran o no se quieren enterar que para el caso es lo mismo. Puede ser que unos pertenezcan al grupo “sado”, contentos de hacer sufrir a los demás, y que otros pertenezcan al grupo “maso” encantados de que les azoten. En cualquier caso supone una degeneración moral y mental que gusta estar envuelta en harapos o corazas de ignorancia.

  7. Trancos

     /  26 marzo 2014

    Les importa una mierda la credibilidad: donde falta credibilidad sobreabunda credulidad. Y con un 30% de crédulos les sobra para seguir mintiendo impunemente. Es lo que hay. Se siente.

  8. “pacoalt” ha descrito perfectamente el perfil de aquellos que les apoyan (“sados” y “masos”) y su jodida “ignorancia”

    Últimamente estoy revisando la serie “Cosmos” de Carl Sagan.
    En ella se recuerda cuántas veces en la historia del hombre, aquello que no logra explicar la ciencia, la religión lo explica y se acepta como dogma de fe.
    Algo así ocurre con aquellos que aún mantienen esa ciega “credibilidad”, esa fe, a pesar de todo, en aquellos que han hecho de la mentira un arte.

    A esos no les digas que la “ciudadanía” es el centro de la Democracia. A ellos ya les va bien que los derechos ciudadanos giren alrededor del “poder”.

    Pero por mucha fe que se tenga, por los precipicios se acaba cayendo, es un hecho provado científicamente, excepto en la ficción, donde un “salto de fe”, como el de “La Virgen del Rocio”, te llevará al “Santo Grial”.

  9. La mentira, la corrupcion y el saqueo en este pais salen gratis. No se pierden votos por estos motivos.
    Posiblemente la razon sea que donde toques te encuestas un listillo, que a su nivel hace lo que hacen los politicos. Mientras no tengamos una regeneracion etica,( y no me llamen utópico, que utopia es pensar que a base de pequeñas y grandes estafas vamos a salir de esto), cualquier cambio, será un cambio de collares no de perros.
    Tenemos que asumir que estamos en manos de organizaciones mafiosas,( la ultima que nos han hecho es el rescate de autopistas), que tienen como fin extraer los fondos de las clases bajas y medias, mediante rescates, privatizaciones …etc.
    Los tenemos que echar, pacíficamente pero contundentemente y desde luego no ser como ellos.

  1. La credibilidad rota es irreparable | EL VIL ME...
  2. La credibilidad rota es irreparable | El Periscopio | EL TÁBANO
A %d blogueros les gusta esto: