¿Separación de poderes en España?

El juez, Jacobo Pin, que dirige la instrucción del caso Fabra desde hace tres años, ha denunciado presiones de la Audiencia Nacional de Castellón para que cierre la causa por cohecho contra el prohombre del PP en la provincia. Es consciente de lo inhabitual de su petición de amparo al Consejo General del Poder Judicial pero, dice, que se está “perturbando su independencia”.

Pin lleva 3 años a cargo del caso y es el noveno juez que ha pasado por la causa ya que todos sus predecesores “desaparecieron” casualmente –merece la pena leer el resumen completo de la información de María Fabra en El País-.

Se da la circunstancia de que el titular de la Audiencia de Castellón, Carlos Domínguez, es amigo del imputado Carlos Fabra, y fue cuestionado por este hecho. Para su reelección en el cargo contó con el apoyo… de Fernando de La Rosa, amigo de Camps, y que actualmente preside el CGPJ –el órgano de gobierno de los jueces- tras la renuncia forzada de Dívar. De la Rosa es el mismo que se fue dos veces a la Patagonia con cargo al erario público (el conjunto de los vocales se gastaron 360.000 euros en esos menesteres). Y es quien tiene que solventar la petición de amparo de Jaboco Pin, el magistrado que se queja de presiones en el caso del antiguo Presidente de la Diputación de Castellón y destacado miembro del PP.

Por otro lado, Baltasar Garzón ha sido condenado a pagar 482 euros al presunto cabecilla de la trama Gürtel vinculada al PP, Francisco Correa. Es en concepto de costas por el caso que inhabilitó al entonces juez instructor Garzón por escuchas a los abogados, consideradas ilegales -y legales en otros procedimientos judiciales como el caso de Marta del Castillo-. Correa, pendiente de juicio después de 3 años, ha salido de la cárcel en libertad provisional.

   Además de la inhabilitación de Garzón y su expulsión de la carrera judicial por esta condena de la denuncia promovida por Correa y a la que el Supremo dio la razón, el PP nada más llegar al poder, cesó y sustituyó tanto a la cúpula policial que había investigado la Gürtel, como al grupo de la Agencia tributaria que había igualmente llevado la Gürtel.

 La separación de poderes es condición sine qua non de la democracia. Y la corrupción el cáncer que la retrae y puede anularla también. Los países más prósperos para sus ciudadanos -los nórdicos por ejemplo- carecen de corrupción institucional y política.

 La prima de riesgo y los intereses para pagarla han sobrepasado el límite, somos un país rescatado a cuya sociedad se le están prácticando los más duros recortes. Nuestro presidente por la gracia de los votos ya ha encontrado a un nuevo culpable para la quiebra española, ya no es Zapatero, ahora son las Instituciones de la UE: él jamás. Mantengo con vehemencia que todos los problemas se atajan desde los cimientos: la corrupción y la antidemocrática concomitancia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial tiene podridos nuestros cimientos ¿”presuntamente”? Y con el apoyo de una parte de la sociedad aborregada y corrupta. Mientras no solucionemos esto, nada haremos cambiando los cierres de las puertas para que no entre el aire, o enmoquetando los suelos de los pisos: el germen está en la base.

Y no entiendo que a estas alturas del día, no haya dado explicación alguna al caso de Jacobo Pin el ministro de Justicia. Ni que gran parte de medios, periodistas y ciudadanos de cualquier profesión o actividad permanezcan impasibles ante lo que está ocurriendo. Todos los países que han consentido este estado de cosas han terminado pagándolo muy caro.

Los ciudadanos que amaban las tramas escandalosas

Italia vive un par de escándalos más en esa interminable saga que dirige Silvio Berlusconi. Aldo Brancher se ha visto obligado a dimitir de su cargo de ministro “de nada” para el que fue nombrado 17 días antes por su amigo el presidente. Este ex sacerdote, que en su día hizo votos de castidad y pobreza, es hoy dirigente de Fininvest, el holding de Silvio Berlusconi, y está casado. Tenía que enfrentarse a juicio en Milán por apropiación indebida de un millón de euros en el intento de compra del Banco Antonveneta. Y su colega le introdujo en el gobierno, sin cometido, para que dispusiera de inmunidad. El juicio siguió pese a todo. Ahora ha dimitido, en una emotiva escenificación ante el magistrado, al parecer para lograr la reducción de un tercio de su pena, caso de ser condenado.

Italia se enfrenta también a la llamada “ley mordaza” que va a comenzar a tramitarse. Con la nueva legislación se restringirá al mínimo la realización de escuchas telefónicas y su difusión en la prensa bajo penas de cárcel para los periodistas. Se están produciendo numerosas manifestaciones de protesta, pero “Il Cavaliere” continúa su marcha imperturbable contra los derechos democráticos que le garantice impunidad –para él ,y sus amigos y colaboradores- y la salvaguarda de ¡el negocio!

¿Cómo puede estar sucediendo todo esto en Italia? En España una de las imputaciones a Garzón es por la denuncia de Correa al habérsele practicado escuchas, autorizadas por el juez y avaladas por otro magistrado, Antonio Pedreira. El Tribunal Supremo, como sabéis, admitió a trámite esa demanda del presunto cabecilla de Gürtel. Más aún, ese ciclón democrático conocido como Manuel Fraga, dijo ayer que “Garzón debía estar lo más lejos posible de España”.  A mí  me resulta penoso vivir sin Garzón en España, con Fraga en las antípodas lo haría encantada.

El reencuentro con un amigo francés que lleva una década sin vivir en España, ha propiciado que contestara a sus preguntas sobre la actualidad de nuestro país que él sigue aunque no al detalle. Para mi amigo la trama Gürtel se vinculaba sólo a Valencia. Le fui relatando todo desde lo más trivial: cómo el sastre tomaba medidas para los trajes en el Hotel Ritz donde el President se alojaba, la exigencia de que le fueran traídas trabillas italianas imprescindibles para su atuendo. Seguimos por la Comunidad de Madrid, por el asunto del espionaje a miembros del PP por agentes relacionados con el propio gobierno regional del mismo partido –porque ese espionaje sí se ha producido al margen del largo proceso de imputación de responsabilidades- , los ceses fulminantes a quien contraviene los postulados de la Presidencia. Pasamos a Baleares. Nada le extrañó de Matas. Apenas supe darle detalles del estado de las investigaciones en Castilla León o Galicia.

-¿Y siguen con mayoría absoluta? –preguntaba él, tras haberme escuchado entre risas, asombro y preocupación-.

Así es, en efecto. aumentándola. Un par de ministros franceses han dimitido por asuntos turbios, pero sintetizar lo que ocurre en España a un extranjero ávido de ponerse al día -con la corrupción, la economía sumergida, o un neonazi mantenido en su cargo de policía-, produce auténtico sonrojo.

   Y el goteo prosigue sin pausa. Hoy en Alicante, pringados hasta las pestañas, es demasiada presunción creer en la inocencia de estas auténticas cataras del Niágara de la corrupción. Y eso si que “atenta contra lo más sagrado” que tanto le gusta exgrimir al máximo líder del PP Mariano Rajoy cuando saca a pasear su discurso mogigato y conservador. “Lo más sagrado” es el dinero y la confianza de los ciudadanos. Para un político al menos que, simplemente, es su represante. Y no “para forrarse” a su costa. 

Berlusconi es un producto del fracaso de la política, del que cada vez se ven más ejemplos. ¿Cómo es posible que el vibrante pueblo italiano tolere sus atropellos en nombre de un más que dudoso uso de la democracia? Probablemente es porque buena parte de la sociedad está anestesiada con la televisión de “Il Cavaliere”. Pero Belén Esteban es también “hija de Berlusconi”, como lo es “la Patiño” y una larga lista. No sé si en Italia disponen también de esas televisiones ultrafascistas que han propiciado los poderes públicos del PP en la TDT. La deriva hacia la involución en ambos países mediterráneos es similar. Y tampoco consuela mirar hacia esa UE azul de Barroso, y casi hacia ninguna parte. En realidad, preguntada por quién en España representa una ilusión, una salida en política, no se ve a ningún cabeza de lista, ni a la mayoría de las cùpulas. ¿Qué hacer?

Causa o vehiculo, la ciudadanía parece asistir al cruel escenario donde se juega su futuro como a un espectáculo que puede apagar e irse a dormir. Una ágil trama hasta con escándalos que le entretienen. Lo he dicho más de una vez -al punto de parafrasear títulos de lo que escribo-, resulta aterradora la confusión entre realidad y ficción que tiene hoy la sociedad. Los escándalos no se cuentan para amenizar el ocio del personal y qué diga: “jo, qué barbaridad”. Están sucediendo, son hechos, y les afectan.

  Los alemanes explicaron que ellos “no se enteraron bien” de lo que estaba pasando cuando Hitler empezó a actúar, tras haber sido elegido en las urnas. Y eso que no disponía de la televisión como arma. Pero el programa “lúdico” que nos es ofrecido, no se elabora solo, hay guionistas, directores, productores… y consumidores. Y esto no pinta como comedia, va camino de tragedia. Más aún, es absolutamente previsible, porque calca su trama una y otra vez, y a lo sumo introduce más elementos desestabilizadores. Y no podemos cambiar de canal, no podremos cuando los sicarios llamen a la puerta de cada cuál. 

No sé, los franceses se tiraron a la calle a la semana de contarles que prolongaban la jubilación de los 60 a los 62 años (¡qué cosas les hacen a los frances, eh¡). No servirá de nada. La oposición casi absoluta a la guerra de Irak en España no sirvió para que parase la invasión, y su artífice más cercano, Aznar, sigue pontificando allá donde le parece. Entonces ¿no hacemos nada?

(Por cierto, no soy responsable ni cobro nada por la publicidad que me han metido sin consultarme por alojarme gratis el blog, voy a tratar de solucionarlo)

Mirando desde el pico más alto del Pirineo

 Aquella jota me erizaba la piel: “En el alto el Pirineo soñé que la nieve ardía, y por soñar imposibles pensé que tú me querías”, por más que mis paisanos no extremaran la redacción gramatical, resultaba desgarrador.

  Pero allí me subo esta mañana para mirar primero a mi ciudad natal que pone flores a la Virgen del Pilar durante diez horas seguidas, y hasta en barcas llega la corporación municipal para hacer lo propio. Un poco más allá Madrid se engala también en la fiesta nacional y las más altas instituciones del Estado junto a humanos de a pie contemplan las evoluciones preparadas para la ocasión por nuestras Fuerzas Armadas. En este instante, TVE entrevisa a Carme Chacón, con el fondo de un regimiento en posición firme. Y. un poco más tarde, veo al Rey con gesto solemne mientras suena de fondo la voz de un cura ¿Será Rouco que ya ha vuelto de canonizar beatos y cenar en Roma? Encuentro flecos al salir a la calle. Inmensas manadas de patriotas blandiendo banderas, haciéndose fotos con la enseña. Han abucheado al presidente del gobierno de España. Pienso que ese peculiar patriotismo fue el único del mundo que se levantó en armas contra el orden constitucional y los ciudadanos en el último siglo.

    Entretanto, tenemos nuevas revelaciones del caso Gürtel: una caja secreta -nº 52- para las transferencias a paraísos fiscales del dinero hurtado a los ciudadanos, a través de sus políticos. Sabemos también que traficaban con mercancías ilegales -sugieren que armas y esas joyas que salen de la sangre de los africanos- con la colaboración de empresarios, banqueros y diplomáticos que hacían de camellos de lujo. Todavía no olvidamos las orgías sexuales con putas facilitadas por Correa para premiarles y descansar de tan dura actividad. Y el ministerio que presidía Javier Arenas, ese señor que aparece tan airado todos los días, ¿qué hizo en su día? contratar a la trama para organizar actos del funeral del 11M. Mira, de todo, es esto lo que más me enerva. Manda ovarios, el 11M, enmierdado también.

   Clama el PP porque dicen que si hay errores de forma en las conversaciones grabadas en las que nos estamos enterando de tantas cosas. Dicen que es intolerable. Que graben y cuenten lo que no les conviene, no que los hechos se produzcan.

  La compañía área del presidente de la CEOE parece saber por propia experiencia que España va tan mal como dice su dueño Diaz Ferrán. Sin ir más lejos, él mismo debe a la Seguridad Social 16 millones de euros que debía pagar Air Comet, además de las nóminas durante varios meses a sus cerca de 900 empleados. Y yo que lo veo siempre tan trajeado y con tan solventes amistades. Nunca sabremos del sufrimiento que se esconde tras un responsable dar la cara. Entereza, se llama eso.

   Y, con todo, las encuestas de hoy nos anuncian la llegada del PP a la Moncloa hasta con 5 puntos de ventaja en el caso del Publiscopio de Público. Creo que lo hacen, sobre todo, por el bolsillo. Porque piensan que les van a bajar los impuestos. Santa inocencia. ¿O serán  ignorancia, corrupción y tragaderas?

  Así que me doy la vuelta en esta preciosa cumbre pirenáica, brindando la espalda a España y abriendo mi mirada al ancho mundo. Un poco nada más. Nuestro presidente será recibido este martes por Obama en la Casa Blanca. Y Javier Valenzuela analiza en El País las relaciones España/EEUU, desde la primera foto en blanco y negro en la que perdimos Cuba, algo que nos viene muy bien para consolarnos cuando nos vemos privados involuntariamente de algo, porque, sin duda, más se perdió allí. En Cuba.

Dice Javier Valenzuela:

  “Tampoco fue feliz el tercer gran encuentro (o desencuentro) entre los dos países. A diferencia de los franceses e italianos, de los alemanes y japoneses, los españoles no le deben su democracia a la sangre derramada por soldados norteamericanos. Washington, con el demócrata Roosevelt, siguió a París y Londres en la política de abandonar a su suerte a la II República española a fin de no irritar a Hitler. Luego, ya con el republicano Eisenhower, adoptó a Franco como un socio de tercera en la Guerra Fría. En 1953 Franco cedió a EE UU cuatro bases militares, así que, como señala el historiador Misael Arturo López Zapico, “los soldados estadounidenses llegaron a España con 10 años de retraso, y no como libertadores sino para apuntalar la dictadura”. Esto también tiene su peso”.

  Y bien que lo recuerdo. Cómo nos compraban a los niños “gratuítos” y colonizados con leche en polvo y queso amarillo en Zaragoza, la de la Base Americana, la que hoy canta y pone flores a la Virgen.  Aún me produce arcadas recordar la humillación. Y hasta su dudosa actitud, la de Washington, en el 23F.

Pero vayamos, de nuevo, al análisis de Javier Valenzuela:

“Así que Joaquín Roy, director del Centro de la Unión Europea de la Universidad de Miami, piensa que la “rareza” en la contemporánea relación hispano-estadounidense la puso Aznar con su “calentura atlantista”. Cierto es que tenía muchas cosas en común con Bush: el culto al capitalismo, el patrioterismo belicoso, la sobredimensión del terrorismo, el escepticismo ante el cambio climático… Hasta tal punto que la derecha republicana y neocon de EE UU consideró al PP aznarista como uno de sus grandes socios europeos.

Pero los republicanos perdieron en EE UU las legislativas de 2006 y las presidenciales de 2008. Corroborando su capacidad para empezar de nuevo, el gigante norteamericano llevó a la presidencia al demócrata Barack Obama. Y este martes le llega a Zapatero el momento de fotografiarse en la Casa Blanca con su inquilino. Por primera vez en sus más de cinco años de Gobierno. Tras su rechazo a arrodillarse ante Bush también había otra visión política”.

    Un paisano canta en la cumbre vecina esa jota que me gusta. Mal, rematadamente mal, pero me parece el mejor remate para este texto. Que disfrutéis del día festivo. ¡Quien habló de complejos!

A %d blogueros les gusta esto: