Lo inesperado

El Roto siempre emitiendo en mi longitud de onda

Una de las características que definen al ingenuo es su infinita capacidad de sorprenderse. Ocurre sin embargo que la experiencia y mantenerse informado permiten hilar los datos y prácticamente “predecir” el futuro (eso que se inicia al segundo siguiente del momento en el que vivimos), aunque en realidad lo que se hace es deducir. Y pasa también que cuando se carece de información y de memoria cada acontecimiento repetido parece nuevo. La sociedad en general (a la vista del discurrir de los hechos) suele vivir instalada en este último supuesto. En su caso más extremo le llevaría a asombrarse cuando sale el sol, no recordando que ya lo vio ayer, y anteayer, y muchos días más, pero en realidad se enfrenta a ese discernimiento en otros acontecimientos menos visibles.

En la nórdica Finlandia, cuna de la mejor educación del mundo, la ultraderecha xenófoba y antieuropea, registra tan espectacular ascenso, que pasa de 5 diputados a 39 situándose a la par que los partidos tradicionales. Una educación mal digerida puede llevar a considerarse superior, y eso hace casi el 20% de la población –la que ha votado a los “Auténticos Finlandeses”- que no quiere rescatar a los “ociosos” y “malgastadores” europeos del Sur y no quieren otro color de piel que el blanco desvaído de la persistente ausencia de sol. Queda allí el resto de los finlandeses claro. Pero en Holanda pasó hace poco lo mismo, sube la ultraderecha.

En la misma línea, el Gobierno francés cerró ayer el paso a los trenes procedentes de Génova para evitar la entrada de los huidos de la revolución árabe. Italia tampoco los quiere. ¿Sorprendente? No. Italia y Francia discute por quién quiere menos a los emigrantes –o exiliados-, y la UE se degrada por días y minutos dado que ya ni respeta el tratado Schengen. ¿Desconcertante? Para nada. Muy previsible.

Cuando la codicia de unos pocos condena a la precariedad a la mayoría (en un proceso creciente e imparable), cuando se carece de suficiente lucidez y de memoria (como para errar la atribución de culpas) sucede lo que está ocurriendo ahora: ultraderecha, xenofobia, manipulación de la sociedad desinformada. Si lo miramos bien, la avaricia extrema es hoy mayor que en el crack del 29. Ahora, solo el 10% del movimiento de divisas (véase Reacciona) se dedica a transacciones comerciales o de producción, el 90% es especulativa, no produce nada.

¿Desconcertante? Pues confieso que sí, que a mí, me sorprende. Me extraña (aún) que los políticos se hayan plegado a esta situación, que los medios no avisen a diario y con grandes caracteres de lo que ocurre y se nos viene encima –en lugar de hacernos desayunar, comer y cenar con los exabruptos de Cospedal o Aznar-, y, mucho más, que la sociedad no reaccione.

No me extraña nada que las ciudades se hayan quedado desiertas (en días laborables) porque es Semana Santa, a pesar de que nos quejamos tanto de la crisis. “España y yo somos así señora”.

Pero sí me pasma que no se desbroce la maleza para identificar a los culpables de los males (que permanecen incluso en vacaciones). La vez anterior los pasos calcados de hoy desembocaron en un Hitler y un Musolini, y una guerra mundial. ¿Podría ocurrir ahora? No estoy segura, quizás todavía soy ingenua. Pero estamos a tiempo de evitarlo.

 Me sorprendo también a mí misma escribiendo aquí, gratis, con las muchas cosas que tengo por hacer. Como responder en Público, por ejemplo, a por qué no escribo todo, absolutamente todo, absolutamente gratis. No incluye ni una mención a conocer el contenido. Es la pregunta que más interés ha despertado. Pero no, eso no me choca nada.

Me gustan las sorpresas. Preciso alguna novedad… inesperada, tan sorprendente que llene de sol las noches. Es todo tan cansinamente previsible…  ¿Ingenua?

37 comentarios

  1. Buenos días! Algo inesperado en un sentido completamente distinto a lo que planteas en el blog: No te pierdas el minuto 5:56 de este video sobre los recortes y la gran manifestación del pasado día 14 en Barcelona!

    http://www.youtube.com/user/RoigTV?feature=mhum#p/a/u/0/yNvypcnl4W8

    Besos!

  2. rosa maría artal

     /  18 abril 2011

    Majísimos, Angels. Muchas gracias.

  3. Jose Luis Erredosdedos

     /  18 abril 2011

    Al menos sigues sorprendiendote de algo, seguro que eso te sirve de combustible aunque sea de manera inconsciente.
    No me extraña nada lo de Finlandia y lo de Holanda y otros ejemplos, si se trata de renunciar a algo por el bien de otros pues que renuncien los demas, por supuesto.
    Esperemos una reaccion, que deberia empezar por uno mismo aun siendo difcil, porque en caso contrario la voragine del dia a dia acabara por digerirnos. Desapareceran, si no lo han hecho ya, los ideales. Las flores del mal, desde sus hangares, lanzaran mensajes indescifrables capaces de neutralizar el gen de la opinion.
    Cuanto tenemos que aprender del pasado, nuestros abuelos podrian darnos lecciones impagables. Mientras tanto, en aras de una falsa libertad, controlan nuestros pasos y nuestro criterio dejando solo una puerta abierta por la que, cual borregos, pasamos cabizbajos.
    En fin, no me hagais hoy demasiado caso. Parece que tengo un dia un tanto oscuro, seguro que vuelve a salir el sol.

  4. Hagamos lo que hagamos -fundar Estados, construir palacios
    y monumentos, componer poemas y canciones-, todo
    pasará sin dejar huella. Por tanto, por mucho que nos ocultemos
    a nosotros mismos este hecho, no podemos dejar de ver
    que el sentido de nuestra vida no puede residir, ni en nuestra
    existencia carnal, sujeta a los padecimientos fatales y a la
    muerte inevitable, ni en ninguna institución u orden terrenal.
    Seas como seas, tú, lector de estas líneas, piensa en tu
    condición y en tus deberes; pero no en tu condición de terrateniente,
    comerciante, juez, emperador, presidente, ministro,
    sacerdote o soldado que los hombres te han atribuido temporalmente,
    ni en los deberes imaginarios que te impone esta
    condición, sino en tu auténtica y eterna condición de criatura
    que, por la voluntad de Alguien, tras toda una eternidad
    de inexistencia, saliste de la inconsciencia, y que en cualquier
    momento. por la misma voluntad, puedes volver al lugar
    del que saliste. Piensa en tus deberes. pero no en los deberes
    imaginarios de un terrateniente hacia su propiedad, de
    un comerciante hacia el capital, o de un emperador, ministro
    o funcionario hacia un Estado, sino en tus auténticos deberes
    que emanan de tu auténtica condición de criatura llamada a la
    vida, dotada de inteligencia y amor. ¿Haces lo que te demanda
    Aquel que te envió al mundo y junto al cual muy pronto
    regresarás? ¿Haces lo que te pide que hagas? Como terrateniente
    y fabricante, ¿arrebatas el fruto de su trabajo a los pobres
    y construyes tu vicia sobre este pillaje? Como gobernante
    o juez, ¿ejerces la violencia y condenas a tus semejantes a
    ser ejecutados? Como militar, ¿te preparas para las guerras?
    ¿Combates, saqueas y asesinas?
    Dices que así está organizado el mundo, que es inevitable,
    que tú no haces todo esto por voluntad sino por obligación.
    Pero ¿acaso es posible que te fuera implantada con tanta fuerza
    la aversión hacia el sufrimiento de los hombres, hacia su
    tortura y asesinato. esa necesidad de amarlos y una necesidad
    aún mayor de ser amado por ellos; que veas claramente
    que sólo reconociendo la igualdad entre los hombres y el servicio
    mutuo es posible la consecución de la dicha más grande
    que los hombres puedan alcanzar; que lo mismo te diga tu
    corazón, tu razón, la fe que profesas; que lo mismo diga la
    ciencia, y que, a pesar de ello, te veas forzado debido a una
    lógica de lo más confusa y complicada a hacer justo lo contrario;
    que tú, como terrateniente o capitalista debas construir
    toda tu vida sobre la opresión del pueblo, que como emperador
    o presidente debas dirigir un ejército, es decir, ser el
    jefe y dirigente de unos asesinos, que como funcionario gubernamental
    debas arrebatar a la fuerza a los pobres un dinero
    vital para ellos con el fin de emplearlo y repartirlo entre
    los ricos, que como juez o jurado debas condenar a la tortura
    o la muerte a hombres descarriados que no han conocido la
    Verdad; o, lo más importante y en lo que se basa todo el mal
    del mundo, que todo hombre joven deba servir en el ejército
    y, renegando de su voluntad y de todos los sentimientos humanos,
    deba prometer matar a capricho de otros a todo aquel
    que le ordenen?
    Esto no puede ser.
    Si te dicen que todo esto es necesario para mantener el
    orden existente de las cosas, y que este orden con su pobreza,
    hambre, cárceles, ejecuciones, tropas y guerras es necesario
    para la sociedad, y que si se suprimiera llegarían las
    peores calamidades, te lo dicen sólo aquellos a los que este
    orden de la vida les resulta provechoso, porque quienes sufren
    por su causa, que son diez veces más numerosos, piensan
    y dicen justo lo contrario. Y tú mismo, en el fondo de tu
    alma, sabes que no es cierto, que el orden existente ya ha vivido
    su tiempo y que debe ser inevitablemente reconstruido
    sobre unos nuevos principios, y por ello no hay ninguna ne-
    cesidad de seguir manteniéndolo a costa de sacrificar los sentimientos
    humanos.
    Lo principal es que, aun admitiendo que el orden existente
    fuera necesario, ¿por qué te sientes obligado a apoyarlo
    a costa de pisotear tus mejores sentimientos humanos?
    ¿Quién te ha designado como la niñera que debe cuidar este
    orden que se desmorona? Ni la sociedad ni el Estado ni nadie
    te ha pedido nunca que apoyes este orden, ocupando la
    posición de terrateniente, comerciante, emperador. sacerdote
    o soldado que ocupas. Sabes muy bien que has ocupado
    y aceptado tu posición no por un sentimiento altruista de
    apoyo al orden de la vida imprescindible para el bien de los
    hombres, sino sólo por ti mismo: por tu propio interés, por
    tu amor propio, ambición, pereza y cobardía. Si no descaras
    esta posición, no harías todo lo que hay que realizar continuamente
    para mantenerla. Intenta sólo por un momento
    dejar de cometer los actos crueles, pérfidos e infames que
    cometes sin cesar para mantenerte en tu posición, y al momento
    la perderás. Siendo gobernante o funcionario, intenta
    dejar de mentir, de cometer vilezas, de participar en actos
    de violencia y en ejecuciones; siendo sacerdote, intenta dejar
    de engañar; siendo militar, dejar de matar; siendo terrateniente
    o fabricante, dejar de defender la propiedad recurriendo
    a tribunales y a la violencia, y al momento perderás
    la posición que dices que te fue impuesta y que tanto parece
    pcsarte.
    Es imposible que un hombre ocupe en contra de su voluntad
    una posición contraria a su conciencia.
    Si ocupas esta posición, no es porque ello sea necesario
    para alguien, sino únicamente porque así lo quieres tú. Por
    tanto, sabiendo que esta posición es directamente contraria a
    tu corazón, a tu razón, a tu fe, e incluso a la ciencia en la que
    crees, no puedes dejar de plantearte si realmente estás ha-
    haciendo
    lo que debes, si vas a continuar ocupando la misma
    posición, y, lo más importante, si tratas de justificarla.
    Podrías arriesgarte a equivocarte si tuvieras tiempo de
    ver tu error y de enmendarlo, y si aquello en cuyo nombre
    tanto arriesgas tuviera alguna importancia. Pero cuando sabes
    de un modo certero que puedes desaparecer en cualquier
    segundo, sin la menor posibilidad de enmendar el error hacia
    el que te has arrastrado a ti y también a los otros, y sabes
    además que hagas lo que hagas en la organización externa
    del mundo, ello desaparecerá tan pronto y tan inevitablemente
    como tú mismo sin dejar huella alguna, resulta evidente
    que no tiene sentido que te arriesgues a cometer tan
    terrible error.
    Esto sería de lo más simple y claro si la hipocresía no hubiera
    ofuscado la Verdad que nos fue revelada.
    «Comparte lo que poseas con los demás, no acumules riquezas,
    no seas vanidoso, no robes, no generes sufrimientos,
    no mates, no hagas a nadie lo que no querrías para ti», nos
    fue dicho no ya mil ochocientos, sino cinco mil años atrás, y
    no podría haber ninguna duda sobre esta Verdad si no fuera
    porque existe la hipocresía; si no se cumplieran estas normas,
    nadie podría negar que es necesario cumplirlas, y que aquel
    que no lo hace está obrando mal…………..

    Lev Toltói El Reino de Dios está en vosotros (pág. 408-409-410-411)

  5. http://nelygarcia.wordpress.com. Sí tenemos memoria pero está en el inconsciente. Estoy de acuerdo en que todo se repite, pero para el que observa el sol, es nuevo en su momento, pues el pasado solo sirve como referencia y el futuro no existe.
    El otro día dije, que no podemos cambiar nada, si no cambiamos nuestros valores. A los gobiernos les mueve tanto el poder político, como el económico. Nosotros mismos, nos movemos en el interés de que nos lean, y la ilusión de creer que, vamos a cambiar algo. Lo consigamos o no, tiene poca importancia, lo que cuenta es, que hemos dicho lo que pensábamos. ¿Ingenuos somos todos!

  6. Trancos

     /  18 abril 2011

    ¿Dónde están todos esos y todas esas que en la última temporada se mostraban dispuestos a dejar «este país de mierda» para largarse al Euronorte, próspero, sí; organizado y disciplinado, sí; educado, ¿sí? (¿o sólo instruido?); pero de alma y corazón gélidos como el agua de sus lagos y el hielo de sus glaciares? Imagino que, quienes a eso aspiran, no han convivido demasiado con ellos. O no han leído ninguna novela de Henning Mankell (¡siendo sueco y viviendo en ese paraíso soñada para algunos, un día lo dejó todo y se intaló en Mozambique!). Imagino que, quienes esto pretenden, serán altos, rubios, de piel y ojos claros… y no bajitos, moreno y con pinta de moros como yo.

  7. Trancos

     /  18 abril 2011

    ¡Ah! Y dilo sin cortarte un pelo, Rosa: el final previsible de toda gran crisis es una gran guerra. Entre otras cosas, es la mejor manera de terminar drásticamente con el paro juvenil. Y luego, cuando llega la reconstrucción (aunque me temo que tras la 3ª guerra mundial habrá poco que reconstruir), se generan enormes oportunidades para la economía y las finanzas. Y se reactiva la industria del ladrillo.

  8. Pepa

     /  18 abril 2011

    No se que pensar. Es cierto que las cosas estan muy revueltas, pero falta la motivacion economica. Al fin y al cabo Alemania estaba muy mal previamente a la segunda guerra mundial y, no hay que olvidar que a Hitler lo «patrocinaron» ciertos sectores privilegiados de la sociedad por miedo al exito del comunismo en Alemania. Es cierto que el que olvida se expone a que le vuelva a ocurrir lo mismo, pero no deja de sorprenderme el aumento de la ultraderecha en un pais con un nivel de vida tan alto. Francamente, no lo entiendo.

  9. Lo inesperado suele ser a veces lo esperado que no se quiere ver… Este blog para sesudos dela economía desvela algunas claves

    http://codigomatriz.blogspot.com/2011/04/el-geab-n54-esta-disponible-crisis.html

  10. Chinottino

     /  18 abril 2011

    L’illuso non è chi a delle illusioni,ma chi crede che non esistono.

  11. La capacidad de asombro es uno de los rasgos infantiles que espero no perder nunca. Sin embargo, tampoco me asonbra lo que sucede en Finlandia o el lamentable rechazo a refugiados e inmigrantes entre Francia e Italia. Como bien dice Rosa, estos y otros hechos eran fáciles de «deducir» – que no predecir – si se está medianamente bien informado.

    Aplicando los mismos razonamientos, y las mismas buenas información y memoria, tampoco nos debería sorprender que el actual partido en el gobierno se haya plegado tan fácilmente al dictado de «los mercados» y de Bruselas. En época de vacas gordas, con más desahogo presupuestario, sí se hace más política social (la Ley de Dependencia, que, junto con las mejoras en derechos civiles y la salida de Iraq estimo que serán su legado más positivo). Pero, al mismo tiempo, nada (o muy poco) de desmontar la burbuja inmobiliaria, hacer que paguen más impuestos los que más tienen, invertir seriamente en educación e investigación, etc. Las medidas en esa dirección son problemáticas, chocan con oscuros poderes fácticos, dan resultados a muy largo plazo, o todo ello a la vez. Además, algunas de ellas se salen del margen de autonomía que los poderes económicos conceden a los gobiernos.
    Y ahora, tras el palo de la crisis (en la que todos los que han pasado por el gobierno tienen, por acción u omisión, su cuota de responsabilidad), llegará al gobierno una derecha que nos obsequiará con una segunda oleada, corregida y aumentada, de recortes sociales, más la burricie cultural y el conservadurismo nacional-católico que son marca de la casa. Pasarán algunos – pocos – años y millones de personas volverán a ver al partido que ahora mismo está gobernando como una alternativa fresca y creíble, tal vez con un nuevo líder más o menos carismático, y le votarán…y vuelta a empezar, como si no hubiera pasado nada.
    Y esto sí que me asombra.

  12. SILVIA

     /  18 abril 2011

    Pues yo el ascenso lo veo en clave antieuropeista,y no es de extrañar.Europa está rescatando a los que se han dado la gran fiesta,y axfisiando a la población.Yo tampoco estoy de acuerdo con los rescates ni con el euro,y no soy de derechas.Están barriendo a los gobiernos social-demócratas,y estamos manteniendo a políticos privilegiados del parlamento europeo,que no gobiernan.Por lo menos el partido comunista portugués,habla de no negociar con el fmi,¿que nos ofrece IU?

  13. jose manuel

     /  18 abril 2011

    ¿fue Einstein el que dijo que la tercera guerra mundial no sabia con que armas se dilucidaria pero que la cuarta seria con palos y piedras?

  14. El porque pasa eso está claro, la minima chispa hace prender la mecha que en situaciones adversas se multiplica. Cualquiera puede encenderla siempre que tenga el don de la palabra y unos argumentos (ciertos en mayor o menor medida, o falsos) convincentes.

    Recomiendo leer «El informe de Brodeck» de Philippe Claudel

  15. Hola Rosa María,

    Acabo de leer la charla de Público, la cual me ha interesado mucho, y he terminado aquí en tu blog :-). Referente a lo que está sucediendo en Finlandia, a mi también me recuerda a la Alemania de «entreguerras» en donde el nacional-socialismo terminó sepultando a la joven república burguesa, vamos, de «málaga a malagón». Pero lo que me da esperanzas es precisamente otro frio y distante país del Atlántico Norte casi rozando el Círculo Polar Ártico: Islandia. Espero que se convierta en el estandarte europeo que nos guíe hacia otro camino que ellos mismos han demostrado que sí es posible, y los más formidable, sin derramamiento de sangre. Por cierto, que me asalta una pregunta, ¿realmente crees que no es necesario que todas las izquierdas se movilicen a través de un lider? ¿No crees que necesitamos a un «Lenin» para que levante a toda la izquierda de Europa?

    Saludos! y a ver si me hago con tu libro, aunque tendrá que ser en papel, pues el drm no se «lleva bien» con mi ebook.
    Esperemos verte de vuelta alguna otra vez en una charla de Público 🙂

  16. cristina valles

     /  18 abril 2011

    es sorprendente leer escrito por otra persona, algo que se piensa, gracias por expresarlo tan contundentemente

  17. Shy Girl

     /  19 abril 2011

    Creo que el ascenso de la extrema derecha en tantos países europeos, se debe a que las gentes de izquierdas están desencantadas con el sistema de partidos políticos, y llevan años votando en blanco, o sin ni siquiera acercarse a un colegio electoral. Al menos entre los jóvenes de izquierdas con los que trato, la mayoría de ellos presumen de no votar, y llaman ilusos a los que acuden a las urnas. Pesa mucho la decepción por la manera en la que los tradicionales partidos social-demócratas han ido diluyendo sus principios. Y ahora, al mostrar su impotencia para defender los derechos de los ciudadanos en una economía globalizada, los votantes desencantados serán el doble. Si los votantes de izquierda no votan, las derechas consiguen mayorías absolutas con mucha facilidad, les da igual que sólo vote el 25% del censo; y la extrema- derecha se destaca a poco que sus fieles voten.

    Por otra parte, las izquierdas están divididas, y les falta un referente claro. Al principio, ese referente era el marxismo, que entró en crisis con la caída del comunismo. Luego, pasó a serlo la socialdemocracia, que también se fue al garete con la crisis del petróleo, y la globalización de la economía. En eso, creo que la situación actual se diferencia de la Segunda Guerra Mundial. Entonces, las posturas políticas estaban muy radicalizadas: los obreros no se conformaban con una democracia tradicional, pudiendo aspirar a una revolución comunista; y las derechas se apoyaron en el fascismo, porque pensaban que su violencia era la mejor manera de frenar la amenaza roja… Sin embargo, ahora no hay ninguna alternativa política clara de izquierdas, con un nuevo modelo de sociedad. Existen movimientos sociales, opinión pública, sentido crítico, la amalgama de ideales que ha ido recogiendo la izquierda a lo largo de la historia, desde la Revolución Francesa… Pero todo está muy difuso. Todo lo más, una llamada a una democracia más directa y auténtica.

    Vicenç Navarro explicó que en los países nórdicos, las crisis económicas llevaron a recortar poco a poco el Estado del Bienestar, pasando de un sistema universalista (derechos sociales para todos los ciudadanos) a otro asistencialista (sólo se garantizan derechos sociales a las clases más pobres). Entre esas clases más desfavorecidas, se encuentran los inmigrantes, que reciben ayudas sociales preferentes para facilitar su integración. Algo lógico: muchos justifican la xenofobia, por el miedo a que la situación vulnerable de los inmigrantes, los lleve a delinquir para salir de la miseria; así que la mejor manera de integrarlos socialmente, es asegurarles un mínimo de bienestar y dignidad. Sin embargo, las clases medias y las trabajadoras no entienden muy bien que, siendo ellas las que sostienen el Estado del Bienestar, disfruten cada vez menos de sus derechos sociales, para concentrarlos en los más pobres. Especialmente, miran con cierto rencor a los inmigrantes: no entienden que los extranjeros reciban más ayudas sociales que los propios nacionales. Y esa xenofobia ha sido la que ha alimentado a los partidos de extrema- derecha.

    Comento todo esto, porque, cuando leí aquel artículo, pensé que en España está pasando exactamente lo mismo. O incluso peor: en los países nórdicos, el Estado de Bienestar se financiaba mediante una fiscalidad progresiva (todas las clases contribuían a sostenerlo, en función de su renta); mientras que aquí los principales aportes son las cotizaciones de esas clases medias y trabajadores fijos. Gente de la calle, que está sufriendo con la crisis, que teme por sus hijos, que tiene miedo de perder lo poco que tiene. En esa situación, el mensaje de que los inmigrantes acaparan ayudas sociales que deberían corresponderles a ellos y a sus hijos, está haciendo estragos. He llegado a escuchar críticas incluso a la universalidad del derecho a la salud (¡el derecho a la vida!): «Es injusto que un extranjero tenga el mismo derecho que yo a recibir atención sanitaria, cuando yo he cotizado muchísimos más años que él». El miedo a la miseria familiar está haciendo que cualquier principio de solidaridad parezca un lujo estúpido de la «dictadura de lo políticamente correcto», cuatro palabras bonitas que quedan bien en los tiempos de bonanza, pero que nadie sostiene si ve en peligro el pan de sus hijos.

    Y en ese sentido, sí creo que estamos en una situación parecida a la que llevó a la Segunda Guerra Mundial. Familias desesperadas, dispuestas a tragar regímenes intolerables y medidas salvajes, si con ello garantizan algo de seguridad para sus hijos. Con una rabia y una impotencia que no pueden descargar contra los poderosos, pero sí contra un grupo aún más vulnerable que ellos, al que ven cada vez más como una amenaza.

  18. rafamonreal

     /  19 abril 2011

    Estimada Rosa.

    En una lista en la que participo, a propósito del mismo tema que hoy tratas aquí, un listerio dijo un día: «el ser humano ha demostrado ser capaz de prever, pero ser incapaz de actuar anticipadamente».
    Esta frase me dejó echo polvo. Sigo echo polvo.
    Muchos, MUCHOS, con mayúscula, han previsto lo que está pasando desde hace décadas. ¡Y no hemos hecho nada para evitarlo! .
    Cuando «reaccionemos» será demasiado tarde, y será de manera desproporcionada y brutal, pero probablemente será la única manera en la que realmente provocaremos cambios. No creo en los cambios pacíficos, porque quienes tiene la fuerza no están con nosotros. Se pondrán de nuestro lado cuando le demostremos tener más fuerza que ellos. Es lo que sucedió cuando el ejército y la policía tunecina o egipcia «se puso de lado» de la gente. Cuando eso sucedió, atrás quedó la sangre vertida de cientos de personas.
    Sé que no es posible. Sé que D. José Luis Sampedro, el Señor Hessel o usted no pueden llamar públicamente a la revuelta, que no puede ser otra cosa sino violenta. Pero mientras no haya alguien que lo haga directamente, en público y a las claras, ninguna reacción que provoque cambios es posible.
    Un cordial saludo.

  19. Es verdad, siempre hemos sido capaces de prever, es decir, algunos representantes de nuestra raza, desde miles de años atrás, han sido, y son capaces de prever. Nada hay de extraordinario en ello ¿acaso el sentido común, la razón, son un don excepcional?
    ¿Qué nos dicta la razón, el sentido común, cuando nos informamos en cualquier medio de masas?

    http://www.publico.es/internacional/371966/las-milicias-van-a-la-caza-de-los-gitanos

    http://www.publico.es/ciencias/372016/el-golfo-de-mexico-aun-nada-en-chapapote

    Como ya dije aquí: dos trenes que viajan por la misma vía, y en la misma dirección, en uno la inconsciencia, sueño, violencia, destrucción, etc. de la cultura humana. En el otro, La Naturaleza, La Verdad y La Vida.
    Siempre ha habido un solo sistema, una sola Verdad, una sola Vida. Podemos extraviarnos tanto como queramos, podemos alejarnos del sendero del Amor y de La Vida, tanto como está nos permita. Pero guiados por nuestra inteligencia y amor tendremos que volver al redil de La Verdad, si no somos capaces de verlo, seremos guiados por la fuerza, fuerza que será directamente y amorosamente proporcional a nuestra desviación y desvarío.

    Podemos soñar en revoluciones y contra revoluciones, en la necesidad de usar y legitimar la violencia, hacia aquellos que oprimen y asesinan, para defender su estatus ¿pero no hemos ya, transitado ese camino? La necesidad apremia, el precipicio de cada día se vislumbra más cerca, el caos gana terreno, los trenes se aproximan y la velocidad aumenta, mientras el tiempo disminuye ¿cruzamos los dedos? ¿hay una posibilidad, un salto quántico, un despertar inesperado, imprevisto? ¿hay margen, para que converjan, conciencias atomizadas, y se produzca una mutación? ¿ o, todo lo que vemos, leemos, sentimos, pensamos, razonamos, es el síntoma, clarísimo, el instante previo, a la caída por el precipicio?

  20. Pepa

     /  19 abril 2011

    Shy Girl:

    Estoy de acuerdo con lo que dices. Pero pienso que ese odio contra los inmigrantes ha sido dirigido. Al fin y al cabo la situacion actual no es culpa de los inmigrantes. Los ultimos estudios economicos demuestran que la inmigracion crea riqueza y que no es cierto que deprecien los salarios a la larga. Pienso que las clases dominantes son las responsables en mayor grado de lo que ocurre. Ellas y las clases medias. Todos hemos contribuido al sistema con nuestras acciones. Ahora cierto sector se enriquece a costa del resto y focaliza la ira y la frustracion de la masa contra los inmigrantes (que son un chivo expiatorio). Por que esas ideas que expones han salido de algun sitio y estan siendo promovidas (al menos tal y como yo lo percivo) por los medios de derecha. Unos se aprovechan, otros son culpados y todos (excepto una minoria privilegiada) pagamos el pato.
    Tambien creo que la ultraderecha asciende por que la izquierda no ha sabido dar alernativas. Afrontemoslo, la izquierda ha perdido el rumbo, no cree en si misma y, por tanto, no es capaz de constituir una alternativa creible.

  21. Trancos

     /  19 abril 2011

    Tienes razón, Shy Girl. En tiempos de penuria la solidaridad se contrae. Justo cuando más falta nos hace (ya se sabe: «hoy por ti, mañana por mi», porque ya nadie estamos excluídos de acabar durmiendo en un portal, entre cartones). El ejemplo extremo lo oí hace días en la radio en un programa sobre donaciones de órganos que, por lo visto, han descendido alarmantemente. Hablaban del caso de un padre que se ha negado a donar los de su hijo, muerto en accidente: el chico era parado de larga duración, desesperado, amargado y en la indigencia, viviendo del amparo de su padre. Alegaba este que si la sociedad no había sido solidaria con su hijo, él no se sentía en absoluto obligado a ser solidario con nadie y por lo tanto no autorizaba la donación. A lo peor estamos llegando al punto sin retorno del «sálvese quien pueda», aunque sea agarrándose a los cuernos del diablo.

  22. Jose Luis Erredosdedos

     /  19 abril 2011

    Algo asi, Trancos, efectivamente. Pero aun se puede ir un poco mas alla …. ¿alguien puede tachar de insolidario a ese padre? En caso afirmativo, ¿bajo que premisas?

    Es un asunto complicado el de la solidaridad, que la RAE define como «adhesión circunstancial a la causa o a la empresa de otros». Prestese especial atencion al «circunstancial», porque esa solidaridad la tenemos todos en los buenos y en los malos tiempos siempre que la «circunstancia» nos sea favorable.

    Una victoria mas del «divide y venceras» llevado al extremo. Triste extremo y triste victoria.

  23. Jose Luis Erredosdedos

     /  19 abril 2011

    Fue Einstein, como bien dices, Jose Manuel.

    El mismo Einstein que sentencio: «Estoy convencido de que hay solamente un camino para eliminar estos graves males, el establecimiento de una economía socialista, acompañado por un sistema educativo orientado hacia metas sociales.»

    Esta es una parte de su articulo «¿Por que socialismo?», muy interesante aunque posiblemente discutible en algunos aspectos. No obstante recomiendo su lectura sin olvidar que tiene ya 62 años.

    http://www.marxists.org/espanol/einstein/por_que.htm

  24. http://nelygarcia.wordpress.com. Para mí la ingenuidad cosiste, en creer que podemos cambiar el mundo antes que a nosotros mismos.
    Las sociedades están compuestas, por unos pocos que dirigen y manipulan y los pueblos llanos que confían sin preguntarse nada. En periodos de abundancia son tolerantes, pero cuando la supervivencia está en juego, atacan a lo que tienen más cerca, y se aferran a la mano dura pensando que es la solución. Si nunca se han molestado en indagar, ¿por que lo van a hacer ahora?.

  25. Cayetano

     /  19 abril 2011

    Estoy de acuerdo con quienes dicen que el ascenso de la extrema derecha tiene mucho que ver con el desencanto de la izquierda, y esto hay que achacarlo a los dirigentes europeos de izquierdas en toda la UE que se han acomodado demasiado al sistema y nos han dejado huérfanos a quienes siempre les hemos votado, no es posible que tanto gobiernos de derechas como de izquierda coincidan en que el único camino de la recuperación sea los recortes sociales, la pérdida de derechos de los trabajadores y el cargar sobre nuestras espaldas todos los costos de lo que nos han impuesto, la crisis y la salida de la misma ha salido de los mismos, debido a esto la derecha está exultante porque está consiguiendo su sueño de hacer retroceder el mal llamado estado del bienestar, que es justicia social, no pararán hasta conseguir que se retroceda en derechos de los ciudadanos al siglo pasado, estamos avisados de lo que puede representar esto para la mayoría, los demás encantados con la situación.

  26. Rosa: ¿se cayo mi comentario en la papelera?

  27. Perdón: cayó

  28. Trancos

     /  19 abril 2011

    No seré yo quien juzgue, y mucho menos condene, a ese padre, Jose Luis Erredosdedos. No me creo mejor que él. Hay un montón de gente a la que nunca regalaría el corazón de mi hijo (espero no verme nunca en la texitura). ¿cómo se sentiría el corazón grande, generoso, expansivo y bondadoso de mi hijo alimentando el cerebro de, por ejemplo, el presidente de cierta multinacional en el que seguramente todos estamos pensando? ¿o el de cirerto expresidente al que se podría tachar de traidor si no fuera por el miedo a que nos denuncie y que nos pase lo que a Garzón?
    Pero sí creo en el efecto expansivo de nuestras grandezas y miserias. La solidaridad genera generosidad. Y la mesquindaz, mesquindaz. La insolidaridad comienza, en el caso que nos ocupa, con la situación de los parados (en cantidad y en calidad); que genera insolidaridad enun padre que ha perdido a su hijo; que genrará insolidaridad en un padre que perderá a su hijo porque no encontrará a un donante de corazón. Y siempre perderemos los mismos: los parados y sus padres, los enfermos y sus padres… los otros, no tienen a sus hijos parados. Y si necesitan un corazón para ellos, lo comprarán. No necesitan ni siquiera nuestra solidaridad. Sólo nuestro dinero, y tienen mil maneras legales de robárnoslo.

  29. Rosa María, permite que dejemos esta información. Te esperamos por la iniciativa.

    Ya somos más de 11.000 personas. ¿Qué queremos? Es muy sencillo, medidas concretas:

    -Acceso directo y en público a los administradores políticos, porque la soberanía emana del pueblo y no de las grandes empresas y entidades financieras (y con ellos sí se reúnen y en privado).

    -Iniciar una reforma que nos sitúe al nivel del resto de países en cuanto a las ILP’s (iniciativa legislativa popular), porque aunque mucha gente lo desconoce, España es uno de los peores países del mundo en lo que respecta a esta materia, que es lo mismo que decir “en Democracia”, o que es también lo mismo que decir en “libertad”.

    Porque no tenemos porque seguir convirtiendo las elecciones en un “salto de fe”. Si no cumplen su programa a la calle (ahora tenemos que aguantarlos durante toda una legislatura).

    Y porque la situación empeora día a día, y sin estas herramientas seguirá haciéndolo esté el que esté en el gobierno.

    Contamos con el apoyo de personas como Pascual Serrano, Santiago Alba Rico, Carlos Tena, Elisa Serna, Javier Couso, etc, etc, etc.

    Pero necesitamos ser “todos” porque esto no perjudica a nadie, pero será imposible si no nos implicamos todos.

    Firma tu adhesión.

    http://iniciativadebate.wordpress.com

  30. Jose Luis Erredosdedos

     /  19 abril 2011

    Totalmente de acuerdo contigo, Trancos.

  31. Manoli.

     /  19 abril 2011

    Esta tarde he asistido a la presentación del «Reacciona» en la biblioteca Jaume Fuster de Barcelona. A tí, Rosa Mª ya te vengo siguiendo por el blog y antes por el Informe Semanal, pero a Lourdes Lucía de Attac y a Ángels Castellsde Dempeus no las había oído o leído y ha sido una grata sorpresa. Qué bien explican lo que sentimos muchos! A mí me habeís parecido gente idealista, cercana y muy conocedoras de los temas. Ángels hasta con sentido del humor, y todas gente auténtica, muy de verdad.

    Desde aquí agradecer la actuación generosa de Paco Ibáñez que cantó en euskera, gallego y castellano. Cuánto me gusta su «Lobito bueno» o sus «Palabras para Julia» de Goytisolo!!. A mí, como a él, tampoco me gusta la portada del libro; no llama la atención, la encuentro demasiado austera. Espero empezar con el libro (a dialogar con él) esta Semana Santa.

    Espero que hayas tenido una feliz estancia en Barcelona y te haya gustado la biblioteca (yo la encuentro preciosa y llena de vida).

    Saludos y adelante!

  32. rosa maría artal

     /  19 abril 2011

    Disculpas por mi desaparición. En efecto estoy en Barcelona, hemos presentado aquí el libro. Ha sido una delicia. Gratísimo acto. Las expresiones, la atención, invitaban a hablar. Y, si, si de algo puedo presumir es de tener buen ojo para descubrir talentos… y gente sana. Lourdes y Angels lo son, como todos los autores del libro.
    Este miercoles a las 9,30 nos esperan a varios en el Hoy por hoy de la SER. Toca dormir y descansar 🙂 gracias.

  33. Rosa, habría que partir de desterrar la creencia bondadosa de que el ser humano encierra buenos propósitos apriorísticos. Una mayor calidad educativa no encierra solidaridad, hermanamiento, comprensión del prójimo. Tal vez todo lo contrario. La educación, lo que nos insertan en los años cruciales, es lo que significa nuestra personalidad, y en este mundo occidental nuestro no andamos sobrados de valores colectivos a la hora de echar a andar. Así nos volverá a ir.

    http://pocoquedecir.wordpress.com/2011/04/18/los-amigos-secundarios/

  34. zana

     /  20 abril 2011

    Hola personas,
    pues a mí no me sorprende nada lo que está pasando (aquí podría meter aquello de «ya te lo dije», pero mejor me callo)
    Si siembras estupidez recoges fascismo. Y eso es lo que nuestros aguerridos soportes del sistema (socialdemócratas y conservadores) han venido haciendo en la vieja Europa desde hace 3 décadas.
    Devaluar los valores en las escuelas, dar entrada al todo vale, premiar a políticas mediocres como la señora Cospedal, seguir en guerra en las escuelas con la religión, decir que bajar impuestos es de izquierdas (y aplaudirlo desde muchas columnas periodísticas), defenestrar a quien defiende a los trabajadores (también desde periódicos seudoizquierdistas de cada País),…bueno y para qué seguir ¿verdad?
    Pero nada, pasamos de la indignación a la reacción…aunque se nos olvidó decir contra qué o contra quién hay que reaccionar, no sea que tengamos que reconocer que hay que reaccionar contra quien, de una u otra forma, pedimos el voto

  35. Soto

     /  20 abril 2011

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Rosa,en primer lugar decirte que tengo el libro en mi poder,he leido tu introducción ,la parte que toca a Jose Luis Sampedro y la de Federico Mayor Zaragoza.Me está gustando en la estupenda linea que yo preveia,lo seguiré leyendo tranquilamente,espero y deseo de todo corazón que las ventas sean numerosisimas.
    Escribe Trancos,muy bien venido a cuento….(» Alegaba este que si la sociedad no había sido solidaria con su hijo, él no se sentía en absoluto obligado a ser solidario con nadie y por lo tanto no autorizaba la donación. A lo peor estamos llegando al punto sin retorno del “sálvese quien pueda”, aunque sea agarrándose a los cuernos del diablo.»).Trancos ,estoy contigo, es que la realidad social dirigida por estes especuladores finaNcieros y «descendientes geneticos»,nos están y están»matando diariamente,con una planificación perfecta para que piquemos su anzuelo dado nuestra tontez infinita; lo curioso es que muchisimos vecinos nuestros de aqui y acullá en un momendo dado se creyeron ricos» los ricos de hipotecas y deudas a mansalvas» y se comportaron como unos auntenticos imbelices y se hicieron estupidos insolidarios.Dada «este ascenso de clase de muchos estupidos»,a mi se me hariamuy duro darle un organo de mi hijo o nieto,tendria que saber yo a quien se le daria…….me parece muy grafico lo que tu escribes,Trancos.
    No cabe duda de que esta sociedad planificada » en el Gobierno de la Sombra» es una pelele de este «monstruo»,unos porque les va la marcha y el que venga atrás que se joda y otros teniendo el cerebro encima de su cabeza ,está sin estrenar,nunca lo pusieron en movimiento(lo mismo que lo señalados anteriormente).no me gusta nada a donde hemos llegado,ahora bien ,teniamos que hacer un esfuerzo y darle impoortancia y participar en el » germen embrionario de movimientos que se está fraguando en las redes sociales»,nosotros que tenemos nuestros años,aportando sosiego y sentido común a los que teniendo un impulso vital por cambiar el mundo lo hagan con cabeza,planificación y haciendolo en el tiempo que haga falta,primero montando unas bases solidas ..»sin prisas pero sin pausas
    Me alegra mucho volver a ver y observar la calidad de los cometnarios de El Periscopio,parece que ya no vienen por aqui los intrusoso, se recuperó la hermosa atalaya del buen debate.
    Boas noites ,apertas agarimosas

  36. josé luis

     /  20 abril 2011

    Hace unos 20 días que dí con tu blog y te sigo, Rosa mari. Orgulloso de conocerte y de pensar como tu y vosotros. Ayer estuve en la Librería General (Independencia) de donde soy cliente a por «Reaaciona» y no lo tenían. Lo encargué. Me llamarán en cuanto lo tengan. Vivo en la playa pero viajo cada mes a Zaragoza. De haber sabido que estabais esta mañana en Barcelona me hubiera acercado. Otra vez será.
    Sigo creyendo en las utopías así que contad conmigo. Animo.

  37. anthony

     /  25 abril 2011

    Estamos atenazados. El periodismo ha dejado de ser imparcial para ser sectario. Ycomo esta en manos de los poderosos, los periodistas del pesebre se «inflan » en proclamas para la derecha. Vamos camino del fascismo. La democracia no se defiende asi misma. Oir a Aznar, el apoderado de los ultras republicanos americanos, enviando mensajes de estos, es espantoso, y ademas que tiene sus seguidores. Intereconomia, Losantos y la COPE defienden una idelogia ultra y como tal debieran ser suprimidos, estan extorsionando la libertad, la utilizan para sus intereses, no buscan la verdad; llevan a limites intolerables a perosnas con su descalficacion permanente. La democracia fucionaria, si en ese foro, si en esa prensa, en el mismo lugar se pudieran contestar a esos esabruptos. Y ante el indolente Rajoy, tenemos un Zapatero incapaz de pronunciarse eficazmente. España es un asco.

A %d blogueros les gusta esto: