¿No deberían “pedir perdón” los votantes del PP?

Emprendida la senda de las peticiones de perdón –tan falsa como ellos mismos-, no estaría de más que se sumaran los votantes del PP y nos pidieran excusas al resto de los españoles por habernos clavado a semejante gente en el poder. En un país serio, los políticos no piden perdón, afrontan sus responsabilidades. No somos una familia, sino una sociedad civilizada. Pero a los votantes sí podría exigírseles un gesto de ese tipo. La prensa conservadora –tan cómplice de lo que ocurre- ahora anda espabilando y al menos critica algo la corrupción del PP y hasta informa de lo que está sucediendo. Esos electores saben lo que pasa aunque eviten enterarse.

Dirán, me lo dicen, de hecho, que se equivocaron, que con otros también pasa. Pero hay grados en esto. Y la orgía que se han montado saqueando nuestros bolsillos se pasa unos cuantos continentes. Es inaudito que semejante disloque no haya saltado por los aires antes. Muchos lo advertimos. Algunos, para ser exactos, mientras la gran prensa les hacía el juego. No falta un detalle. Los “púnicos” con Francisco Granados, chulito de las tertulias, a la cabeza, están siendo investigados por haberse puesto las botas a comisiones de contratos públicos que podían gestionar al tener mano en la Administración. El modus operandi del PP y su caja B, según el juez, por otro lado. Pero, además, escenificaban hasta ayer la España franquista de “La Escopeta nacional” como si no hubiera pasado el tiempo. Cacerías con juego, alcohol y prostitución (mira por dónde lo que ha “subido” medio punto la economía española). Muchos de estos saraos se hacían en Toledo. Ese lugar donde reina Cospedal habilitando cotos de caza sin ir más lejos. Qué casualidad.

El gran José María Aznar entre tanto, negociaba sustanciosos contratos con el dictador Gadafi mientras concedía premios a la democracia. Ignacio Escolar, director de eldiario.es que ha publicado la exclusiva lo resume aquí y yo destaco este párrafo resumen:

“La información que hemos publicado hasta ahora sobre Aznar y Gadafi no implica ninguna ilegalidad; no le hemos acusado de ningún delito. Pero sí es una tremenda inmoralidad. La de un hipócrita, patriota del dinero como único ideal. La de un cínico, que usó recursos públicos –su oficina de expresidente y a un funcionario que pagamos entre todos– para sus negocios personales, y que encima da lecciones de rectitud y ejemplaridad a los demás. La de un impresentable, que reparte diplomas de demócrata –y que nos embarcó en una guerra ilegal en Irak– mientras trata de “amigo” a un dictador que financió durante décadas el terrorismo internacional”.

Por cierto, otro valor emergente del PP, Pablo Casado, andaba colaborando con Aznar en estos menesteres.

aznar.casado.aguirre

Y para que no nos aburramos de las tarjetas de oro negro de Caja Madrid, se avanza lo que está por llegar: a Fiscalía Anticorrupción analiza ya otras 20 operaciones sospechosas remitidas por el FROB, cuyo monto supera ampliamente los gastos cargados a la entidad por los consejeros en las tarjetas. Serían créditos ventajosísismos para personas de élite y hasta compra de terrenos que tenía Caja Madrid a precios de amigo, casi regalados. La que tenía montada allí esta chusma (parece que más, bajo la dirección de Blesa, a la sazón el que subió de la mano de Aznar) es de escándalo.

Y, mientras, España lidera el aumento de la desigualdad en Europa y es el país más desigual tras Letonia. Tres informes atestiguan esa realidad, terrible en todos sus datos pormenorizados: 800.000 niños han entrado en la pobreza desde aquel aciago día de Noviembre de 2011. Ése es el resumen de la España de Rajoy, de la España del PP, dedicada a fomentar la riqueza de las ya grandes fortunas a costa de los demás.

Y… de nombrar director de informativos de TVE, la televisión pública estatal, al subdirector y jefe de opinión de La Razón ¿qué me decís?

El tipo, Rajoy, pide perdón -dice- escondido en su escaño, sin admitir preguntas, negando un pleno de verdad sobre el tema, y sin signos de arrepentimiento. No soltaría esas bravatas del “y tú más”. Penoso. Como su colega madrileña que anda de nuevo todos los días chupando cámara. Nuestra amiga Angels Martínez Castells le dedicó un sentido consejo. Sin desperdicio hasta llegar al final en el que vemos en qué quedaron las aspiraciones de ser la Thatcher española.

Por todo ello, lo mínimo es que esos 11 millones de compatriotas que nos metieron a esta peligrosa banda en los órganos de poder, digan algo. Lo del perdón es un decir, a mí no me sirve en ningún caso. Lo deseable es que fueran adónde dejaron sus apoyos y pidieran cuentas. Porque lo que son tiene un nombre: cómplices.

Los hay de una cierta lógica. Estos:

fontdevila.cómplices

Y los hay decididamente… simples:

Vergara.Dedía

Anuncios

18 comentarios

  1. nexuxseis

     /  30 octubre 2014

    Reblogueó esto en ramonyops.

  2. Trancos

     /  30 octubre 2014

    Acabo de ver en la tele una caterva de monjitas y de tipos con panda de mafiosos empujando sillas de rueda cargadas de ancianos añosos camino de un colegio electoral en Galicia. Maña, perdónalos porque no saben lo que hacen. Conozco a otros muchos votantes del PP con la misma capacidad de discernimiento que esos ancianos. Luego están los trepas, oportunistas y carroñeros que esperaban pillar cacho. Y los meapilas que buscan en los gallardones y ferrnández un adalid de la santa iglesia católica/apostólica/celtibérica que, como todo el mundo sabe, es la única verdadera. Y no hay que olvidarse de los pequeños nicolases con ínfulas de prohombres y guardainfantas.
    Que los perdone su padre espiritual, Rosa. Por cierto: ¿dónde están los curas y obispos? ¿esto no va con ellos? ¿la corrupción no es pecado? ¿o sólo lo es cuando se roba a los ricos? ¿estarán muy lisos repartiendo sbdoluciones?
    Como diría Forges, “qué país, gensanta, qué país”

  3. Trancos

     /  30 octubre 2014

    “Liaos repartiendo absoluciones” quería decir. :C

  4. Paco

     /  30 octubre 2014

    ¡Qué ingenuidad los de “La escopeta Nacional”. Eran unos pibes ante estos (? no encuentro adjetivos para aplicarles) ¿En qué escuela se forman estos líderes? hemos llegado a conocer un embrión, el pequeño Nicolás, pero el antro donde se producen tales crías es desconocido.
    Además de todo lo malos que son es que tienen mal gusto. No se puede confiar en los líderes que eligen tales aberraciones.Fraga escogió a Aznar, Aznar ecogió a los demás. Son todos lobos y lobas de la misma camada la de Fraga, el de la calle es mía, el de los sucesos de Vitoria (personalmente me ha dejado a deber 3.000 pesetas con que colaboré para que los grises soltasen a un amigo) Fraga el de Palomares, el de la Ciudad esa de Santiago que ha dejado un pozo que llega al infierno,
    Personalmente al haber recuperado el olfato he tenido que comprarme mascarillas para salir a la calle. Es un forma de manifestar mi asco ante todo lo que pasa. La gente que cree conocerme por ser vecinos del barrio me preguntan solícitos que qué me pasa, si tengo alergia etc etc. Contesto que algo huele a podrido en España y que no lo soporto.

  5. Patricio

     /  30 octubre 2014

    Patricio.
    Excelente artículo de Angels Martínez sobre Esperanza Aguirre.
    Le faltó decir (creo yo) que esta “señora” ha dicho hace años que con los más de 7.000 euros que cobraba al mes de nuestros dineros , no llegaba , no llegabaaaaaa , no llegaba.

  6. Anónimo

     /  30 octubre 2014

    ¿En serio piensas eso? Nunca he votado al PPSOE, pero no creo que nadie tenga que pedir perdón por lo que hacen otros, la gente cuando vota, equivocada o no, lo hace para mejorar su situación personal y la de su país. Conozco a muchos que sí han votado a estos funestos partidos, y que además están sufriendo las consecuencias y no los considero desde luego, culpables de ellas.
    Además si tus amigos hicieran una barrabasada, ¿pedirías también perdón si esos mismos amigos no lo han hecho?
    ¿Sabes cuál es la gran diferencia entre España y cualquiera de los otros países en los que he vivido? Que en nuestro país hay un cainismo atroz. En lugar de colgarte medallas por ver la que se venía (algo que nos sucedió a muchos que leemos y nos informamos de distintas fuentes), creo que podrías aprovechar tu espacio en la red para invitar a todos aquellos que hayan sufrido las salvajes políticas de estos dos funestos partidos y que estén hartos de la impunidad que se unan a los movimientos sociales y a que participen activamente en la política, y por supuesto a que no voten a los mismos de siempre.
    Llamar cómplices aquellos votantes de los partidos mayoritarios que están viviendo en la calle, de la caridad o pasando hambre me parece de cobardes, qué quieres que te diga.
    Dicen que nos parecemos más a nuestros enemigos de lo que nos gustaría admitir, ¿será por eso que en tu post llamas cómplices a gran parte de las víctimas, a los más pequeños, como cuando la derecha despreciable de nuestro país nos trata de adoctrinar con la falacia de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades”?
    Por cierto estos partidos nos gobiernan a todos y por tanto TODOS deberíamos pedirles cuentas, no solo los que les han votado.
    Honestamente no creo que un artículo tan segregador como el tuyo llame a la acción al ciudadano medio.

  7. rosa maría artal

     /  30 octubre 2014

    un anónimo dando lecciones no s3 qué haría yo sin esas sabias palabras y sin ese ejemplo

  8. Trancos

     /  30 octubre 2014

    Se me olvidaba una categoría de votantes del PP. Los más gilipollas de todos: los que votaron al PP ” para castigar al PSOE porque ZP se había escorado a la derecha traicionando a la clase trabajadora” (tal cual me lo dijo un antiguo amigo mío presuntamente “rojo” de toda la vida. Creía el muy ingenuo que eso le iba a doler a los socialistas más que a los ciudadanos)

  9. rosa maría artal

     /  30 octubre 2014

    Eso fue muy bueno, sí. Hubo muchos así. Y ahora siguen empecinados. En Twitter responden a este artículo diciendo: “Y el PSOE?”. Ya les he dicho…
    -Bomberos, por favor, que se quema mi casa, hagan algo…
    -Calma, calma, primero hay que ver. ¿Y el PSOE?

  10. L'Homme Machine

     /  30 octubre 2014

    Para Anónimo,

    Gracias en primer lugar, por dejar tus impresiones sobre el artículo. No obstante, te diré que para ser un español emigrante que ve las cosas desde dos océanos de distancia, creo que Rosa María se queda muy corta.

    Cuando la gente vota da un respaldo a alguien. Votar y lavarse las manos no me parece correcto ya que “con tus propias manos” has alzado a ese señor al poder. Ese señor que ahora es un ladrón. No estaría de más que se hiciese acto de contricción o de arrepentimiento público para reconocer los errores. Tu argumento es blando.

    Cuando mis amigos han hecho alguna barrabasada como, por ejemplo, decirle alguna barbaridad a una chica, en alguna ocasión he ido y he pedido disculpas en su nombre. Al menos, para dejar claro que yo no soy así. Los españoles (algunos) creemos que ese silencio les hace cómplices y, por tanto, despreciables.

    En España hay un cainismo atroz porque hay un hijoputismo atroz. Si tu abuelo estuviese enterrado en una cuneta por unos de los dictadores más sangrientos (mira las cifras porcentuales y compara con el Top 10) del siglo XX quizá verías las cosas de otra manera. Mis abuelos murieron en su cama y eran franquistas pero, yo veo las cosas de otra manera. Deberías pararte a reflexionar empáticamente.

    ¿Crees que Rosa María se cuelga medallas? ¿Dime qué fumas y te diré quién eres? Por cierto, ella invita de continuo a la participación en su blog. ¿Sueles leerlo?

    Llamar cobardes a aquellos que no piden perdón me parece lo más suave. Hablar de los pobres votantes del PP muertos de hambre que sufren las terribles políticas del gobierno al que votaron me parece torticero. Pero bueno, tu post en general está bastante falto de ética.

    Nos parecemos más a nuestros enemigos de lo que queremos reconocer, desde luego. Mi padre era escolta de la Policía Nacional y acompañó a Franco. Y sí, me parezco a él, Y creo que mi padre es cómplice o estúpido al votar y volver a votar a un partido que le ha robado parte del dinero que tenía en Caja Madrid y que le ha recortado su pensión. Y se lo he dicho a la cara porque le quiero y porque me gustaría que no vuelva a votar a unos ladrones por ceguera política.

    Finalmente, no me parece un artículo segregador. Tú me pareces un melífluo, un blando, un mediastintas, un ni-fu-ni-fa y un poco manipulador.

    Me he tomado la licencia de responderte porque la gente como tú, lo que no se mojan, no merecen mi respeto. La gente que se enfurece cuando ve lo que pasa en España me merece admiración.

    Un respetuoso saludo,

    L’Homme Machine

  11. salcoiz

     /  30 octubre 2014

    A los conocidos que sabemos que votan al PP tendríamos que afearselo todos los días, a los que tengan algo de vergüenza Podemos convencerlos.

  12. Reblogueó esto en Raciozinando.

  13. eva

     /  31 octubre 2014

    Rectificar en España? Hasta donde yo sé, no.
    Por cierto que los que han votado al PP dicen ahora, que en las próximas elecciones no votan, que todos son iguales, que no se puede hacer nada, que cuidado con los nuevos…
    en fin, para fiarme de su criterio estoy yo.
    Tienen la misma visión política que la Aguirre de cazatalentos.

  14. Julián

     /  31 octubre 2014

    No deberían ni pedir perdón, ni reconocer su parte de responsabilidad.
    Deberían actuar en consecuencia, y aprender de los errores cometidos.
    En definitiva, votar a una nueva alternativa como Podemos, y ayudar a expulsar del panorama político español a toda la gentuza que con sus votos llegaron a gobernarnos, y a avergonzarnos.
    Igual que ayudaron a que esas personas nos gobernaran, ayudar a ahora a que desaparezcan del panorama político español.
    Entre todos, seguro que podemos.

  15. Reblogueó esto en El Día a Diario.

  1. ¿No deberían “pedir perdón” los votantes del PP?
  2. ¿No deberían "pedir perd&oac...
  3. Anónimo
A %d blogueros les gusta esto: