La grandeza nacional

Aminetu Haidar ya está en casa, reforzada su inmensa dignidad, su tesón y su coherencia. Pero ahora resulta que España, el gobierno de España por supuesto, lo hizo todo mal. ¿Hubiera sido mejor tirarla al mar antes que acogerla cuando Marruecos no la dejó entrar? Es que además ha precisado –dicen- ayuda de Francia y EEUU para solucionar el problema. El caso es que se ha resuelto y que nadie –ni los países más poderosos, ni la UE que ayer mismo planteó una resolución y luego la diluyó- osa enfrentar al régimen alauita (Francia y EEUU le han tratado con mimo) a pesar de la evidencia de que cómo pisotea los derechos humanos. “Hay intereses” dicen. Claro que sí, fundamentalmente económicos, aunque no solo.

Ya hablamos hace unos días del mito sobre el prestigio internacional de España. Tenemos el que nos corresponde y el que nos hemos labrado. Poco. Y a lo largo de toda nuestra Historia. Lo asombroso es que en lugar de trabajar codo con codo por mejorar la situación estructural en el fondo y aunar esfuerzos por tener más voz fuera, aquí hundimos al gobierno haga lo que haga. Por intereses siempre. De poder y también, cómo no, económicos, que no dejan de ir ligados.

Detenidos en la hojarasca se nos nubla el futuro. Conflicto épico porque Cataluña abre la puerta a prohibir los toros, y lo debate por una iniciativa ciudadana. Estoy con Ignacio Escolar, punto por punto. Sólo España conserva la primitiva –en el más estricto sentido de la palabra- pasión/odio por el toro con la que nacieron buena parte de las sociedades antiguas. Llamar “fiesta nacional” a disfrutar incordiando, torturando y matando a un animal, ya dice bastante de nosotros. El mejor crédito para nuestro prestigio internacional. Pero hay que mantenerlo por intereses económicos –cortos- y por “el alma y tradición” españolas -¡qué miedo!-.

Igual que aflora, de nuevo, sólo con rascar apenas la superficie el eterno machismo español. Dos o tres post más abajo lo veréis. Y hoy hasta alguien que valoro con pasión, Ramón Lobo, se apunta con cierta frivolidad a la gracieta.

Se rechazan normativas europeas –como la que motiva la airada protesta de los taxistas- o la tendencia mundial de prohibir fumar en lugares públicos. Hasta Italia no lo permite, que ya es decir. Personalmente, me complica la vida, fumo, pero intento no ir en contra de la globalización, para una vez que acierta. Mucho habría que hablar en este punto de intereses económicos cortos.

Y el cambio climático. La cumbre de Copenhague nació aguada y en la mejor de las conclusiones no solucionará el problema. Es en España, por nuestra ubicación y por bastantes cosas más, donde más ha subido la temperatura. Los cultivos agrícolas –hasta la uva para el vino- se trasladarán más arriba y pocos querrán venir a cocerse en nuestras playas rodeados de cemento. A nuestro Presidente le dio la vena poética en su discurso en la cumbre y no planteó grandes resoluciones. Mal. Pero no nos quedemos en las hojas, como decía, que no les interesa mucho más el asunto a los demás.

Bajemos a la realidad. Una jueza belga autoriza que dos niños regresen con su padre  -belga- acusado de maltrato. Ha fallado en contra de la madre española con este argumento: “España es un país inferior a Bélgica. Albacete es una ciudad peligrosa”.

Aún aguardo por cierto a que el defensor del cliente en los ferrocarriles belgas conteste a mi protesta por haber sido maltratada y discriminada -a comienzos del verano- en un tren de su país, al responder que era española, pese a mi 178, mi aspecto “europeo” del norte y hablar en inglés. Pero ellos sí defienden su grandeza… o su miseria. Atad cabos.

12 comentarios

  1. Rosa el Gobirno de España hizo algunas cosas mal, muy mal diría yo y findamentalmente 2 personas, Moratinos y M T. Fernandez de la Vega.

    Moratinos, en un primer momento justificó la explusión de Aminetu “por ranones administrativas, no rellenar correctamente los datos” cuando estabamos hablando de un flagrante caso de conculcación de los Derechos Humanos, pero un més después nos enteramos de que estaba al corriente de todo

    De la Vega, primero hecho la culpa a unos Policías, cuando el Gobierno sabía perfectamente de esta expulsión y no dijo nada, dijo que Haidar estaba manipulada por Argelia, cuando esta mujer lleva décadas luchando contra el régimen marroquí, encarcelada 4 años, torturada, hace falta tener … para decir que estaba manipulada por Argelia.

    Créo que se puede criticar al Gobierno cuando lo hace mal, en este caso hay que felicitarse del final de caso pero entre medio hay muchas chapuzas (intento de envío de Haidar abortado), faltas de respeto contra Aminetu al intentar poner a la opinión pública contra esta señora (ofreciéndole nacionalidad y estatuto de refugiada y diciéndo que no acepta nada), …

  2. Sólo disiento en una cosa, llamar “fiesta nacional” a los toros sólo dice mucho de la persona que lo hace. No me gustan los toros, jamás lo he considerado fiesta, y mucho menos nacional.

    En España hay bastante gente contraria a los toros, al menos los suficientes para que eso no nos pueda definir.

  3. El actual argumentario del principal partido de la oposición al gobierno español, basado en el cuanto peor le vaya a España, mejor nos irá a nosotros, es un ejemplo más de la politica sin complejos que se gasta la derechona cañí defensora del tarro de las esencias de la caspa que, sin duda, defiende como paradigma de impecable gestión internacional los sucesos de Perejil con los pies encima de la mesa. You know now.

    Algunos, incluso, igual que mandriles subidos en un andamio, gritan animaladas a las mujeres (en realidad contra) y, después, jalean a favor de que se mantenga el horrendo espectáculo de los toros. Es la tradición, dicen. Pero tradición durante milenios fue vivir en una cueva y practicar el canivalismo. En fin: ¡qué se puede esperar de mandriles!

  4. Rafa

     /  18 diciembre 2009

    Opino que en España somos muy dados a “ladrar” cada vez que nos cambian algo, nos tocan algo (aunque ni nos acordemos que lo teníamos) o se emite cualquier tipo de opinión (acertada o no). Se podrían dar tantos ejemplos que necesitaría un blog para mí solo. El caso es que la mayoría de las veces tenemos que aplicarnos el dicho de “perro ladrador, poco mordedor” o el más simpático de “mucho lirili y poco larala”.
    Con todo esto, lo que quiero decir es que cuando emprendamos cambios cargados con buenas razones (y si no son buenas habrá que demostrarlo), no nos dejemos amedrentar por los ladridos.

  5. apajerabierta

     /  18 diciembre 2009

    Qué tiempos aquellos en que la España de Aznar tenía prestigio internacional…! Esto se lo oigo decir a los peperos recalcitrantes añorando aquella etapa en que España hacía de mamporrero del gangster global. Eso al parecer es “prestigio”. Lamentablemente la España del Sr. Zapatero tampoco lo hace mejor. Si abandonamos Iraq, fue a cambio de estar en Afganistán. ¿Se acuerdan, de aquella guerra que se hizo para encontrar a un tipo llamado Ben Laden, que por cierto a pesar de la ultrasofisticada tecnología usaka, no hay forma de que aparezca? Había que derrotar a esos lamentables extremistas taliban y establecer un régimen democrático en ese país. Sin comentarios. Las noticias de cada día y los reportajes que vemos de cómo es la vida allí, ahora “que les hemos dado la democracia” lo comenta todo.
    Aceptamos los chantages de Marruecos: No te metas en los asuntos de mis colonias, que te lleno elpais de islamistas suicidas…
    En fin, una vergüenza. Como siempre.

  6. Una vez más, dña. Rosa, no deja títere con cabeza en su análisis de la actualidad, caso por caso.

    Aminetu Haidar: Marruecos es un país subdesarrollado, y como tal no hacía falta andarse con mandangas: amenaza directa y abierta a la casa real marroquí de que, o deja en paz a los saharauis y permite la vuelta de doña Aminetu, o se les hace caer desde dentro, tirando la estructura corrupta sobre la que se sostiene. ¿Métodos? Hay muchos, pero los más lógicos y funcionales suelen ser bloquear sus cuentas y apoyar a la oposición con dinero y cobertura en medios de comunicación. Manipulación clásica colonialista de toda la vida. Si eso no funciona, presionar a las numerosas empresas que tienen intereses allí de que se vayan. Si éstas no quieren irse por razones económicas, gananciales, cercanía de materias primas, etc., se les advierte del inminente caos en que se sumergirá el país, verse abandonadas allí a su suerte si no presionan por sus propios medios a los gerifaltes marroquíes. PUNTO.

    ¿Es cuestionable este comportamiento? Puede ser. Pero recordemos quién hay al otro lado de la mesa: una jerarquía corrupta, minoritaria, inculta, manipuladora, caciquil, bestial, tercermundista, que genera malestar entre su gente, sin ocuparse de sus necesidades más básicas, injusta y totalitaria. Y con esta gente, ni consideraciones diplomáticas ni gaitas: amenaza directa y rotunda.

    ¿Que esto puede ser el disparo de salida de nuevas Aminetus a lo largo y lo ancho del mundo? Perfecto. Allá donde surjan problemas con minorías, amenazas de genocidio, conflictos territoriales, etc., ir allí con el rol “poli bueno/poli malo”: Arreglad vuestras diferencias de manera pacífica en un plazo determinado inexcusable, y no nos obliguéis a acudir, que será muchísimo peor (para los dirigentes, no para el pueblo). Con prepotencia y sin rodeos. Independientemente del signo político del gobierno local: esas cúpulas corruptas siempre se dejarán guiar por su olfato, mirando por sus intereses. Pinten bastos o copas de cara al exterior.

    Prestigio internacional de España: si es cuestión de imagen, lo siento pero a mí personalmente me importa un bledo. Un país es muchísimo más que una marca de publicidad, un reducto de privilegios, un producto a la venta. Por mucho que les duela a mucha gente que negocia con esto y basan sus ganancias en porcentajes de prestigio, lo que realmente me importa a mí es lo que puedo aportar como componente anónimo de ese país, en esfuerzo, dedicación y confianza. De momento no voy mal: mantengo mi empleo, pago mis impuestos, opino y participo en debates… pero siento que podría hacer algo más.

    Prohibido fumar: aquí debo reprochar a los propios fumadores su dejadez social. ¿Cómo han podido permitir que unas cuantas empresas manipulen ese producto hasta el punto de convertirlo en una puñetera mier*a? El tabaco puro, el que se lleva en petaca y se fuma en pipa, o en canutos (por favor, nada de dobles lecturas), o incluso algunos puros, son agradables de oler cuando se queman, crean ambientes agradables si se usan y disfrutan con mesura. Pero no, os habéis dejado influir hasta el punto de consumir algo que no tiene nada que ver con lo que se fumaba en tiempos. Tengo por ahí la pipa que usaba mi abuelo, y todavía conserva el olor acre y agradable del tabaco de toda la vida.

    Fiesta nacional. Los toros. Bien. Me llama la atención que se denoste algo así, y sin embargo los encierros de San Fermín sea una fiesta de renombre internacional. ¿Qué demonios tiene una cosa que no tenga la otra? Pero en fin.

    No voy a los toros y nunca iré. Tampoco suelo presenciar corridas en tv. Tampoco me apresto a correr en fiestas de vaquillas. Pero no niego la belleza que desprende un toro bravo de casta. El valor que tienen los que se ponen delante de él, en una medición mutua sin adulterar… No renegaré de su estampa, la discreta y elegante publicidad de Osborne.

    Aquí siento como si invadiéramos terrenos ajenos: si no gusta algo, no se mira ni se participa, y en paz. No prohibir por sistema. Salvando las distancias, me recuerda a la tristemente célebre Ley Seca.

    Los que mencionan la “crueldad”, deben pensar lo mismo en cuando comen carne. Cierren los ojos y no miren. Ojos que no ven, corazón que no siente.

    Y por ahora ya vale. Bof, que aquilatar mis participaciones me cuesta lo mío…

  7. Florián Yubero

     /  19 diciembre 2009

    Con los piratas de Somalia lo dijo el PP, teníamos que haber intervenido con las armas de guerra, destruyendo, aniquilando. Es un sentimiento etnocentrista de grandeza, donde el orgullo nacional predomina sobre la razón.

    En el caso de la señora Haidar, los consejos son similares, utilizar la fuerza, somos más fuertes, de lo cual tienen pueden tener razón en cuanto armamento. Algunos dicen más cultos…bueno va en sectores de población, de forma evidente aquellos sumidos en conceptos dogmáticos, no son nada.

    Cierto que Maruecos es capaz de cualquier acto dictatorial para sentar las bases de terror que mantienen su posición. Al igual que en España algún partido político, con la mascara democrática siembra la inquina y la discordia, la descalificación permanente, con objeto de alcanzar su sueño de pasadas épocas imperiales. Está actitud es dictatorial y antidemocrática, reflejo de la dictadura que añoran, lobos cubiertos con piel de cordero, unidos en manadas dispuestos a degollar a quien se interfiera en sus aspiraciones, nada importa solo tienen un objetivo: el poder.

  8. Sr. Florián Yubero: ni busco el poder ni lo busco para nadie ni quiero que gobierne gente que no apruebe la mayor parte de mis conciudadanos: esencia de la democracia.

    Dicha esencia no existe en Marruecos. Otorgar a su clase dirigente una legitimidad que ni siquiera se molestan en fingir sólo la hace más fuerte. Es un error tratarlo de igual a igual en asuntos diplomáticos. De ahí mi anterior comentario. El día que en Marruecos se respeten los derechos humanos, haya una distribución justa y equitativa de la riqueza, atención sanitaria y educación públicas, al alcance de todos sus ciudadanos, y a éstos se les permita el derecho a debatir sus asuntos sin censuras, amenazas ni trabas, ese día tendrán la requerida legitimidad para tratar con mi país. Entre otras cosas, porque ya no surgirán más Aminetus.

    Entre tanto, leña al mono que es de goma. Si no se molestan en mejorar las condiciones de vida de su gente (y han tenido mucho tiempo y ocasiones), para mí seguirán siendo caciques de tribu sobredimensionados que todavía ejercen abiertamente el derecho de pernada. No tengo porqué soportar una y otra vez sus desatinos corruptos si éstos causan, entre otras consecuencias, una emigración masiva, descontrolada y constante que viene a provocarme a mí personalmente unas cuantas molestias por mera proximidad geográfica.

    ¿Encima de atender a esta gente, por razones humanitarias básicas, tengo que soportar que provoquen una situación cuyas consecuencias han llevado a doña Aminetu Haidar a ese estado? No, señor.

  9. Bueno, me parece una gran noticia que Aminatu este en su casa. Y en el planeta de las gominolas, el pais de la piruleta, quizas pueda decirle al de las nubes rosa, mirandole a los ojos, no seas malo. Actua bien, pero estamos donde estamos, y esta es una gran noticia, creo que el gobierno a actuado correctamente, a la vista de los resultados. Lo demás es lo de siempre, tomar la máxima exigencia si gobiernan unos, y bajar el listón hasta el inframundo si gobierna la derecha vergonzante.

  10. Florián Yubero

     /  19 diciembre 2009

    Por alusiones al Señor Arturo Espada,
    Marruecos es una monarquía constitucional, “con derechos divinos”, el rey tiene amplios poderes ejecutivos y dirige los ejércitos. Un país donde las libertades civiles no se contemplan: Existe la prisión preventiva sin cargos, la policía puede entrar en viviendas particulares sin orden judicial, interceptar el correo, las llamadas telefónicas sin autorización y las cuentas corrientes. Los partidos políticos de oposición están permitidos y varios se han presentado a las elecciones en los últimos años, aunque en las elecciones se han denunciado como fraudulentas.

    Los ciudadanos de pueblos libres, podemos protestar, quejarnos, rechazar o aceptar con nuestros criterios, más con ello no vamos a lograr que Marruecos se incorporen a hábitos democráticos. Podemos denunciar, Europa debe presionar y los marroquíes reflexionar.
    Las prestaciones humanitarias deben prestarse sin condiciones a las personas de cualquier nacionalidad, de cualquier credo y creencia, si de esta acción surgen unos problemas se debe ser admitir, no se puede rechazar una acción, porque un país quiera inhibirse, protestar, castigar o intimidar. Ni tampoco aceptar las acusaciones de negativos partidos políticos del propio país de acogida, que en nada ayudan a gobernar e intentan el desprestigio inventado para obtener beneficio. Mi protesta se centra en quienes acusan al gobierno, cualquiera que hubiera sido el resultado lo oposición hubiera protestado, falto de argumentos para ayudar y colaborar busca de forma burda y prepotente la critica a la actuación del Gobierno.
    Con cariño y afecto al pueblo marroquí, considero que el único perdedor ha sido el rey de Marruecos, porque desde hace un mes el mundo observa con más atención la intolerancia, y la crueldad de la monarquía absoluta de Mohamed VI, los ciudadanos han conocido la injusticia de privar a una persona de sus derechos civiles como el de residencia. La resistencia de la Señora Haidar ha sido transmitida por todas las televisiones, radio y prensa y ningún occidental se ha puesto de su parte. A partir de ahora el reino de Marruecos esta más marcado y conocido como quien gobierna lo hace con el capricho de quien somete a su pueblo y a pueblos usurpados que están pendientes de un referéndum que no le conviene celebrar . Las artimañas se han conocido y el mundo las desprecia, a partir de ahora la ONU activara el olvidado compromiso de Marruecos para solución del Sahara Occidental.
    La percepción sobre el Rey de Marruecos es coincidente con usted Señor Espada, más difiero con Usted sobre las solución que expone en su frase “leña al mono que es de goma”, que presuntamente encierran amenazas de castigo por la fuerza. En las diferencias la mejor solución siempre son las negociaciones.
    Le saludo con afecto.

  11. valdeolid

     /  20 diciembre 2009

    Vengo de leer a Javier Perez de Albeniz, y ahora te leo a tí, Rosa María Artal, y me reconforta ver que hay periodistas como vosotros, lúcidos, críticos, con amplitud de miras. El ambiente está muy caldeado, con tanto problema, con tanto egoísmo, con tanta ansia de dinero y poder, y con tanta miseria. Leeros hace pensar, analizar, reflexionar. Por favor seguid en las trincheras disparando palabras.

  1. Tweets that mention La grandeza nacional « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: