Dueños de nuestra propia vida

Susan George, presidenta de honor de ATTAC Francia, representa el mundo en el que vivimos en cuatro círculos concéntricos. El más grande, exterior, corteza que condiciona al resto, es la economía financiera (la búsqueda del dinero puro y duro). Le sigue, algo más pequeño, el círculo de la economía real, la que produce bienes y servicios. Más adentro y reducido queda el de la sociedad, y, finalmente, minúsculo en importancia, el planeta. Y yo empiezo a visualizar a las personas en esa tercera división constreñida, vagando ciegas en un sálvese quien pueda. Y es que probablemente uno puede construirse una burbuja en un trapecio, sin ser consciente de su inseguridad, porque no se ve nada más allá. Al menos hasta que la frágil bola de aire explota.

El equilibrio del mundo exigiría que los círculos concéntricos tuvieran exactamente la ubicación contraria. Primero la casa donde habitar, el planeta; después la gente, luego la economía que aporta realidades, y, por último, la entelequia financiera. Sucede justo al revés.

 En Cancún certifican un nuevo paso para seguir destruyendo el medio ambiente, en aras del negocio. Cumbre con tímidos avances, prórroga de negociaciones, «ambiciones», el mismo lenguaje retórico. La especulación financiera adopta un papel mucho más resoluto: dicta las normas a la sociedad, en ausencia o connivencia política. De forma implacable. 

Un banco suizo UBS –quién manda, manda- comenta que los bancos españoles necesitan 70.000 millones de euros y solo “para disipar dudas sobre su solidez”. En Islandia, tras una auténtico calvario, la población decidió en referéndum dejar caer a sus pobrecitos bancos, y ahora su economía está creciendo al 1,2%. Aquí, esos 70.000 millones saldrán de nuestras costillas.

Y hay quien no sabe hasta qué punto. Nuestra eufemísticamente denominada “reforma” laboral -llámale mejor hachazo- aún no es suficiente. Los presidentes del Banco Central Europeo y el Banco de España –dos neoliberales de pro- acaban de reunirse. Trichet pidió “medidas más profundas”. ¿Cuáles? Mencionaron una: “la negociación colectiva”, de la que se había hablado en España pero sin llegar a “reformarla”. Es decir, un siglo de derechos laborales al garete. Empresario y trabajador pactan las condiciones en ausencia de testigos molestos. De echarse a temblar.

Resaltar esta realidad parece que no es suficiente. Abruma. Menos mal que muchos (sí, más de los que pensáis) tienen la televisión para aliviar las penas y sobresaltarse solo con lo que mandan sobresaltarse. El cierre de CNN+ nos deja solo -salvo excepciones aisladas- con trivialidad, basura y ultraderecha. Y es grave. Compruebo, cada día más estupefacta, que una inmensa mayoría de la población española se sienta ante el televisor para engullir lo que le echen. Sin el menor sentido crítico. Cuantos más globitos en la supuesta información, más calidad tiene la cadena. ¿Cuenta la televisión los datos de la actualidad que he reflejado, convenientemente contextualizados como para que la audiencia se entere de lo que sucede? No, vivimos en la era de la desinformación aunque parezca lo contrario. Y es que, a lo peor, la gente se asusta, o se aburre, y en todo caso, dejan de comprar y de ser carne de cañón.

Varias personas me han comentado que tienen “la esperanza de que todo se arreglará”, la crisis, todo. Al preguntarles en qué hechos se basan para ese convencimiento apuntan que  es “su impresión” -¿no será su deseo?- y ese sibilino “así ha sido siempre, el mundo tiene siglos de Historia y siempre se han resuelto los problemas”. Sí, en la Edad Media costó solucionarlos 1.000 años. Creo que, si no se actúa,  no viviremos para verlo.

Esta población acrítica –que tan a fondo se han trabajado los poderes (económico, político y mediático)- es una pesada rémora para intentar algún cambio. Cada uno de los cuatro pilares del caos (poder económico, político, mediático y sociedad acrítica) acarrean una seria responsabilidad en lo que a todos nos sucede. En serio, que papá es un lobo para el niño y hemos de ser dueños de nuestra vida.

Las revelaciones de wikileaks, la desmesurada reacción en su contra porque está dejando en evidencia a los poderes, comienza a abrir una esperanzadora brecha. Ya intentan cerrarla a través de la socorrida contra-información, displicentes habituales, indiferentes y «agobiados de tanto lío«. Esta tarde, numerosas capitales del mundo van a registrar manifestaciones a favor de la libertad de expresión, de que se conozca la verdad como quieren evitar. Algo hay que mover para que la pesada corteza de la economía financiera no termine por ahogarnos. Del todo. Pero sí es cierto que la ingente tarea puede terminar por abrumar y paralizar. Porque para una gran mayoría, hoy también ha comenzado un nuevo día de la marmota. Pero hay entre otros, dos finales opcionales: elige.


24 comentarios

  1. MACGO

     /  11 diciembre 2010

    No se puede decir ni más claro ni más alto

  2. Esta tarde asistiré a la mani ante el Consulado Británico en Barcelona pero me temo que vamos a ser poca gente.

    El motivo es que o por una extraña razón o por el hecho de que parece que la gente más activa en las redes sociales son medio otakus o qué se yo pero tengo la impresión, la sensación, de que aquí lo que se puede hacer por internet, bien; pero si hay que levantarse de la silla pues va a ser que no.

    Incluso la propia ex ExGae, La EX, difundía ayer a través de Twitter la convocatoria de las manifestaciones diciendo que las acciones se hicieran a través de internet, no presencialmente.

    Creo que hay una brecha importante en cuanto a información y espíritu crítico entre la gente que sigue informándose a través de los canales tradicionales (radio, tv y prensa oficial) y los que obtenemos la información por medio de las redes. Y aún y así muchos aún siguen «conectados» a la conciencia que al poder le interesa.

    Así que, entre los que no se enteran y los que se enteran pero siguen sin levantar el culo, no veo yo motivos de optimismo y esperanza.

    Y también hay una responsabilidad moral por parte de quienes no nos flipamos con el último pedo de la Esteban de difundir la información entre quienes aún la ignoran. Sea porque son, efectivamente, ignorantes (y de éstos quiero pensar que hay muy pocos), sea porque igual no tienen acceso a la información, sea porque tienen acceso pero no lo entienden o no entienden cómo les perjudica lo que está pasando.

    Porque darle a un botón para colapsar Paypal es muy fácil. Pero no vamos a conseguir nada hasta que todxs estemos en la calle y paremos el país.

    Sucederá? Ojalá.

    Ahora bien, me pregunto des de cuánto no hará que este país se vendió al gobierno de Estados Unidos. Y me pregunto qué acuerdos y contratos secretos no habrá desde hace una burrada de años. Porque me acuerdo de que cuando estaba aún en el insti hicimos un montón de manis porque Felipe González, que había dicho que si ganaba las elecciones España no iba a entrar en la OTAN, nada más volver a su silla lo primero que hizo esta país fue entrar en la OTAN, aunque fuera en plan «light» (como nos lo quisieron vender). Con un referéndum que fue una charada, ya que institucionalmente se estaba haciendo campaña por el SÍ.

    Porque lo que me temo es que Islandia (la sociedad más feliz del planeta -por lo menos antes de su hundimiento) pudo hacerlo, a parte de que la mentalidad es muy diferente y teniendo en cuenta que debido a su aislamiento todos los islandeses están genéticamente emparentados (lo que entiendo que debe aumentar el principio de solidaridad y generosidad entre las gentes), pero seguramente también por no estar supeditados a ninguna pleitesía exterior, ni legal ni moral.

    Aquí, sin embargo, ya no es «barra libre» sino que se ha institucionalizado ya el derecho de pernada. O acaso ZP no se ha follado ya a los controladores aéreos?

  3. Chapeau.

  4. Chapó….!!!

    (Gracias, Rosa María, por aliviar la depresión en la que por último me he instalado a la vista de los acontecimientos)

  5. Perico

     /  11 diciembre 2010

    Yo estoy esperando, que entre el montón de canales que tiene mi tv, vuelva a salir aquella serie de «LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN». Porque sigo con la mosca detrás de la oreja…!Que pasa!. ¿Que el llorar es patrimonio de los pobres?.

  6. VirginiaMataix

     /  11 diciembre 2010

    La depresión paraliza aún más.
    A mí me preocupa especialmente lo que dice Bel.Por internet lo que sea, pero a la calle…aunque el día 29-S fueron bastantes personas en Valencia, y muchos jóvenes.
    Pero es verdad que entre personas de 40 a 60 años, si no están muy concienciados, no van.
    Se va a lo inmediato, al cine, de fin de semana, en casita, e incluso al Corte Inglés.Luego, con perdón, hay un montón de personas obesas, que prefieren ir a grupos de obesos anónimos.
    Habrán muchos pactos secretos de estados y de bancos…siempre nos quedará Islandia o Finlandia, donde no creo que estén todos emparentados.
    Rosa , no se como, pero hablar de Islandia y Finlandia en los periódicos…intentar que fuera una noticia destacada…
    la esperanza más grande que tengo está puesta en muchos jóvenes.Los tengo a veces en mi casa y saben mucho, no ven apenas la tele, leen mucho, opinan y discurren…van a las manifestaciones.

  7. Perico

     /  11 diciembre 2010

    La depresión paraliza a los cobardes……………!Con dos cojones!. Que tenemos que ser dueños de nuestras mentes………….Yo no podré ir porque tengo que ir a alcohólicos anónimos. Lugar, este, que pillamos cada turca que vemos la vida menos peor……………………..

    La depresión paraliza a los cobardes.

  8. Soto

     /  11 diciembre 2010

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Me ciño en mi comentario a esta parte del argumento de tu Post..((«Mencionaron una: “la negociación colectiva”, de la que se había hablado en España pero sin llegar a “reformarla”. Es decir, un siglo de derechos laborales al garete. Empresario y trabajador pactan las condiciones en ausencia de testigos molestos. De echarse a temblar.»))….La verdad, Rosa, que esto pueda llegar a suceder y que el Gobierne tire para adelante » en esta petición que le hicieron los empresarios»seria el no va más ,y, lo triste es que va a ser ( me parece a mi )una realidad,triste realidad.Esta etapa de Zapatero me recuerda mucho la de Felipe Gonzalez en la que en cada espacio de tiempo iba cediendo en todo,contratos temporales ( echos por él),cantidades disminuyendo en la cotización por despidos ,sucesivas reformas laborales en las que iba cediendo derechos,montaje de las bases para los despidos improcedentes…. y despidos objetivos «justificados».y, ahora en esta reforma laboral,como se enferme uno y se coja la baja ,pero sea varias veces, pueden despedirlo,si,si,si,,leerlo y lo comprobareis,me lo decia ayer me hijo que es Pesidente de Comité en una empresa implantada por estos contornos.
    Esto ya es lo maximo,por eso creo ,que aunque no tengamos mucha confianza en el exito(basado esta duda en la experiencia de la realidad),habria que hacer una plataformas seria de izquierdas,de gente comprometidad,de verdad por un mundo mejor…seria la unica posibilidad…….con dosis de utopia…¿cuanta gente la tendremos de verdad?
    Apertas agrimosas

  9. Las cosas están cambiando segundo a segundo:

    https://secure.avaaz.org/es/signup.php

    AVAAZ es la plataforma ideal para mejorar el mundo. Yo ya he enviado mi propuesta para que se inicie la campaña en favor del valor de la vida del ser humano como respaldo del dinero electrónico para la supervivencia sostenible, dándole la vuelta a los 4 circulo que plantea Susan George, presidenta de honor de ATTAC Francia.

    Nada está perdido, es cuestión de tiempo.

    Saludos.

  10. eliecer

     /  11 diciembre 2010

    La economía financiera tal y como esta montada actualmente es la raiz de la mayoria de los problemas que nos afectan como sociedad. De este sistema insaciable, del que todos participamos y del que todos somos victimas se derivan los problemas sociales, políticos mediambiatales…. No se que solución puede haber pero desde luego que estamos pagando caro nuestro concepto de «ya lo arreglaran» «no dejarán que eso pase» etc… Por cierto me encantó esta viñeta, haber si empezamos a exigir a nuestros paises que sean respetuosos con la libertad y no sólo que lo aperenten.

    http://blogs.publico.es/manel/

  11. eliecer

     /  11 diciembre 2010

    Estamos ante el fracaso del sueño capitalista de crear una sociedad donde las oportunidades múltiples permitirían al ser humano desarrollar una vida razonablemente feliz. Es hora de que lo asumamos, este sistema nos va a deglutir, especialemente pronto y especialmente doloroso a los españoles, de hecho estamos en un escenario de intervención, aunque nadie nos haya prestado dinero, esta claro que el gobierno que elegimos en el 2008 ha cedido su responsabilidad de gobernarnos a las instituciones financieras supranacionales, abandonándonos a nuestra suerte. Yo creo sinceramente que ya está bien de aguantar.

  12. perdigota

     /  11 diciembre 2010

    De acuerdo con Rosa María Artal, con Soto, con Virginia… pero a mí me gustaria que alguna cabeza pensante me explicase cual es su idea para la solución del problemazo que tenemos encima. Ideas, soluciones, todo menos salir corriendo. Siento muchísimo no ver la solución para expornerla a todos vosotros. Antes yo veía las cosas con más claridad, «lo negro, era negro y lo blanco, blanco» pero es que ahora no me aclaro, es un engaño constante. El capital, el dinero, se adueñó totalmente de las mentes, esto si que es «el opio del pueblo» y con los medios de comunicación en ristre estamos paralizados, ¿porque quien se deja que le aclares lo que le está pasando? Un saludo.

  13. VirginiaMataix

     /  11 diciembre 2010

    Perdigota, me ha llegado al alma tu comentario.
    Mira, todo es mucho más simple, y todo está conectado con la raíz del problema.Hay una crisis que se ha provocado por lo que ya sabemos.
    A partir de ahí pues van surgiendo más síntomas, porque se intenta tapar los síntomás con paños calientes, no la crisis.Y además, con una presión brutal hacia gobiernos y por supuesto a los ciudadanos.
    La solución se está dando, desde muchos sabios, personas decentes e íntegras que no aspiran a forrarse , ni a estar en el poder más de dos años.A mi leal entender.
    Pero nunca las soluciones son perfectas, ni nada es perfecto, porque somos humanos. Pero la mejor de las soluciones pasaría porque además de internet, las personas de centro, izquierda, sindicatos asociaciones ciudadanas pudieran unirse de nuevo para contener a los voraces. Y crear un proyecto que implique a las personas, que las haga volver a reunirse y a creer en ellas mismas con una dirección común.
    Creo, que lo explica muy bien Carlos Martínez , Rosa, el presidente de Attac en España. La claridad de exposición es lo mejor, sin lenguaje tecnócrata o populista que es el que lía la cosa.Y Hay personas que están muy confudidas, es normal, claro. Y más a la velocidad que van de ataque. Los mercados, digo.
    Bueno, he calculado, a bote pronto, unas 250 personas, en el consulado de Suecia . la mayoría muy jóvenes y con algunos que he charlado,confundidos también.

  14. Hoy se me ha ocurrido comentarle algo sobre la crisis a la cajera de mi supermercado de barrio.El motivo ,era la presencia cada semana, de algún grupo organizado o institución pidiendo alimentos a los clientes,una vez es «Banco de alimentos»,hoy era «Cáritas»,otro día alguna otra ONG… Me ha comentado,harta de su jornada laboral supongo: «Yo no noto la crisis ,la gente no para de comprar como si se acabara el mundo,hay colas tremendas a muchas horas del día,los restaurantes y demás se llenan etc».Evidentemente su visión es sesgada y muy mediatizada por la realidad que ella vive.Cada uno ve la realidad desde su posición.Algunos desde la confortable comodidad de su colchón financiero-patrimonial,otros desde la angustia de las estrecheces y la ruina personal o familiar…Necesitamos el análisis imparcial,la información rigurosa,el comentario sereno,la visión no sectaria.Los intereses enfrentados han existido y existirán siempre,tanto en un sistema de libertades públicas y democracia como en uno que no responde a ese patrón.En el primero, la gran diferencia está en la información y en la conformación de la opinión pública.Por eso es tan grave los ataques a los informadores,periodistas y medios de comunicación.Por eso nos debe doler que ataquen Wikileaks,o que cierren CNN+.
    En Intereconomía,que cada vez actúa más como ariete mediático de «la nueva mayoría», se permiten el lujo de plantear como «fascista» y lesivo para todo tipo de intereses, la propia existencia de la libertad sindical y de los convenios colectivos.Por cierto, es un medio que está cada vez más desbocado ,tras las «perlas» de García Serrano,hoy en la tertulia del mediodía se han despachado a base de bien ,a costa de Carlos y Camilla.Un comentarista les ha calificado de «imbéciles» y que si les atacaban los manifestantes de forma fatal,sería una «pura medida higiénica».Menos mal que son gente bien educada,católicos,de buena familia y nada revolucionarios radicales o «antisistema»…Un saludo.

  15. jose maria

     /  11 diciembre 2010

    Perdigota, las cosas son muy sencillas, el ser humano funciona en base al egoísmo y ha creado una sociedad en torno al dinero. Es por ello como muy bien dice Rosa que lo primero es el sistema financiero, luego el productivo, el social y por último el planeta.
    Para «arreglar» la situación sólo tenemos que «darnos cuenta» del problema real de como funcionamos y así lo hacen muy bien las asociaciones Attac entre otras.
    También el gobierno en la sombra nos ha dividido y funcionamos de forma individual e independiente de los demás motivado precisamente por el dinero mediante la competitividad, la educación en base a ser el mejor y los medios de comunicación. La separación en países para competir produce también los desequilibrios, unos muy ricos y otros se mueren de hambre.
    La solución un solo «gobierno mundial» democrático donde el ser humano sea la estrella con el mínimo garantizado junto con la protección del planeta y gobernado por los más sabios en todas las materias para redistribuir productos, servicios y personas.
    Saludos.

  16. Trancos

     /  12 diciembre 2010

    «Si nos pinchan, ¿acaso no sangramos? Si nos hacen cosquillas, ¿acaso no reímos? Si nos envenenan, ¿acaso no morimos? Y si nos agravian, ¿no debemos vengarnos? Si nos parecemos en todo lo demás, nos pareceremos también en eso». (Shakespeare «El mercader de Venecia»)
    La cita viene a cuento de «la consternación» del gobierno británico por la agresión de los estudiantes al coche del príncipe Carlos (y Camila). ¿De verdad se cree alguien que la paz social no tiene un precio? ¿de verdad se cree alguien que el aguante de la gente no tiene límites? ¿No era eso lo que creía Chauchescu, o los Borbones de la Francia del XVIII, o los Romanov de la Rusia del XX, o el sha de Persia? (Tampoco está de más echar un vistazo a la Historia de vez en cuando).

    Me gusta la entrada. Desde el título. Supongo que esa es la línea. La de Mandela («soy el dueño de mi destino, soy el capitán de mi alma»). La que cantaba José Larralde, al que cité hace días en otro comentario:
    y como soy el patrón
    de mi propia voluntad
    quiero estar donde hay que estar
    vomitando mi opinión.

    No vamos a consentir el retorno de los señores a los que «hacienda y vida se han de dar» (y ni siquiera nos dejan el honor, por muy patrimonio del alma que sea)

  17. Juan Carlos

     /  12 diciembre 2010

    ¿POR QUÉ NO CONSTRUIMOS UN MUNDO MEJOR?
    Me llamo Juan Carlos, tengo 35 años y tengo una vida normal, buena incluso, con un trabajo que me gusta (que no es poco en los tiempos que corren), una familia adorable, y un estilo de vida coherente, en la medida de lo posible.
    Pero, en cambio, el mundo no parece tener tanta suerte. Vivimos tiempos difíciles y nadie está a salvo de sufrir las terribles consecuencias que están por llegar, ni si quiera yo y mi vida casi perfecta.
    En lo que llevamos de siglo, nos hemos visto confrontados a amenazas reales, globales, la crisis medioambiental (sí, estamos haciéndole mucho daño al planeta), la inseguridad constante (el terrorismo, Irak, Afganistán, la piratería, las pandemias, las mafias,…), la crisis financiera (y el desempleo brutal, los recortes de derechos, la corrupción, el empobrecimiento,…).
    Lo peor de todo, es la pasividad, la asunción de que las cosas son así y no se pueden cambiar o, lo que es peor, creer que las cosas no van tan mal, que aún se puede estirar un poco más el asunto, que no va a reventar…
    Yo sí veo que el tema pinta mal, y que aún nos queda margen, pero por poco tiempo. No entiendo por qué no construimos un mundo mejor. Por todo el mundo hay gente que está harta de cómo evolucionan las cosas, que tienen los mismos miedos que yo, y que pueden aportar ideas de cómo arreglar esto. Veo que somos muchas más las personas que queremos vivir tranquilos, y estamos dispuestos a arrimar el hombro, que aquellos que no. No puedo, ni quiero, resignarme a ver cómo dirigimos el mundo al precipicio.
    Queremos construir un mundo mejor. Y podemos hacerlo. Está claro lo que no funciona, lo que daña a la Humanidad. Abandonémoslo. De forma radical, tenemos comida, tenemos gente trabajadora, no necesitamos más. Todo el resto, sobra.
    Sabemos, gracias a Wikileaks y compañía, que nuestros gobiernos están corrompidos, que nos someten a sus juegos de estrategia a su capricho. Por supuesto que no querrán que construyamos nuestro nuevo Mundo. Venzamos, pues, a los Ejércitos hablando con sus soldados, haciéndoles ver que sólo son marionetas y que podemos ayudarles a ser personas, participando en la defensa de un Mundo nuevo. Los mercados financieros no nos dejarán en paz, o lo intentarán. Porque podemos prescindir de su dinero, imprimir el nuestro si es necesario, que es sólo papel con tinta. Podemos crear cooperativas donde ellos cierren empresas, hay trabajo para todo el mundo, en todos lados tenemos riqueza, sólo hay que conseguir que llegue a la gente que trabaja para extraerla. Podemos vivir sin los juegos de la bolsa, aunque tengamos que vivir con menos y trabajar más, pero lo haremos dignamente.
    En este Nuevo Mundo cabemos tod@s, menos los que quieren llevarnos al suicidio colectivo, o los que quieran destruir esta Utopía realizable. Para ellos tenemos muchos cohetes espaciales, para que busquen otro planeta que joder, porque éste está ya harto…

  18. Tras leer y asimilar este artículo de hoy, estimada Rosa María;me he puesto a meditar sobre el mismo y sobre la realidad tangible de esta denominada Sociedad y los círculos concéntricos que como muy bien expones, están mal colocados y menos comprendidos por la misma. Esta Sociedad Cívica a la que personalmente aspiro, sigue sedada y alienada en valores de quita y pon, que solo les reportan momentos efímeros, en lo que yo defino como filosofía de la gratificación inmediata.

    Los amos reales del mundo mundial-los de la mano que mecen la cuna-, han sabido pergeñar una sabia estrategia. Yo la denomino la estrategia de la pesca de altura con caña y sedal. Me explico. Primero, cuando pica el gran pez, le dan carrete casi sin fin, para que al sentirse atrapado el «animal» por el anzuelo en su boca, no acabe rompiéndolo. Cuando fatigado por tanta lucha, queda exhausto y vencido, los dueño del mundo mundial tiran poco de la palanca del carrete y se hacen con el pez en cuestión.

    Bajo ese símil literario, así andamos casi todos. Primero nos endeudamos hasta las cejas, para que cuando los dueños de la cuna que ellos mecen, atisben que pueden perder la «mercancía exhausta», opten por tirar del sedal hacia su embarcación. Caso de que no puedan obtener el trofeo…socializan la banca-a costa de todos nosotros- y a seguir «negociando» en el enorme océano de los peces perfectamente alienados y sedados en su sedal.

    Triste realidad.

  19. perdigota

     /  12 diciembre 2010

    Y a mí me subis la moral; Virginia, José María, y otros, al leer vuestras escritos se me tranquiliza mi estado de ánimo, al constatar que hay personas que entienden lo que pasa y saben transmitir las ideas que conformarian las soluciones. !Pues esto es lo que se necesita, liderago y transmisión de ideas, que estuiándolas unas y otras se llega a programas que pueden resultar en soluciones!. Muchas gracias.

  20. eltronjhon

     /  16 diciembre 2010

    Fenomenal artículo. Yo no sé si tendré o no tendré hijos, lo que si sé es que en caso de tenerlos les podré decir orgullosamente que su padre lucho-entiendase se manifesto-, no callo, ni se amedrento. Y que hizo (y hará) todo lo que estuvo en su mano para proporcionarles un mundo más justo. A ver que les dicen los sumisos acríticos…

  1. Tweets that mention Dueños de nuestra propia vida « El Periscopio -- Topsy.com
  2. El Periscopio
  3. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya
A %d blogueros les gusta esto: