José Luis Sampedro, un premio al Humanismo

  Actualmente uno apenas puede entenderse más que con quienes emiten en la misma onda. Getafe Negro (ese magnífico ciclo sobre la novela negra) ha instituido un premio nuevo: El José Luis Sampedro de Humanismo. Ninguna definición le cuadra mejor, pocos pueden hacer honor a esa idea con tal precisión.  

  El escritor Lorenzo Silva lo propuso y en Getafe (Madrid) se ha creado eso que llaman un “microclima” para hablar y premiar nada menos que al Humanismo. Hoy, en este mundo del egoísmo y la codicia económica.  

Cualquier disciplina se puede ejercer pensando en el ser humano y atendiendo a su mejora y estímulo. Sampedro lo viene haciendo desde la literatura, la economía, el sillón F de la Academia de la Lengua, el pensamiento y, por encima de todo, como un hombre excepcional en numerosos aspectos.

    

   Como en casa. Olga Lucas, su mujer, sostiene y absorbe cada una de sus palabras. Se apoyan el uno en el otro en un proyecto colectivo, en el entendimiento y el amor. Todo eso se respiraba hoy en Getafe.  

 Cómodos, en sintonía, cuantos intervenían iban destacando lo que atesora Sampedro: su compromiso y su luz, su sabiduría y su espíritu crítico, su trabajo y su sacrificio, su honestidad.   

 Carlos Berzosa, el rector, fue alumno suyo. En los años 60 ya les hablaba de la pobreza y el hambre. Era muy provocador, ha dicho. Estimulante. Acudían a oírle alumnos de otras materias aunque no estudiaran economía. Sampedro mantenía que ésta es estructural:  sus elementos son interdependientes y no aislados, cualitativos, y es una ciencia humanista y social. Los modelos de hoy, dice Berzosa, son abstractos y alejados de la realidad. Casi en mayúsculas el rector ha agradecido que Sampedro les enseñó a pensar, a amar la libertad y luchar contra las dictaduras.  En la España franquista, de la que se autoexilió desde 1968 a 1976. 

 A eso ha vuelto a aplicarse hoy José Luis Sampedro. Emocionado por ver en la sala a tantos jóvenes (y no sólo jóvenes), ha llegado a pedirles por favor –y varias veces- que sean factores de cambio. Reivindicando como toda su vida el pensamiento libre, el que rechazan los absolutismos por todos los medios a su alcance. “Con pensamiento libre habría ciudanía y con ella no se producirían las crisis“, decía.    

Dolido esta Sampedro por la Europa que “ha perdido toda su grandeza”, “ejemplo de lo que es ir hacia abajo” cuando antaño fue paradigma de los valores humanistas. “Hoy Europa es la de los intereses”. “Por favor, luchemos contra eso”. 

 ¿Tenemos tiempo para pensar? ¿Tenemos tiempo para vivirnos y que no nos vivan?

 El microclima, una onda humanista, estar allí porque se quería estar. Lo que más aprecio de José Luis, además de su enorme talento, es una suerte de ingenuidad, de limpieza, que me inspira una enorme ternura. Creo que nos ocurre a muchos. Huyen los grandes premios para el escritor crítico y comprometido, aunque tenga 93 años… peleones e irreductibles. Por eso, desde rincones y alturas salimos a decirle, simplemente, que le queremos y que es un privilegio tenerle entre nosotros.

14 comentarios

  1. Además del homenaje de afecto a Sampedro, dejas una pregunta vital: ¿tenemos tiempo para vivirnos y que no nos vivan? Es el único tiempo que merece la pena, el nuestro, el que no nos dejamos usurpar. La libertad tiene que encontrar defensores apostados en las trincheras de cada afrenta que se le hace, en cada calle, en cada esquina, en cada cuerpo, en cada vida.

  2. rosa maría artal

     /  19 octubre 2010

    Disculpas por mis escasos medios (y pericia) para los vídeos. Creo que de cualquier forma merece la pena el testimonio ¿No?

  3. Zana

     /  19 octubre 2010

    Hola personas,
    en el desequilibrio de las cosas el vacío de los humanistas lo ocuparán los verdugos.
    Se nos agostan los referentes éticos y morales. Se envejecen sus cuerpos mientras sus ideas siguen sin encontrar tierra fértil sobre la que medrar. Han dado lo mejor de sí mismo para ver como nos hemos convertido en estúpidos Caines, en androides teledirigidos, en partículas químicas cohesionadas exentas de amor al prójimo.
    Nunca agradeceremos bastante a los miembros de esta generación que renunciaron a las mieles que la barbarie les ofrecía, porque aquello no casaba con su dignidad.
    Personas, simplemente eso, personas.
    PD: Carmen me encantó tu post.
    PPDD: Y a Rosa, para que no se cele, el tuyo también.

  4. Joan

     /  19 octubre 2010

    Vuelvo a enlazar esta entrevista en TV3 a José Luis Sampedro, es magnifica (es en castellano):

    http://www.tv3.cat/videos/2867050

  5. “Sampedro les enseñó a pensar, a amar la libertad y a luchar contra las dictaduras.”

    Hace muchos años conocí a José Luis Sampedro y lo llevé al Instituto en el que trabajaba para que le hablara a los alumnos. Lo presenté como “un señor que parece mayor, pero que es más joven que cualquiera de nosotros”. El sonrió y los alumnos me miraron con cara de extrañeza. Preguntó a los asistentes de qué querían que les hablara. Salieron varios temas y él pidió unos minutos para montar la charla. El resultado fue espléndido. En aquel rato nos enseñó a pensar, a amar la libertad y a luchar contra las dictaduras.

    Hoy, cuando yo compruebo desazonado que los alumnos no piensan, hasta mis propios colegas me dicen que no cargue tanto las tintas en eso de que piensen, que luego las estadísticas de aprobados salen mal. Hoy, si se ama algo, son las pequeñas libertades facilonas y bobaliconas que no construyen nada humano. Hoy no se lucha contra las dictaduras porque, como no se piensa, ingenuamente se cree que no existen tales, cuando en realidad estamos rodeados de ellas sin que las reconozcamos.

    El propio Sampedro dice que la educación no es otra cosa que amor y provocación. En esas estamos, a pesar de todo.

  6. Galgo de Casalarreina

     /  19 octubre 2010

    Perfecto. Humanismo, más Humanismo, necesitamos volver a generar un Renacimiento, donde la persona sea el eje y no un satélite centrípeto, que si tiene mala suerte se desintegra en la exclusión (paro, violencia de todo tipo, degradación, etc.), algo que también ocurre en nuestro micro mundo privilegiado, y con extrema crueldad.
    Bien por Lorenzo Silva.

  7. Soto

     /  19 octubre 2010

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Zana ,no te copio,pienso lo mismo..((“Se nos agostan los referentes éticos y morales. Se envejecen sus cuerpos mientras sus ideas siguen sin encontrar tierra fértil sobre la que medrar. Han dado lo mejor de sí mismo para ver como nos hemos convertido en estúpidos Caines, en androides teledirigidos, en partículas químicas cohesionadas exentas de amor al prójimo”))!Que gran verdad ,escribes, amigo Zana!…es una verdadera pena,y , en este caso concreto ,quiénes debiera premiar a este singular y sabio personaje,lo ignoran de mala manera…!no hay derecho!¿Que les habrá hecho?!Mala centella los parta! !Cuanto Camaleón anda suelto!…como decia el otro dia en el programa de Iñaqki Gabilondo el actual Alcalde de Medellín:(!otro personaje de “División de Honor”):–Hay mucha cloaca suelta que despues se visten con hermosos trajes y parecen buenas personas–…Esto mismo se puede comparar con los personajes de muchas Instituciones…a los cuales habria que hacerles ” unas biopsia que los desnudasen y así no habria camuflajes”.
    Rosa,le tienes, (creo adivinarlo), un extraordinario cariño personal a José Luis Sampedro,uno sin tratarlo se lo tiene también ,se le adivinan los poros de sabiduria y buena voluntad en todos aspectos de su persona.En este mundo ,la historia lo confirma,existen más camaleones que buena gente ,y, ahi creo que está el nudo gordiano de la cuestión,de que no seamos medianamente felices.
    Estupendo Post y estupendos videos.
    Boas noites ,durman ben ,apertan agarimosas.

  8. Pedir que la gente tenga un pensamiento crítico, un pensamiento libre. Pedir que luchemos contra esa Europa de los intereses…

    ¡Menudo grupo de antisistemas que están hechos!

  9. Buenas noches, boas noites, bona nit…
    Ay… que delicia leeros a todos.
    Hace un tiempo que os descubrí…y me encanta…
    Que bueno, he decidido ponerme el nombre de Contracorriente… así que me presento… ¡HOLA!, y también he decidido pararme a escribir algo, hace rato que tenia ganas, pero no me decidía…
    Era una enana cuando descubrí a Rosa María Artal…en el querido Informe Semanal, uno de los momentos más emocionantes que recuerdo viéndolo, fue la famosa caída del muro de Berlín… en ese momento justo cuando Rosa preguntaba a la gente que había allí el policía alemán abrió la puerta del otro lado.
    No sé… desde pequeña he tenido inquietud por ver más allá, pensar y que me hagan pensar…en mi es una necesidad…
    Que hermoso todo…José Luís Sampedro… no sabia nada de este hombre, ahora se algo más, hoy solo deciros que Gracias… estoy un poco tímida, pero que sepáis que todos los días me paso por aquí… y os leo…
    GRACIAS POR HACERME PENSAR Y GRACIAS POR ABRIR ESA PUERTA Y QUE YO PUEDA ENTRAR, Gracias…

  10. rosa maría artal

     /  19 octubre 2010

    Bienvenida, querida. Nos gustará contarte entre nosotros 🙂 las puertas están abiertas.

  11. Muchísimas Gracias y un beso, bico y petonet enorme a todos….

  12. Joan

     /  20 octubre 2010

    Hola Contracorriente!!!!!!!!! Bon dia y un bes para ti también.

    La timidez en un medio que ante todo fomenta la privacidad absoluta, es un sentimiento noble.

  13. Juan Carlos

     /  20 octubre 2010

    Es un privilegio para todos que personas con una formación así de sólida y profunda y que acumulan una experiencia tan aprovechada mantengan una completa lucidez y puedan transmitirnos sus conocimientos. (También es una suerte que alguien vaya a escucharlos y luego informe fielmente de lo que dijeron. Gracias también a tí, Rosa).

  1. Tweets that mention José Luis Sampedro, un premio al Humanismo « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: