La burbuja del entretenimiento

  
 El acertado título es de Federico Mayor Zaragoza que sigue como puntal de las ideas. Muchos, cada vez más, compartimos esa inquietud: se está inflando –hace tiempo ya- una burbuja para embelesarnos y adocenarnos, que, en definitiva, sólo busca aplastarnos. Como pompa de grandes dimensiones, de muy inestable soporte, nos estallará en la cara, exactamente igual que han hecho sus precedentes (la inmobiliaria, la financiera y las demás).

   Zapeé ayer por los informativos. Antena 3 y Telecinco nos ofrecían como titulares una ristra de sucesos sobredimensionados. Mucho crítico los telediarios de mi antigua casa, RTVE, pero hay una sensible diferencia. Tampoco informan a fondo, pero ofrecen interesantes destellos, y bastante  más decencia. Veremos lo que dura la televisión pública en este mundo privatizado.

  Twitter impelía anoche a mirar aquella cosa de Gran Hermano. Trending Topic del día, es decir, lo más comentado. Lo más. 12 temporadas lleva ya. Y, sí,  aún existe. Con Mercedes Milá vestida de capullo en flor y en patética caricatura deforme de la periodista que un día fue. Y con despojos humanos prestos a seguir la trama guionizada.

  Brilla el entretenimiento en los periódicos también. Estamos muy malitos y precisamos sopa caliente con mucho jerez –más jerez que caldo- para olvidarnos. Todos necesitamos diversión -no se nos malinterprete- y casi nada como la risa para desentumecer alma y cuerpo, pero ¿tanto entretenimiento? ¿sólo entretenimiento?

   Los 33 mineros chilenos fueron tocados con el halo de la suerte mediática. Para el inhóspito desierto viajaron las cámaras y los micrófonos. Y se salvaron. Aunque nada haya cambiado allí, como bien nos contó TVE.  Vicente Romero, una de mis almas afines en periodismo, lo cuenta muy bien en este artículo imprescindible. Y en este meollo:

   “Porque, para garantizar el éxito mundial, los distribuidores de esta superproducción de infoespectáculo se han esforzado –siguiendo los usos de Hollywood– en depurar sus elementos políticamente más inquietantes. Desde el principio tuvieron claro que la tragedia sería más universal, conmovería a un público consumidor más amplio, si se silenciaban o eliminaban algunos datos polémicos. Tres de ellos resultan fundamentales para una valoración correcta de la situación vivida por los mineros chilenos. Pero la regla básica del “infortainment” establece que los espectadores no tienen que entender sino limitarse a sentir. Y sus sentimientos deben de ser elementales, sin turbiedades políticas”. 

 Mayor Zaragoza, como intelectual completo –y no periodista-, profundiza en otro sentido:

 “Estamos distraídos con el ciberespacio, con la telefonía móvil, con la TV, con las “play station”, con los omnipresentes espectáculos deportivos. El fútbol a todas horas: liga, copa, supercopa, champions, Europa, mundial…! La industria del “entretenimiento” adquiere colosales proporciones y puede ser la próxima “burbuja”… Llega a ser casi una adicción… ¿Y cuándo se piensa?, ¿cuándo se imagina?, ¿cuándo se inventa?

Distraídos, olvidando lo que debería recordarse a cada paso. Deber de memoria. Deber de voz: la voz debida. Para cambiar las actuales tendencias hay que empezar por cambiarnos a nosotros, a nuestro entorno.Para movilizar a los ciudadanos, para dejar de ser súbditos, sumisos, silenciosos, obedientes, es necesario inventar otro mañana…” 

En la manifestación contra la pobreza, el público vibró y aplaudió cuando pedimos suprimir los paraísos fiscales. Cuando se mentó la especulación. Cuando se convocó a rebelarse contra la pobreza. Y clamó al ver que gran parte de los problemas actuales se paliarían si unos pocos robaran menos.

  Como dice Eduardo Galeano: “Estoy comprometido con la pasión humana y con la certeza de que somos mucho más que lo que nos han dicho que somos“.

   Un proverbio de la olvidada África se convirtió en lema y esperanza para mí desde que lo leí hace años:

  ”Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo“.

Anuncios
Entrada anterior

19 comentarios

  1. Si, tanto “pan y circo” nos va a terminar empachando. 😦

  2. Galgo de Casalarreina

     /  18 octubre 2010

    Don Federico y don Vicente, dos grandes voces, que por degracia casi nadie escucha.
    Yo sigo con aquello de que España más que una democracia parece una mediocraciao gobierno de los medios, desde los tradicionales a las llamadas redes sociales, que en muchas casos no son más que banderín de enganche para el atontamiento colectivo.
    Y los políticos todo el santo día posando ante los medios, esclavos de las encuestas, conocedores de la importancia del favor de los medios. Todo menos gobernar, la cuestión es dar la imagen que los medios quieren, para que los súbditos de la mediocracia les voten. Los valores poco importan.
    Los mítines se parecen, cada día más, a la transmisión de la Super Ball.

  3. Jorge

     /  18 octubre 2010

    Había leido una opinión en el Pais de GUADALUPE RUIZ FAJARDO que me pareció muy hacertada:
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/fabrica/Banksy/Simpsons/elpepiopi/20101017elpepiopi_9/Tes
    Quizas todo se haya vuelto entretenimiento para nosotros los privilegiados de los países desarrollados; los mineros enterrados, las imagenes de paises del tercer mundo, etc.
    Tal vez nos hagan sentir (pena o lastima) y el tener ese sentimiento nos hace vernos a nosotros mismos como buenas personas. La desgracia ajena en cierta forma esta sirviendo para hacernos sentir bien.

  4. Eduardo B

     /  18 octubre 2010

    Muy buen artículo! cada día más contento de tenerte en mis RSS’s…

  5. Juan Carlos

     /  18 octubre 2010

    Es una bella frase, pero solo eso: una bella frase. Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas no podrán acabar con el monstruo. De ninguna manera. La realidad ha cambiado, el mundo está al alcance si no de todos sí de muchísimos, gracias en gran parte a Internet y a los vuelos de bajo coste. Quiero decir que nuestro lugar pequeño será, si no lo es ya, el mundo. El monstruo hace tiempo que se dio cuenta de eso y hace tiempo que domina ese tablero: bancos y empresas se han internacionalizado y penetrado en casi todos los países.
    Tenemos que apropiarnos de lo que de hecho es muestro, es decir, de las instituciones transnacionales del tipo de la Unión Europea y desde ellas lanzar la batalla entre el interés público y el beneficio privado. Y eso se consigue participando en la vida ciudadana, a través de los partidos, de los sindicatos, de los movimientos sociales, de las asociaciones de vecinos… de lo que sea. Pero viéndonos las caras y sintiendo el aliento unos de otros. Internet es una buena herramienta para ello, pero ni mucho menos un sustitutivo.
    Si pusiéramos a políticos que de verdad representen nuestras aspiraciones al frente de esas instituciones internacionales representativas (no confundir con G-20, ni G-8, ni Davos ni cosas por el estilo) podríamos enfrentarnos a la tiranía actual de los grandes intereses privados. Creo que es evidente que, por ejemplo, solo a través de una Unión Europea fuerte podríamos enfrentarnos a la dictadura de los grandes bancos en los asfixiantes mercados de la deuda que están imponiendo draconianos recortes sociales.
    Un Estado en solitario iría derecho al deastre. No olvidemos, porque eso es lo que quieren los actuales mandarines, que el Estado somos nosotros y que podemos influir de una manera determinante en la marcha de la orientaciòn política. Basta con que queramos hacerlo y participemos. No debemos dejarnos echar de nuestra propia casa.

  6. Los informativos de esas dos empresas privadas son nauseabundos. En general, apenas es posible recibir información por la radio o la tele. Se recibe entretenimiento y en los peores casos “agitprop” de ultraderecha. Otro tanto puede decirse de la prensa. Mientras nos dejamos anestesiar, seguimos teniendo los directivos con mayores sueldos de Europa, especialmente en la banca, y uno de los salarios medios más bajos -la mitad que en Holanda, Reino Unido y Alemania-. Mientras, los franceses siguen dejándonos en evidencia como una banda de pobretones aburguesaditos y desinformados.
    Cada vez que oigo lo de “yo soy español, español, español” me entra vergüenza ajena. Me recuerda al “vivan las caenas”

  7. Zana

     /  18 octubre 2010

    Hola personas,
    cuando Ska-p canta aquello de:

    Es un juego bien pensado
    con el que te tienen atado
    y te joden si no quieres jugar…

    Yo pienso que tienen toda la razón, que la primera frase es tan cierta como parece. Que todo está “bien pensado”.
    Creo que el señor Mayor Zaragoza se equivoca, desgraciadamente, en un detalle, al final lo que va a estallar no será una burbuja, sino una bomba, o miles de ellas, hasta que otro Enola Gay ponga el punto y final.
    Durante la 1ª guerra mundial se calcula que murieron 15 millones de personas.
    Durante la 2ª guerra mundial el cálculo asciende a 60 millones de víctimas, es decir 4 veces más.
    Para la 3ª, y dado el volumen de paro existente a nivel mundial, la cifra ascenderá a 300 millones de muertos.
    De todas estas cantidades de muertos, el 99,9% fueron, y serán, pobres, trabajadores o gente corriente. Ricos, Nobles, banqueros y generales murieron pocos, y pocos morirán.
    Luego vendrá la reconstrucción de edificios y las películas de Hollywood. Más tarde otra Belén esteban y otro tele5.

  8. Yo tengo un amigo que lo tiene claro: que no hay revolución que empiece hoy en día sin empezar por reventar todos los repetidores de televisión.

    Y entrando al trapo, quiero señalar que lo que es sustancial al espectáculo, aunue a veces no nos demos cuenta, no es tanto el contenido, como la relación que establecemos con lo engullido; (el cómo nos sentamos en la mesa a comerlo).

    Lo que quiero decir es que lo que define al espectáculo no es tanto el contenido lamentable, como nuestro papel de espectadores. Es la relación que establecemos con la noticia, no como participes, sino como ESPECTADORES, pasivos mirones, lo que provoca la deriva de contenido (siempre secundaria). Lo importante del medio no es tanto lo que transmite, sino las relaciones que establece: la cadena de montaje como medio de producción, da lo mismo que fabriques cajas de cereales que coches para la Ford, que el verdadero mensaje, de la cadena de montaje, es tu relación con el producto producido.

    Es por eso, y no por otra cosa, por lo que vivimos hoy en día, Y A TODOS LOS NIVELES, en la sociedad del espectáculo: porque establecemos relaciones especulares con todo, incluso con nosotros mismos.

    Independientemente de lo que diga PP y PSOE, el contenido, la democracia representativa, pasiva, con nosotros de espectadores, sólo puede ser eso: ESPECTÁCULO! Y luego nos extrañamos de que la política de los socialdemócratas haya virado hacia el ultraliberalismo en todos los estados, cuando la deriva del contenido (secundaria, repito) esta determinada por las relaciones que establece el medio (el verdadero mensaje).

    Señores/as, democracia activa. Cojan las riendas. Organícense, discutan, hagan y hablen. ¡Participen!

  9. Estoy de acuerdo con la idea de la diversión de la que habla Mayor Zaragoza. En lugar de hacer lo que deberíamos hacer como seres humanos, nos desviamos y nos entretenemos con todo género de banalidades y de vaciedades diversas. De todas formas, yo prefiero la metáfora de la anestesia, porque no es una simple diversión la que nos embriaga, sino una especie de sueño dulce que nos impide pensar y que nos hace creer que estamos en un mundo que no tiene nada que ver con este en el que realmente estamos.

    Y esto no ocurre aleatoriamente ni de manera natural. Me parece que todo está preparado, orquestado y buscado por el interés económico y político. Anestesian la televisión y el fútbol y los ordenadores y las músicas simplonas. Y todos estos factores son eficazmente ayudados por los aislantes, como los auriculares sempiternamente instalados en las orejas desde donde chupan lo que va quedando de los sesos, o las consolas, que te evitan darte cuenta de que un terremoto está teniendo lugar a tu lado.

    Pero también algunos políticos anestesian lo suyo. La derecha política lleva años anestesiando a las masas con sus estratagemas del estilo del yo miento, pero, lejos de reconocerlo, digo que has sido tú el que ha mentido. O las burdas técnicas de simplificación que acaban desde hace 6 años indefectiblemente en Zapatero como el causante de todos los males. Hace falta mucha atención y mucho sosiego para descubrir estas maniobras. Y si no se tienen, pues aceptas el lío entre lo que te parece y lo que te dicen, dejas de pensar y te dejas llevar por el que más grita o por el que más te hace sentir vivo cuando odias, por algún motivo que desconoces, al adversario transformado en enemigo. Y cuando el odio lo tienes en el cuerpo, es imposible pesar.

    Qué bueno sería que fuéramos desvelando las estrategias anestesiantes.

    ¿Diría hoy Descartes lo del “Pienso, luego existo”?

  10. Víctor

     /  18 octubre 2010

    Me quedo con la frase de Galeano. Pese al enorme poder de toda esta industria del espectáculo somos bastantes los que no nos conformamos con esta relación pasiva, estupidizante e incomprensible, que condiciona nuestra existencia y cuyo fin último es no pensar. No pensar para no cuestionar y, sobre todo, no actuar. Esta “cultura” del ocio, de la diversión, es un arma potenciada por los más poderosos para mantener su dominación. Hoy todo es una continua “experiencia” individual y festiva: la información, los viajes, las compras, las relaciones interpersonales, nuestra vida entera. Todo es fragmentario, fuera de cualquier contexto, completamente superficial. Da igual ver un telediario, comprar unas zapatillas o asistir a un concierto. Todo es espectáculo. Una ficción irreal.
    Pero por debajo existe siempre un espacio para la disidencia, para moverse, para buscar a los que no queremos vivir en un espectáculo absurdo. Hay que mirar alrededor, hay que moverse…quizás la sorpresa sea comprobar que hay mucha gente insatisfecha, deseando actuar o, por lo menos, harta del papel que está representando en el espectáculo. Como dice Galeano, “somos mucho más que lo que nos han dicho que somos“.

  11. perdigota

     /  18 octubre 2010

    Hola, leo La Burbuja del Entretenimiento, leo los diez comentarios, hasta este momento, y la verdad que me quedo sin el aliento indispesable de pensar, de creer, que “algo se movia” como el principio de algo importante que empezaba para, lo de siempre, “CAMBIAR EL MUNDO”. Sr. Zaragoza, ¿no tiene soluciones a esta catástrofe en que nos tiene sumidos el sistema? Sra. Rosa María ¿usted no conoce a las personas que lideraran una asociación de voluntades que hiciesen despertar a esta sociedad del alineamiento mental? Porque, entonces, estamos más que arruinados, ya no nosotros, sino la generación actual y las venideras. Me resisto a creer que toda la sociedad esta adormecida con el espectáculo continuo. Hay algo que no estamos viendo, pero que existe, que está ahí, hay voluntades, hay cabreo, hay conciencia de cambio, pero no tienen la solución, no tienen el manual, no tienen a los dirigentes que les guien, les espliquen, les asesoren para salir de ese embelesamiento aborregado. Por supuesto que “somos mucho más que lo que os han dicho que somos”. ¿Pero como se llega a la mayoría para despertar conciencias, que vean en donde estan metidos, que son objetos más que personas, que distan de ser ciudadanos, que son mercancía? Bueno, todo esto ya lo han dicho mejor que yo, y solamente pienso que recuperando la memoria, la historia, sabemos que hubieron tiempos mucho peores y cuando parecía que todo se había terminado, algo se había movido por abajo hasta cambiar el rumbo de la historia. Empecemos otra vez a “CAMBIAR EL MUNDO” es necesario.

  12. Joan

     /  18 octubre 2010

    Da gusto otear el Periscopio, la anfitriona, siempre tan productiva y acertada (tocando la fibra). Muchos de los comentaristas de autentico nivelón.

    Por cierto Pandugar me atribuiste una paternidad en el post del sábado de la que soy inocente, lo siento por perderme tu elogio.

    Me gustaría comentar un párrafo del texto de Mayor Zaragoza y que cita Rosa:

    Tiempo para pensar. Para intentar dar respuesta a las preguntas esenciales, aunque no es fácil porque, como escribió Don José Bergamín: “Me encuentro huyendo de mí cuando conmigo me encuentro”.

    O más bien tengo que huir por patas cuando me veo a mi mismo. O estoy tan vacío que cuando me miro, mi vaciedad hace que cualquier cosa que me evada, sea lo que sea, lo acoja como una tabla salvadora. Y aquí podemos abrir un impresionante paréntesis donde introducir la cantidad infinita de productos de consumo, drogas legales e ilegales, o industria del entretenimiento que hacen que nos evadamos de nosotros mismos.

    Como siempre el énfasis va de lo individual a lo colectivo. Del yo al muchos. Y para dar ese salto (o en la medida en que seamos capaces de ver más y más lejos) es necesario empezar por lo más cercano, por ese yo, que tantas veces sale huyendo a embriagarse con el “mundo” para no verse a si mismo. En la medida en que me amo a mi mismo, soy capaz de amar a lo demás. Es una formula tan sencilla que muchas veces muere asfixiada por nuestras proclamas salvadoras del mundo.

    Estamos terriblemente locos, somos una extraña, sufriente y durmiente humanidad. Pero yo me pregunto, si hemos llegado hasta aquí y por el camino hemos dejado miles de epopeyas de poder y muerte y a pesar de lo pesares no ha triunfado la oscuridad (mucho más abundante que la luz) ¿Por qué lógica triunfara ahora?

    No puedo ver más lejos que aquí.

    Siento miedos y soledades.

    Presagios y certezas, hablan de muerte y destrucción.

    Nada rompe el sortilegio.

    Lo siento cuando busco estas palabras, late dentro de mí.

    ¿Lo puedes sentir tú, cuando las lees?

    No es la emoción fácil y plañidera.

    Es un extraño libro.

    Espejo de mi, cuando te ve a ti.

  13. Soto

     /  18 octubre 2010

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Antes de nada quiero referirme y comentar el parrafo de Rosa ,concerniente a :((“Mucho crítico los telediarios de mi antigua casa, RTVE, pero hay una sensible diferencia. Tampoco informan a fondo, pero ofrecen interesantes destellos, y bastante más decencia. Veremos lo que dura la televisión pública en este mundo privatizado.”)) Rosa,estoy contigo con el analises que haces de TVE,creo que una vez ,ya discrépé contigo,mostrando mi extrañeza,ya que dentro de la porqueria informativa “que gozamos” .creo que TVE ,salva “su papel dignamente”.
    Con respeto al hilo argumental del Post ,pienso muchas veces ,que existe gente que nos damos perfectamente cuenta del planificado montaje anestesiador al que nos tienen sometido,lo que pasa es que lo tinen ” tan bién montado” que no nos dejan mucho campo de maniobra para lograr un movimiento liberilizador solidiario para hacerle frente ” al espantoso secuestro al que fuimos llevado mansamente y sin rechistar;lo hizo muy sagazmente ” el monstruo ,es decir, “como quién no quiere la cosa y al mismo tiempo la quiere” que ahora ,ya no ha lugar lo que se pregunta el Sr.Zaragoza:((“¿Y cuándo se piensa?, ¿cuándo se imagina?, ¿cuándo se inventa?”)).
    Ben,descansemos e durmamos ben ,mañá e outro dia,a ver si mañá estamos mais optimistas.
    Apertas agarimosas

  14. Espléndido

     /  18 octubre 2010

    Grandísimos comentarios hoy!

  15. Es cierto …tanto el post como los comentarios son muy buenos.Pero eso lo que indica es que muchos de vosotros sabéis la diferencia entre calidad y basura.Los mensajes audiovisuales ,como los artículos o crónicas periodísticas,etc,no son algo neutro e inocente sin más.Están para transmitir una ideología y un modo de ver la vida.Le daremos importancia a X y consideraremos una memez a Y o a la inversa.
    La naturaleza humana es así : nuestro tiempo es limitado,deseamos lo que nos gusta y rechazamos lo que nos daña o nos es incómodo.Por eso ,y a pesar de nuestro raciocinio es muchas veces tan fácil “colocarnos” mensajes ,convencernos de cualquier cosa y hacernos comulgar con grandes ruedas de molino. Incluso habiendo sido educados para ser solidarios y respetuosos con los demás,tantas veces nos dejamos llevar por los instintos primarios.Manos que no dais. ¿Qué esperáis? Decía mi abuelo.Los diversos tipos de experiencias colectivistas,socialistas,comunistas,anarquistas han pasado de estar muy desacreditadas en el último tercio del siglo XX ,a empezar otra vez a ser consideradas,por un sector creciente de personas, como posibilidades de mejorar la vida en sociedad.El fenómeno se ha dado en muchos países que vivieron en las dictaduras del llamado “socialismo real”,es la famosa “Ostalgie” de los alemanes de Este etc Es el triunfo de los calificados de “populistas” que prometen un reparto diferente del pastel,desde Lula,hasta Mújica,Correa,o Chávez… Es también el fenómeno del “revisionismo histórico”.Ni todo era tan malo ni esto (los mercados ,el capitalismo,el individualismo a ultranza) es tan bueno.Queremos libertad,queremos seguridad,queremos participar de las ventajas que la ciencia y la tecnología significan para el reparto del trabajo y de los bienes materiales. Pero ¿Cómo podríamos dejar de creer en las bondades que tan fastuosamente nos vende Hollywood,y cualquiera de las series,informativos y programas de las televisiones?
    En ellas cualquiera que no siga el patrón mayoritario es un radical,o un peligroso delincuente…La revuelta sólo ha comenzado.Las contradicciones se agudizan.El egoísmo va campando con unos niveles y sofisticación muy grandes.Ángela Merkel se ha hartado de los turcos ,que llegaron como “trabajadores invitados”,Sarkozy no quiere gitanos,Berlusconi tampoco ,pero ese además saca pecho y nos recuerda que tiene veinte casas,no como los demás que a poco que nos descuidemos nos echa el banco a la calle… Bueno lo dejo que estoy derrapando.Tienes razón Joan te confundí en un “quid pro quo” con Jose…Debo estar alterado.Un saludo .

  16. perdigota

     /  19 octubre 2010

    Despues de la acatombe del comunismo en Rusia, pasados muchos años, se encuentran dos camaradas que habían pasado juntos desde el consomol hasta la universidad, y dice uno: “Te acuerdas, camarada, lo que nos decían en las clases sobre comunismo, sobre la dictadura del prolectariado, la igualdad, los éxitos del sistema, etc. pues todo mentira, propaganda los planes,quinquenios, programas de colectivización, etc. pues todo propaganda, todo mentira.” Indica el otro: “Verdad camarada, todo fue un engaño, una monstruosa mentira, y no hablemos de la libertad y los Derechos Humanos, y la Paz. Pero sabes que todo lo que nos contaron de los males del capitalismo sí eran verdad.” Saludos.

  17. Zana

     /  19 octubre 2010

    Perdigota muy bueno. Yo sé otro:
    Dice uno a otro -qué estrepitoso fracaso el del comunismo. La gente muriéndose de hambre con las tiendas vacías.
    Y le responde el otro -ya, ¿y qué me dices del capitalismo? la gente muriéndose de hambre con las tiendas llenas.

  18. Soto

     /  19 octubre 2010

    La verdad,que si,tenemos que reconocer que no lo hacemos muy mal en lo que se refiere a la calidad de los comentarios y a la dirrección del Blog(estamos en muy buenas manos),!Sigamos cuidando este “Salón de Debate!.!Que raro ,que hoy a estas horas ,la infatigable Rosa no haya puesto otro Post!
    Apertas agarimosas

  1. El estupidiario » Razón no le falta
A %d blogueros les gusta esto: