Los errores de la televisión pública

Leo que “El PP da por roto el consenso sobre RTVE”. Los dos grandes partidos tuvieron que remontarse a los inicios de la idílica transición para encontrar un candidato aceptable para ambos: Alberto Oliart, de 81 años, era el único sobre el que ponerse de acuerdo. Pero ahora el PP se siente intensamente decepcionado. Denuncia la “manipulación y el sectarismo” de los telediarios y considera que TVE ha “ha dejado de ser la televisión pública española para convertirse en telezapatero“. Los populares dicen sentirse “defraudados” y “traicionados” por Oliart. “El PP exigirá su inmediata dimisión si no la presenta por su propia voluntad, ya que fue nombrado fruto de un acuerdo y ese acuerdo se ha roto”.

No puedo salir del pasmo. Cada día y casi cada hora he de tragarme –si caigo en la tentación de poner los telediarios de mi antigua empresa- todas las opiniones, sobre todas las cosas susceptibles de ser valoradas y algunas más, de Rajoy, Cospedal, Sáenz de Santamaría o quien caiga por allí. Todos los días, a todas las horas. No sé qué opinará Rajoy de la cogida de José Tomás pero es probable que también se lo pregunten, siempre que brinde una oportunidad de confrontación política.

Sigo leyendo, ya en la más absoluta estupefacción, que el detonante ha sido “el tratamiento en TVE de una información sobre el Estatuto de Castilla-La Mancha”. Y que, en su indignación, el PP ha presentado una batería de preguntas en la comisión de control parlamentario sobre la imparcialidad e independencia de los informativos. Oliart deberá responder el martes en el Congreso, y, como vemos, pedir su baja en el cargo.

Debe constar por ahí un tuiteo en el que comentaba a una periodista de Castilla-La Mancha que no había entendido nada de la información del TD2 –el mejor telediario del mundo, según una firma comercial-. La periodista se limitó al “este dice”, “el otro dice”, y, como no había seguido el tema, no supe qué había pasado en realidad. Y ahora comprendo que la pobre chica era otra informadora secuestrada por los cupos.

En este país en el que tantos conceptos democráticos se confunden, los partidos no han comprendido que las televisiones públicas no son sus oficinas de prensa. Ninguna de ellas, y de ninguno de ellos. Y que tanto los partidos políticos como los sometidos –por su voluntad o por el autobenevolente posibilismo- gestores de los medios públicos nos están hurtando la información.

Insisto en lo que he dicho ya otras veces. Los hechos son noticia, no las opiniones, salvo que por su singularidad se conviertan en algo relevante. No las opiniones a peso ¿Alguien ha visto que en las televisiones norteamericanas salga McCaín cada vez que aparece Obama?  ¿Sarzoky tiene sobre sí la permanente sombra de Aubrey, la líder socialista francesa? ¿Quizás en la información británica  Gordon Brown es siamés de Cameron? ¿Y que harán ahora con el liberal Clegg? ¿La BBC alargará sus telediarios? Además, España no es bipardista, tendría que salir hasta la Chunta aragonesista -con perdón por si parece menosprecio a mis queridos paisanos- en cada telediario. Aunque fuera para decir “oh! o ¡ah!, si ha de valorarse la noticia -¡dios, la noticia!- en función de los votos.

En uno de sus peores errores gubernamentales, Zapatero cedió a las servidumbres afectivas -como tantos de sus colegas en otros campos y en otros momentos (léase Telefónica, etecé)-, para descafeinar RTVE, y repartir un pastel que finalmente se comerán los mismos. Y esa medida ha dado un golpe de muerte a la información, y por tanto a la formación de una opinión responsable en la ciudadanía (son muchos los que, aún, se surten fundamentalmente de la televisión para estar al día de lo que sucede). Sólo un medio público no sirve a intereses privados, aunque parezca una perogrullada. Y, mejor, en competencia con las habituales informaciones sesgadas, eufemísticamente llamadas “línea editorial”.

El telediario del fin de semana sí hizo ayer información al hablar de las manifestaciones contra la impunidad del franquismo. ¿Habrá también quejas del PP? Al final, todo quedará en el cese de Oliart, probablemente. En el adelgazamiento aún mayor de RTVE. Y no sé si Zapatero y Rajoy encontrarán en algún general de las guerras púnicas otro candidato de consenso, lo que es seguro es que seguiremos sabiendo, cada día y cada hora, lo que opinan el propio Rajoy, Cospedal, Saénz de Santamaría, la campechana Aguirre, Arenas -no nos olvidems-, o quién toque, y, en su caso -aunque menos-, Zapatero, Blanco, Pajín, and so on, hasta de la mayor o menor clorofila de las lechugas, aunque sin datos, por “convicción moral” si nos atenemos a lo que domina los “argumentos” del PP. No, mire Vd, llame a un catedrático de botánica, preferiblemente especializado en fitoquímica.

Una lástima.  Y la sociedad no es consciente de en cuanto le afecta la desinformación. En cada punto de su vida cotidiana, incluso. Ya dije que nadie lloraría por nosotros. Otras servidumbres ajenas lastraron la televisión pública, pero no por completo. Todo se perdió el día en el que en las redacciones entró la báscula de precisión para servir en el plato la propaganda política.

Actualización (lunes) con tres artículos recomendados:

Valiente, documentado, claro “Cabellos velados, miradas veladas” de Javier Valenzuela.

Demócratas de toda la vida. Ignacio Escolar.

“Decenas de miles de carcamales resentidos asistieron el pasado sábado a los aquelarres”…  así comienza hoy en “Ensuciar la memoria”  Javier Pérez de Albéniz, el descodificador.

Y una viñeta de Cuarto Poder.

Y una foto que hicimos en la manifestación del sábado de algunos “carcamales resentidos”:

17 comentarios

  1. No es necesaria una báscula equidistante: durante el aznarato no la había y nunca fue mayor instrumento de propaganda, hasta extremos personalistas. Parece mentira que el Partido Popusuno (o Popusino) tenga el cuajo de indignar el gesto a calcetín rozao. Bueno, con eso y con todo. Hooligans de la política.

  2. Víctor

     /  25 abril 2010

    Ayer estuve en la manifestación contra la impunidad en Madrid. Aunque parezca que esto no tiene que ver con tu post, hay algo que me produjo bastante resquemor y creo que tiene que ver con lo que dices. Sin pretensiones científicas constaté que la edad media de los que estábamos allí era superior a los 45 años. Que apenas hubiera jóvenes, universitarios, chicos a los que se les presenta un mundo bastante injusto y complicado, da que pensar. Y esto es lo que tiene que ver con tu post ¿entra dentro de los valores de una mayoría de los jóvenes estar informado? ¿Realmente les importa algo que tenga que ver con la sociedad civil? El modelo de información es cuestionado por un partido u otro. Pero no una exigencia de la sociedad el derecho de información. Amplias capas de la sociedad pasan de todo. Así, sin ninguna vergüenza, frente al timorato gobierno, el PP monta en cólera por los telediarios de RTVE. Y, mientras, tienen la ejemplar Telemadrid. Es bochornoso.

  3. Soto

     /  25 abril 2010

    Hola Rosa Maria y amigos contertulios.
    Seré breve, me preocupa mucho lo mismo que comenta Vixtor y que tu matizas,Rosa muy bien al final de tu Post´´´Una lástima. Y la sociedad no es consciente de en cuanto le afecta la desinformación. En cada punto de su vida cotidiana, incluso. Ya dije que nadie lloraría por nosotros´´
    Pues ,eso
    Apertas agarimosas

  4. Sergio

     /  25 abril 2010

    Me ha gustado mucho esta entrada, Rosa. Muy lúcido y muy necesario. Es algo que siempre discuto conmigo mismo. Esa especie de tibieza en la elaboración de información. Creo que que profesión periodística es responsable de muchas cosas que conducen a la hegemonía de la ideología neocón. Entre ellas la conciencia de clase por parte del proletariado.
    A mí me sorprende enormemente que recojan en el mismo nivel de discurso declaraciones de Mayor Oreja y de Aguirre que otras de un político que dice algo no ya cierto, al menos coherente. Esa especie de asumir a esos interlocutores como gente con un discurso que merece la pena ser escuchado al que se le rodea de varios micrófonos como si el mundo esperara su iluminación.
    Si Mayor Oreja dice que el gobierno negocia con ETA lo que debería hacer un profesional digno es apagar el micrófono e irse o, al menos, ni siquiera citar la sarta de chorradas.
    Si Aguirre asimila la República a un régimen antidemocrático esa tipa deja de ser escuchada por analfabeta y malintencionada y arrinconada en los medios del ramo, Intereconomía y demás.
    El gran problema es asumir que toda esa gente que se dedica a la política está al mismo nivel. Y no hablo de partidos, aunque lo parezca.
    Detesto y me chirría tener que oír a gente ignorante y mendaz en el mismo ras que gente honesta y reflexiva, aún pudiendo estar equivocada.
    Gracias por este post, Rosa.

  5. La derechona está apretando el nudo, huelen sangre, huelen poder, la crisis esperan que les suba al burrito, pero tienen que empujar un poco mas para asegurar entre sus filas, y en cuanto tienen un ratito a montarla en cualquier esquina, ahora la TV, luego la justicia en versión TC o Audiencia, o Garzón, o la Educación, o cualquier otro tema, hay que dejar todo el terreno marcado, para la tribu de la derecha.

    Donde están los conservadores, la derecha homologable con la europea?
    Donde están los centristas, olvidados?

    A que esperan para hablar y hacerse ver y desmarcarse de la derechona?

  6. Pues no puedo estar más de acuerdo contigo. Es por eso y por los infumables programas de las cadenas privadas que he dejado, hace ya años de ver la tele.

    Lo que me interesa no lo emiten, más bien lo esconden, lo manipulan y, además, ver programas en los que se ven insultos, malos modos, una falta total de educación y una violencia que va calando en la sociedad, tanto adulta como de niños y jóvenes, que ven un modelo a seguir. Luego no echamos las manos a la cabeza, sin pensar que en buena medida somos responsables de la emisión de tanta tele basura. Tanto come cocos, que nos atonta y embrutece.

  7. Galgo de Casalarreina

     /  26 abril 2010

    Sobre Prensa (escrita) y poder debatimos éste fin de semana, en mi pueblo, en Casalarreina.
    Cartel de lujo: Subdirector de “El País”, Director de “Expansión, Director del “Diario de La Rioja”. Nos falló, por enfermedad, Pepe Oneto.
    Os dejo el enlace del blog del Alcalde de mi pueblo, Félix Caperos, donde se informa del acto.
    http://www.caperos.blogspot.com/

  8. apajerabierta

     /  26 abril 2010

    ” Dime lo que te indigna y te diré lo que deseas”
    No está el PP legitimado para quejarse de estas cosas.Basta con ver cómo se comporta con las cadenas autonómicas que controla.
    Respecto a que la gente no es consciente de lo manipulada que está, totalmente de acuerdo. Pero hay una noticia peor: Es que no quieren dejar de estar manipulados. NO quieren conocer la verdad (en caso de que exista).
    Una teoría de porqué había tampocos jóvenes: A lo mejor es que la manifestación era muy “temprano”

  9. Resulta curioso que se indigne el PP por TVE y no diga nada de Telemadrid (en casa nos referimos a ella como Telespe) o Canal 9. Pero igual es por coherencia, ¿no?, como la de Cospedal al votar sí al estatuto de Castilla La Mancha en sede parlamentaria castellano-manchega y no en el parlamento nacional.

    Yo también estuve en la manifestación de Madrid y, la verdad, pensé que íbamos a ser más mayores los asistentes. Yo sí vi gente joven y me moví bastante por toda la manifestación. No sé la cantidad de asistentes, pero creo que fuimos bastantes. Me emocioné mucho. También me sorprenden los calificativos que nos ha dedicado la prensa: muertos manifestándose, akelarres… En fin: la percepción en cuanto a las edades de los manifestantes puede variar (por eso es percepción)… pero los muertos suelen estar en el cementerio… aunque no todos, ¿verdad?

    En fin. Hay usuarios de twitter que tienen a ver informar de hasta cuando van a lavarse los dientes. Poner el micrófono o la cámara ante el político de turno que, tras convocar una rueda de prensa, declara que no se admiten preguntas y se limita a leer un comunicado es, es… curioso. Convertir a los medios de comunicación en prolongaciones de las oficinas de prensa y propaganda de los partidos, lamentable. Y que las empresas responsables de esos medios lo consientan, patético.

  10. Perdón, me equivoqué; quería decir:

    “Hay usuarios de twitter que tienen a bien informar de hasta cuando van a lavarse los dientes”

  11. rosa maría artal

     /  26 abril 2010

    Todos tranquilos que hoy Cospedal se explica en una tribuna que le publica El País, muy “apenada por los engañados votantes socialistas”. No más altavoces al cinismo. Suceden cosas mucho mas hermosas o más decisivas para dedicarle más líneas. Pero si algún interesado quiere conocer la postura de la número dos del PP, aquí la tiene:

    http://www.elpais.com/articulo/espana/anos/mentiras/elpepiesp/20100426elpepinac_9/Tes

  12. Y me permito, del enlace anterior, señalar las palabras de la ex ministra de Exteriores De Palacio, la misma que daba cabezazos afirmativos a las palabras de Colin Powell sobre las pruebas inconstestables de las armas de destrucción masiva en Irak en aquella funesta Conferencia de Seguridad de la ONU (cuando contaba con informes del CNI en sentido totalmente contrario), la misma que difundió en infundio sobre la autoría de ETA del peor atentado de la historia de España, en su reaparición dizque :

    El -actual- presidente del Gobierno, “no tiene credibilidad” y, en su opinión, lo más importante “es que resulte creíble en el ámbito internacional”, pero eso no se consigue “dando dos pasitos hacia delante y uno hacia atrás” como en el caso de la jubilación a los 67 años o las pensiones.

    Siempre con un par… de micrófonos, que no de verdades

  13. La televisión pública en este país no es una televisión pública, sino una televisión estatal. En ella, los telediarios sólo dedican minutos a los partidos políticos, que no dejan de ser una extensión del estado, a las fuerzas de seguridad del estado, a anunciar eventos que vana ser retransmitidos por esas cadenas, cultura que está respaldada por el estado y sus museos o actos de promoción, y deporte (la droga del pueblo), ya sea sobre algún paisano, sentimiento nacionalista, o de las propias selecciones estatales. Televisión estatal y punto.

    ¿La ciudadanía? Como mucho los cinco segundos de la señora María diciendo que si es para peor le parece muy mal y del señor Antonio diciendo que a él le parece muy bien; y punto. Eso de preguntar a asociaciones civiles que lleven años tratando el tema, como pueden ser los ecologistas en el tema del cementerio nuclear, por ejemplo, se destila menos, o nada.

    La televisión pública es mera televisión estatal y la única esperanza que hay son los medios comunitarios, los medios libres, el tercer sector, al que el gobierno de España, el ESTADO, ya está intentando meter mano.

  14. miacco

     /  3 mayo 2010

    He descubierto representaciones en piedras talladas de anfibios extinguidos hace millones de años que podréis ver en mi
    Blog: Hibero konka
    Dirección: miacco.wordpress.com
    Sección: ANPHIBIOS EXTINGUIDOS (REKOPILAZIO)
    Hay cosas que he descubierto que no expongo en el blog, como cuarzos tallados representando anfibios extinguidos, tallados como el resto con instrumentos desconocidos, en el caso de los cuarzos descubiertos por mi, se ven hechos con una maquina, e incluso algunos hasta pulidos, otros muy pequeñitos rebanados.

    Hay otras secciones: Kuriosidades en Piedras Talladas, Anphibios Extinguidos, Humanoides? (Tallados), Etc.
    También tenéis una seccion dedicada a MEDIZINA NATURAL Y OTROS, en el que encontrareis cosas para la gripe, catarros, etc. Para estas ultimas, hay una cosa que se llama cobre como oligoelemento, hay para mas cosas.
    Este blog lo estoy divulgando entre todos los ciudadanos.

  1. Tweets that mention Los errores de la televisión pública « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: