Esas pobres víctimas

La iglesia católica.

Víctima de una campaña que considera delito la pederastia, fuera de ley especial que rige en la organización. De una sociedad que no entiende “el mal de muchos” como río revuelto en el que nada expulsando culpas precisamente quien predica la virtud. De una verdad –humana, claro está- que distingue entre “murmuraciones” y “difamaciones” y hechos probados, con sus denuncias, y sus seres humanos agredidos por abusos sexuales, como testigos.

Los toreros. Y todo el mundo que rodea el espectáculo de la lidia.

Porque algunos desaprensivos están poniendo en cuestión el arte de torturar un animal y el disfrute de los aficionados con el sufrimiento y muerte del toro. Cuentan con muy comprensivas ayudas, incluso a los más altos niveles, en su misión, pero ser discutido en lo que se ha hecho toda la vida, incomoda. Y no vaya a ser que se coarte de alguna manera el ejercicio del toreo.

Los implicados en casos de corrupción.

Que tienen encima a jueces estrella que sólo van a lucirse, obligándoles a ir a los juzgados, con lo bien que se está disfrutando de las rentas del trapicheo. Menos mal que no serán capaces de hacerles devolver lo robado. Hasta ahí no llegan.

Esperanza Aguirre.

 Víctima de nacimiento.

Farruquito.

Un personaje mediático a quien tuvieron el valor de ingresar en una cárcel por haber atropellado a un señor, con resultado de muerte, y haber huido sin intentar socorrerle. Afortunadamente, corrieron en su ayuda algunos medios de comunicación que resaltaron el sufrimiento que estaba padeciendo el artista.

Futbolistas.

 Un número notable de ellos son víctimas de sanciones por cosas tan inocentes como dar un codazo en la nariz a un compañero y partírsela. También gozan de gran apoyo informativo.

Toyota.

Una víctima de la “mala publicidad”. Total Toyota sólo ha tenido que retirar del mercado 2,3 millones automóviles para corregir un fallo en el acelerador, en uno más de una serie de retiradas del mercado que la empresa ha ido teniendo que anunciar. El pedal del acelerador de varios modelos podía encallarse o no volver correctamente a su posición.

El juez Francisco Serrano.

Criticó la ley de violencia de género y señaló con datos proporcionados y fehacientes, cómo las mujeres denuncian falsamente por montones. Una pobre víctima de la dictadura del feminismo radical.

El gobierno israelí (y sus predecesores).

Víctimas de un peligroso “antisemistismo” que cuestiona los bombardeos y privación de libertad a los palestinos, sin entender que es una respuesta al terrorismo de éstos, aunque suela saldarse con un desproporcionado número de víctimas palestinas en los enfrentamientos.

Hay muchas más víctimas en realidad, pero de ellas no se habla tanto.

Los cocodrilos vierten lágrimas cuando devoran a sus víctimas. He ahí su sabiduría“.

(Sir Francis Bacon)

18 comentarios

  1. Sí, el juez víctima del feminismo radical. A ver si recuperamos el feminisno, feminismo. Saludos

  2. Asaura

     /  4 abril 2010

    La crítica del juez Francisco Serrano no se que tal sería; luego busco algo al respecto. Pero si que, personalmente, conozco de una decena de casos de falsas denuncias, por parte de la mujer (ocurriendo estas especialmente durante una separación). De las otras, las denuncias “verdaderas”, no tengo conocimiento aún en lo que se trata mi entorno (que eso tampoco quiere decir que no haya malos tratos, supongo).

  3. Hice bachillerato entre 1975 y 1978. Como tenía que trabajar y ayudar en casa, iba a nocturno. Mi colegio, en Carabanchel Alto, un barrio de Madrid, pertenecía a la Fundación Hogar del Empleado. El profesor de gimnasia, cuyo único mérito profesional -que yo sepa- era el de ser militar de carrera y en ejercicio, era un pederasta. Yo no lo supe entonces: es verdad que oí en más de una ocasión revuelo y llantos en la secretaría y que también, tenía claro que tenían que ver con un problema con el mencionado profesor… pero ignoraba qué pasaba. El revuelo tenía que ver con alguna reunión de profesores en la que había broncas, o quejas de padres y llanto de niños o niñas.

    Mucho después vi una película de Chus Gutiérrez, Sexo Oral, en la que uno de los que cuentan sus experiencias había sido compañero de cole, aunque de un par de cursos menos. Lo reconocí de inmediato pese a que iba locamente disfrazado. Habló de su primera experiencia sexual siendo un niño que estaba sentado sobre las rodillas del profesor de gimnasia.

    Me indigné y tiré de agenda para intentar hablar con otros profesores de aquella época y tuve algo de éxito, que conseguí contactar con tres profesores. Todos lo sabían. El profesor de gimnasia era amonestado, pero continuaba con sus tareas; con todas y de forma impune. Una profesora mencionó algo que me dejó pensando: “es que estaba protegido”.

    También contacté con algunos alumnos y pregunté. Algunos lo sabían. Una de mis antiguas compañeras, además, había tenido una amiga a la que este tipo dio clase desde los 5 años, es decir, sobre mediados los 60. Otro antiguo compañero que se licenció en Historia y acabó ejerciendo como profesor en el mismo centro en el que hicimos bachillerato, comentaba que el mencionado profesor de gimnasia continuó su labor hasta mediada la década de los 80.

    No sé cuántos niños y niñas habrán pasado por las manos de aquel canalla.

  4. RBlanco

     /  4 abril 2010

    Ya es raro que todo el mundo conozca casos falsos de violencia contra la mujer y no se conozcan casos reales.

    Pues existe, y desgraciadamente muchos. Los más conocidos son aquellos con resultado de muerte por parte de alguna de las víctimas o que se atrevieron a denunciar, o que habían tomado la decisión de separarse o, simplemente, porque se callaron.

    Busquen datos de víctimas de violencia en el Ministerio de Igualdad – Secretaría de la Mujer -Violencia
    —————————

    Como católica exijo que todos los curas, obispos y hasta Ratzinger -si fuese el caso-, que hayan violado o abusado de niños y/o niñas -siempre me pregunto cuál es la diferencia entre abuso y violación-, sean juzgados y condenados a penas de cárcel de cumplimiento íntegro. Considero que lo pederastas no son transportables.

    Pregunto también, a aquellos y aquellas que piden la cadena perpetua para menores acusados de violación y asesinato, ¿por qué callan hipócritamente en los casos cometidos por adultos y por miembros de la Iglesia Católica?

  5. RBlanco

     /  4 abril 2010

    Perdón, quería decir “reinsertables”. Transportar o llevar de un lado a otro para que no puedan ser juzgados, es cosa de todos los días.

  6. Evi

     /  5 abril 2010

    Bravo, Rosa María. Si me permites, yo incluiría también a la víctima (que realmente lo fue de una manera brutal) más descaradamente aprovechada de la mediatización actual: Neira.
    Con respecto al hilo, que veo que se ha enrocado de nuevo con el tema de la Ley de violencia de género, (qué curioso, justo como imaginé que iba a pasar al leer en el post la mención al juez Serrano) este señor es un claro ejemplo de lo alto que está el nivel de tolerancia con respecto a la violencia en este país. Te tienen que estar hostiando en plena calle para que te socorra uno de esos que menosprecia verbal y reiteradamente a la mujer (y al resto de la gente que no piensa como él, bien es cierto). Ya está bien con lo de las denuncias falsas y el a mí me han dicho. Mientras tanto siguen muriendo mujeres y muchísimas más están pasando un calvario.
    Y con respecto a la miseria del poder eclesiástico carcatólico, haré mención al grupo de FB:
    Mucha manifestación contra el aborto y ninguna contra la pedofilia. Que resume bastante bien mi postura.

  7. rosa maría artal

     /  5 abril 2010

    Buenos días. Sobre Neira (y los porqués) escribe hoy tan acertadamente como siempre Javier Pérez de Albéniz:

    http://eldescodificador.wordpress.com/2010/04/04/neira-el-sucio-energia-negativa/

  8. Galgo de Casalarreina

     /  5 abril 2010

    Voy a romper una lanza por Toyota, y otra por la Iglesia Católica.
    Toyota:
    Es curioso que la empresa que inventó el Lean Manufacturing, la que siempre ha fabricado los coches más fiables del mundo, la que estaba venciendo en ventas a los americanos en su propio país, tenga un problema, en EEUU, en plena crisis del mundo del automóvil en el acelerador. Sinceramente suena simplemente a campaña de desprestigio contra la marca, y por ende contra todos los fabricantes japones.
    Suena a proteccionismo sin arancel, algo más sutil, quizás hasta orquestado desde la Casa Blanca.
    Es curioso pero en el resto del mundo los aceleradores Toyota funcionan perfectamente.
    En cuanto al tema de los abusos sexuales, que es una depravación que afecta a todos los colectivos, me parece que cargar las tintas contra la Iglesia, como institución, persigue el mismo fin que el de los aceleradores en Toyota.
    En Alemania, de un millón de casos de abusos sexuales, 95 miembros de la Iglesia implicados, el resto son personas de muy diferente condición, nivel del estudios, renta familiar, profesión y militancia civil o religiosa.
    Me parece que el bosque de la propaganda nos impide ver la claridad de la realidad, y sobre todo nos hace sacarla del contexto verídico.

  9. Neófito

     /  5 abril 2010

    Otra víctima: Garzón.

  10. Víctor

     /  5 abril 2010

    Para Galgo Casalarreina,
    No creo que se pueda comparar a la Iglesia con cualquier otro colectivo en el tema de los abusos sexuales. Esta institución durante siglos ha sido la detentadora de la moralidad en esta sociedad. Sus implacables juicios morales han supuesto un infierno para una multitud condenada a tener que vivir bajo un profundo sentimiento de culpa y vergüenza. Su alianza con el fascismo, para no remontarse más lejos, en esa bazofia del nacionalcatolicismo convirtió a cualquier párroco en un agente de un poder cruel e inhumano. Ahora, en que su poder mengua a pasos agigantados, se ven sometidos al escrutinio público. Ya era hora. Su doble moral, tan ruin, se muestra al desnudo. En un giro desesperado pretenden convertirse en víctimas. Y lo gritan a los cuatro vientos, cuando tanto han callado durante tanto tiempo.

  11. Bueno, Galgo de Casalarreina, hay cosas en las que es complicado relativizar. Esos 95 miembros de la iglesia implicados en abusos sexuales en Alemania, ¿fueron autores de uno o varios abusos? Es habitual que los pederastas, sobre todo los pederastas en entornos protegidos como el que expuse yo en un comentario anterior, abusen de aquellos menores que se pongan a su alcance y sean de su interés; así, esos 95 religiosos (o religiosas si las hubiera) probablemente dieron lugar una cifra mayor de casos de abuso sexual.

    Luego, y por otro lado, tenemos el hecho delictivo en sí: el abuso sexual de un menor… y la forma habitual con la que la iglesia ha afrontado el problema (la conocida táctica de mirar para otro lado). Recordemos, por ejemplo, lo escandaloso que resulta que el propio actual papa, cuando era arzobispo hace 30 años, aprobó dar acomodó en su diócesis a un sacerdote, a quien se le acusaba de abuso sexual. Permaneció en activo hasta 2008. Y también Benedicto XVI supo de la vuelta de un cura pederasta a la actividad parroquial cuando era obispo de Múnich y, en sus años de prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, decidió no apartar del sacerdocio al cura norteamericano Lawrence C. Murphy, acusado de haber abusado de 200 niños sordos entre 1950 y 1974. Un sacerdote, 200 abusos.

    Y sin mirar tan alto como al actual papado, basta con recordar los duraderos sucesos de situaciones de abuso de menores en congregaciones religiosas católicas de todas partes: vale con echar un vistazo hacia colegios religiosos, hospitales, centros para niños en situación de desamparo… o al confesionario de algunas parroquias. Si el hecho del abuso a un menor es feo, resulta feo elevado a n el que el abusador sea un religioso. Y peor aún si el o la menor en cuestión eran además, enfermos, minusválidos, excluidos sociales. Para el vómito, vamos.

    Malo en sí es el abuso. Repugnante (y cómplice) la actitud de encubrimiento.

  12. Y más victimas los que defienden las víctimas. Ahí donde la falta de libertad personal hace que tantos defiendan lo indefendible. Si ni Ratzinger, ni Camps, ni Farruquito, ni Cristiano Ronaldo ni… ninguno es inocente.

    Pero el que se oprime a si mismo defendiéndolos por ser más fuerte su creencia o fe, creencia religiosa, política, deportiva, …. Preséntame a un ateo que defienda a Ratzinger y lo escucharé.

    Es la falta de libertad la que impide ver más allá y ser justos, es la falta de libertad personal, elegir es fácil, dejarse llevar más aún.

    Un saludo y una vez más totalmente de acuerdo contigo Rosa María, un placer leerte.

  13. Sí, pobrecitos, los eclesiásticos, qué pena me dan. Mire usted, que hay quien se atreve a poner negro sobre blanco lo que ha sido vox pópuli durante tantos años. Y ellos defendiéndose con argumentos que si no fuera porque nos quieren tomar por tontos, nos darían risa. Que si hay más abusos en el entorno familiar, … ¿ Y qué importa? Un abuso: un delito: una pena. Sea el padre, el abuelo, el tío del pueblo o el cura del coro de la iglesia. Hace mucho tiempo que muchos dejamos de comulgar y ahora pretenden que nos traguemos ruedas de molino. ¿En qué tiempo se creen que vivimos? Ahora que si siguen los informativos de radio y televisión de esta Semana pasada, la verdad es que tienen motivos para pensar que todavía estamos en la España del nacional catolicismo ¡qué hartura de procesiones y bendiciones papales!
    Y en cuanto a los corruptos, esos no me dan pena. ya tienen también el apoyo de muchos legalistas: aunque roben delante de nuestras narices si alguien los graba sin su permiso ya pasan a ser víctimas y el Estado de Derecho los protege. ¿Ocurre lo mismo en el caso de asesinato? Es una pregunta que me hago sin ironía.

  14. Ani Lopez

     /  5 abril 2010

    Pese a que estoy convencido de que ‘la justicia por mi mano’ no es algo civilizado, resumiendo mucho ya me entienden, viendo la mucha impunidad con que los pederastas (curas o no, me da lo mismo) campan a sus anchas no se si en un hervor de sangre, de tocarme un caso directo, sería capaz de mantenerme civilizado.
    Espero no tener que adivinarlo nunca.

  15. Galgo de Casalarreina

     /  6 abril 2010

    Es una pena que en España no se publiciten este tipo de biografías, os dejo un link que considero interesante y que espero sea faro para un debate serio, como los que se producen en éste espacio.
    http://www.cotizalia.com/en-exclusiva/francisco-riberas-gonvarri-gestamp-obituario-20100406.html

  1. Esas pobres víctimas
  2. Esas pobres víctimas - apezz.com
A %d blogueros les gusta esto: