Jubilación: soluciones imaginativas

Leo información sobre el Foro de Davos y me reafirmo en la idea de que el mundo va a la deriva en manos de quienes se han arrogado la potestad de conducirlo. Un selecto grupo de economistas, políticos y periodistas (sí, hasta en el tramo de la información sólo van los “selectos”). Salvo a los políticos, nadie los ha elegido para representarnos, y, aún a éstos, habrán sido los ciudadanos de sus respectivos países, y sin embargo todos sufrimos sus consecuencias. Un excelente artículo resume algunos hallazgos pasados de Davos:

 “ENRON será la empresa del siglo XXI“-ENRON, el primer fiasco del capitalismo, el primer síntoma, ya olvidado, del actual naufragio-.

   Bill Gates, 2004, “En apenas dos años el spam (correo basura) estará resuelto”.

   “La crisis será corta y suave“. ¿Zapatero lo dijo? No, John Snow, Secretario del Tesoro norteamericano con George W. Bush.

 A Zapatero precisamente parece que no le quieren mucho en el club. No les gusta su reformismo, dicen. Por eso, nuestro presidente se apresura a contentar al mundo que cuenta, cediendo a impulsar políticas –aún más- liberales. Si me lo permitiera, le daría un consejo: cuando uno está en inferioridad de condiciones en cualquier situación sólo puede sorprender y ganar, si presenta soluciones imaginativas, lo que nadie haya contemplado. Lo que conocemos como “De perdidos, al río”, o en versión humorística hispanosajona “From lost to the river”.

Por tanto, le brindo (con ayuda filial) un proyecto innovador para el problema de las pensiones:

NUEVO TRAMO DE JUBILACIÓN:

Desde el término de los estudios hasta los 40 años. A partir de esa edad, se comienza a trabajar hasta que el cuerpo aguante.

Ofrece múltiples ventajas:

1) Los jóvenes no tienen que sufrir el calvario de buscar empleo, ni precario ni no precario.

2) Con su pensión mensual en el bolsillo, y en la mejor edad para disfrutarla, invierten su tiempo en prepararse a conciencia, viajar, madurar. Incluso formar una familia a la que puedan atender, llevar a los niños al colegio, ayudarles en los deberes, hablar con ellos, jugar con ellos.

3) Se comprende que las pensiones no darán para grandes dispendios como comprar una vivienda. Aunque, personas mejor formadas podrían lograr, mediante presión y argumentos, que éstas tuvieran un precio justo.

4) Habilitar un nuevo IMSERSO internacional. Como una prolongación del ERASMUS, los jóvenes disfrutarían del intercambio cultural con ciudadanos de otros países, muy enriquecedor siempre.

NUEVA FRANJA DE ACTIVIDAD LABORAL:

Felices y relajados, altamente capacitados, llegarían a los 40 deseando trabajar para ellos y para otros, algunos tan cercanos como sus propios hijos. Con numerosas ventajas también:

1) Dado que nuestra esperanza de vida, nos dicen, se ha prolongado, y vivimos mucho más (razón argumentada para llevar la jubilación a los 67 años en el mundo de siempre), trabajaríamos mucho tiempo. Para cubrir todas las necesidades sociales.

2) Si en el actual sistema se obtiene un trabajo más o menos estable a los 35 y a los 50 ya no sirves para nada, estar ocupado y cotizar desde los 40 a los 65 como poco, es más rentable, y tiende al bien común.

3) A ciertas edades, evidentemente, empezaríamos a estar algo más cansados. Pero no nos engañemos, quienes marcan las directrices del mundo saben hace tiempo que no hay trabajo para todos, que la fabricación de aire financiero –que es lo que da realmente beneficios- precisa de poca mano de obra ajena: la solución son las jornadas con menos horas de trabajo, a partir de que las fuerzas flaqueen, a cualquier edad.

4) Todos los trabajos intelectuales estarían realizados por personas maduras.

5) Existe el problema de los trabajos físicos duros, pero de 40 a 50 aún se podrán hacer. Y el bienestar de la juventud y temprana madurez fomentará seguramente el ejercicio del bricolage que, además, nos pone los productos necesarios mucho más baratos. Y evita la sobreabundancia, uno compra 10 jerseys, pero no se teje 10 jerseys, un par como mucho por temporada.

6) Ilusiones. En lugar de jugar a la petanca, o matar moscas, dispondríamos de cuatro o cinco horas de actividad laboral que, por añadidura, mantendría más despabilada la mente y prolongaría aún más la vida. Aportaría una mayor socialización que jugar al tute en los centros de mayores municipales. Y quedarían muchas horas en el día para hacer lo que realmente nos gusta.

   Creo que es un tema a estudiar y serán bienvenidas las aportaciones para trasladar el proyecto a Zapatero y que él lo haga llegar al resto del mundo.

8 comentarios

  1. Bueno ,es bien sabido que cuando Zapatero toma decisiones como esta es por culpa de los demás, nunca suya. Más o menos como cuando el PSOE , con el gobierno de González , instauró los contratos basura. O, por movernos a otro ámbito, la “patada en la puerta” del plan Corcuera. Y como sabemos que no es culpa suya, pues abstengámonos de pedirle responsabilidades en la calle, huelga general mediante. Eso sólo cuando esas mismas decisiones las intente tomar la derecha rancia y carpetovetónica del PP. Estas maniobras de escapismo (intelectual) las hubiera firmado el mismísimo Harry Houdini.

    La verdad sea dicha, siempre a tomado a Juan Manuel de Prada por un necio con ínfulas de “enfant terrible” y ya cuando empezó a acuñar el término de “El Matrix Progre”, pensé que se le había ido la cabeza. Lo aterrador es que llevo un par de semanitas que con lo que tiene que leer uno, tengo que darle la razón. A un tipo como éste. Yo, que he votado al PSOE desde hace 20 años.

    Y luego, con el nivel político que tenemos en España a un lado y a otro de la mesa, nos extrañamos y nos echamos las manos a la cabecita cuando vemos que un tipo como Berlusconi sale elegido premier en ITalia…

  2. Soto

     /  31 enero 2010

    Hola Rosa Maria y amigos bloqueros:
    Comentas,Rosa lo que sigue:((“A Zapatero precisamente parece que no le quieren mucho en el club. No les gusta su reformismo, dicen. Por eso, nuestro presidente se apresura a contentar al mundo que cuenta, cediendo a impulsar políticas –aún más- liberales))”Ni este pequeñisimo reformismo le gusta a eses impresentables sujetos de Davos.Son los autenticos dueños del mundo y se rien de nosotros delantes de nuestras narices.Solo siendo conscientes de la autentica realidad,siendolos una gran mayoria podria hacerse algo,pero todo lo tienen muy controlado,cosido muy cosido ,ni asomo de jirones se presenta a la vista,quizás haciendo una barrabasada ..pero claro ,es terrorismo.
    Apertas agarimosas

  3. Un matiz creo yo que importante.

    Zapatero no le gusta al establishment financiero internacional, pero no por aportar soluciones distintas a las del Catón, como creo que sugiere tu post. Políticas económicas en la línea de la que ahora puede estar aplicando Zapatero (y ya volveré a esto de puede estar aplicando) de corte mucho más de izquierdas ya se hicieron en el pasado. Me acuerdo ahora de los primeros gobiernos Mitterrand, que actuaron también en momentos no precisamente de bonanza económica, y no concitaron esta oposición.

    La oposición viene porque la política Zapatero no es nueva, ni fresca, ni sorprendente. Es errática. Quizá te acuerdes de cuando aprendiste a conducir (si es que conduces, claro) y recordarás, entonces, que siempre los profesores lo primero que te dicen es que no mires a la punta del capó sino hacia delante, adelante en la carretera. Conducir no significa estar pendiente de lo que hay a un metro del coche, sino lo que hay a varias decenas, si no centenares, de metros.

    Zapatero ha gestionado la economía, a juicio de quienes lo critican, como el que mira a la punta del capó. Ha tratado siempre de resolver el problema que se le planteaba en el medio minuto siguiente al que estaba hablando. De hecho, todo lo que ha hecho el viernes pasado, y lo que hará el viernes siguiente, está dirigido a convencer a la comunidad económica internacional, dos o tres importantes cancillerías incluídas, de que es un tipo que sabe mirar a quinientos metros vista y ver que no sólo tiene problemas mañana, sino dentro de cinco, diez o veinte años.

    Por lo tanto, no es, a mi modo de ver, su condición de político de izquierdas la que le granjea problemas. Davos lo traga todo. A Davos, por ir, hasta ha ido Bono (el de U2, obviously) a soltar soflamas sobre el hambre en el mundo. El problema que tiene Zapatero con Davos, con la OCDE, con el FMI y, sobre todo sobre todo, con las agencias de rating, es que se desconfía de la erraticidad de su política.

  4. Padre

     /  1 febrero 2010

    Una correción rapida, Rosa María: John Snow no fue Secretario de Estado con Bush, sino del Tesoro.

  5. rosa maría artal

     /  1 febrero 2010

    “Padre”, tienes toda la razón. Tal como digo en el texto, las frases en cursiva eran del artículo que enlacé, era así como figuraban. Pero basta activar la memoria para recordar que el puesto más conocido de los gobiernos estadounidenses es el Secretario de Estado. Y con Bush fueron Colin Powell y Condoleezza Rice.
    Ya lo he cambiado, por supuesto. Gracias.

  6. Angel

     /  2 febrero 2010

    La primera solución que se me ocurre para hacer sostenible el sistema de pensiones, sería que obligásemos a nuestros “votados y representantes” a ser los primeros en colaborar, es decir, que se rijan por las mismas normas que los demás “curritos” a la hora de cotizar y de cobrar su pensión, y predicar con el ejemplo, es muy bonito que por dedicarse a la política unos cuantos años, luego tengan unas prevendas para toda la vida, a fin de cuentas nadie les obliga a elegir esa profesión y si después de acabar una legislatura alguno tuviera que ir al paro, pues al paro, o es que aquí también hay castas.
    La segunda sería intentar recabar más cotizantes, me explico: actualmente no sé la cantidad de dinero que mueve la prostitución pero creo que debe ser mucho, no sería mejor para todos controlar ese flujo de dinero legalizando dicha actividad y obligando a sus profesionales a afiliarse a la Seguridad Social. Por otra parte tampoco sé qué cantidad de dinero mueve el tráfico de drogas, pero creo que debe ser mucho, ¿no sería mejor para todos legalizar y controlar su distribución con lo cual se podría recaudar lo mismo que se hace con el tabaco y el alcohol?. Comprendo que estas medidas puedan provocar sarpullido pero si se llevaran a cabo, con los excedentes de personas que están dedicadas a perseguir estas actividades ilícitas, se podrían dedicar a perseguir el fraude fiscal y la corrupción, con lo cual se obtendría otro medio de recaudación nada despreciable.
    Y como tercera solución, no estaría de más retirar la subvención a la Iglesia Católica, con lo cual se ahorrarían otro puñado de Euros. En fin, que soluciones las hay por otros caminos que no sean “joder a los de siempre”.

  1. Tweets that mention Jubilación: soluciones imaginativas « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: