¿La Razón es un periódico?

larazon.desgobierno

Ésta es la portada del domingo 1 de Junio. Podría firmarla The New York Times ¿a que sí? El director de La Razón, en los ratos libres que le deja su permanente presencia en las tertulias de televisión, la acompaña de un editorial en el que asegura: El bipartidismo se rompe por la izquierda.  Y en él concluye alertando de los graves peligros que nos atenazan por la debacle del PSOE, él y solo él (nada que ver con la abultada pérdida de votos del PP) es el culpable:

El carácter de formaciones antisistema de IU, Podemos y Equo se comprueba con la lectura de sus respectivos programas, los planteamientos de sus dirigentes y el apoyo que han mostrado a movimientos radicales como el 15-M o los okupas. No se trata de provocar el miedo, sino de constatar la realidad a que conducirían a uno de los países más desarrollados del mundo si consiguieran gobernar o condicionar al Gobierno. Al igual que surge preocupación en Europa por el auge de las formaciones de ultraderecha o ultranacionalistas debería producirse la misma reacción con lo sucedido en España con el éxito de la izquierda radical. La Europa del progreso es incompatible con los planteamientos de estas formaciones. Por ello, la recuperación del PSOE es muy importante. Firma Francisco Marhuenda.

Según el EGM, Estudio General de Medios, La Razón tiene 341.000 lectores y ha perdido el 10% en un año. Es el octavo periódico en ventas y le sobrepasan hasta varios locales: La Vanguardia -si puede considerarse local-, el Periódico, La Voz de Galicia y el Correo.

El gobierno del PP le trata muy bien con las regalías que le permite distribuir el estar en el poder. Sin datos globales, baste de ejemplo la publicidad que le proporciona el Ministerio de Sanidad: 7 veces más a La Razón que a otros medios con mucha más difusión. 

Menos mal que tenemos a ese caballero prudente, arrojado, trabajador, honesto como pocos que jamás dijo una mentira, solidario en permanente búsqueda del bien de los ciudadanos, un hombre de Estado en una palabra, frente a esa chusma que se desmembrana en un collage y encima se ríe (menos un par de ellos, Pablo Iglesias y Ada Colau, lo más peligrosos). Todos unos antisistema, unos desgraciados que pretenden alterar el idílico momento que vivimos en España de la mano de Rajoy.

Este hombre que queda así cuando él se deja ver tal como es, al lado de sus amigos y protegidos, tan natural…

rajoy.cañete.

A %d blogueros les gusta esto: