Nada que decir

Protestaría por el cambio climático, pero temo que vengan un grupo de civilizados daneses y me metan en una cárcel 20 días, incomunicada con el exterior, sin juicio que sentencie este castigo.

Informaría de trapicheos políticos pero no vaya a ser que venga un juez, un fiscal de Madrid y el del Estado y me digan que es delito informar.

Pondría algunos enlaces para documentar de qué estoy hablando pero me da miedo que la nueva ley del gobierno me cierre el blog.

Emprendería algunas acciones judiciales contra atropellos pero una no tiene abogado ni pelas para pagar costas.

Me iría a dar una vuelta para pensar de qué escribo con tantas cortapisas, pero cualquiera sale con la que está cayendo.

Afrontaría el frío pero si enfermo o sufro algún percance de salud –alguno más-, he de enfrentarme a la sanidad de Madrid.

Así que os cuento que mañana hará más frío, estamos en ola de frío polar. Y nieva en muchos lugares. En una pila de pueblos de España, en capitales, en Madrid que eso es ya la repera, fuera de España incluso.

Ahora me explico el espacio dedicado en los informativos serios –en los que no incomodan a la justicia- a la meteorología, a si hace frío en invierno y calor en verano.

A %d blogueros les gusta esto: