España, retrato en caspa y fango

Velada de masoquismo indolente. “Cuéntame” vuelve a ser la parodia infantil de sus orígenes. En los inverosímiles currículos de sus protagonistas – que han cubierto casi todas las profesiones, ideologias y actitudes-, Alcántara padre se apunta a reconstruir España desde ¡la democracia cristiana! en UCD para vendernos, otra vez, el pernicioso cuento de la idílica transición. Luego salió la España de charanga y pandereta en un documental que se había iniciado con tino la semana pasada y que se volcó ésta en el espectaculo trivial. Pero allí estaba ese pueblo español de base. que emerge en caspa a la superficie ocultando el resto, el que habla a gritos, no sabe articular -ni mucho menos modular-, las palabras, presume de su ignorancia y que engulle lo que le echen sin cuestionarlo, carne de manipulación. El typical spanish es una definición. Absolutamente consecuente consigo misma, con una mayoría.

Cada día parece degradarse. Mi querido Javier Pérez de Albéniz traduce hoy a “martasdelcastillo” los huesos perdidos del poeta Federico García Lorca que podría extrapolarse a todos los masacrados por el franquismo. ¿Qué diría la sociedad si se tratara a los restos de la joven sevillana como a aquellos? Una lúcida comparación, muy gráfica.

Soliviantados unos pocos por lo que está aconteciendo, también otro admirado amigo, Ignacio Escolar, habla hoy de esta España de “putas, toros, curas y militares”. España actual, aunque lluevan desarrollos.

El vistazo matutino a los medios, en efecto, no puede ser más demoledor. Del lado que se tome:

PSOE Y PP se unen para rechazar en el Congreso una regulación de la prostitución y prohibir los anuncios que la publicitan, esos con los que hipócritamente palian pérdidas los periódicos.

También rechazaron acabar con las fiestas populares donde se maltrata a los animales, salvajes orgías de sangre que divierten al personal y que constituyen casi las únicas noticias que los medios internacionales recogen de nuestro país. Desde los Sanfermines a la tomatina de Bunyol con plasma rojo artificial. Así se nos conoce fuera, es nuestra carta credencial.

Los dos partidos mayoritarios -PP votando en contra y PSOE absteniéndose- se unieron igualmente para no reprobar al Papa por su afirmación de que el uso del condón aumenta los problemas del SIDA. Lo dijo en África, un continente donde la mujer no tiene voz frente al uso que de ella hace el varón. Y pare hijos sin cesar, como, por cierto, hacen todos los países atrasados, incluída la España de hace medio siglo.  La Iglesia ha bramado de nuevo, sólo porque se haya planteado la reprobración.

Un juez archiva el caso del llamado “Matagatos” del PP, un joven de nuevas generaciones y entonces candidato al ayuntamiento de Talavera de la Reina, que mostró sonriente en un espeluznante vídeo gatos muertos por su mano y algunos amigos. El juez considera que fue fruto de una cacería sin ensañamiento.

 De mucha mayor trascendencia, otro Juez, De la Rúa, en Valencia, hace oídos sordos a un demoledor informe policial sobre la trama corrupta del PP en la Comunidad. Costas dice que todo, ¿incluídas estas conversaciones, (intervenidas por orden judicial) con su inconfundible voz?, es un montaje y, además, del ministerio del Interior.

 Luís Díez, entretanto, nos cuenta el interesante trabajo de nuestros políticos, ocupados en ¡la cría del caracol! Es en serio, lo he comprado, lógicamente. Por una elemental regla de tres, el tiempo y medios empleados en este asunto, no se han utilizado en otros.

 Las grandes fortunas españolas, acogidas amorosamente en las SICAV, han ganado en un sólo trimestre (de destrucción de empleo) un 8% respecto al anterior. Imagino que inmersos en el desánimo general, tampoco estarán contentos, porque solían obtener no menos de un 30% más de beneficios en cada evaluación anual. Aunque, bien mirado, no andan muy lejos, de seguir así sería el 24% en 2009.

   Mientras España pone obstáculos a la entrada de veraneantes que “sospechosamente” no quieren alojarse en un hotel sino en casa de amigos, como contaba ayer, nos hemos convertido en el paraíso de las mafias de todo signo. Esos entran, se asienta, y trafican sin problemas. Y, gracias a ello, y a todo lo que antecede, hay algo en lo que no estamos “a la cola de Europa”, sino en cabeza: el consumo de cocaína.

  En mi post de ayer, algún comentario aseguró que lo que contaba “era un cuento chino”, cuando le basta ir a una comisaría de policía, preguntarlo, y llevarse los impresos con los requisitos.  En un comentario de meneame respecto a la noticia relacionada de un niño boliviano de 7 años retenido en Barajas por no llevar la carta de invitación cuando sus padres tienen residencia legal en España, otro cabestro dice: “Y por qué coño no retenieron a los 3?!”, con un par.

  El chiste de Peridis hoy, finalmente, nos muestra a Zapatero hablando en la ONU y pensando “de buena gana me quedaba a vivir aquí arriba”.

 Esta España, sin terminar, mal organizada hasta el bochorno -además de todo lo visto a diario-, nos espeluzna a muchos, menos de los necesarios para cambiarla. Ciertamente, la civilizada Alemania se dispone a dar un severo corrector a los partidos tradicionales como muestra del disgusto de la población. Las críticas a Obama en EEUU no pueden ser más severas por parte de quien se resiste a sus innovaciones esenciales. No vivimos en el mejor de los mundos, pero hay grados y grados. La España de caspa y fango consentidos y alentados, queda malparada en la comparación. Y además la tenemos más cerca, es la nuestra.

   Hace un día maravilloso en Madrid y he estado escuchando esto mientras escribía. A pesar de todo, hoy puede ser un gran día:

   Joan Manuel Serrat – Hoy puede ser un gran día

A %d blogueros les gusta esto: