Inteligente como papá, bonita como mamá

hipercor.bonitacomomama

Lo ha encontrado Beatriz Talegón. Las venden en Hipercor. Camisetas infantiles como deben ser. Azules para niños, rosas para niñas. Y con el lema que se grabe bien: Inteligente como papá, bonita como mamá. Repartir las tareas que se dice.

De este modo, papá se convierte pongamos por caso en alcalde de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y se pringa hasta el cogote de la Gürtel, según le acusa la justicia. Es tan inteligente. Y a mamá la hacemos ministra. Y la dejamos ahí, haga lo que haga, porque debemos mucho a la familia. Y es una chica disciplinada que no se entera de nada en su casa, pero resulta preciosa firmando  repagos farmacéuticos y supresión de sanidad para seres humanos.

Algo le deben también a este papá que cuadra a la guardia civil porque ha osado practicarle un control de alcoholemia, por algún indicio.  Joaquín Bascuñana, delegado del gobierno en Murcia, también está imputado por corrupción, vaya por dios. Y también le mantiene el PP en el puesto contra viento y marea. ¿Será bonita mamá?

De Cañete ya sabemos que es un papá muy inteligente. Y muy considerado. No le gusta debatir con mujeres para no abrumarlas. Elegido por Juncker para comisario de medio ambiente y energía, se le está poniendo cruda la confirmación. Es que hasta a Panamá llegan los negocios energéticos de la familia. Las mamás bonitas deben estar en ella, muy bien tratadas.

Pizarro, otro papá inteligente, que ahora se ha colocado de jefazo en el Corte Inglés, pide replantearse el Estado del bienestar (lo que queda, será) porque todo gratis no es ni sostenible ni bueno. “Todo gratis”, a salvo de impuestos cada vez más altos que se emplean en otras cosillas, como rescatar bancos, autopistas, dar subvenciones a su partido sin ir más lejos, o sobresueldos a políticos de ídem. El diezmo de toda la vida ¿para que está la plebe más que para mantener al señor que no le falte de nada?. Un papá estupendo Pizarro. Se ha buscado una mamá muy bonita, y también bastante lista para el (presunto) trinque.

Como debe ser. Como debe seguir siendo. Contaba Pepa Bueno en la SER esta mañana un dato entresacado de un informe de la OCU: “Los niños españoles de familias empobrecidas repiten tres veces más que los de familias sin problemas económicos”. Peor nutridos, con los padres agobiados. Hemos vuelto a la sociedad de la posguerra española. Por votación popular, además. Y hay que insistir para que no cambie.

A %d blogueros les gusta esto: