La guerra de los intereses oscuros

A estas alturas de la historia, unas pocas cosas están claras:

  1. las víctimas de varios países asesinadas o heridas en París por el terrorismo yihadista el viernes 13 de Noviembre, en primer lugar.
  2. El origen de este fanatismo cruel al extremo: en el contexto de la invasión de Irak. Previamente, por supuesto, estuvo Afganistán. Donde EEUU llegó a entrenar -según fue apuntado- al propio Ben Laden para desestabilizar a los rusos que ocupaban el país. En Irak asistimos a una importante escalada. Tomemos el artículo de Olga Rodriguez que ha sido testigo directo en la zona de múltiples fases de sus desarrollo. Un gran trabajo del que entresaco unas cuantas ideas fundamentales:

    “Los inicios de lo que después sería el ISIS

    Los antecedentes que dieron lugar al ISIS surgen en el contexto de la ocupación de Irak. Tras la toma del país por las tropas británicas y estadounidenses (y españolas hasta 2004), se formaron diversos grupos armados para luchar contra los invasores.

    Entre ellos aparece la autodenominada organización de la base yihadista en Mesopotamia (procedente de Jamaa al Tawhid wal-Jihad, nacida en 1999), conocida en la prensa como Al Qaeda en Irak. Posteriormente se uniría a otros grupos bajo el nombre primero de Consejo de Muyaidines y después, en 2006, Estado Islámico de Irak.

    ISIS se fortalece y avanza tras múltiples errores en la zona y por parte de EEUU sigue contando Olga Rodriguez:

    El ‘Estado Islámico’ en Siria

    La represión gubernamental iraquí contra todo tipo de queja o protesta aumentó y llevó al extremismo a algunos sectores de la oposición.

    Lo mismo ocurrió en Siria, donde las revueltas habían estallado en marzo de 2011. El ‘Estado Islámico’ de Irak envió una delegación a Siria en agosto de 2011, cuando la guerra civil siria ya estaba en marcha, tras el aplastamiento de las revueltas por Bashar al Assad.

    El líder del ‘Estado Islámico’ de Irak, el clérigo Al Bagdadi, formateado tras su paso por la cárcel de Camp Bucca y la guerra, anunció en 2013 la creación del ‘Estado Islámico’ de Irak y Levante (Siria).

    El auge del ISIS 

    En 2014 el ‘Estado Islámico’ se hizo fuerte en Siria e Irak. Miles de hombres del ISIS, armados y protegidos con humvees y tanques, tomaron varias ciudades iraquíes sin apenas resistencia.

    Guerra de intereses:

    La guerra contra el terror

    Los aliados de EEUU en Siria en la coalición que bombardea el país han sido entre otros la monarquía absolutista de Arabia Saudí, que sigue consintiendo el apoyo al Daesh desde su país.

    Washington y los saudíes también operan juntos, con Emiratos, en la coalición que bombardea Yemen, donde están creando más caldo de cultivo para el terrorismo con ataques como el que el pasado septiembre mató a 131 personas e hirió a cientos más.

    Las matanzas como la de París son habituales en Oriente Próximo y Medio, ya sea por ejércitos o por grupos terroristas. La llamada guerra contra el terror, la estrategia de las bombas y las intervenciones, se ha mostrado ineficaz: lejos de menguar, el terrorismo y la violencia crecen.

    François Hollande decía el sábado que la masacre de París es un acto de guerra. En realidad Occidente participa en una contienda desde que se involucró en Afganistán armando a los muyaidines que devinieron en los talibanes. Luego llegarían Irak, Libia, Siria, Yemen… Pero al ser guerras que se libran lejos de nuestras fronteras, solo nos acordamos de ellas cuando algún macabro eco llega a nuestros territorios”.

  3. CÓMO SE FINANCIA ISIS. Para una de sus fuentes, el contrabando de petróleo, veamos en este caso el artículo de Miguel Ángel Medina en El País, del año pasado, sin que se sepa nadie haya hecho nada por cambiar esta situación:

    “El Estado Islámico controla zonas petrolíferas al norte de Irak y vende petróleo de contrabando, señala Rojo. “La organización no tiene oleoductos ni barcos, pero despacha el combustible en enormes camiones a intermediarios que van a comisión. Este crudo, que venden a un 30% del precio del mercado, se recibe en los países vecinos y no es descartable que acabe llegando Occidente tras haber sido refinado en otro lugar”, añade (el arabista Pedro Rojo.

  4. La guerra declarada por Hollande es un error. Para este punto tenemos, de nuevo, a Íñigo Sáenz de Ugarte, guerraeterna, en otro análisis imprescindible de principio a fin. Pero señalemos algunos puntos:

    “Es un triunfo para ISIS

    Declarar la guerra al grupo yihadista supone concederle un triunfo propagandístico de consecuencias difíciles de prever. Es el mismo estatus de combatiente en la guerra contra Occidente que Al Qaeda siempre anheló. ISIS no es un Ejército. Las personas que disparan con fusiles de asalto contra civiles en un restaurante o una sala de conciertos no son combatientes ni protagonistas de ninguna guerra. Son asesinos que deben ser perseguidos y detenidos. Si la policía y los servicios de inteligencia necesitan más medios y competencias para hacer frente a esa amenaza, ese es un debate que una sociedad democrática debe ser capaz de afrontar.

    “Ignorar el origen de las ideas de ISIS

    Lanzar una guerra contra ISIS en Siria es inútil si no nos enfrentamos a la base ideológica que anima a los grupos yihadistas que operan en Siria u otros países. De lo contrario, acabar con ellos será sólo una etapa más en una guerra interminable. Si Hollande es sincero en su intención de acabar con la funesta ideología que está detrás de ISIS, debería señalar al país que ha alentado y financiado la versión más violenta del salafismo en las últimas décadas.

    Ese país es Arabia Saudí. El pacto fundacional del Estado saudí entre la dinastía que lo formó y los clérigos wahabíes continúa siendo la base ideológica de un país que inocula al resto de sociedades musulmanes su visión retrógrada del Islam, con la ayuda de los fondos inagotables del petróleo. Para ellos, los fieles de otras religiones son una influencia impura, y en ellos incluyen a los musulmanes chiíes, y por tanto de una manera u otra deben ser combatidos.

    El presidente francés, Françoise Hollande ejemplifica, precisamente, el doble rasero de muchos líderes occidentales. Esto sigue diciendo Sáenz de Ugarte:

    Hollande, el nuevo campeón de la lucha contra el terrorismo yihadista, viajó recientemente a Arabia Saudí para vender cazas militares por valor de 6.000 millones de euros, además de otros muchos contratos civiles. Si ISIS es el mal absoluto, parece que eso no impide hacer negocios con los arquitectos de ese mal en caso de obtener beneficios económicos.

    No, no es una guerra (y no necesitamos un Bush francés) había titulado Sáenz de Ugarte su artículo.

    Esta es la conclusión:

    España y Gran Bretaña sufrieron en la década pasada ataques similares al ocurrido en París. Con ser horrible, esta es una situación por la que hemos pasado antes en Europa. Hemos visto a jóvenes ver sus sueños mutilados, a padres enterrar a sus hijos, a trabajadores asesinados cuando acudían a sus puestos en el transporte público. Siempre hemos tenido delante el mismo dilema y, a pesar de haber cometido muchos errores cuyas consecuencias aún estamos pagando, ha persistido en la mayor parte de la opinión pública europea la idea de que restringir al máximo los derechos civiles y embarcarse en aventuras imperiales en Oriente Medio sólo puede agravar nuestra situación. Si no somos como los terroristas, y no lo somos, tenemos que demostrarlo. España lo demostró después del 11M.

    Es el momento de apoyar a Francia de múltiples maneras porque es un aliado y porque sufre ahora lo mismo que sufrimos antes nosotros. No es el momento de lanzarse a las armas junto a un líder político desacreditado hasta ahora en su país y que iba en camino de ser derrotado en las próximas elecciones. No necesitamos un George Bush francés.”

    Apenas es una aproximación, hay muchos matices que sin duda figuran en los artículos completos y en otras publicaciones.

  5. Rebaños de simplistas y patrioteros, siguen los mandatos de los amos del sistema y sus portavoces. Lo más cierto e irremediable son los muertos y los heridos, de todas las guerras libradas por intereses espurios varios. hollande.paseillo

 

Anuncios

8 comentarios

  1. Solo expresar mi respeto y admiración por este periodismo imparcial,libre de ataduras,valiente y mas necesario que nunca,en estos tiempos revueltos.Gracias Rosa Maria.

  2. Patricio

     /  17 noviembre 2015

    Patricio.
    Si se tienen armas , organización , fanatismo y poco cerebro como la mayoría de esa chusma que asesinó a tantas personas en París, matar es fácil.
    Si además esa gentuza se entrena en ese ” Estado Islámico (ISIS) y acabada la preparación” , cuando vienen a Europa con el encefalograma plano y con las pistolas cargadas, el peligro para la ciudadanía europea es enorme.
    Algunos ya hablan de que ya ha empezado la tercera guerra mundial. (Ya la tenemos y los tenemos en casa). Yo soy partidario de la intervención de Europa en la zona.
    Creo que los Gobiernos Occidentales deben acabar con esa banda de fanáticos.
    Y como soy realista y creo que tengo algo de sentido común, si esto ocurre habrá mucha polémica y por desgracia muchos muertos.¡ Pero señores esto es lo que hay!.
    Para ellos tan solo somos unos infieles y cruzados , y tienen que acabar con nosotros y con nuestra degenerada civilización occidental.
    Yo que soy ateo,gracias a dios, alucino viendo como se mata en nombre de este o de otros dioses.
    Y es que los humanos no cambiamos , somos incorregibles.
    Me pregunto si iré al infierno.
    Buenas tardes a todos.

  3. Un gran artículo que nos lleva al origen mismo de las causas de todo lo que está ocurriendo.Mi más sincera enhorabuena,Rosa Mª.
    El terrorismo es deleznable y hay que combatirlo sea del signo que sea pero lo que no se puede hacer nunca es alimentarlo, aunque sea de una forma indirecta, para después aparecer como un héroe en lucha contra él.Eso es hipocresía y traición a los propios ciudadanos que gobiernas.Las potencias occidentales alimentaron (e incluso crearon) a la bestia cuando convenía para sus intereses económicos y territoriales por lo que esa visión simplista de buenos y malos es tan relativa que son cada vez menos los que se la creen.
    La solución a tanta violencia no puede ser más violencia.La historia está harta de demostrar que eso solo trae más muerte y dolor y más tratándose como se trata de fanáticos dispuestos a morir por sus ideas.La solución está en sentarse a pensar en las causas por las que la bestia se ha hecho tan fuerte y cortar el árbol desde la misma raíz,todos los estados a una y sin fisuras,renunciando de una vez por todas a ese afán humano de dominar el mundo a costa de lo que sea.

  4. Miguel

     /  17 noviembre 2015

    Se pueden llenar cientos de páginas, dándole vueltas al tema de los brutales atentados que se cometen en nombre del Islam y de la gentuza sin escrúpulos que han provocado los asesinatos de París y antes otros y los que por desgracia, según nuestros “dirigentes globales” , van a venir, pero poco se dice de que todo eso es la consecuencia de un conflicto (que ahora toca a OM al igual que tocó a los países en conflicto en la 1ª y 2ª Guerras Mundiales y otras intermedias) para avanzar en la avariciosa y concentración del poder por parte de la (en el fondo fundamentalista) élite imperial actual. Tal como hicieron todos los imperios pasados y dentro de sus posibilidades, parece ser una enfermiza obsesión humana que no tiene cura.
    Los ganadores del conflicto (que según nos dicen va a ser largo y seguramente queriéndonos decir que no se parará hasta conquistar el mundo) se repartirán el botín… En mundo devastado.

  5. 1.- Uno de los cabecillas del ISIS es un antiguo miembro del Mossad (¿nadie se ha dado cuenta de que el ISIS apenas ha matado judíos?).
    2.- Resulta sospechoso que unos extremistas islámicos perpetren un atentado un viernes, día sagrado de los musulmanes.
    3.- Todavía más sospechoso que en los registros y detenciones aparezcan pasaportes como recién salidos de imprenta, como ya pasó en el derrumbamiento de las torres gemelas.
    4.- Los terroristas heridos del ISIS son atendidos en hospitales israelíes y Netanyahu se reúne regularmente con sus dirigentes, siendo Israel el aliado nº 1 de EEUU en la región.
    5.- Todo eso me hace MUY pesimista en cuanto a la verdadera intención de Occidente para resolver el conflicto. La guerra contra el ISIS es un negocio muy lucrativo para los de siempre y la ‘política-opereta’ no hace más que repetirse.

  6. Reblogueó esto en El Día a Diarioy comentado:
    una muy buena lectura para morir menos adoctrinado.

A %d blogueros les gusta esto: