El electorado que no amaba al PSOE

Seamos sinceros, a todos nos ha pasado alguna vez. Y en todo caso, un amigo, una amiga, personas desconocidas incluso, nos han relatado –en cualquier noche entre lágrimas- la tragedia que nosotros habíamos experimentado. Conocemos la dolorosa experiencia: él, ella, nos ha dejado.

 Hicimos lo mejor para que se quedara, pero se fue. Si acaso aquella vez que el jefe se puso imposible y, en lugar de plantarle cara, tragamos con recortar nuestas promesas y con ellas nuestra relación (él para estas cosas es muy íntegro). No era algo drástico, todavía nos solazábamos con gratificantes encuentros fruto de la atracción, pero indicaba un síntoma. Luego, pues sí, eso de reformar la Constitución en tres días y tres noches a pachas con el odioso rival estuvo muy feo. Y no digamos consagrar que ninguna de nuestras necesidades, ninguna, ni comer, ni la salud, ni la educación, eran más importantes que pagar a los especuladores. Supuso un golpe muy serio. Él se enfadó, razonó, apeló, pero persistimos en la decisión y comenzó a distanciarse. Notábamos su frialdad, su desinterés, esos síntomas inequívocos que indican el fin de lo que había sido probablemente un gran amor. Cuando adivinas en él algo que empieza a huir y no quieres entender.

 En estas ocasiones una echa mano de lo que tiene, en los casos más extremos hasta de la antigua Oreja de Van Gogh que ya es ponerse en lo peor, pero para una situación tan dramática nada como el dolor descarnado de lo más clásico. Tangos, boleros y rancheras son insustituibles.Y te cansas de rogarle, con el llanto en los ojos, alzando tu copa y sintiendo que tu vida se pierde en un abismo profundo y negro como tu suerte –un poco menos porque algo se gana con estas decisiones pragmáticas– pero estaba escrito que aquella noche perdieras su amor.  Y lo pierdes.

Volverá, te dices. Se lo dices a cuantos quieran escucharte. A veces te aposentas en la barra de un bar y se lo cuentas al primero que se acerca con fines más lúdicos que escuchar tus lamentos.

-Él me quiere ¿sabes? No puede vivir sin mí, en cuanto recapacite volverá conmigo.No va a encontrar nadie mejor. En cuanto me compare con las demás, regresará pidiéndome perdón. Sé que está empezando a tener malas experiencias con otras relaciones.

 -Por lo que me dices son muy parecidas a ti en la actualidad, reconoce que has cambiado mucho ¿por qué te va a añorar? ¿Has intentado al menos solucionar lo que le ha alejado de ti?

 -Me quería. Se va porque yo quiero que se vaya, a la hora que yo quiera le detengo.

 Trascurridas unas segundas elecciones con resultado catastrófico, votado el relevo en la Coronaconsagrando la monarquía hereditaria, cantando por soleares la unidad de España contra viento y voluntad popular, y apoyando -con gran sentido de Estado- las medidas retrógradas de la derecha oficial que radicalmente detesta, él ya no aguanta más, te corta el teléfono y te bloquea en el twitter. Y tú te vas arrastrándote entre espinas, y en tu afán de dar tu amor sufres y te  destrozas hasta entender, que te has quedado sin corazón. O sin votantes.

 -Volverá-  repites. Su madre me adora, me quieren toda su familia, los vecinos, su jefe (su jefe me idolatra), sus compañeros de trabajo, todos me quieren y consideran que soy perfecta para él.

 Pero, él no vuelve y como no vuelve, optas por medidas drásticas que has leído en el Cosmopolitan  y en una revista de Emprendiduría Española. Y que, para mayor garantía, te ha recomendado tu vecina Rosa a la que también abandonaron por su mala cabeza y anda dando tumbos con un electorado nuevo.

 Te haces la cirugía estética. Para rejuvenecer. Te peinas como las señoras de derechas. Sonríes como en un anuncio. Aligeras los contenidos, y hablas mucho de ti y muy deprisa. No era eso, compañera, no era eso.

 -¿Cómo me ves? Es un cambio radical, hasta he crecido.

 -¿Tú crees?

sanchez.rubalcaba

La elección de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, un hombre que salió de la nada -o lo que es  peor de las procelosas aguas de la Federación Socialista Madrileña- tan solo en diciembre, con una gestación de apenas 6 meses, revela la improvisación del partido en un momento crítico. Los 60.000 militantes que le han dado su apoyo, han optado por lo que manda el aparato que llevó al partido a su caída en barrena. Decisiva esa mayoría arrasadora que le ha otorgado el poderoso PSOE andaluz. Se felicitan Susana Díaz, Pepe Blanco, Juan Carlos de Borbón, y –se diría- todo el que cuenta en el sistema. La derecha se felicita, el PP se ha quedado muy tranquilo. Hasta La Razón y las señoras del TDT Party elogian a Sánchez. Y Pedro J. Ramírez –el periodista defenestrado que un día presumía de cambiar presidentes a golpe de prensa- saluda su triunfo como “el de la democracia”.

 Del hasta hace poco desconocido Pedro Sánchez destacan sus seguidores que es guapo y ambicioso. No es mucho. Para ese cargo, por supuesto. Añadiría que entusiasta y osado. Podría ser el tapado de sí mismo y revelar con el tiempo algo más de entidad y ganas de despeinarse en todos los flancos. De momento, es como si hubiera ganado un transgénico entre Rosa Díez y José Bono. Como si definitivamente los jefes de planta de El Corte Inglés –en la genial definición del periodista José María Izquierdo- hubieran encontrado su candidato, y fueran felices aunque la tienda entrara en quiebra. Pero, sin duda, merece un margen de confianza, sus compañeros le han elegido en votación. Otros partidos ni eso hacen.

 El problema es que han demostrado que en el PSOE no predomina la militancia de izquierdas, no al menos la que la sociedad, sus antiguos votantes, le demanda. ¿A qué espacio electoral se dirige pues? ¿Aspiran a restar votantes al PP? ¿Conocen a los votantes del PP?

La socialdemocracia europea -absurdamente vencida por la derecha neoliberal a la que terminó imantándose- busca su sitio. Alemania o Italia dan leves síntomas de recuperación. Francia se precipita al vacío con paso firme y decidido. La mayor debacle la ostenta, de momento, el PASOK griego, residual ya en las elecciones europeas. Los socialistas españoles si han hecho un cambio, en principio solo parece de fachada. Lo tiene muy crudo y no parece ser consciente.

Sí, conocemos el caso. Nos lo dijeron mil veces y no quisimos poner atención. Pasada la euforia del cambio de estilismo, compruebas que todo sigue igual.  Él pasa y ni te mira. Sale ya con una chica que responde más a sus expectativas. De izquierdas. Coherente y original, sugestiva, estimulante, capaz de construir un proyecto común. Con lo que te has esforzado en recuperarle. No te merece. Pero le quieres, le necesitas más bien. Mucho.

 -No, pero me quiere, volverá.

Anuncios

20 comentarios

  1. Man-Machine

     /  15 julio 2014

    Sinceramente, no he oído o leído nada del Sr. Sánchez que me haya interesado. Ha hecho varias promesas vagas y muchas manifestaciones acerca de que sus deseos son que vaya todo mejor. ¡Se puede ser más vago! Todo en un estilo muy brumoso de quiero pero, ya veremos como.

    Mantengo mi idea: Voto a Podemos. Es cierto, no tienen experiencia de gobierno. Es cierto, tienen promesas irrealizables. Es cierto, vienen de la izquierda comunista y hasta han apoyado la Venezuela de Chavez (lo cual no es negativo para mi).

    Pero lo cierto es que tienen veinte veces más coraje que el Sr. Sánchez y están menos podridos.

  2. Paco

     /  15 julio 2014

    “Al pie de un árbol sin fruto
    me puse a considerar
    ¡qué pocos amigos tiene!
    el que no tiene nada que dar”
    Petenera clásica

  3. Es lo que ellos han querido: seguir en el mismo camino. Es decir, el camino hacia la irrelevancia.

  4. Trancos

     /  15 julio 2014

    Juas, juas, juas… Ya te estaba yo poniendo falta en este tema. Valió la pena la espera 😀 Genial el símil de el desencuentro de la ciudadanía de izquierdas (?) con el PSOE y las letras de las canciones mexicanas de Chavela y José Alfredo. La culpa la tienen ellos. Como dijo alguien, mienten más que un bolero. Y como soy chico, diré que no me verán más por Chueca del brazo del PSOE. Y ofreceré una resistencia feroz a una nueva sodomización aún en aras de la gobernabilidad y responsabilidad institucional. Y que no se les ocurra suplicarme una nueva felación aunque hayan puesto un líder más bonito que un san Luis. Y la lideresa que no sueñe que la voy a subir a mi caballo cuando vaya de peregrina camino de la moncloa ni que le cante la internacional a la sombra de los pinos (no es mi tipo).
    Prefiero una incógnita de PODEMOS a todas las soluciones del PSOE

  5. Luzbel

     /  15 julio 2014

    Después de estos comentarios tan bien traídos y de un artículo tan bueno, voy air en mi línea. Pedrito “El Guapo” no es sino más de lo mismo, la falsedad y la hipocresía permanente de que hace gala ese partido que se llama socialista y que al menos desde la inmodélica transición no lo ha sido ni lo ha demostrado. Se están preparando para volver a engañar a todo aquel que esté desprevenido, pero creo que esta vez no les va a salir tan bien la jugada como en otras ocasiones. Ya decían muchas señoras lo guapo que era Felipe González, allá por los años 80 y que por eso le iban a votar. Creo que ahora no va a valer sólo con eso. Tanta mentira, tanta traición y tanta miseria intelectual como ha demostrado el PSOE durante tantos años no se arregla con vaguedades y brindis al sol. No creo en nada que venga de estos sociatas y para mí este partido sobra dentro de las opciones políticas.

  6. Patricio

     /  15 julio 2014

    Patricio.
    El PSOE es un partido que hace aguas por todos los sitios.
    Nos quieren vender la moto de la renovación con este nuevo “lider” desde casi todos los medios de comunicación , pero es más de lo mismo.
    El bipartidismo se tambalea y pierde fuelle.
    Me gustaría que en el 2015 los dos grandes partidos nacionales se pegasen un batacazo electoral mayor que el de este año.
    ¡¡Se lo merecen!!
    Basta ya de tantas mentiras y de tomarle el pelo a la gente.

  7. LBarcelona

     /  15 julio 2014

    Rosa, te lo has currado mucho y me ha gustado pero, si me lo permites, mi titular sería: “El PSOE/PSC, que no amaba al electorado”. Y el electorado, harto de desplantes, se busca otro u otros. Será por oportunidades o por elecciones a la vista 🙂 Se ha acabado la monogamia.
    El transgénico, muy bueno, entre Rosa Díez y Bono ya está patentado y es Susana, la que yo denomino la Bono andaluza. Un día que estaba “desolada” como dijiste en un tuit, intervine en tu blog con ese nombre, no sé por qué. Un cruce de cables. O algo freudiano porque no la soporto.
    Por cierto, tampoco El País ama ya a sus lectores. Y muchos le pagamos con la misma moneda. Lo malo es que en este caso, yo al menos, no tengo un recambio equivalente, aunque lea/ojee el diario.es, Infolibre, Público, etc.
    Gracias por la cantidad de información que encuentro en tu Twitter.

  8. Trancos

     /  15 julio 2014

    PACO: También hay una copla que dice:

    “Ná te pío
    Ná te debo:
    Me voy de tu vera
    orvíame ya,
    que he pagado con oro
    tuh canneh morenah,
    no mardigah, paya,
    que ehtamoh en páh”

    😀 😀 😀 : D

  9. rosa maría artal

     /  15 julio 2014

    Gracias, muchas gracias.

  10. rosa maría artal

     /  15 julio 2014

    🙂 🙂 🙂

  11. Trancos

     /  15 julio 2014

    … y todo esto comenzó cuando ZP cantó:

    “LA MATÉ PORQUE ERA MÍA”

    a la izquierda, se entiende. Así que tampoco es tan raro que la izquierda, aunque maltrecha y apuñalada por la espalda pero aún vivirá y coleando, pida una orden de separación y trate de rehacer su vida en otro mundo, en otra cama y en otros brazos.

    (Perdón. Hoy estoy mimosón. Hoy, a estas horas, hace 36 años que me casé. Y la sigo queriendo como el primer día. Bueno, vale, casi 😉 )

  12. rosa maría artal

     /  15 julio 2014

    Enhorabuena¡¡¡ 🙂

  13. Trancos

     /  15 julio 2014

    Gracias, maña. 🙂

  14. extremanyo

     /  15 julio 2014

    Cuando tanta alabanza le llega desde las “alas enemigas”, la opción de Pedro Sánchez tiene que venir con truco, está viciada. Esos cantos de sirenas lo delatan. Un candidato, un renovador, sacado “ex nihilo” tal y como está el patio, es más falso que los duros de Cádiz. Han asesinado con alevosía y diversas premeditaciones a un partído político que nació desde la honestidad de su fundador. Desde Suresnes aquí todos (o casi todos sus dirigentes; los que se movían no salían en la foto) han ido clavando su puñal en el cuerpo del César. Han envilecido, traicionado, arrastrado por la podredumbre más vergonzante unas siglas y un ideario político en el que tantos españoles pusimos nuestra fe. Claro que entonces aún no sabíamos lo de pseudotransición; ellos, quienes lo sabían, bien se lo callaron.
    Rosa María debiera actualizar el diccionario de falacias, falsas verdades y trampas semánticas que nos propone el “nuevo líder” (de momento no hay nada nuevo bajo el Psol) para que los ingenuos no caigamos otra vez en la trampa. Aunque ya seamos psoescépticos. Pero estos son capaces, con la inestimable ayuda de los medios de comunicación y el lobo de la derecha disfrazado de cordero, de proponernos el “Cara al Sol” con la letra y música de “La Internacional”. Mayores engaños hemos sufrido en la última crisis/estafa. Y lo que nos queda. Perdonen que no sugiera un símil folclórico, pero yo de copla ando fatal. Sólo me sale el “Yo tenía un camarada”, que también puede tener su encaje: ya puestos…

  15. Reblogueó esto en Raciozinando.

  16. Miguel

     /  16 julio 2014

    Como habitual, Bueno e inteligente artículo, Rosa.
    El flamante capataz del “nuevo” PSOE (que sigue repleto de los viejos, actuando en la sombra y con la barriga bien llena) junto con la otra “nueva promesa”, la presidenta de la Junta de Andalucía y también junto con su tercera pata en Cataluña (otro “nuevo”, pero viejo) le van a dar tal vuelta al partido y a esto, tanto que se va a convertir en el referente de la izquierda y el “reformismo”en Europa!…
    Para eso ha dicho (no se si con mucho orgullo o porque se lo han hecho decir ) el nuevo vendedor del crece pelo de la “prestigiosa” Marca PSOE S.C.P. , filial de la “no menos prestigiosa” Transición Española S.L.) que:
    “su referente es Felipe González”.
    Sí, aquél el ex abogado laboralista, ahora experto en asuntos energéticos en el consejo de gas Natural, responsable de un partido que de manera torticera nos metió en la OTAN, que ejecutó el desmantelamiento industrial y agropecuario, que engendró las reformas laborales que abrieron el camino a la precariedad masiva, que vendió grandes empresas estratégicas, la banca y los servicios públicos, del partido que apoyó el cambio de la constitución anteponiendo los intereses de los usureros al de los españoles…partido que se dedicó a privatizar lo que es de todos, repartiéndolo entre los amigos….partido que ha tapado todos los escándalos de corrupción del reino, ya sean suyos o de sus primos-hermanos del PP.
    Mal referente Pedrito, mal referente!
    Saludos

  17. Paco

     /  16 julio 2014

    Rosa María y Trancos, ya no es primavera que la sangre altera pero como si lo fuera. Pero tengamos cuidado: a Miguel de Molina el autor de la “Bien pagá” le rompieron la cara en la Castellana el Conde de Mayalde y Sancho Dávila por lo que tuvo que exiliarse a Argentina. en la España blanquinegra no existen canciones neutras. ¡Ay Carmela!…

  18. Si vengo por aquí es por que me gusta. Pero hoy ha estado usted SUBLIME. De verdad. Enhorabuena.

  19. Trancos

     /  17 julio 2014

    Creo, Paco, que “la bien pagá” la compusieron Ramón Perelló (letra) y Juan Mostazo (música). Miguel de Molina la interpretó magistralmente pero si le agredieron y hubo de exilarse fue por homosexual, no por interpretar (en la copla) a un macho hispano poniendo fin a su encoñamiento con una mujer de vida alegre porque se ha enamorado de otra, seguramente cristiana y decente (Perelló había sido seminarista), en la línea del “recio y viril estilo que caracterizaba” a los que hicieron la vida imposible a Miguel de Nómina. Y sí. Tienes razón, Miguel: no hay canciones inocentes. Saludos.

  20. Trancos

     /  17 julio 2014

    Molina, perdón. “Ay, Carmela”, menos inocente que ninguna: desde que se empezó a cantar en la guerra de la independencia contra los franceses, no ha hecho más que cambiar de letra según quién y cuándo la cantara.

A %d blogueros les gusta esto: