Los Golpes de Estado no son lo que eran

Un tribunal egipcio ha condenado a tres periodistas de Al Yazira a penas de entre 7 y 10 años de cárcel acusados de difundir noticias falsas para favorecer las tesis de los Hermanos Musulmanes. Ganadores de las elecciones tras la primavera árabe que derrocó a Mubarack , les plantaron un golpe de Estado y allí se quedaron con sus miserias. Los autoproclamados salvadores de la patria han promulgado condenas a muerte en tal número a miembros y simpatizantes del gobierno depuesto que debería causar alguna reacción internacional. Pues no, o no precisamente la esperada.

Ayer mismo leía horrorizada que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, se presentó por sorpresa en El Cairo a rendir pleitesía al dictador Al Asisi, el autor del golpe de Estado. La administración Obama ha considerado que ya era hora incluso de descongelar la ayuda militar a Egipto por valor de 420 millones de dólares. Donde haya la paz de los beneficios que se quiten escrúpulos. De haberlos.

El alto cargo estadounidense ha viajado después a Irak que también anda revuelto estos días. La mejor jugada de la invasión de 2003, el objetivo -aprovecharse del petróleo de Irak-, lo ha puesto en peligro la milicia (suní) que salió cuando abrieron la caja de Pandora.  Mientras se matasen entre ellos no había mayor problema, pero es que ahora ha entrado en riesgo el negocio de los occidentales. Uno de los promotores de aquello, Tony Blair, ha declarado que ambas cosas no tienen relación alguna, no faltaba más, pero que ahora toca “actuar”. Angels Martínez Castells lo precisa: “con una nueva “operación” contra Irak y Siria que prosiga con la liquidación de armamento del complejo occidental, con nuevas ventas a precios de escándalo, y con la reapropiación y salvaguarda de fuentes energéticas para sus amigos de los monopolios energéticos y de la seguridad privada, mientras Irak y Siria se desangran”. Realmente los pobres sirios lo tienen crudo, les dan por todos los lados. Los irakíes también están siendo sufridas víctimas.

Siguen los enfrentamientos en Ucrania, en ese golpe de Estado ultraderechista -nazi, para ser precisos- que apoyaron tan contentos la UE y EEUU de nuevo.  Malo que la otra parte del conflicto sea la Rusia de Putin, otro prodigio de democracia. Y que se confundan los términos del conflicto.

Y en Tailandia también hubo en Mayo otro levantamiento militar que se pulió al gobierno legítimo. La comunidad internacional ha pasado del tema. Pero leo que estos golpistas son a la vieja usanza: han puesto en marcha una campaña que se llama “devolver la felicidad al pueblo” con un himno y todo con el mismo título. ¿Y cómo? dando en abierto todos los partidos del Mundial de Fútbol. Y un amplio programa de festejos lúdicos. El ejército dictatorial prefiere ser llamado “Consejo Nacional para la paz y el Orden”.  Y busca por encima de todo recuperar el turismo, que suele ser algo timorato con estas cosas de los golpes de Estado. Los gobiernos no, como vemos, pero a la gente no suelen gustarle los tiros, cárceles y ejecuciones cuando están de vacaciones.

Y en Europa, en España que nos duele más cerca, no sé lo qué han hecho, pero las pérdidas son tan grandes y las manipulaciones tan de manual que cualquiera sabe qué está pasando.

Sin embargo, creo que tenemos un problema gravísimo por encima de todos: Podemos, Pablo Iglesias en concreto. Anda la gente de bien muy alterada con él, con ellos. Mañana escribo de eso.

Anuncios
Entrada anterior

6 comentarios

  1. Joaquín Barceló

     /  23 junio 2014

    Rosa María Artal: ya estoy esperando tu comentario sobre PODEMOS. Hay mucho material. Este es un fenómeno que está removiendo todo el espectro político y social de nuestra sociedad. Por cierto, tengo la curiosidad de saber por qué Pablo Iglesias y su equipo le pusieron a esta organización (iba a poner “movimiento” pero le tengo alergia a esta denominación) PODEMOS. Aquí en tu página, empezamos a poner SE PUEDE, PODEMOS, y no recuerdo como ni cuando. Pero me resulta curioso. En cuanto a tu comentario sobre Los Golpes de Estado, es mi opinión, de que el capitalismo se ha convertido en salvaje. Antes, cuando muchos luchábamos contra nuestra dictadura local, el capitalismo tenía un contra poder, la URSS, que corrompida y destruida ésta, ya camparon las huestes ultraconservadoras a mandar en todo el mundo, sin complejos. Tienen, dictaduras “buenas” y “dictaduras malas”. Léase la de Franco, Pinochet, Videla, etc. como buenas. Cuba, ¿Venezuela?, etc.. como malas. La policía franquista, y otros, a los como yo, nos decían: “A todos vosotros os vamos a enviar a Rusia”. Yo, contestaba, que soy español, español, español, y no tengo que renegar de mi tierra, de mi pueblo, de mis gentes, quiero vivir en mi país al que quiero y deseo lo mejor. Un abrazo. SE PUEDE.

  2. Trancos

     /  23 junio 2014

    Egipto en particular y el mundo en general, están podridos, maña. Yo no sé a quién mirar ni a quién compadecer. Y dudo de todas las causas, y no me atrevo a llamar “justa” a ninguna. Es como cuando lo de Libia, cuando los revolucionarios a los que muchos aplaudieron asesiaron a sangre fría a Gadaffi:

    “Como protesta por la falta de democracia en Egipto, la Hermandad Musulmana ha iniciado una campaña de violaciones para mostrar su discomformidad con la victoria de Abdel Fatteh al-Sisi. La violación se ha convertido en un popular mecanismo de protesta civil contra el presidente, como cuando hace unos días un niño de seis años fue violado analmente al ser sorprendido cantando una consigna a favor de este. Las autoridades islámicas han asegurado, sin embargo, que no existe peligro alguno para las mujeres decentes, que no salen de casa solas”.
    ( http://www.jihadwatch.org/2014/06/raymond-ibrahim-the-muslim-brotherhood-retaliates-with-rape )

    “Un profesor universitario egipcio, Nassar Abdulá, ha publicado un artículo de prensa en el que defiende el asesinato de los niños que viven abandonados en las calles tal como hicieron las fuerzas de seguridad brasileñas en la década de 1990. Se estima que hasta un millón de menores de edad podrían estar viviendo en las calles en Egipto.
    Para Abdulá, poeta y profesor de Moral y Filosofía Política en la Universidad de Sohag, considera que la solución a la cuestión de los niños de la calle de Egipto pasa por adoptar la “solución brasileña”.
    ( http://www.teinteresa.es/mundo/profesor-universitario-combatir-violencia-Egipto_0_1161484007.html#sr=g&m=o&cp=or&ct=-tmc&st=%28opu%20qspwjefe%29&ts=1403554971 )

  3. rosa maría artal

     /  23 junio 2014

    Es terrible. La primavera árabe había triunfado y mira qué espanto, cómo le han dado la vuelta.

  4. Francisco Molina Tornero

     /  23 junio 2014

    No te preocupes, Rosa, ahora el Kerry “consigue” del Al Asisi (casi asesino, ¿verdad?) la conmuta de la pena de muerte por la cadena perpetua y todos tan contentos: ¡qué bueno es el amigo norteamericano!

  5. extremanyo

     /  24 junio 2014

    Pues, a lo mohó, a lo mohó como diría el inefable Zaplana, el tal Fukuyama (Don Francisco) va a llevar razón con su teoría de “El fin de la Historia”. El neo liberalismo -democracia del libre mercado lo llaman ellos eufemísticamente- no es que marque tendencia, no; es que arrasa. Y desde luego no se ven (no veo) en el horizonte ideologías alternativas tipo “Podemos”, pero a lo bestia, con un par de c… telúricos. Al contrario, en cuanto se hace un somero repaso, como el que aquí hace Rosa María, de los “eventos consuetudinarios que acontecen en el mundo”, pues te quedas patitieso. Para decir con Mafalda: “Que paren el mundo que quiero bajarme.”
    O tal vez, a lo mohó, con sólo dar unos retoques estéticos a esas cosas, que algunas mentes malpensantes, podrían calificar de barbaridades (lo de la contraprimavera árabe y todo eso) pues todo quedaría aparentemente limpio y en orden. Al fin y al cabo no podemos comparar los intereses que mueven a los ricos y poderosos, los que tienen “esos pequeños hilillos” con los que mueven al mundo, con esas aburridas reclamaciones de los pobres y mendigos que son el pan y el sustento del que los ricos siguen sacando sus riquezas. ¿Que se mueren a millones? Total, hay tantos que ni se nota. Cuando se llegue a la “masa crítica” nuestros expertos nos advertirán y aflojaremos la cuerda, dicen los del Bildelberg y otros de su calaña.
    Y respecto a los maquillajes necesarios para que toda siga tal cual, España, nuestra formidable España, representada por su Gobierno actual (y es de temer que por los que vengan) puede aportar una sabiduría impagable (bueno, que paguen algo, no vaya a ser…) Desde todos y cada uno de los ministros, empezando tal vez por un tal Montoro, pasando, cómo no, por un tal Mr. Rajoy y siguendo no necesariamente por orden alfabético, con toda la parentela incluyendo generaciones pasadas, Mr. Aznar, aquel Felipe González y un inacabable etcétera, la calidad y cantidad de sus falacias, mentiras y tergiversaciones, sustentadas por su insaciable capacidad de corrupción, darían al “nuevo orden mundial” un acervo de experiencias que nadie, todavía, ha valorado. Animense, muchachos. Es hora de irse situando.

  6. En efecto, ya no son lo que eran. Porque los que se hacen al viejo estilo, ni siquiera provocan escándalo internacional. Más bien pasan desapercibidos, como el de Guatemala.

    Y no son lo que eran, también, porque se dan en el mejor de los casos -si es que alguno puede tildarse de mejor que otro-, de una forma más sibilina. Sin tanques ni parafernalias. Como lo que estamos viendo en Grecia, Portugal o España. Con desmontar económicamente el país, lo hunden. Y lo controlan.

    La información, lo más exacta que se pueda dar, es absolutamente vital para comprender el por qué suceden los acontecimientos y determinar nuestra posición hacia ellos. Pero ése es un eslabón que pocos llegan a conseguir abrir. Y si lo hacen, su persecución por los poderes que se ven al descubierto, es a muerte: Snowden y Assange, ejemplos palpable de ello.

    Acaricio la idea de que estamos en esos momentos de tienieblas tan propios de cuando algo va a caer estrepitosamente y aún no ha nacido lo nuevo que viene. Y en las tinieblas sólo aparecen monstruos.

A %d blogueros les gusta esto: