Y qué hiciste de la felicidad que me juraste

Faltaba apenas un mes para las elecciones del 20N y Mariano Rajoy -en su tierra y al calor de una empanada, mejillones y carne a o caldeiro bien regados de Ribeiro a buen seguro – llegó a prometer en comida-mitin multitudinaria que su objetivo iba a ser hacer todo lo posible por  “devolver la felicidad” a los españoles. Respondía a una mujer que se lo había pedido. Se sentía triste y agobiada por la situación que vivíamos en 2011 y soñaba con la felicidad perdida que iba a reintegrarle el paisano.

Paradojas del destino, si hay un sentimiento que domina hoy sobre todos entre los españoles es la tristeza, la desolación para ser más exactos. Se advierte hasta en los actos más triviales de nuestra vida: los ciudadanos cargamos con una losa que nos aprisiona y nos hunde el ánimo. Apenas el escape del sarcasmo o el bastante más positivo enfado. Cuando la depresión convive con la rabia aún hay posibilidades de cambio, porque la indignación es un sentimiento activo frente a la tristeza que induce a la pasividad.

El 15 de Mayo representó el triunfo de una actitud de lucha frente a las políticas de austeridad neoliberal que nos decretaba “Bruselas” y el despiadado ente que la posee. Pero si miramos atrás, aquello era casi el Paraíso comparado con lo que nos sucede ahora. Hastía el repaso constante a los extremos de una debacle que adquiere caracteres de mayor esperpento casi a cada minuto. Cuando creemos que no se puede llegar a más, se sobrepasa con toda tranquilidad, con total impunidad. No se escribiría otra cosa que una enumeración de las atrocidades cotidianas que dejan estupefacta un momento y son casi sepultadas por la siguiente. Cansa, quizás porque la denuncia parece -quizás no lo sea- infructuosa. ¿Qué más tiene que pasar?

¿Qué sentirá ahora la admiradora gallega de Rajoy? Es bastante probable que sea una de lasaforradoras afectadas por las preferentes o por las medidas sin par adoptadas por el gobierno del PP. Desconocemos su reacción aunque sabemsos que la mente humana olvida cuando no se usa, mucho más fácilmente que al tener engrasados los circuitos neuronales por la práctica de razonar y, si creyó que el Sr. de los Hilillos, iba a llevarle al nirvana le faltaba utilizar el mecanismo elemental de relacionar conceptos. Igual le canta el viejo bolero del despecho amoroso: Y qué hiciste de la felicidad que me juraste. Y qué excusa puedes darme si mataste la esperanza que hubo en mí.

No nos engañemos, felices solo son los actores principales de este drama. Los ejecutores por propia voluntad del dolor de la mayoría. De existir un mínimo de empatía en su interior, no osarían burlarse de tal forma de la inteligencia y la dignidad de sus víctimas. Están deprimidos hasta los componentes del corifeo que les mantienen en el puesto para que sigan cometiendo atropellos. Los fieles al PP todavía creen a quienes, disfrazados de periodistas, actúan como propagandistas políticos a sueldo –material o en prebendas-. Todavía meten ruido y cacarean que todo se debe “al despilfarro de Zapatero”, aunque muten y señalen a Merkel como causante de nuestros males, o a esa Europa hoy madrastra. Difícil coautoría que no cabe en una mente racional. O no en la progresión ilógica que se propone.

Y también están apesadumbrados los del palo “no pensar para no sufrir” que se embuten igualmente de basura a ver si un milagro consigue evaporar la realidad, el día a día negro como un túnel. Hasta ellos son capaces de dudar de esa luz en su final que con tanto desparpajo prometenpara ya los dueños del cotarro, por la gracia de los votos y algunas cosas más bastante menos lustrosas.

Me leyó el pensamiento Javier Gallego con su artículo “Rajoy morirá en la cama”. Nos sucedió a muchos. Dan ganas de tirar la toalla, arrinconar escrúpulos y buscarse un buen abrevadero como tantos otros, ante cómo se convierte en irresoluble un problema que no lo es. Con la cabeza por delante, con el corazón a flor de piel, terminamos por darnos  contra el mismo muro una y otra vez: esa masa acrítica, apercebada, dispuesta a aguantar lo que les echen a ellos y –por ellos- nos echen a todos. Los que pierden la memoria, los que han guardado su dignidad bajo siete llaves, los que usan la cabeza solo para peinarse, los que “creen” que la crisis pasará y todo volverá a ser como antes.

Por mi edad acarreo mayor memoria vivida que Javier o que muchos que luchan aún contra el Muro hoy imponderable por pura inacción. Tuve la suerte de ir creciendo en un mundo que abría horizontes. Abandonar un pozo y respirar. Desgañitarnos empujando L´estaca que estaba a punto de caer y ya quemábamos con las manos. O porque EEUU se empecinaba en una guerra en Vietnam en la que algo vencimos porque salió trasquilado. Aún quedaba por buscar bajo los adoquines la playa imposible en un París renovador. Y, si seríamos ingenuos, nos adornábamos con flores… precisamente para reivindicar la felicidad y el amor. Construimos unos años, unas décadas y luego… se acabó. Paulatinamente se vio cómo. Si Berlín abrió la puerta al monstruo, en Maastricht se consolidó. La caída de Lehman Brothers en 2008 representó el asalto definitivo. El mal crece si no se le combate… hasta que muere por el peso de su inmundicia.

Por eso sé con certeza que nos encontramos ante el fin de una civilización y lo siento por quienes no están conociendo otra cosa. Marca desarrollarse de una u otra manera. Lo que diferencia a esta época es la falta de ilusiones de presente y futuro. Estar atrapados en la Europa abatida por la irracionalidad y en la España que nos retrotrae al pasado más nefasto desenterrando toneladas de caspa e inmundicia. El sistema muestra todos los signos de la degradación. Es ya una bestia que fenece y nos puede sepultar entre sus estertores. Usar la cabeza. Para huir del hundimiento por cualquier método o –aún- para luchar en la formación de un espíritu crítico. Este mundo que conocemos se derrumba. Habrá otro. Seguro. Incluso representa una oportunidad que se abre. Lo decía José Luis Sampedro quien añadió a renglón seguido: Si mejor o peor, dependerá de nuestra reacción. 

*Publicado en eldiario.es

Anuncios

19 comentarios

  1. Estimada Rosa María, mientras tengamos Periodistas con Mayúsculas como tú, nada se habrá perdido. Puede que todo quede debajo de la inmundicia que nos tapa, pero saldremos otra vez a flote. Ánimo y p’alante.

  2. francisco gomez

     /  21 junio 2013

    Las políticas de Reegan y la dama de hierro,la caída del bloque comunista,el abandono de las políticas socialdemócratas y la continuación con Bush y Merkel en la cruzada neocom nos ha traído esta desgracia de política anti solidaria,sin ética, sin humanismo y con una extrema derecha rearmada y cada día más presente en los órganos de poder.¿Que podemos hacer?¿podemos hacer algo?SI y mil veces SI.En este blog ya lo hacemos, desmontamos las mentiras ,falacias y engaños de los pesebreros del poder y informamos a los de nuestra alrededor de que otra forma de política más solidaria y con rostro humano es posible.Esa será la lucha en los proximos meses y años,desmontar con razonamientos entendibles la farsa de los poderes facticos y de sus empleados en los medios de comunicación y en la politica.
    SI SE PUEDE Y SE DEBE

    Saludos Paco

  3. francisco gomez

     /  21 junio 2013

    Gracias a ti Ana Alfonso

    Saludos Paco

  4. Trancos

     /  21 junio 2013

    “Devuélveme el rosario de mi madre, y quédate con todo lo demás”…
    ¡Qué casposo suena todo! ¡como a otros tiempos que creíamos que nunca volverían!
    Por lo menos, con Franco éramos jóvenes.

  5. Comprendo el cansancio y el hartazgo que supone la falta de respuesta a vuestro trabajo por parte, no ya de de las instituciones, sino de la mayoría que estamos padeciendo los efectos de este desastre que esta provocando este gobierno dictatorial y cruel, pero los que aun tenemos algo de esperanza os necesitamos, por favor, no lo dejéis, gracias, saludos

  6. Miguel

     /  21 junio 2013

    Muy buen artículo Sra. Artal.
    ¡Quién podría imaginar las insólitas barbaridades y el grado de perversión que estamos viendo y viviendo desde hace unos años y escalando exponencialmente en los últimos meses!.
    Los que tenían que defendernos nos la han metido doblada!….
    porque con nocturnidad y alevosía, hemos sido traicionados política y económicamente, porque han cedido de la manera más obscena la soberanía a transnacionales, medios de comunicación y organismos internacionales y porque nos han des-ideoligizado, nos han des-culturizado y nos han des-socializado…y todo….. por un puñado de euros…
    Leí hace unos días que en Grecia, hace algunos meses se prohibió a los canales de televisión transmitir “imágenes de pobreza, indigencia y miseria” y en su lugar hacer propaganda de los “exitos” de un gobierno que dice que todo va bien y que la situación va mejorando…
    ¿Les suena esa misma propaganda aquí ?…
    Saludos

  7. Patricio

     /  21 junio 2013

    Patricio. En el día a día de nuestro hacer cotidiano en que vemos como se nos toma el pelo una y otra vez ,el cabreo y la impotencia unida a la rabia es bastante generalizada en las conversaciones sean estas en el trabajo , en el bar , en el supermercado o en la espera del autobús.
    Que estupendo sería que todos alcanzásemos la felicidad.
    Un buen libro de autoayuda que os recomiendo es “la conquista de la felicidad” de Bertrand Russell. (lo escribió hace más de 70 años)
    Lo estoy releyendo otra vez y una de las situaciones que nos dice que son buenas para ser más felices es el ENTUSIASMO.
    Que poco entusiasmo se ve hoy en día en la calle.
    Hay que tirar para adelante a pesar de los ladrones ,Rajoys , Zapateros, Cospedales , banqueros y chupopteros de diversa calaña.¡¡¡¡Ánimo muchachos!!!!.

  8. Hola,Rosa y amigos contertulios:
    Si, Rosa, estamos ahogandonos y aunque echemos la mano pidiendo socorro, no lo hacemos con el sufciente ruido e indignación para poder salir victoriosos. No damos mas de si porque no tenemos un bagaje de personalidad autonoma__me refiero a nosotros,los ciudadanos__,con criterio, con determinación de defensa de una sociedad equilibrada en progreso y justicia social.donde lo principal sea la persona. Somos “carne de cañón apropiada” para hacer negocio a cuenta nuestra,”carne de cañón” que interesa que no tenga autonomia. Por eso se rien y abusan de nosotros los defensores de una sociedad ultraneoliberal, en la cual la mentira,el negocio, la especulación mafiosa sea la “hoja de ruta”.De ahi viene nuestra indiferencia , apatia a pesar de que nos roban.
    Buen fin de semana,apertas agarimosas
    http://intentadolo.blogspot.com.es/2013/06/seguimos-muertos-estuvimos-vivos-alguna.html

  9. Miguel

     /  21 junio 2013

    Otro interesante artículo, en sentido contrario del de Sabino Cuadra.
    ¡Solo viendo la foto queda claro quién es el jefe !..¡¿no?!…
    http://www.insurgente.org/index.php/template/republica/item/5975-el-cardenal-rouco-dice-que-lo-mejor-que-podemos-hacer-por-la-monarquía-es-rezar

  10. Miguel

     /  21 junio 2013

    Disculpad que sea un pesado, pero este, tenía que enviarlo. La viñeta es muy buena…-)..
    Lo siento por los monárquicos que aquí puedan escribir..:-))
    http://corralazo.blogspot.com.es/2013/06/infanta-cristina.html

  11. Miguel

     /  21 junio 2013

    ¡No ha salido el enlace anterior!.. a ver sí ahora…
    http://corralazo.blogspot.com.es/

  12. Patricio

     /  21 junio 2013

    Patricio. Miguel la pregunta que le hace a la comisión este “señor” sobre las pensiones me parece de lo más razonable porque yo se la haría y mucha gente de a pie también.
    Lo que no me gusta de este “señor” y su ” grupo” es que no condenen los crímenes y asesinatos de sus amigos los etarras . Miguel los lobos disfrazados de ovejitas siempre me han parecido repugnantes. ¡La falta de ética y el desprecio a la vida humana siempre me ha sacado de mis casillas!.

  13. Mucho me preocupa el que las nuevas generaciones sólo vayan a conocer esto, esta “incivilización” del quiero y no puedo y me aguanto y me distraigo y no pienso y ya pasará y … Si los que vivimos tiempos en los que podíamos soñar y conseguir los sueños, pensar y decidir que era posible intentarlo, idear y participar en lo que venía, nos vemos ahora como nos vemos, que será de los ahora niños y jóvenes con un modelo de valores muriendo y sin alternativas más allá de lo que imprimen los medios de comunicación, el neoliberalismo, la sociedad de consumo caiga quien caiga, la educación y la cultura acallando el pensamiento crítico por el camino y sin saber siquiera que ” l’estaca y al vent” , son posibilidades en cualquier momento y en cualquier lugar. Tal vez por ellos deberemos seguir desmontando cada pieza que nos quieran imponer con la mirada única, intransigente y antidemocrática del poder. Y va a ser arduo.

  14. Diógenes

     /  21 junio 2013

    En cualquier caso, por muy inmortales que no creamos o se crean… sólo hay un realidad segura: “Cuando el juego acaba el rey y el peón van a la caja”

    Salud, cordura y dignidad

  15. Ventura

     /  22 junio 2013

    Porque comparto lo que dice y porque ha sabido poner en palabras cosas que siento y meahogan, permitame tomar las palabras de alguien que concide con Ud. en algunos sitios de esta blogosfera, que me ayudan a redireccionar aquello que circularia por los cauces de la tristeza y lo remite a la rabia y con eella a la esperanza de que, tal ves, aun exista una salida.

    RESTITUCION DEL ECOSISTEMA
    El marrazo y la cimitarra
    son útiles para restituir
    el orden natural corrompido,
    dañado por bestias invasivas
    que se multiplican mordiendo
    y rapiñando a diestro y siniestro.
    Hay que eliminar las especies
    que con engaño han hinchado su vientre
    y se han comido el pan y la sal
    y amenazan el ecosistema
    y siguen royendo
    y mordisqueando y llenando el buche.
    No hace falta que esperemos a que revienten.
    Utilicemos las herramientas de corte.
    No es necesario que tengamos contemplaciones
    ni que suframos por si se salpican
    los pavimentos y las paredes,
    esto es frecuente con herramientas de corte doble,
    revientan, rompen y embadurnan;
    sólo hace falta, después, pasar un paño.

    Traducción al castellano de
    Restitució de l’ecosistema
    poema incluido en
    DOBLE TALL
    March Editor
    http://francesccornado.blogspot.com.es/

  16. Miguel

     /  22 junio 2013

    Buenos días, Patricio,
    La gente de a pie diríamos muchas cosas y de hecho aquí las decimos algunos. Pero en el Congreso que es donde hay que hablar y decirse las verdades de verdad y hay muy pocos que digan cosas, sobretodo porque hablan muy pocos..:-). y Sabino Cuadra, guste más o guste menos al partido al que pertenece, es uno de los que cuando habla dice “cosas” y para mí eso es lo importante. El tema si su grupo es no es, etc… creo que sería mejor ir dejándolo atrás, aunque no olvidándolo, sino, no acabaremos nunca. Saludos cordiales.

  17. Andan las mejores plumas del periodismo con mayúsculas, ese que cumple la función para la que nació, debatiéndose entre la desesperación por una sociedad que no parece querer despertar, a pesar de todo lo que le están robando descaradamente, y el anuncio de la convicción de que el estallido social se producirá sin ningún género de dudas. El cuándo estará “el agua para chocolate” (como dicen los mexicanos), es lo que nadie puede pronosticar. De la misma convicción parecen ser quienes perpetran nuestros atropellos constantemente, porque esa y no otra es la lectura que tenemos que hacer del aumento del material antidisturbios en un 1780 por ciento. ¿Quién dijo recortes?

    Pero tendrán que saber los demoledores sociales, los estafadores, que no podrán seguir engañando a todos durante todo el tiempo. El hartazgo, se va extendiendo al mismo nivel que la barbarie: globalmente. Cada vez son más las protestas de los pueblos en las calles exigiendo otra forma de hacer las cosas, de representarnos, de que cambien las escalas de valores, de que todo deje de concentrarse en tan pocas manos, de que los secretos de Estado dejen de serlo. De que la política, en definitiva, sirva para mejorar nuestra existencia. No para jodernosla. Más DEMOCRACIA, en suma. No el esperpento en el que estamos sumidos.

    Y no habrá calle de en medio por donde tirar. La gran revolución conservadora nos está dinamitando literalmente en medio de una desfachatez indescriptible. Así que, mientras más se tarde en pararles los pies, más cruenta podría ser la respuesta. Porque de lo que no hay duda es de que la indignación -como la toma de conciencia previa- van extendiéndose como el aceite: lenta, pero inexorablemente.

    En la carretera de la Historia, no se puede circular más que en dos sentidos: en el de ida… o en el de vuelta. De nosotros, los más, depende de que no se lleven el gato al agua ellos, los menos.

    Saludos… periscópicos.

  1. Y qué hiciste de la felicidad que me juraste - Iniciativa Debate Público
A %d blogueros les gusta esto: