En nombre de la mayoría absoluta

El PP está llevando a cabo con inusitada presteza lo que parece un cambio del modelo de Estado en España. Se apoya en la mayoría absoluta que otorgaron a Mariano Rajoy 10.830.693 ciudadanos, el 30,37% del electorado. Conviene recordar que con más porcentaje y más votos, Zapatero no la consiguió en los dos anteriores comicios.

No cabe poner en entredicho la legalidad del Gobierno del PP de acuerdo con nuestras leyes electorales, pero sí preguntarse –a la vista de sus actuaciones– si no está aplicando una mayoría “absolutista” para obtener los fines que persigue. De entrada elude a casi el 70% del electorado que no apostó por Mariano Rajoy. Tampoco da la impresión de pensar en cuántos ciudadanos se inclinaron por él creyendo –en el más estricto sentido de la palabra– que solucionaría la crisis. Lo más grave sin embargo es la torsión del propio concepto de democracia, no solo en actitudes, sino en leyes que se han puesto en vigor. 

Un Gobierno democrático ha de atenerse a normas y convenios de mayor rango que los resultados electorales. Para empezar, España es “un Estado social y democrático de Derecho”, según consagra el Artículo 1º de la Constitución. Social, no mercantil. Y por tanto asegura una serie de derechos a los ciudadanos.

El derecho a la sanidad, por ejemplo. Está recogido en la Constitución española, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y está declarado desde 2010 por la ONU –de la que formamos parte– “Derecho Humano esencial”. Pues desde este 1 de septiembre, el PP deja sin sanidad pública gratuita a más de 150.000 emigrantes y numerosos españoles que no cumplen los requisitos de una salud pagada en virtud de contratos de trabajo.

La reforma laboral tampoco parece ajustarse escrupulosamente a varios artículos constitucionales: el derecho al trabajo (artículo 35), el derecho a la negociación colectiva (artículo 37) o el derecho a la libertad sindical (artículo 28). El Gobierno –y su prensa afín– atacan en particular a los sindicatos.

Por muchos que sean sus errores, su labor también está avalada por la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 23.4: “Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses”. En este sentido, que hayan dejado de ser vinculantes los convenios laborales en las negociaciones colectivas sitúa al trabajador en la indefensión ante el empresario. Agravada de día en día en el país que ostenta el récord de desempleo del mundo desarrollado.

Estamos viendo cercenado el derecho a la justicia con las leyes de Gallardón –que prácticamente reservan los recursos a las sentencias a los más ricos y que han sido protestadas por el propio poder judicial– o la supresión o restricción de los turnos de guardia de oficio en algunas comunidades autónomas. Asistimos atónitos a presiones gubernamentales para adoptar determinada postura como ocurrió para intentar salvar a Dívar. La separación de poderes es consustancial a la democracia.

Sería prolijo para un artículo enumerar lo que no es sino una actitud. ¿La que expresó en el Congreso de los Diputados el exabrupto de la popular Andrea Fabra? Recortes e incrementos nada inocentes. Copagos, merma de la ayuda a la dependencia y al desempleo, dificultad de acceso a la cultura como si ese valor esencial fuera accesorio, colegios segregados por sexo, discriminación de los alumnos en los comedores según su poder adquisitivo, pavor a las tecnologías de la información en los textos escolares, el aborto, la mujer tutelada de nuevo, la  familia, la autoridad frente al diálogo… una vuelta al pasado, en definitiva, con fuertes tintes del capitalismo salvaje al uso. Un cambio del modelo social.

El flagrante asalto a las radiotelevisiones públicas que han vuelto a ser “de partido” y con destituciones arbitrarias debidas a la inquina personal de dirigentes del PP, como ha ocurrido con Ana Pastor en TVE. O el de Javier Gállego y su Carne Cruda de Radio 3 (RNE) por ser crítico, libre y brillante como pocos.

Con una gestión económica nefasta hasta límites que ni los más críticos y conocedores de datos podían anticipar, con un país a las puertas de un segundo rescate, en el que todas las cifras económicas se desmoronan y pierden los ciudadanos calidad de vida y derechos en cascada, el PP se desliza por terrenos peligrosos en el modelo de Estado en el que está empecinado.

Y, además, la agenda del presidente como secreto inviolable. Comparecencias parlamentarias –de Rajoy y de todo su equipo– que son sistemáticamente rechazadas por la mayoría absoluta. O la ausencia de auténticas entrevistas periodísticas y ruedas de prensa.

Hemos visto inducir conceptos perversamente erróneos que no parecen basados solo en la ignorancia, al asegurar varios miembros del partido gobernante que “la soberanía popular reside en el Parlamento”, según atestigua el vídeo, por ejemplo, de la ministra Fátima Báñez. Es en el pueblo donde reside, y las Cortes la representan.

Un Gobierno ha de gobernar, pero ¿hasta dónde llegan las prerrogativas de su mayoría absoluta? Si decidiera –que de ningún modo es el caso– abolir la propiedad privada, ¿sería legítimo también? Pues muchas acciones en la línea ideológica del PP asisten al mismo contrasentido.

El ensañamiento con los funcionarios del sector público por ejemplo, está destinado tan solo a privatizar servicios esenciales de este… Estado social que costeamos con nuestros impuestos, en beneficio de unos pocos.

¿Todo vale con las mayorías absolutas? Terribles ejemplos del pasado hacen temer que no. La relajación actual de los valores democráticos o la prioridad del pago a la especulación sobre las necesidades de los ciudadanos dibujan inquietantes escenarios. También se decidió la inclusión de esa prelación en la Carta Magna, sin más trámite, por la mayoría de PSOE y PP, en este caso juntos.

Es la inacción de la sociedad la que posibilita estas conductas desviadas de las que se convierte en cómplice. No basta con acudir a las urnas. Cuando creemos en fundamentos básicos de nuestra convivencia, como es el valor democrático del voto, hay que pensar en sus condicionantes. Nadie como José Luis Sampedro definió mejor lo que nos ocurre, yendo a las auténticas causas de la situación que nos está llevando al abismo:

¿Democracia? Es verdad que el pueblo vota y eso sirve para etiquetar el sistema, falsamente, como democrático, pero la mayoría acude a las urnas o se abstiene sin la previa información objetiva y la consiguiente reflexión crítica, propia de todo verdadero ciudadano movido por el interés común. (…)  Se confunde a la gente ofreciéndole libertad de expresión al tiempo que se le escamotea la libertad de pensamiento”.

Vivimos tiempos muy duros que pueden llevar a perversiones indeseables. Leyes y factores por modificar, de forma apremiante ante el cariz de los acontecimientos. Pero cuando se ha incumplido el programa y las promesas electorales, cuando la palabra de Rajoy (y de su equipo) es papel mojado tras la lluvia de los hechos caída sobre él, y cuando asistimos al cambio de un modelo de Estado, lo mínimo que se le puede pedir a un partido democrático es que coteje en las urnas si ésa es la voluntad de la mayoría real y convenientemente informada. Nuevas elecciones. ¿Con este panorama político? Esa es ya otra historia que también habrá que contar.

*Publicado en Zona Crítica. eldiario.es

Anuncios

25 comentarios

  1. juanjogt

     /  31 agosto 2012

    No se trata de posición, si no de situación.

  2. “…lo mínimo que se le puede pedir a un partido democrático…”
    Por las obras los conoceréis y según sus obras, estos dejan mucho que desear para ser democráticos y demócratas. Cuando uno ejerce la censura cesando de sus programas a personas tan dispares como Juan Ramon Lucas, a Toni Garrido, Ana Pastor o al director de “Carne Cruda” de RNE la democracia se va por el desagüe y surjen los verdaderos planteamientos que no son otros que los del fascismo.
    Cuando uno plantea dejar sin aención médica apersonas enfermas (me da igual la nacionalidad, el status, su raza o condición) si no tienen dinero para pagarla, se está dejando el lado democrático en la bolsa de la basura y se vuelve a acceder al sentimiento fascista más rancio.
    Cuando uno se vale de su status político, que en esta mierda de sistema puede llegar a que con poco más de 6 millones de votos se tenga mayoría absoluta (dependiendo de los resultados de los otros partidos) y se cree con libertad de desgobernar a golpe de RD, se está dejando la democracia encerrada en una urna y ejerciendo como lo que uno es: un fascista.
    Cuando uno envía citaciones, suplantando al poder judicial, a personas que han mostrado ser reivindicativas y moletas al régimen, se está traspasando la separación de poderes. Separación sin la que una democracia lo es. Eso, amiga mia es propio de regímenes totalitarios y fascistas.
    Estos asquerosos arruinadores (de sus emperesas, de las ajenas y del estado) han mamado el fascismo desde la cuna y no tienen ningún reparo para comportarse como son.
    Las amenazas, las represalias y las mentiras son su habitual forma de estar y ser. Y eso, por cierto, tampoco es nada democrático.
    O asumimos TODOS que luchamos contra el fascismo o las medias tintas nos despertarán dentro de él sin remedio.
    Salud, 6-S, 15-S, 25-S. ¡Todos a por ellos!
    http://celeming.wordpress.com

  3. Surgen, no surjen…

  4. Por cierto, ya que nombras al señor Dívar. ¿Estará cobrando los doscientos y pico mil euros que reclamaba tras su cese? No he vuelto a leer nada más sobre este asunto que huele a cara dura.

  5. Hayekian

     /  31 agosto 2012

    Vamos paso a paso:

    de la reforma laboral. Un poco de conocimiento jurídico, el mínimo, en derecho laboral jamás permitiría decir que vulnera el derecho al trabajo del artículo 35, ni el derecho a la negociación colectiva del 37 y muchísimo menos el derecho a la libertad sindical del 28. Es muy sencillo demostrar esto:

    – La negociación colectiva sigue existiendo y seguirá existiendo y será un derecho para quien quiera acogerse a ella, no una obligación como venía siendo hasta ahora sin imposibilidad de desvincularse de ella. Derecho frente a obligación.
    – Derecho a la libertad sindical violado? Esta sí que es buena Rosa María. Sigue habiendo sindicatos no? Y sigue pudiendo la gente afiliarse a los mismos? Entonces dónde se viola este derecho?
    – Derecho al trabajo. Cierto, que ahora ya no tenemos derecho a trabajar en este país, se me olvidaba, no obligan a estar en casa sin hacer nada.

    Es más, te desmonto otro argumento. Ahora podemos hacer un “descuelgue” (por no usar términos que nos mareen) temporal o definitivo del convenio del sector. Y dicho descuelgue lo negocia la empresa con quién? Consigo misma? NO con los trabajadores, sindicatos y representantes de los mismos. Puede que no esté igual defendido el trabajador (obviamente CCOO a nivel nacional ofrece más presión que en una empresa solamente) pero no puedes acusar de indefensión. Bueno sí, claro que puedes, si violas totalmente el significado de la palabra indefensión.

    segundo paso, tu demagogia con las televisiones públicas. Cuando el PSOE llegó y se cepilló a toda la TVE (partidista y realmente falsa y mentirosa) de Aznar aquí todos nos pareció genial. Pero a quién puso el PSOE? A los suyos. Y ahora que el PP quita a los del PSOE por poner de nuevo a los periodistas más conservadores montamos un escándalo. Están mal ambas políticas. Quiere una solución Rosa María? Privatice TVE, así nadie mete la mano política.

    Ah no, privatizar la RTVE no, claro, eso es privatizar algo de todos. Sin embargo luego dices que costeamos esas cosas “de todos” con nuestros impuestos con el beneficio de unos pocos. Sí, de esos pocos que quieren que RTVE siga abierta y costándonos un pastón. Beneficias a ésos pocos. A qué otros pocos? A todos los que reciben subsidios, a las empresas subvencionadas… Si empiezas la lista no son tan pocos. Pero siga haciendo demagogia señora.

    Como siempre le digo. Usted reclama un periodismo de información para que la gente conozca la verdad. Pues empiece usted misma ese periodismo veraz, sincero, tenaz, documentado… antes de demandárselo a los demás.

  6. Red Varon

     /  31 agosto 2012

    Yo a Rajoy le regalaba un uniforme militar. Seguro que le sienta muchísimo mejor que a Hugo Cháves y que me perdone Cháves por la comparación.

    Los partidos imponen las listas cerradas, la disciplina de voto, y deciden la composición del Ejecutivo. Este impone al Legislativo la legislación que tiene que aprobar estando el Senado como convidado de piedra. También el Ejecutivo y el Legislativo por indicación del partido nombra a los jueces del poder Ejecutivo.

    El Ejecutivo privatiza y externaliza servicios públicos y crea redes de clientelismo con las que financia el partido y compra voluntades. También decide sobre subvenciones y ayudas a partidos, sindicatos, organizaciones empresariales y medios de comunicación.

    Así las cosas al poder nunca le interesará una educación para la ciudadanía, ni medios de comunicación que informen con veracidad, pues atentarían contra los interese de la clase política.

    Resultado: la democracia termina siendo un “servicio” que el Estado proporciona al los ciudadanos en lugar de ser una herramienta al servicio de los ciudadanos para controlar al Estado.

    Salud y mucha calle.

  7. julio eugenio

     /  31 agosto 2012

    Es incuestionable que el desmantelamiento del Estado levantado desde el final de la dictadura está en pleno apogeo. Igualmente, por mucho que escribamos, nos desgañitemos, van a seguir adelante con su planificada estrategia de derribo. No tiene sentido explicar que los votos conseguidos sólo representan el 30% de la población, siempre van a acudir al argumento de la “legalidad democrática” -que ironía que estas gentes usen la palabra democracia cuando les conviene. No, considero que el asunto está en saber hasta dónde vamos a aguantar; cuándo se va a romper la cuerda de la infinita paciencia; por dónde va a hacerlo. No sé si el 15S, el 25S o cualquier otro, van a conseguir hacer saltar la chispa. Lo que es cierto es que la yesca está muy seca y el perdernal que la prenda muy duro.

  8. phillobate

     /  31 agosto 2012

    Es cierto que,cuando ganó Zapatero,se produjo un “quítate tú para ponerme yo” en TVE.Mientras que en esta nueva etapa las producciones,informativos,documentales,etc no paraban de recibir premios en los más diversos foros internacionales ,de la etapa de Aznar sólo nos quedó e “C-C-O-O” del jefe de prensa de Paco “El Pocero”…Todos los que fueron defenestrados encontraron rápidamente ,en medios afines ,sitio para dar rienda suelta y cobijo a su rencor como Telemadrid,Intereconomía,Antena 3,COPE,,ONDA CERO,ESRADIO…¿Qué les queda a los de ahora?…La SER,la Sexta y pare Vd. de contar…Salud.

  9. cristina klein llanos

     /  31 agosto 2012

    Buenas tardes, Rosa:

    No s que es lo que pasa con tu pgina web. Es entrar cada da en ella y automticamente me bloquea el pc. No me deja leer ni publicar un tuit. Tampoco en facebook. Soy la nica que tiene este problema? Mira que lo lamento! Dice mi hijo (el experto informtico) que debe tener algn script que lo bloquea. Habis introducido alguna modificacin en los ltimos veinte das? Un cordial saludo. Kamchatka.

    Date: Fri, 31 Aug 2012 07:45:52 +0000 To: haydeek50@hotmail.com

  10. rosa maría artal

     /  31 agosto 2012

    No, Cristina. Y que yo sepa eres la única a la que pasa. Lo siento.

  11. rosa maría artal

     /  31 agosto 2012

    No, no es cierto lo que dices phillobate. Todo lo contrario, es mentira. Y como he escrito en eldiario.es a raíz de la expulsión de Javier Gállego de Carne Cruda, te lo voy a aclarar a ti y a todos, dado que yo trabajaba allí.
    Es mentira que cuando ganó el PSOE de Zapatero hubiera purga de periodistas afines al PP que llegaron, por cierto, en tromba en los tiempos de Aznar sin oposición alguna, del mismo modo que lo hacían los socialistas en tiempos de Felipe González.
    De hecho, por ejemplo, Jenaro Castro (cargo ahora) siguió haciendo un Semanal Informativo en el 24 Horas. Varios corresponsales, como la que ha estado hasta hace poco en Roma eran del PP, ésta en concreto era la informadora de los viajes de Aznar. Y puedo atestiguar que pasear por la redacción de informativos seguía ofreciendo el mismo paisaje de ordenadores con el Camino de Escrivá de Balaguer al lado. Que yo recuerde solamente se fue, por su iniciativa, una hoy tertuliana por el sector de ultraderecha, a quien Fran Llorente únicamente le rebajó su millonario (textual) sueldo y prefirió irse.
    La Radiotelevisión pública nacional había empezado a ser otra cosa.

  12. Como se ve, siempre hay por ahí alguien al que le vienen bien las tropelías de este desgobierno. Eso suponiendo que no sea uno de esos asesores a 80.000 euros año que pululan por diversos Ministerios, Alcaldías, Juntas Municipales y autonomías.
    Retorcer que la negociación colectiva sigue funcionando porque es un derecho y antes era un deber, a parte de una estupidez, es malevolente y propio de un chabacano de esos que viven del poder del partido de los negocios y que no han trabajado en su puta vida, ni saben siquiera lo que es eso.
    La negociación colectiva ha quedado reducida a cenizas desde el momento en que, dentro de dos años cuando se acaben los convenios actuales, los empresarios se negarán a firmar uno nuevo. Lo que hará que no haya convenios colectivos y por tanto tampoco negociación colectiva. Porque negociar directamente con tu jefe con la espada de Damocles del paro y el becario que te sustituirá en la puerta no es negociación sino chantaje.
    Pero es que, este Desgobierno de trogloditas casposos y fascistas ha tirado por la borda decenas de convenios colectivos de la administración pública dónde se reconocían desde derechos económicos hasta días libres. Convenios anulados en el RD 20/2012 de 13 de junio.
    Así que Haker-quién o cómo quiera que te llames, las mentiras y manipulaciones en Intereconomía, Telemadrid y a partir de ahora en RTVE dónde se han deshecho de profesionales como Ana Pastor (con la que me he metido en post y aquí porque creo que su actitud promocionaba la ideología liberal), Juán Ramón Lucas (al que no soporto), Toni Garrido (al que escuchaba diariamente) y con Javier Gallego (al que apenas he escuchado por los horarios). Todos ellos han sido censurados por ser contrarios al “régimen” o porque estos anormales piensan que lo son. La censura no es democrática y el comportamiento de estos asquerosos tampoco.

    Salud,

  13. Pero, es que el problema es que esto qu llamamos democracia, para mi no lo es. El que un partido con un tercio de los votos pueda gobernar con mayoría absoluta, sin ninguna oposón y eso que mas del 60% no parece estar muy convencido

  14. Rosa,
    Pues ni con esos más de 10 mlls. de votos, a mí me parece que este gobierno tenga legitimidad (ni ningún otro que diga una cosa y después haga otra con tanto descaro).

    En realidad, al votor, hemos suscrito un contrato social que nos han presentado a la firma (fue Rajoy quien lo escribió sin dejarnos meter pluma). Tuvo la opción de ofrecernos otra cosa y no lo hizo.
    No creo que tenga derecho a cambiar el contrato que suscribimos ni a quedarse sin preguntarnos si nos gustan sus cambios.

  15. antonio Nabú

     /  1 septiembre 2012

    Efectivamente. Más votos tuvo ZP en la anterior legislatura, y no obtuvo mayoría absoluta. La mayoría absoluta del PP se debe a la ley electoral, que puede otorgar esa mayoría a un partido con un porcentaje del 25-30% de la población, siempre y cuando el segundo partido se hunda y se quede muy distante, como ocurrió en las pasadas elecciones. QUE NO USEN LA MAYORIA ABSOLUTA PARA DECIR QUE LA MAYORIA DE LOS ESPAÑOLES LES APOYAN, PUES ES UNA GRAN MENTIRA.

  16. Mª Luisa Muñiz

     /  1 septiembre 2012

    Este pueblo es sumiso y está dormido

  17. Dudoso

     /  1 septiembre 2012

    El comentario anterior tenía un error en el correo. Espero que no salga duplicado. Perdón.
    La mayoria absoluta es preocupante por un simple hecho: No hay democracia ni separación de poderes.
    En democracia (muy resumido) :
    1.- El legislativo legisla, cada voto vale igual, se eligen personas, y por lógica (si el ciudadano piensa) el legislativo es muy plural, un representante perteneciente a un partido tiene libertad de voto, y defiende las necesidades de sus votantes, que pueden ser diferentes por motivos geográficos simplemente….
    2.- El ejecutivo vela por el cumplimiento de la ley vigente, no hay necesidad de pactos, y la gobernabilidad esa de moda no se ve afectada, pues las leyes no dependen de el. El consenso desaparece sustituido por la voluntad ciudadana.
    3.- Los miembros del poder judicial no dependen de chantajes de partidos para ejecutar su labor ni mantener su puesto.
    etc.

    En España hay una dictadura de partidos. Por eso somos PIGS, el gobierno es corrupto por tradición, y fuera del cortijo fácilmente presionable, máxime cuando nunca se cuenta (ni hay medios) para que la ciudadanía decida. (El único referendum el de la OTAN y fue … lo que fue)

    Despertaremos, o seguimos llamando democracia a este engendro… he ahí el dilema

  18. phillobate

     /  1 septiembre 2012

    …Aclarado…Gracias.

  19. phillobate

     /  1 septiembre 2012

    …Sólo una duda:¿el de “El gato al agua “que presentaba el matinal de RNE y el del informativo nocturno,cuyos nombres ni recuerdo ni me apetece,se piraron o les piraron?…Salud.

  20. La libertad de expresión en este país se limita a poder hablar, con toda libertad, de lo bien que lo hace el partido en el gobierno. Somos pues libres de expresar nuestra opinión a favor del gobierno. Nos están educando para ser esclavos y creer que somos libres, libres para ver todo el futbol que queramos, las series horteras que admitamos, la música más tibia que podamos, los toros que queramos, que para algo son arte y cultura, el arte y la cultura del circo romano en el siglo XXI.
    Ayer viernes escuché, sin saberlo, el último programa de Carne Cruda en Radio 3, con la desaparición del programa no solo se le niega a su equipo la libertad de expresión, se le niega a su vez a la gente de la Corrala la Utopía, al movimiento 15M, a STOP desahucios, a MF electricista que se suicido en un parque de Hospitalet, a Vicenç Navarro economista, a José Luis Sampedro, escritor y sabio, a tantos y tantos conocidos y anónimos que ven las cosas de otro modo, el modo lógico y posible de arreglar las cosas con conciencia, con trabajo, respeto a la diversidad y a la libertad incluida la libertad de expresión, incluida la libertad de expresión de quienes nos la quitan constantemente.
    Se acalla la voz de gente con muchísimas cosas que decir, más interesantes y sensatas que cualquier miembro del gobierno, porqué son vida pura, la del día a día, no la que lucha por el poder minuto a minuto. Se les calla la voz en la radio pública, esa que pagamos entre todos y por tanto, es nuestra. Tendremos que echar a Mariano, que en estos momentos no es más que un peón de los lobbies económicos neoliberales, para que vuelva la democracia, la voz del pueblo, y no será de manera violenta, será con la desobediencia civil, con el derecho de participación ciudadana, con la resistencia pacífica, con la unión, lo que no sé es si ya estamos preparados para que nadie tome las riendas por nosotros.

  21. Rosa María: Claro y brillante tu artículo, como siempre. Perfecta la denuncia de complicidad al silencio de la sociedad. La realidad es que una inmensa mayoría no se entera de nada ni quiere hacerlo. Como mucho se limitan a ver las noticias de alguna cadena de televisión, donde lo que se transmite ya está lingüísticamente pervertido. Tú lo has denunciado, otros -entre ellos yo-, también.
    Pero las armas del PP llegan mucho más lejos. Es complementario a tu artículo el que publica hoy El País, La ocupación del lenguaje. No tiene tampoco desperdicio.

    La verdad es que resulta difícil contrarrestar la desinformación del PP: Es necesario concienciar a la gente y meterle, incluso contra su voluntad, la verdad de lo que sucede y que despierte de una vez de esta su querida ignorancia.

    Un beso, querida.

  22. Juan

     /  1 septiembre 2012

    La acción de la Coordinadora #25s creada para rodear el congreso el 25 de Septiembre e intentar empezar a acabar con este sin dios es muy interesante. Informaos y difundidlo para que haya la mayor participación posible.

  23. Trancos

     /  2 septiembre 2012

    “La democracia hay que hacerla con demócratas”… dijo hace años Ricardo García Damborenea, antes de que estallara lo del GAL… y antes de que apareciera en un mitin en Zaragoza apoyando al aspirante a la presidencia del gobierno… ¡¡¡J.M. AZNAR!!!

    La democracia hay que hacerla con demócratas. Pero para esta seudodemocracia que tenemos es suficiente con un tropel de ciudadanos pardillos, desinformados y sin criterio, unos ¿periodistas? vendidos y sin conciencia y una legión de trepas, cínicos, oportunistas, depredadores de uno u otro signo dispuestos a hacer con el poder a cualquier precio y en su propio provecho.

  24. Trancos

     /  2 septiembre 2012

    Un ejemplo de democracia democrática:

    “Los diputados (de la Asamblea de Madrid) comen por un euro menos que los niños en el colegio. El menú para los trabajadores de la Asamblea vale 3,55 euros y en el centro escolar 4,62” (FUENTE: http://www.stecyl.es/prensa/2012/120831_comida_diputados_tupper.pdf )

    Y otro:

    “¡Que se ajusten otros!” El gobierno murciano desoye a Rajoy y cobrará su paga de Navidad.
    La Región de Murcia ha aplicado a sus funcionarios un recorte salarial que se manifiesta, entre otras cosas, en la supresión de la extra. Pero ellos seguirán cobrándola”.
    (FUENTE: http://www.vozpopuli.com/buscon/13463-que-se-ajusten-otros-el-gobierno-murciano-desoye-a-rajoy-y-cobrara-su-paga-de-navidad )

  1. Dos cosas para leer y ver este fin de semana « Pixelando
A %d blogueros les gusta esto: