Cayetano Luis Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart, Conde de Salvatierra e hijo de Cayetana Fitz-James Stuart, XVIII duquesa de Alba

Gracias a Jordi Évole, en su imprescindible programa “Salvados” (de La Sexta), hemos podido conocer cómo habla y cómo piensa uno de los máximos exponentes de la nobleza, de la Grandeza de España “pata negra”: así se expresa este hijo de la casa de Alba.

17 comentarios

  1. 25000 hectáreas de demagogia del señor Pepito Martínez de Irujo y Fitz-James Stuart

  2. Eliecer

     /  13 diciembre 2011

    Sólo quiere llamar la atención. Una persona que a pesar de tener en su mano todas las oportunidades del mundo, lo más que ha hecho ha sido montar en un caballo, sabe en el fondo que es una mierda. Lo único que le queda es llamar la atención como tristemente puede. Intenta indignar pero no pasa de la vergüenza ajena.
    Saludos.

  3. LUIS

     /  13 diciembre 2011

    Habla con la prepotencia del que sabe que no va a sucederle NADA por declaraciones como esta.De todas maneras, ¿qué esperábamos?¿que al menos mintiera diciendo que está al lado del obrero/jornalero y que se solidariza con él?
    Me duele decirlo pero al menos ha sido honesto y la hipocresía se la ha dejado a los políticos y “campechanos” monárquicos.Como bien dices Rosa: es lo que hay/habrá mientras sigamos tragando con esto.

  4. Rosse

     /  13 diciembre 2011

    Impresionante la entrevista de Jordi Évole. Todos sabemos como respiran los aristócratas y grandes fortunas, pero escucharlo de su propia voz….impresiona y solivianta. Estamos a las puertas de un gran cambio, lo que no se sabe todavía es en que sentido ¿Quien ganará el combate? A lo mejor si fuese un combate a espada…puede que este señor no lo tuviese tan claro a no ser que la espada la tuviese él y contricante tuviese un palo.

  5. “Será un joven lechuzo y tarambana,
    un sayón con hechuras de bolero.
    ……………
    al estilo de España especialista
    en el vicio al alcance de la mano.
    ……………..
    Esa España inferior que ora y bosteza
    vieja y tahúr, zaragatera y triste.
    ………………..
    La España de charanga y pandereta”

    He escogido algunos versos -y alterado su orden- de este poema de Machado, que , a mi entender refleja exquisitamente la desvergüenza y vacuidad de una cierta España. Esta que el populacho tiene en su boca admirativa de lo que es su referente.

    Así vamos…

    Un beso, Rosa.

    María Dolores.

  6. Manoli.

     /  13 diciembre 2011

    Jordi Évole se está superando con sus reportajes. Tiene pinta de chico travieso y simpático, se relajan con él y sueltan lo que piensan. Decía que no recordaba haber visto Los Santos Inocentes (leído me imagino que aún menos), que no sabía si la tierra estaba bien repartida o no, pero el no va más fué cuando dijo que le gustaría vivir en la Edad Media para no tener que dirimir los pleitos en los juzgados y mejor batirse en duelos. Debe considerar un fastidio estar sometido al imperio de la ley como cualquiera de sus jornaleros. Yo no daba crédito el domingo por la noche mientras le oía.

  7. Francisca Montes

     /  13 diciembre 2011

    Los jornaleros andaluces, tienen mas dignidad que toda la casta de los Alba.Este individuo se le tenia que declarar “Persona non grata en Andalucia” y a su folclorica madre retirarle la Medalla de Andalucia que le dieron en 2oo6.
    A Duran i LLeida le gustara su admirador?
    ¿Que la tierra para el que la trabaja esta pasada? ¿Y batirse a espada?

  8. WORDGALLARDETE

     /  13 diciembre 2011

    Finalmente nuestra democracia se revela Aristocrática, Católicapostólicaromana, y ¡algo facha!
    – Las millonarias ayudas a la agricultura se va a manos aristocráticas (y el Per para q coma el jornalero_desde 1931 tenemos pendiente la reforma agraria) .
    -“Los católicos recuperan la Educación ,
    -y el futuro presidente del gobierno se alía a la prusiana de hierro.
    Así, haciendo abstracción de todo lo demás, ¿¡hay quien de más!?
    Un abrazo a todos

  9. Cuna del Cea

     /  13 diciembre 2011

    No lo dudéis, esta es parte de la élite que considera que todos los seres humanos no-millonarios somos basura. Qué asquito…

  10. WORDGALLARDETE

     /  13 diciembre 2011

    Eliercer, lo que dices sobre el hijo de la duquesa de alba es cierto. Pero da la casualidad que, además de eso, es (o su familia ,a la que representaba) el que recibe casi el 60% de las ayudas agrícolas de la UE , para condenar al campo andaluz a la improductividad y su no desarrollo. Verguenza ajena aparte (q ni siquiera disculpa a los personajes de la telebasura) sus declaraciones representan la política agraria decimonónica que sigue perpetuando nuestra democracia. Y tambien da la casualidad que es Andalucía la más perjudicada en esa política. Hay mucho por hacer en este tema.
    Un abrazo

  11. Shy Girl

     /  13 diciembre 2011

    En Andalucía lo cierto es que existe ese complejo. (a ver, advierto que cuando un tema me escuece suelo emplear una ironía un tanto bestiaja, y no siempre se me entiende…) Nos comparamos con otras regiones de España: regiones con mayor desarrollo económico e industrial, regiones con mejores índices académicos y menores tasas de paro, regiones con una identidad cultural mejor definida (es uno de los clásicos a la hora de estudiar el nacionalismo en los colegios: comparar Cataluña y Andalucía, llegando a la conclusión de que los catalanes, por historia y cultura, tienen una identidad propia; mientras que los andaluces somos unos castellanos con una cultura de “la fiesta” de cartón piedra.) Y surge un complejo de inferioridad parecido al que sienten los españoles al compararse con otros países de Europa. Hay muchos andaluces que opinan más o menos lo mismo que Cayetano y que Mas: que somos una panda de vagos autocomplacientes sin ambición, que nuestro sueño es ser funcionarios para cobrar sin dar ni un palo al agua, o pillar una subvención para vivir a cargo del Estado. Lo dicen andaluces que trabajan de sol a sol en sus negocios (o desde sus puestos de funcionario, por cierto); o que ven cómo sus hijos, muchas veces hasta con doctorados, tienen que buscar un trabajo fuera de España. O que ven cómo pequeños negocios que se abrieron en su calle hace tres meses, hoy tienen el cartel de “Se Vende”. En Andalucía no hay una gran industria, las ciudades viven gracias a los funcionarios y a las pequeñas empresas; y creo que esto ha hecho que muchos andaluces adopten el punto de vista de esos pequeños empresarios y autónomos… que se sienten desprotegidos y están sufriendo con la crisis (en nuestros polígonos hay casos de suicidios, de contables que no duermen por las noches…). Es sorprendente, cada vez que hablo con familiares y amigos, la manera en la que derechos laborales como la jornada máxima de 8 horas, las vacaciones o el derecho a sindicación, exaltados como una conquista histórica, se ven ahora como un privilegio de trabajadores aburguesados.

    Otro tópico que está muy extendido entre los andaluces, es el de que los 30 años del PSOE en la Junta se deben a puro clientelismo político: a que han comprado el voto de los pueblos a base de PER y subvenciones, y que esa cultura del subsidio ha acomodado a los andaluces en la cultura de la vagancia. Que, como dijo uno de los jornaleros del programa de Évole, no voten al PP porque lo relacionan con los terratenientes, no se les cruza por la cabeza, sino para acusar a las izquierdas de fomentar la “memoria histérica” con fines electoralistas (vuelvo a recordar: estoy evocando irónicamente frases que he escuchado). Esta interpretación tiene una lectura política muy clara; pero hasta los críticos con el PP sostienen ideas parecidas (“Arenas se ha dado cuenta de que la única manera de ganar en Andalucía es a base de subvenciones…”). Este tópico me asusta. La idea que subyace en él, es la de que una asistencia social mínima no es un derecho, sino una manera de comprar el voto, que incita a la picaresca y al fraude; y por lo tanto, debe eliminarse.

    Se ha hablado de lo mucho que están aguantando los españoles sin rebelarse. Posiblemente, el recuerdo del terror de los primeros años de Franco, los 30 años de educación franquista, la división de las izquierdas, el desencanto de la postmodernidad, y todos esos factores hayan hecho mucho daño. Pero pienso que los españoles son sumisos no sólo por indiferencia, miedo o servilismo. Pienso que también está jugando un papel importante nuestro complejo de inferioridad (“si habla mal de España, es español”). Creemos que nos tenemos merecido todo lo que nos está pasando: nos comparamos con Alemania o Suecia, y esa diferencia la explicamos porque somos mezquinos, vagos, derrochadores, pícaros. Nos hemos labrado nuestra propia ruina, y por lo tanto, no tenemos derecho a quejarnos de ella.

    Se ha insistido mucho en el derroche en obras públicas faraónicas y mal planteadas de los años de vacas gordas. La idea principal, era la de rebatir el argumento de que el Estado estaba arruinado porque el Estado de Bienestar era insostenible en un país con tan poco crecimiento económico como España: era mucho mayor el dinero que se había perdido en sueldos de políticos y obras públicas delirantes. Sin embargo, la idea que ha calado, es la de que los españoles se tienen bien merecido todo lo que les pase, por haber votado a políticos tan ruines; y que Alemania tiene el derecho a exigir todo tipo de garantías, viendo en lo que hemos derrochado el dinero. Hay un sentimiento de culpa muy fuerte, que explica en parte porqué muchos españoles están aceptando sin rechistar todos esos recortes sociales y limitaciones a sus derechos ciudadanos.

  12. José Miguel

     /  13 diciembre 2011

    ¿Tenemos pendiente la reforma agraria?
    Vaya que sí!… desde que nos expulsaron del paraíso y pusieron “a los querubines y la llama de la espada zigzagueante, para custodiar el acceso al árbol de la vida ” ( que era un manzano!,no se olvide). Estoy seguro que Jung habría sacado buen partido de la entrevista ( tierra, espada, caballo,…)

    Shy Girl tiene mucha razón, el sentimiento de culpa es el arma arrojadiza más poderosa del universo psicológico. Solo superada en capacidad destructiva por la degradación del lenguaje , de la que es muy difícil liberarse : “trabajadores aburguesados”?
    Quieren que nos sintamos culpables, y lo primero que hacen es cambiar “asalariados” por “trabajadores”. Tu haz una encuesta entre la gente que tratas a diario, a ver quién se describe a sí mismo de forma espontánea como “asalariado”….

  13. tinejo

     /  13 diciembre 2011

    Como bien han dicho muchos jornaleros y trabajadores del campo andaluz, que se pongan el condesito a coger aceitunas, a ver si sigue hablando con tanta ligereza de los que trabajan de verdad.

    http://casaquerida.com/2011/12/12/hoy-es-el-dia-en-que-te-me-has-muerto/

  14. Pero que jeta tiene el tío… Él, y Duran, y muchos otros no han dado un palo al agua en su puñetera vida…
    Reforma agraria ¡ya! Stop subvenciones a los latifundios.
    http://15mikel.blogspot.com/
    Saludos indignados!!!

  15. “Ya sabe que todo lo que diga podrá ser utilizado en su contra…”. Ëvole se da un aire al teniente Colombo. Si se quita las gafas, hasta se parecen. XDDD
    Un saludo.

  16. Trancos

     /  14 diciembre 2011

    Señor señor… ¡qué cruz de aristocracia! Encima el jinete fantasma este ni es campechano ni nada (más bien desaborío y malaje).
    El Follonero se la ha metido doblada. Le ha hecho sentirse como en casa y entonces el caballero se ha quitado el yelmo y nos ha mostrado sus sesos reblandecidos: tantísimas generaciones de ancestros con la cabeza forrada de hierro deben abocar inexorablemente a una mutación degenerativa de este tipo: cerebro blando y cara dura ¡qué se le va a hacer! No hicimos en su día una revolución francesa (a la francesa, con guillotina y todo) y ahora ya, como que quedaría feo montar semejante estaribel en el Parque de María Luisa. Somos como somos y luego pasa lo que pasa. ¡Vivan las caenas, la virgen del rocío y la madre que nos parió!

  17. ana

     /  14 diciembre 2011

    su ridiculo es espantoso: acusa a los andaluces de subvencionados de 400 euros y no ve las que se lleva su familia de Europa. Le falta un hervor al nano. Pero si faltaba algo siente nostalgias varias.”lo que hacia mi papá, y el Medioevo No tiene nombre..Le falta un hervor

A %d blogueros les gusta esto: