La gran regresión por Ignacio Ramonet

  Lo que está acordando la UE es el golpe definitivo  de la ideología neoliberal. En la misma línea de La Energía Liberada, Ignacio Ramonet explica en el editorial de Le Monde Diplomatique las líneas básicas de lo que nos está ocurriendo… ante la indiferencia o miedo general. Por eso, las preguntas con las que Ramonet acaba el texto son claves:

«Está claro que no existe, en el seno de la Unión Europea (UE), ninguna voluntad política de plantarle cara a los mercados y resolver la crisis. Hasta ahora se había atribuido la lamentable actuación de los dirigentes europeos a su desmesurada incompetencia. Pero esta explicación (justa) no basta, sobre todo después de los recientes “golpes de Estado financieros” que han puesto fin, en Grecia y en Italia, a cierta concepción de la democracia. Es obvio que no se trata sólo de mediocridad y de incompetencia, sino de complicidad activa con los mercados.

¿A qué llamamos “mercados”? A ese conjunto de bancos de inversión, compañías de seguros, fondos de pensión y fondos especulativos (hedge funds) que compran y venden esencialmente cuatro tipos de activos: divisas, acciones, bonos de los Estados y productos derivados.

Para tener una idea de su colosal fuerza basta comparar dos cifras: cada año, la economía real (empresas de bienes y de servicios) crea, en todo el mundo, una riqueza (PIB) estimada en unos 45 billones (1) de euros. Mientras que, en el mismo tiempo, a escala planetaria, en la esfera financiera, los “mercados” mueven capitales por un valor de 3.450 billones de euros. O sea, setenta y cinco veces lo que produce la economía real…

Consecuencia: ninguna economía nacional, por poderosa que sea (Italia es la octava economía mundial), puede resistir los asaltos de los mercados cuando éstos deciden atacarla de forma coordinada, como lo están haciendo desde hace más de un año contra los países europeos despectivamente calificados de PIIGS (cerdos, en inglés): Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España.

Lo peor es que, contrariamente a lo que podría pensarse, esos “mercados” no son únicamente fuerzas exóticas venidas de algún horizonte lejano a agredir nuestras gentiles economías locales. No. En su mayoría, los “atacantes” son nuestros propios bancos europeos (esos mismos que, con nuestro dinero, los Estados de la UE salvaron en 2008). Para decirlo de otra manera, no son sólo fondos estadounidenses, chinos, japoneses o árabes los que están atacando masivamente a algunos países de la zona euro.

Se trata, esencialmente, de una agresión desde dentro, venida del interior. Dirigida por los propios bancos europeos, las compañías europeas de seguros, los fondos especulativos europeos, los fondos europeos de pensiones, los establecimientos financieros europeos que administran los ahorros de los europeos. Ellos son quienes poseen la parte principal de la deuda soberana europea (2). Y quienes, para defender –en teoría– los intereses de sus clientes, especulan y hacen aumentar los tipos de interés que pagan los Estados por endeudarse, hasta llevar a varios de éstos (Irlanda, Portugal, Grecia) al borde de la quiebra. Con el consiguiente castigo para los ciudadanos que deben soportar las medidas de austeridad y los brutales ajustes decididos por los gobiernos europeos para calmar a los “mercados” buitres, o sea a sus propios bancos…

Estos establecimientos, por lo demás, consiguen fácilmente dinero del Banco Central Europeo al 1,25% de interés, y se lo prestan a países como, por ejemplo, España o Italia, al 6,5%… De ahí la importancia desmesurada y escandalosa de las tres grandes agencias de calificación (Fitch Ratings, Moody’s y Standard & Poor’s) pues de la nota de confianza que atribuyen a un país (3) depende el tipo de interés que pagará éste por obtener un crédito de los mercados. Cuanto más baja la nota, más alto el tipo de interés.

Estas agencias no sólo suelen equivocarse, en particular en su opinión sobre las subprimes que dieron origen a la crisis actual, sino que, en un contexto como el de hoy, representan un papel execrable y perverso. Como es obvio que todo plan de austeridad, de recortes y ajustes en el seno de la zona euro se traducirá en una caída del índice de crecimiento, las agencias de calificación se basan en ello para degradar la nota del país. Consecuencia: éste deberá dedicar más dinero al pago de su deuda. Dinero que tendrá que obtener recortando aún más sus presupuestos. Con lo cual la actividad económica se reducirá inevitablemente así como las perspectivas de crecimiento. Y entonces, de nuevo, las agencias degradarán su nota…

Este infernal ciclo de “economía de guerra” explica por qué la situación de Grecia se ha ido degradando tan drásticamente a medida que su gobierno multiplicaba los recortes e imponía una férrea austeridad. De nada ha servido el sacrificio de los ciudadanos. La deuda de Grecia ha bajado al nivel de los bonos basura.

De ese modo los mercados han obtenido lo que querían: que sus propios representantes accedan directamente al poder sin tener que someterse a elecciones. Tanto Lucas Papademos, primer ministro de Grecia, como Mario Monti, Presidente del Consejo de Italia, son banqueros. Los dos, de una manera u otra, han trabajado para el banco estadounidense Goldman Sachs, especializado en colocar hombres suyos en los puestos de poder (4). Ambos son asimismo miembros de la Comisión Trilateral.

Estos tecnócratas deberán imponer, cueste lo que cueste socialmente, en el marco de una “democracia limitada”, las medidas (más privatizaciones, más recortes, más sacrificios) que los mercados exigen. Y que algunos dirigentes políticos no se han atrevido a tomar por temor a la impopularidad que ello supone.

La Unión Europea es el último territorio en el mundo en el que la brutalidad del capitalismo es ponderada por políticas de protección social. Eso que llamamos Estado de bienestar. Los mercados ya no lo toleran y lo quieren demoler. Esa es la misión estratégica de los tecnócratas que acceden a las riendas del gobierno merced a una nueva forma de toma de poder: el golpe de Estado financiero. Presentado además como compatible con la democracia…

Es poco probable que los tecnócratas de esta “era post-política” consigan resolver  la crisis (si su solución fuese técnica, ya se habría resuelto). ¿Qué pasará cuando los ciudadanos europeos constaten que sus sacrificios son vanos y que la recesión se prolonga? ¿Qué niveles de violencia alcanzará la protesta? ¿Cómo se mantendrá el orden en la economía, en las mentes y en las calles? ¿Se establecerá una triple alianza entre el poder económico, el poder mediático y el poder militar? ¿Se convertirán las democracias europeas en “democracias autoritarias”?»

(1) Un billón = un millón de millones.

(2) En España, por ejemplo, el 45% de la deuda soberana lo poseen los propios bancos españoles, y los dos tercios del 55% restante, los detentan establecimientos financieros  del resto de la Unión Europea. Lo cual significa que el 77% de la deuda española ha sido adquirida por europeos, y que sólo el 23% restante se halla en manos de establecimientos extranjeros a la UE.

(3) La nota más elevada es AAA, que, a finales de noviembre pasado, sólo poseían en el mundo algunos países: Alemania, Australia, Austria, Canadá, Dinamarca, Francia, Finlandia, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Suiza. La nota de Estados Unidos ha sido degradada, en agosto pasado, a AA+. La de España es actualmente AA-, idéntica a la de Japón y China.

(4) En Estados Unidos, Goldman Sachs ya consiguió colocar, por ejemplo, a Robert Rubin como Secretario del Tesoro del Presidente Clinton, y a Henry Paulson en esa misma función en el gabinete de George W. Bush. El nuevo presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, fue también vicepresidente de Goldman Sachs para Europa de 2002 a 2005.

Entrada siguiente

21 comentarios

  1. Trancos

     /  9 diciembre 2011

    Está claro. Clarísimo. Este señor lo explica con una diafanidad deslumbrante. Entonces… ¿por qué a la mayoría les cuesta tanto entenderlo? Y si lo entendemos… ¿por qué no hacemos nada, salvo resignarnos?

  2. WORDGALLARDETE

     /  9 diciembre 2011

    Con este post, y más extensamente en La Energía Liberada, no queda espacio para la duda sobre las perversas accciones que nos han colocado en el centro del volcan. Y esto me recuerda que, hace más de 15 años, se hablaba del «pensamiento único» como de «una corriente más de pensamiento», como si se tratara sólo de un debate entre intelectuales. Pero ha ido reforzando su impacto paulatinamente , primero en las «izquierdas diluidas» en sustancia neoliberal, y poco a poco imprimiendo su ideología a través de los medios (fusionados al mundo financiero). Basta pensar en porqué un trabajador en riesgo de despido o un paciente mal atendido asume «los recortes por su bien». Mi limitada capacidad intelectual no me permite desarrollar conceptos y actuaciones, pero a través de la experiencia he ido observando cómo han ido haciendose presente en el tejido social (¡esa publicidad, esos medios!) y ganadole terreno a la cultura de lo público y estatal.
    Si me permites Rosa, pongo un enlace de un post que añadí a propósito de la Memoria de Actividades 2006 de la Asociación de Empresas Aseguradoras , dentro de las siglas UNESPA, que me parecieron bastante clarificadores de cómo ha ido creciendo el monstruo.

    http://pgbgallardete.blogspot.com/2011/12/aseguradoras.html

    Un abrazo

  3. virginia

     /  9 diciembre 2011

    Entonces…tras este claro y contundente art’iculo que nos pones hoy de Ignacio Ramonet, ya no hay esperanza? No cre’eis que alguno de nuestros pol’iticos podr’a convencer a tod²s aquellos que votaron PP…o tendr’a que ser la dura realidad la que haga que se rebelen?

  4. jose

     /  9 diciembre 2011

    recordad que pronto el rey en su mensaje nos machacará con aquello de «Sacrificarnos todos». Pero digo yo, si todos nos sacrificamos ¿quien demonios gana?

  5. Dice Vicenç Navarro que un gobierno al que ha votado un 17% (el caso catalán) del (http://www.nuevatribuna.es/opinion/vicenc-navarro/2011-12-05/no-existe-mandato-para-las-politicas-de-austeridad-de-los-gobiernos-pp-y-ciu/2011120518422900610.html) no tiene mandato para llevar a cabo políticas indeseadas por la mayoría. Con un 30% de los votos (caso de las elecciones generales), tampoco. En lugar de acatar políticas indeseables, tendríamos que hacer números y ponernos a resguardo de lo que nos va a sobrevenir si seguimos por el camino equivocado. Los mercados son capaces de mover capitales 75 veces más elevados de lo que produce la economía real. Vistos los modos de actuación en que los mercados persisten, de anteponer ese cultivo de dinero exógeno a la producción y a las rentas de trabajo a las necesidades de las personas, está muy claro que en cuanto se ponga en juego la subsistencia humana no van a tener ningún reparo en prescindir de la población. Ya lo están haciendo.

  6. Creo que en los comentarios (reincidentes) de todos nosotros en forma de pregunta retórica, en cuanto a que ya ni esperamos respuesta, está la realidad.
    ¿Por qué a la mayoría les cuesta tanto entenderlo? Y si lo entendemos… ¿por qué no hacemos nada, salvo resignarnos?, se pregunta hoy Trancos. Y la respuesta creo yo es: porque NO somos LA MAYORÍA los que lo entendemos, la mayoría ni se entera ni quiere enterarse, ni nos cree ni quiere creernos.
    Llevo unos días tras de una idea: quienes visitamos este tipo de foros, quienes participamos del desespero ante lo que se nos viene encima, escribimos en un idioma que LA MAYORÍA no entiende, y así somos una minoría los que, repetitivamente, nos leemos.
    Perdón por las mayúsculas, no son gritos

  7. wankarwai

     /  9 diciembre 2011

    No entiendo como nadie da un golpe en la mesa y se niegan los gobiernos a esta estafa, cuando muchas personas expertas aportan otras soluciones que no machacan a las personas. Revolucion ciudadana, medios de comunicacion apoyandola

  8. Xaquín

     /  9 diciembre 2011

    Parece que un vecino sabe ponerle nombre a los otros vecinos que nos roban las cañerías del edificio…por que esa desgastada frase de «son algunos» (como si fueran extraterrestres) está demasiado sobada…

  9. Completamente de acuerdo con Zana

  10. WORDGALLARDETE

     /  10 diciembre 2011

    Querido Zana, si fuera como dices, que somos sólo unos pocos, los mismos que escribimos_leemos en estos foros, la realidad de las urnas quedaría en entre dicho. Somos muchos Indignados Reaccionando , en la red, en la calle y en nuestra cotidianidad. Pero el Monstruo no ha surgido por generación espontánea. Fue creciendo discretamente (pero a ojos vista), y tendremos que asumir que lo hizo gracias a nuestra confortable ingenuidad (creíamos que se desintegraría solito). Pero el peligro está en que nos anclemos en la conciencia de derrota. No olvidemos que el neoliberalismo se ha alimentado de esa conciencia de «desaparición de las ideologías», no tropecemos otra vez con la misma piedra.
    Un abrazo

  11. Querida P. G., la fría realidad de los números dice que indignados estamos, más o menos, 3 millones,(IU, Amaiur, ERC, BNG, EQUO, Compromis, Gbai, anticapitalistas, PCPE, voto nulo, blanco… no sigo y pido perdón a quien no haya nombrado), esa es la fría realidad. El resto, hasta 34 millones que podían votar, están sordos, ciegos o hipnoidiotizados. Menos una minoría, muy minoritaria, que viven de las rentas y votan para que eso siga siendo así.
    No caigo en el derrotismo, ni mucho menos en el abandono, pero la realidad es cruel…y terca.
    Un abrazo desde el frío…leonés

  12. Queridos amigos, ingente labor de concienciación tenemos por delante, todavía nos quedan muchos campos por abonar para recoger el fruto de la (R)-Evolución.
    La captura de los gobiernos por parte de intereses privados constituye la mayor amenaza en la actualidad para nuestra diezmada “democracia”: http://15mikel.blogspot.com/

    “El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de las judías, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.
    Bertolt Brecht

  13. Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque. Las revoluciones se producen en los callejones sin salida.
    El que no sabe es un imbécil. El que sabe y calla es un criminal.
    Bertolt Brecnt

  14. José Miguel

     /  11 diciembre 2011

    Zana,
    hay mucho sordo, mucho ciego y mucho hipnoidiotizado. Eso es así.
    Pero la gente sigue teniendo ojos, orejas, y un rescoldo de cerebro …
    que si soplamos lo suficiente, lo suficientemente bien y con la cadencia adecuada,
    acabará por arder como debe.

    Por lo que te he leído, tu sabes que és el carbón.
    Hay mucha gente que no lo sabe, porque nunca se ha bañado en un balde de agua calentada en la cocina de carbón, o no se ha metido en la cama con un ladrillo envuelto en papel de periódico previamente calentado en el horno de la cocina de carbón. Esa piedra negra, que parece que no pesa, que te ensucia la manos de negro con solo tocarla, que
    cuando le das calor y tiempo… parece que estás revolviendo un pozo de diamantes rojos con el gancho de la cocina.
    El cerebro es muy parecido al carbón.
    Hay que encenderlo poco a poco, empezando por quemar cosas mucho menos consistentes, un poco de papel, unas astillas de una caja de fruta,un poco de leña liviana… y darle tiempo.
    Yo soy muy impaciente. Pero estoy intentando a prender a ser paciente y constante.
    Es verdad que haciendo sumas … es pa decir a quello de «apaga, y vámonos» ( o como decían en Oviedo…»los de Ujo!, pal camión!» que era una forma de decir que allí no había mas que hacer y lo único que se podía hacer era tirar pa casa sin dejar a nadie en tierra).
    Pero esas cuentas, me parece a mí, no cuentan – valga la redundancia – con todos los que votan lo que votan por puro miedo, por inseguridad, por falta de confianza, por no votar «a los otros»,por ignorancia, por pre-juicios, o por mil razones más.
    Hay que hacer un esfuerzo muy grande.
    Quizá hay que descubrir nuevas formas de «soplar».
    Muchos no están del todo sordos, solo oyen mal. Hay que «hablar» un poco más alto.
    Muchos no están del todo ciegos, solo ven mal, o están mirando en la dirección equivocada. Hay que conseguir llamar su atención hacia la dirección en la que se ve lo real.
    La realidad es cruel y terca. Lo que tenemos por delante no es cuesta abajo. Así que ya sabes, sin prisa pero sin pausa. Y aquí conviene no olvidar ese dicho montañero de «sube las cuestas como un viejo si quieres llegar arriba como un joven».
    Una cosa que a mi me parece esperanzadora es que, siendo pocos, hay entre nosotros algunos jóvenes, que como jóvenes que son andan el camino a veces como los perros en el monte…tira pa adelante, tira para atrás, da mil vueltas, va y viene, ladra de menos o ladra de más…pero son jóvenes, y tienen energía.

    Un abrazo desde el frío madrileño, aunque con el nieblón que hay … no se ve como para saber donde anda uno.

  15. Rosse

     /  12 diciembre 2011

    Y el colmo de todo es que los Estados inyectan dinero de todos los ciudadanos a estos bancos para que sigan especulando con la deuda que provocan al dejar las arcas vacías ¿No es esto de locos? Hay mucha gente que lo que no quiere es pensar para no crearse conflictos de conciencia. Mientras tengan trabajo y comida todos los días…Lo que no se dan cuenta es que a este paso nos vamos a quedar todos con una mano delante y otra detrás.

  16. julio

     /  13 diciembre 2011

    ¡¡Socorrooo!

  1. La gran regresión por Ignacio Ramonet « Coherencia Animada
  2. La gran regresión por Ignacio Ramonet | ATTAC Acordem
  3. Enlaces y noticias de interés | Blog oficial de WikiPartido
A %d blogueros les gusta esto: