Masivas manifestaciones a favor del consumismo

Desde el sábado se están produciendo en toda España masivas manifestaciones a favor del consumismo. Las principales vías comerciales registran tal afluencia de reclamantes que no se puede dar un paso y han colapsado las principales arterias de las ciudades.

Por supuesto, todos los aparcamientos están completos, incluso los más alejados que obligan a dar un largo paseo hasta llegar a los lugares de concentración. No todos los manifestantes han podido alcanzar aún el estatus deseado: ser llevados en coche con chófer que deposita en la ubicación deseada y luego recoge con las pesadas bolsas. Acudir a una demostración de estas características en transporte público es de pringados. Todavía.

Entre bolsa y bolsa se pueden ver y oír los lemas reivindicativos más usados: “Somos mercancía en manos de políticos y banqueros… de medios de comunicación y de quien sea menester”, “Dame compra y llámame tonto”, “Hay productos para tanto consumidor”, “Enciende la tele y apaga el cerebro”, “Toma la gran superficie”, “Violencia es no poder gastar”, “Otro centro comercial es imprescindible”, “Compro, luego existo”, “Si no compramos, seremos pesadilla”.

“La familia que consume unida, permanece consumidora” gritan mientras los pequeños clones se afanan por las marcas, salvo los bebés que lloran en los tumultos porque aún no tienen uso de razón.

Se han producido las primera acampadas frente a las administraciones de lotería, tal como informa @Ludens76. La más numerosa rodea en Madrid la de Doña Manolita.

 Fuerzas de seguridad –con una discreta presencia- se han visto obligadas a establecer algunas normas para regular al gentío.

Las manifestaciones de Madrid acabaron en la noche del sábado ante las puertas de Telecinco, donde un grupo de exaltados pretendieron entrar en el plató de La Noria para pedir la vuelta de los anunciantes. Lógicamente luego la mayoría de los manifestantes se van a dormir a su casa, pero vuelven incansables al día siguiente. Improvisados testigos de estas súbitas concentraciones han ido dando cuenta de este estallido social múltiple. @maticastill informa que en la inmensa explanada de los complejos comerciales de San Sebastián de los Reyes no hay ni un solo hueco para aparcar. Otros comunicantes han sido testigos del fenómeno en Bilbao (relata @mariantxe), Sevilla, Zaragoza… Desde Valencia, @sangarvi ilustra la impresionante manifestación ante la nueva tienda de APPLE.

La Barcelona de los recortes sociales es un clamor a favor del consumismo. @abrmorales habla de la Puerta del ángel, del Paseo de Gracia. Ved en el Centro Comercial Diagonal Mar.

Pero también en la ya mítica Plaza Catalunya, como fija en imagen @PepPayo.

Ningún medio habla de “Graves disturbios al término de las manifestaciones”, “Batalla campal por una camiseta de 6 euros”, ni de “El consumismo “revive” en el Puente de la Constitución”, pero esto es sólo el principio. “Las bolsas comerciales al poder” evidencian los consumidores.

Casi en la Puerta del Sol muchos más soñadores… en un futuro sin esfuerzo, en pagar con la vida y la dignidad, su consumismo y su apatía, las compradoras de solera uniformadas con abrigos de pieles, ignoran a un portugués en busca de un futuro mejor que el que brindan los recortes sociales de su país “rescatado/secuestrado”. Tirado en el suelo pidiendo unas monedas con los ojos cerrados, tiembla. “No, estoy bien, gracias, solo tengo… muchísimo frío”, me dice. Yo también.

Entrada anterior

29 comentarios

  1. La ironía es un arma de destrucción masiva en cerebros con neuronas aún activas. Manéjala con cuidado.

  2. Antonio Nabú

     /  4 diciembre 2011

    “Anestesiados y aborregados, así nos sentimos maravillados”. Ese es el slogan que yo he oido más por mi zona. A seguir así, Rosa. Un abrazo.

  3. Incandenza

     /  4 diciembre 2011

    La ironía es una herramienta imprescindible en los tiempos que corren. Úsala con más profusión!!!

  4. José Miguel

     /  4 diciembre 2011

    Si la ironía sirve para destruir neuronas muertas, bien usada sea. Para lo que tenemos por delante hacen falta cerebros enteros, con todas la neuronas listas para hacer el trabajo que se necesita que hacer. A esta alturas de la película no vale decir aquello de “para, para, no aprietes más, que duele….”. Si duele, se siente Viator. La intención no es “que duela”, y el que duela no tiene ningún valor en sí mismo, pero si duele la única opción aceptable es aguantarse.

  5. En este país se necesitan más voces como la tuya. Gracias!

  6. Palo, palo, palo bueno y palo malo, el palo, el burro, la zanahoria y el carro.

    palo pal burro en el curro o en el paro, el palo dibuja una zanahoria de barro.

    carro carro con aire acondicionado, carro con air-bag para soportar los palos,

    carro-zanahoria con mil formas de pago, carro-zanahoria con la forma de mil palos

    palo, palo, palo bueno y palo malo, el palo, el burro, la zanahoria y el carro.

    palo pal burro en el curro o en el paro, el palo dibuja una zanahoria de barro.

    y ya nada puede ser distinto, te dictan los instintos,

    marcado por las marcas, perdido en u laberinto.

    tele en color, que zanahoria tan palo. mucho mejor tira ahora el burro del carro.

    ahora sale la zanahoria en el palo y nos dice que carro es bueno y cual es malo.

    palo-paro, palo-tele, palo-carro, palo pa hacer del burro un buen ciudadano.

    burro sujeto, burro a un carro sujetado. el palo, el burro, la zanahoria y el carro.

    palos, cargan, bajan corriendo del carro, palos pal burro que quiere cocear al amo,

    palos si el burro corta las cuerdas del carro. palo, palo, que es zanahoria y es palo.

    el ciclo continúa para hacer girar la noria. aquí lo fundamental es que el burro muerda la

    zanahoria, este es el secreto para que el burro este sujeto ya que el burro se cansa,

    rebuzna y cocea si solo hay palo. todo viene de hace siglos, el comienzo de esta historia

    consistió en quitarle a palos al burro las zanahorias, desde entonces cada vez que el burro quería comer

    tenía que tirar del carro que lleva atado a él. así con el tiempo nos hemos podido dar cuenta

    de que lo que nos ata al carro son zanahorias y no cuerdas. resultando que hoy en día el palo esta hecho

    de lo que han ido convenciendo al burro que necesita para comer

    —“La Fábula” – Hechos Contra el Decoro (Danza de los nadie. 1997)

  7. cheito6

     /  4 diciembre 2011

    me gusta tu ironia sigue asi

  8. Pues mira, que en Barcelona nos han montado una pista de hielo para fomentar el consumo, dicen… Mi visión es que comercios privados han ocupado un espacio público, el mismo desde donde nos echaron a golpe de porras. La Plaça Catalunya a sido, es y será escenario de revueltas.
    Conocemos el camino de vuelta. ¡Volveremos!
    Saludos indignados!!!
    http://15mikel.blogspot.com/

  9. Que le vamos a hacer. Décadas de conformismo y flatulencia, donde la única y efímera felicidad de la masa se ejerce a través del consumo, han llevado por fin al triunfo de la idiocracia. Es un círculo vicioso donde el esclavo alimenta su propia esclavitud. Tratar de salvar a la humanidad tan sólo conlleva que te escupan o te crucifiquen. Perdónales, Señor, pues no saben porque compran. En su escrito “Elogio del imbécil”, Pino Aprile establece que la proliferación de la idiotez es la única vía de supervivencia del género humano. Hay que aceptarlo: la masa está tan corrompida como los dirigentes. La sociedad está enferma.

    Esta situación es comparable con la de un yonqui terminal que se halla entre la vida y la muerte. Si se le deja de inyectar droga, puede morir por abstinencia. Y si se le continúa administrando droga, puede morir por sobredosis. Cualquiera de las dos es la correcta.

    Quizás es mejor dejar que disfruten de esta gran bouffe antes de la hecatombe.

  10. WORDGALLARDETE

     /  4 diciembre 2011

    Me gusta este comentario de Incandenza “La ironía es una herramienta imprescindible en los tiempos que corren. Úsala con más profusión!!!” qué sería de nosotros sin la ironía!, como todos sabemos la única arma inteligente y pacífica (como la poesía) contra la Idiotez y el empezinamiento.
    No señor!! , hay que consumir inteligentemente, y esto no lo es. Lo digo porque acabo de leer, creo que de un comerciante, un twit sobre este post, que decía no entenderlo porque, según él, induce a que la gente no gaste. Supongo que cree que la supervivencia del comercio depende de estas Manifestaciones Masivas (que solo benefician a las grandes compañías como Movistar, etc).
    Un saludo

  11. bcn_myway

     /  4 diciembre 2011

    Genial ironía.
    En cuanto a la pista de hielo el Pl. Catalunya, 30 metros de pista de hielo, nos da para muchos “iglús”. Por pasar frío no hay problema, calienta Puig y gratis.

  12. Espléndido

     /  5 diciembre 2011

    Hay que redirigir nuestro dinero a donde queramos que vaya. Dejemos de comprar en grandes superficies y regalemos comercio justo:

  13. dolmonamor

     /  5 diciembre 2011

    Rosa, inteligencia como la tuya y esa rapidez en captar lo que sucede y provocar la reacción con tu lúcida ironía es lo que hace falta.
    Mundo de borregos, bien ingorantes, bien holgazanes en averiguar qué votan.

    Italia ya ha comenzado y fuerte. Nosotros estamos en ellos. CiU ha desnaturalizado obscenamente a Catalunya, pionera en cultura y progreso. Aguirre y Cospedal llevan la avanzadilla de los Decretos Leyes que el dia 22, el sorteo del ‘premio gordo’, nos hundirá a todos.

    La diferencia es que unos sabíamos qué iba a suceder. Los desgraciados que apenas llegan a fin de mes y pusieron la vela en el altar de Rajoy lo tienen bien merecido.

    Sigue ‘arrastrándonos’, querida Rosa. Es una delicia seguirte.

  14. MACGO

     /  5 diciembre 2011

    Me sumo, sin lugar a dudas, porque era eso lo que iba a escribir al primer comentario de Viator.
    Brillante, Rosa.

  15. Y José Miguel: estoy seguro, porque así lo entendí, que Viator, tú y yo pensamos lo mismo. En ningún momento Viator ha querido frenar la irobía empleada por Rosa. Muy al contrario. Él también la ha utilizado.

  16. rosa maría artal

     /  5 diciembre 2011

    Viator y la ironía corrosiva son… sinónimos. Conozco bien a mi amigo.

  17. Juan Rafael S.

     /  5 diciembre 2011

    El consumismo compulsivo, como supongo que otras actitudes compulsivas, no son otra cosa que, a mi entender, un síntoma de una sociedad enferma. Enfermedad del corazón, de la razón y de la moral. Con los tiempos que corren, con la cantidad de desahucios, la población del Tercer Mundo muriendo de hambre…por Dios!

  18. Una cosa si que tendría que hacer el nuevo gobierno, acabar con la economía sumergida. Yo conozco más gente que trabaja en negro (que están adscritas al paro), que gente que esté realmente parada.
    Con tu artículo se comprueba que no existe realmente ese paro que dicen.

  19. José Miguel

     /  5 diciembre 2011

    Yo os voy conociendo poco a poco. El consejo “manéjala con cuidado”, seguro que encierra algo de sabiduría, no puede andar muy falto de razón ni de corazón quien declara públicamente debilidad por J.S.Bach y J. Brahms.

  20. julio

     /  5 diciembre 2011

    Las huídas hacia adelante siempre han sido un buen recurso. Estúpido, pero a veces inevitable.

  21. Consumir hasta morir…
    Es la energía que mueve la máquina suicida de la economía
    Consumir, que ya vendrá el tio Mariano ( o el que toque) con la rebaja y no de precios.
    Luego, cuando no se pueda consumir, nos consumiremos entre nosotros

  22. Si no fuera porque es rigurosamente cierto podría pasar por un artículo de El Mundo Today sin despeinarse. Como siempre Rosa excelente.

  23. Laura Tur

     /  5 diciembre 2011

    Felicidades Rosa! Pienso que hay un potencial de resistencia en nuestras pautas de consumo que deberíamos explotar al máximo, y las fechas que se avecinan son idóneas para ponerlo en práctica, consumiendo menos y mejor. Ya que como ciudadanos nos queda poco margen de maniobra, aprovechemos que nos han querido reducir a la categoría de consumidores aborregados y consumamos con sentido, mirando bien el dónde, a quién, para quién y porqué.

  24. Mejor ironizar sobre el tema.Aunque ,siempre deje ese caramelo un regusto amargo,que la pasividad absoluta. Es muy difícil explicar que consumir menos nos podría hacer más felices…cuando todo esta montado para justo lo contrario.Yo creo que de momento “cautivo y desarmado el ejército indignado,las tropas consumistas han alcanzado sus últimos puntos de venta etc”. Mientras la gente pueda consumir como lo está haciendo gran parte de clase alta,media e incluso la mediopensionista el país funciona.Con agujeros y desgarros,con los que se siguen quedando rezagados…pero funciona.
    Muchas felicidades por tu libro y por este blog que ,incluso para quien no lo comparten en absoluto,se debe reconocer que es más que pasional,emotivo,cargado de razones.Es simplemente necesario.Un saludo.

    http://fernandodeandugar.blogspot.com/2011/12/blog-post.html

  25. Antonio Nabú

     /  5 diciembre 2011

    Hagamos lo que está en nuestra mano: ocuparnos de nosotros mismos.
    ¿No quieren austeridad? Pues que tomen dos tazas. Esta navidad, consumamos responsable y austeramente. El turrón es una chorrada, los convención de los regalos también.
    A mi me da lo mismo lo que haga la mayoría. Parece que lo utilizamos de excusa para eludir nuestra responsabilidad personal. Seamos un ejemplo para nosotros mismos.

  26. Trancos

     /  5 diciembre 2011

    Eres como la rosa
    de Alejandría
    colorada de noche
    borde de día

    🙂 🙂 🙂 🙂

    ¡Así me gusta a mí!: si no les puedes vencer, canchondéate de ellos. Y sinembargo… me da pena de ellos. ¡Se les ve tan felices, con sus compras y sus bolsas, y sus vacaciones en casas rurales y sus paseos por la playa en estos días tan propicios, aunque sea una aberración climática estar en pelotas en la playa en estas fechas! (¿a quién coños le importa el cambio climático en estas fechas tan señaladas?) ¿Cómo decía aquel anuncio hace años? ¡Ah sí!: “¡Sensación de vivir!”. Porque esto, ser, ser, no puede ser vida. Sólo un espejismo.

  27. Marcel

     /  6 diciembre 2011

    Ni mas ni menos. Quien entre en la rueda que luego no se queje. Ya llegará la cuesta de enero. Parecemos imbéciles, no hemos aprendido las duras lecciones. Y más dura será la caída.

  28. Si las elecciones fueran el 24 de diciembre seguro que don Amancio Ortega ganaba a don Emilio Botín por mucho. Excelente artículo.

  1. Refundando la Unión.. | Amanece en Sevilla
A %d blogueros les gusta esto: