Sus fechorías salen gratis: paga el ciudadano

El título y el artículo (reportaje) son de El País. Saludo alborozada que cuente en fondo y forma -para un gran medio- lo que sólo se tocaba en algunos blogs. En éste. Incluso cita a ATTAC (Justicia económica global).

Algunas de las ideas de un texto trabado de principio a fin:

  • Directivos y políticos que sumieron al mundo en la crisis quedan impunes.
  • Preocupa la tolerancia con la irresponsabilidad.
  • Un ejecutivo de Goldman se jacta de cómo engañó a los mercados.
  • Ningún político griego ha sido llevado al banquillo por corrupción.
  • La responsabilidad está repartida entre supervisores y supervisados.
  • En EE UU se habla de comunismo al revés, de socialismo para ricos.

Artículo completo.

Entrada anterior
Entrada siguiente

6 comentarios

  1. MACGO

     /  22 mayo 2010

    Pues lamentaré no escucharte pero estaré de cumpleaños ( no el mío) y quedará feo ponerse los cascos. Intentaré localizar el podcats del programa

  2. Paula

     /  22 mayo 2010

    Hay cosas que sólo empiezan a existir en el momento en el que se nombran y yo creo que la edad es una de ellas. Buen sábado y buena tertulia.

  3. Víctor

     /  22 mayo 2010

    Me voy a centrar en la cultura de la irresponsabilidad que hoy poseemos. Desde la época de la ilustración, en que surgió el concepto de ciudadano, sujeto de derechos y deberes, y por tanto responsable de sus acciones dentro de la sociedad, hemos pasado a un hipercapitalismo economicista en que la única responsabilidad que permanece “fuerte” (como valor estándar) es la del gestor empresarial ante sus accionistas. Los políticos, los empresarios, los responsables en diferentes grados, diluyen sus responsabilidades sociales en complejas cadenas de mando sin consecuencias. Es el coralario de las desregularizaciones en todos los ámbitos. Menos control, ergo menor nivel de exigencia. Las decisiones políticas que han hecho que estos poderes financieros, corporativos, generen un sistema injusto, no poseen consecuencias penales. La responsabilidad se deriva a conceptos abstractos (mercados, especuladores, “la codicia”) pero tiene nombres y apellidos. Un ejemplo simple lo tenemos en cualquier supermercado, donde hay productos que si hubieran sido fabricados en España sus empresarios estarían encarcelados, pero como son importados de países con legislaciones laborales penosas, entonces se pierde cualquier exigencia de responsabilidad. Así pasa con todo. Mundo globalizado, desregularización, falta de control, perdida de exigencia. Consecuencia: irresponsabilidad e impunidad.

  4. Soto

     /  22 mayo 2010

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Expongo un fragmento del estupendo reportaje del Diario el Pais (por fin ,un medio convencional ,comenta la autentica realidad”sin pelos en la lengua”)…….. ((” La crisis griega hunde sus raíces en una cultura donde la dádiva y los favores ocupan el lugar de los derechos, por lo que para algunos expertos la clave de la regeneración es la educación, más que el castigo político en las urnas o la actuación de la justicia.”))
    Esto ,el mundo Global.:(quienes lo dirigen) está podrido y bien podrido ,no hay la minima arista que pueda servir de asidero para salvar los muebles.Creo ,sinceramente,que la alternativa a toda esta miseria de comportamiento humano que se va extiendo como una mancha a salvo de productos que puedan limiparla,está en la educaión,fomento de los valores humanos e intelectuales que nos formen como autenticas personas……por eso cojo esa valoración del caso griego que es común para todos y también la alternativa del experto que la propone.Dicho esto…¿habrá lugar y gente donde se puedan impartir estos valores?¿Tiene algún resquicio la Sociedad para estos nobles e irrenuciables deberes a realizar?.
    Rosa,si ,te doy la razón ( como la mayoria de las veces),en algunos Blogs( el tuyo ,de los pocos) se va al fondo del problema,en los medios tradicionales se queda en buscar la culpa a Zapatero o Rajoy::(!que pobreza de vista politica ,que cortita es la pobre!). que se mencione a Attac,también me llena de una grata alegria ,pues es una Organización,(como tu lo has señalado varias veces) que viene siendo “como la voz que predica en el desierto” pero alguna gente con “buen oido” va oyendo sus ecos y eso es ya una buena noticia.Tengo a Attac como una Organización que si la apoyamos ,a partir de ese apoyo ,podria salir algo bueno…esperemos..
    A las cinco de la tarde tengo los nietos en casa,por lo tanto no podré seguirte en la Ser,pero espero oirte en diferido.
    Apertas agarimosas a todo el mundo.

  5. Moganhio

     /  22 mayo 2010

    A riesgo de hacer de Pepito Grillo, creo que deberíamos los ciudadanos deberíamos empezar a plantearnos que falla y que parte de responsabilidad tenemos nosotros. En último término la democracia da al pueblo la potestad de elegir que partido político gobierna y cual calienta banquillo. Si la política tiene más miedo al poder financiero que a los ciudadanos, quizá es hora de preguntarnos porqué.

    Lo digo porque vivimos en la era de la imagen y la información rápida y superficial. Un simple titular en un periódico de gran tirada, tenga mucho, poco o nada que ver con la realidad, puede destrozar una carrera política. Y las elecciones se ganan a base de derroches de dinero en imagen y oropel. Los partidos compiten por tener los mítines más espectaculares y las calles empapeladas con carteles brillantes. Y nosotros pensamos que si no son capaces de permitírselo, debe ser que no son lo bastante buenos, que juegan en segunda división y no son de confianza. Como de costumbre, medimos las cosas por las apariencias.

    Pero las apariencias y los titulares de periódicos cuestan dinero. Mucho. Y los bancos siempre van a estar ahí dispuesto a propocionarlo porque saben que obtendrán mucho más a cambio. En ese intercambio a nosotros, los ciudadanos, los números nos van a salir siempre rojos.

    Y esto no va a cambiar mientras el sistema no cambie. No basta con elegir quien gobierna cada cuatro años. Igual que ninguna empresa permitiría que su gestor estuviese a sueldo de la competencia, es fundamental que los partidos no puedan recibir fondo alguno de organizaciones cuyo interés no coincide con el del país. Ningún partido, de forma que todos jueguen en la misma liga y con los mismos recursos.

    Igual que quizá deberíamos plantearnos subvencionar parcialmente los medios de comunicación y fijar leyes antimonopolio más severas en el sector. Siempre será mejor medios de comunicación dependiente de subvenciones del estado, antes que de subvenciones del lobby empresarial de turno.

  1. Tweets that mention Sus fechorías salen gratis: paga el ciudadano « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: