Los políticos que nos merecemos

Dos tercios de los ciudadanos desconfían tanto de Zapatero como de Mariano Rajoy. Es la primera vez en la historia de nuestra joven democracia que el retroceso de la popularidad de un presidente de Gobierno, no catapulta a su opositor. Nunca ha habido mayor desencanto de la ciudadanía por la política. Estas ideas fueron algunas de las expresadas por expertos, anoche,  en Hoy, el programa de Iñaki Gabilondo en CNN+, un espacio tan poco masivo y promocionado que hoy ya no es posible encontrar, por ejemplo, los nombres de los sociólogos que participaron. Y es el mejor Gabilondo, el del análisis sosegado, el de la búsqueda de las causas que desencadenan noticias. Necesitamos, imperiosamente además, foros públicos con esa filosofía. Jornadas en las que –en lugar de contar “Los retos del parlamento europeo”, pongamos por caso- se hable sin prisas de todos nuestros porqués.

A Fernando Vallespín, catedrático de ciencia política, sí le conozco –no personalmente-. También estaba allí. Él, los sociólogos, y las preguntas perfectas de Iñaki, ofrecieron un diagnóstico certero. Veamos. A Zapatero la ciudadanía le reprocha sobre todo su ingenuidad, ése que llaman optimismo antropológico, que le hace quitar importancia al más terrible temporal, dejando a la sociedad a la intemperie, porque le ha disuadido de coger chubasquero y paragüas. A la gente le enfada su irrealidad. Y también creen que no tiene un plan trazado, que improvisa. En ese punto, lo mismo que Rajoy, los ciudadanos piensan que carece de ideas claras, y le reprochan sobre todo su negatividad. Que se opone sistemáticamente a todo lo que hace y propone el gobierno, y sin dar soluciones alternativas que despierten esperanzas. La crispación política es lo que ha hundido definitivamente la confianza de los ciudadanos en sus políticos.

Comentaban los expertos que en otras democracias más consolidadas, los debates parlamentarios tienen mucha más altura y elegancia. “En el británico, pueden hasta soltar carcajadas ante la intervención del contrario, pero no hay mala fe, saña, deseo de aniquilar, y eso la sociedad lo percibe”, vino a decir Vallespín, según recuerdo más o menos textualmente. Pero todos convinieron que más arriba de los Pirineos, los ciudadanos también son mucho más civilizados, más participativos en la obtención del bien común. En definitiva, que en el país de la saga “belenestebanjaneiroanarosaquintanaydemás”, tenemos los políticos que nos merecemos. Es un círculo que se retroalimenta, pero por alguna parte habrá que enderezarlo. La desafección a la política, el divorcio entre dirigentes y sociedad, resta.

Uno de los intelectuales que más admiro –de los pocos, realmente- es Federico Mayor Zaragoza, ex director general de la UNESCO, ex UCD. Precisamente este jueves publicó una tribuna en El País, con ese espíritu constructivo a envidiar. Todos, pero mucho más los españoles, tenemos pendientes pasar “De súbditos a ciudadanos, la gran transición”. Entresaco algunas de sus espléndias ideas y propuestas:

“La solución a los gravísimos desafíos que enfrentamos es más democracia, mejor democracia. Y ello exige participación activa y conocimiento profundo de la realidad, que se dan especialmente en los “educados”, es decir, los que actúan en virtud de sus propias reflexiones y nunca al dictado de nadie”.

(…)

“El artículo primero de la Constitución de la UNESCO establece que el resultado del proceso educativo deben ser personas “libres y responsables”. Educación para todos a lo largo de toda la vida. Para todos, no para unos cuantos. Y todos es muy peligroso, porque los educados no permanecerán impasibles, resignados, sometidos. No serán espectadores, sino actores. No receptores adormecidos, distraídos, atemorizados, sino emisores. No permanecerán silenciosos ni silenciados. Expresarán, con firmeza y perseverancia pero pacíficamente, sus puntos de vista.

Con ciudadanos educados ya no habrá dogmatismo, extremismo, fanatismo, ya nada será “indiscutible” ni se obedecerá de forma inexorable. La educación vence la apatía, induce a la acción.

Sí, la educación es la solución. No hay democracia genuina si no se participa, si los gobernantes y parlamentarios no son, de verdad, la “voz del pueblo”. Educación, pues, para la ciudadanía mundial, teniendo siempre presente el artículo 21/3 de la Declaración Universal: “La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público”.

(…)

“La historia de la humanidad va unida al temor: temor al poder, temor a los dioses, en lugar de amor. Es preciso vencer al miedo con la palabra.

Es esencial “escuchar” el mundo. Observarlo, que es mucho más que verlo y que mirarlo. Tener esta visión planetaria, esta consciencia del conjunto de la humanidad, que es lo que nos permitirá reaccionar sin esperar a tsunamis que nos emocionen, que nos pongan en marcha”.

(…)

“¿Y la gente? ¿Cuándo se “rescatará” a la gente? Es indispensable un multilateralismo eficiente, con instituciones internacionales dotadas de los medios de toda índole que requieren para el ejercicio de su misión”.

(…)

“Y la transición de una economía especulativa, virtual y de guerra (3.000 millones al día en gastos militares al tiempo que mueren de hambre más de 60.000 personas) a una economía de desarrollo sostenible global, que amplíe progresivamente el número de personas que pueden acceder a los servicios y bienes”.

Federico Mayor Zaragoza, que tiene 76 años, es otro de los lúcidos ancianos con visión de futuro, y partidario de no cercenar libertades. Las circunstancias han cambiado: los ciudadanos tenemos Internet.

“Los poderosos, que han ahuyentado desde siempre a los ciudadanos que, con mayor atrevimiento, ocupaban el estrado, no contaban con la “revolución virtual”. La capacidad de participación no presencial (por telefonía móvil. SMS, Internet…) modificará los actuales procedimientos de consulta y elecciones. En síntesis, la democracia”.

Pues eso, cambiemos nosotros para que cambien ellos. Ayudémosles impidiendo que prolonguen el tiempo de la espera hacia una sociedad mundial educada -por todos los medios a su alcance-. Hoy el consejo de ministros debate cortar las alas a Internet. Los autores y firmantes del #manifiesto estamos inquietos por ello y así lo expresan algunos en sus webs y blogs. Acabo de darme cuenta de que – con la ayuda de las valiosas reflexiones que enlazo en el texto- ésta podría ser mi contribución a señalarles a los políticos que están -en numerosos aspectos esenciales para la sociedad- en el camino equivocado.

“Escribo sobre un naufragio / … sobre lo que hemos destruido /ante todo en nosotros… Pero escribo también desde la vida… / de un tiempo venidero”.

José Ángel Valente en

Sobre el tiempo presente.

17 comentarios

  1. Eliecer

     /  12 febrero 2010

    No puedo estar más de acuerdo. Genial.

  2. rosa maría artal

     /  12 febrero 2010

    Gracias, gracias, apoyándose en estos lujos intelectuales, cualquiera. Me voy un rato, cuidádme el blog 🙂

  3. También yo admiro a Mayor Zaragoza. Muy bien traído en estos momentos de tanto ruido

  4. apajerabierta

     /  12 febrero 2010

    Los politicos sólo tienen interés en ocupar el poder. Es triste ver cualquier debate, mitin o alocución. Sólo hay insultos y descalificaciones, (igual que en los espacios de telebasura). El gobierno da la sensación que ha perdido el control de la situación. Hay que tener mucho cuidado con los nombres que ponemos a las cosas. Uno preocupante es el de “OPOSICIÓN”, para designar aal partido que ahora no gobierna, pero que puede gobernar.Como tiene ese dichoso nombre, toda su estrategia está basada en OPONERSE al gobierno. Todo lo que hace éste es NEGATIVO. Muy pocas veces se les ve proponiendo una solución alternativa.
    En la situación que estamos, sería de desear que las grandes formaciones políticas llegasen a algún tipo de acuerdo antes de dejar España hecha un solar.
    Pero esto no lo verán mis ojos, porque lo único que les preocupa es el poder. Es el egoísmo elevado a las instituciones políticas.
    Pero es que la sociedad es así inculta, mal educada, egoista, individualista.

  5. Bueno, sobre la España de Belén Esteban y Jordi González, hay que decir que muchos de los formatos que actualmente se reconocen como televisión basura son importados de esos países que desde aquí creemos tan civilizados. En España aún no hemos tenido una Jane Goody que comercie con su enfermedad frente a las cámaras, por poner un ejemplo. Ese complejo de inferioridad que quien está al sur tiene frente a su vecino del norte también es algo a valorar para intentar superarlo. Un amigo que ha vivido en Alemania cuenta que allí también se tiene con respecto a los países nórdicos, y fíjate la imagen de modernidad y vanguardia que para los españoles tiene el país germano. Es un dato a valorar.

    La España de Ana Rosa y el tomate existe, no cabe duda, y es vomitiva, pero el periodismo patrio debería hacer exámen de conciencia y analizar su (alto) grado de responsabilidad en el fenómeno. Echo de menos un posicionamiento colectivo, diáfano, público, de la profesión contra el periodismo basura, cítándolo con nombres y apellidos, renegando de ellos públicamente.

    No olvidemos que gran parte de la opinión reinante entre la ciudadanía la genera la prensa, esa prensa más preocupada de alimentar a su trinchera que de informar o analizar con rigor y objetividad. Si semejantes generadores de opinión se convierten en los dueños del debate público no podemos extrañarnos que el espíritu crítico se encuentre en peligro de extinción. Los políticos son una consecuencia de ese estado de cosas, no la causa.

  6. Neófito

     /  12 febrero 2010

    Completamente de acuerdo. Más educación y menos adoctrinamiento.

  7. Estoy de acuerdo en que en España la educación democrática es deficiente y por consiguiente hay poco criterio para discriminar. En el caso del periodismo es verdad que los modelos amarillistas vienen de fuera pero aquí los copiamos sin discriminar. Quiero decir sin poner debidamente cada cosa en su sitio, sin mezclar.

    En Europa está bien claro lo que es serio y amarillo y cada cosa se coloca en su sitio. Como de la misma manera, la cultura y el entretenimiento. Se discrimina bien lo que es puro entretenimiento y lo que tiene una calidad artística reconocida. Este tipo de cosas es las que nos hacen diferentes y carentes de capacidad de evaluar la conveniencia de las cosas.

  8. Xavier de Montepí

     /  12 febrero 2010

    Sin ningún ánimo de ofender , me parecía estar leyendo las bienaventuranzas de Jesús , que está muy bien , yo no soy demasiado religioso , pero todo lo que rezume amor me parece correcto , pero diré mi opinión , en este país todavía estamos en pleno camino de transición , los dos líderes se odian a muerte , la extema derecha es legal y se permite el lujo de mandar al presidente con su abuelo , hasta que no se condene el fascismo español y se ilegalizen los partidos fascistas antidemocráticos la transición no llegará a meta , después el socialismo debe de una vez por todas definirse ya republicano , empezar a pedir la tercera a partir de la condena de la dictadura , si no lo hace en un tiempo prudente habrá que crear partidos republicanos como antaño , Salud y República 2020 .

  9. daniel

     /  12 febrero 2010

    Bueno, no cabe duda que un buen termómetro para ver cómo va todo es el Deporte. Y la gestión del mismo, desde la misma base hasta niveles de otro tipo, y es como un reflejo de lo que ocurre en el dia a día. Asi que quizás, por ejemplo, ligando el concepto de educar, de hacer deporte en ese sentido porque no cuidar las estructuras, hacer inversiones para fomentar el deporte. y en otros ámbitos, porque no cambiar esa gestión del propio Deporte. Creo que es importante el respaldo y apoyo del Deporte. No sólo es pensar en subvenciones, es más la iniciativa privada. Hoy leí un artículo de la importancia de incentivos fiscales para el crecimiento del deporte escrito por Emilio Sánchez Vicario. Os adjunto en enlace. http://emiliosanchezvicario.wordpress.com/2010/02/12/incentivos-fiscales-para-el-deporte-en-brasil/

  10. Soto

     /  12 febrero 2010

    Hola Rosa Maria y amigos ciber_contertulios:
    Mayor Zaragoza ,una persona culta,sabia,con deseos de un mundo mejor ,denunciando las causas que nos impiden las mejoras de este mundo.La educación integral (no exclusivamente la especialización) humanistica,espiritual,intelectual y profesional, de la que debiera salir un ser humano con autonomia de criterio,un ser humano que cuestiona,que piensa por si mismo…este maravilloso tipo de persona humana…¿encajaria en la sociedad capitalista con su consumismo a tope?…¿esta sociedad consumista le importa gente preparada ,sensible,culta de verdad ,con preocupaciones cientificas ,artisticas ,culturales y profesionales de rigor ,rigor quisquilloso en busca de la verdadera verdad de las cosas?.sinceramente creo que este tipo de persona(la que quiero) es antagonica al perfil que demanda esta sociedad anomica llena de politiquillos y empresarios especuladores.El prototipo señalado encaja en un socialismo democratico donde la busca de la igualdad y del conocimiento encajan con el sistema y la persona prototipo.No soy ni me gustan los demagogos,puedo ser repetitivo,pero es que yo contemplo esta sociedad muy podrida en los valores humanos ,en la sensibilidad y en la humanización de las cosas y lo que mas me preocupa…….muy consolidada en esas carencias…¿como le damos la vuelta?.
    Si,Rosa,a mi también me está encantando el programa hoy de Iñaqui Gabilondo,está este extraordinario periodista en su salsa , me entusiasma que por fin tengamos un programa así,lo siento por Angeles Barceló y su Hora 25 ,pero es que los contenidos y la forma elegante,comedida,educada sosegada,empatica de Iñaqui valen oro molido.
    Apertas agarimosas,bon fin de semán

  11. Es un alivio leer que hay gente capaz todavía de creer en que, en la llamada era del conocimiento, más educación nos conducirá a una sociedad más próspera y comprometida.
    Por desgracia esta también es objeto de manipulación, y el valor que se le da, va por completo ligado a los réditos que al poder pueda proporcionarle.
    Por otra parte, de nada sirve construir universidades para luego llenarlas de futuros parados.
    Hoy por hoy, las Belén Esteban son más baratas de fabricar y ofrecen un margen de beneficio mucho mayor.
    Saludos

  12. Trancos

     /  13 febrero 2010

    Se piensa erróneamente que las cienes y cienes de reformas educativas desde la ley Villar (Palasí) son un fracaso. Yo no creo que lo sean: no ha vuelto a haber en este país una generación que se cuestione el sistema ni luche por un cambio. De eso se trataba. Ya no hay rebeldes, con causa o sin ella (siempre hay una causa para la rebeldía, aunque el rebelde no siempre sepa explicitarla) . Sólo hay revoltosos. La “revuelta” no persigue un cambio, sólo manifestar un descontento, sin más; la “rebeldía” sí.
    La educación actual no se fundamenta en principios humanísticos sino en plantemamientos tecnológicos y sociológicos. Se creen muy güais porque pretenden preparar a los jóvenes para la reinserción laboral, donde no cabe ni la Filosofía, ni la Historia, por ejemplo, ni la mayoría de las llamadas (mal) Ciencias Humanas (como si hubiera alguna ciencia que no lo fuera). De eso no se come. La educación actual tiene más de adiestramiento utilitarista que de “abrir las mentes al conocimiento a la luz de la razón”. El siglo de las luces se está apagando. Y el sueño de la razón produce monstruos. Felices sueños.

  13. rosa maría artal

     /  13 febrero 2010

    Trancos, da gusto despertarse con una reflexión tan aguda. La leo mientras tomo el café. “Laura” nos recomendó hace bastante tiempo un libro que me costó mucho encontrar -lo logré-, que trata de lo mismo:
    “La escuela de la ignorancia” de Jean Claude Michea, un profesor de filosofía de Montpellier. Es poco más que un folleto y me costó 11 euros.

  14. Da gusto leer tan claras ideas y con tanto sentido. Yo llevo años intentando animar a la gente a votar y no a votar con miedo “por si ganan los otros”. A participar, porque de nuestros votos depende todo: la educación de nuestros hijos, nuestras condiciones laborales, nuestro aparato sanitario, nuestras carreteras, el cuidado de nuestros mayores, nuestra alimentación…absolutamente todo. Hay que hace por desterrar a esta caterva de políticos que hoy nos gobiernan y renovar las instituciones. Si no lo hacemos, en unos años esto se convertirá en una república bananera.

  15. Víctor

     /  13 febrero 2010

    El tema de la educación necesita una reflexión profunda ya que es el crisol donde se concentran todos los males del sistema y a todos nos afecta de forma muy directa.
    Como dice Trancos, en esta sociedad la educación no pretende formar a personas, no tanto “rebeldes”, sino a seres sin ninguna capacidad de pensamiento propio. Las matemáticas, la química o la física podrían ser muy útiles para potenciar la capacidad de reflexión. Cualquiera que tenga un hijo en edad escolar se da cuenta de la incapacidad de construir pensamientos elaborados tienen los estudiantes. Creo, después de padecer este tipo de enseñanzas, en la obsesión que existe en todos los programas educativos con cumplir los temarios. Siempre muy extensos, imposibles de asimilarlos, de pensarlos y repensarlos, de extraer consecuencias elaboradas. Es como si el fin fuera justo el contrario: odiar por los chavales todo lo que tenga que ver con la reflexión, agobiados como están con tanto dato y tanta materia.
    Recuerdo que leí algo muy interesante sobre la enseñanza en Finlandia (¡º en el informe PISA), allí los temarios eran eestructurados conjuntamente por el profesor y los alumnos al principio de cada año.

  16. Vitrubio

     /  18 febrero 2010

    Soy nuevo en esto de los blogs y posiblemente este no sea el blog correcto. Pero tengo una duda y quisiera que alguien me la aclarara.
    Maria Dolores de Cospedal es senadora.
    Según el Art. 55, 1 Los Diputados tomarán asiento en el salón de sesiones conforme a su adscripción a Grupos Parlamentarios y ocuparán siempre el mismo escaño.
    ¿El Pleno de hoy era de la Cámara de los Diputados?
    Si es así, ¿qué hacía la Sra. de Cospedal en el escaño de Soraya Sainz de Santamaría?
    Ver el video del debate de esta mañana aparece al inicio del mismo y sobre el minuto 46.

  17. Vitrubio

     /  18 febrero 2010

    Cuando hago referencia al Art. 55.1 me refiero al Art.55.1 del Reglamento del Congreso de los Diputados. Título III, Capítulo cuarto. Del Pleno

A %d blogueros les gusta esto: