Hoy, en el Puente de Piedra: el hombre de las orejas

Cada 30 de Diciembre, aguardaba a que mi padre me contara la historia que me había fascinado desde la primera vez que me la relató: “Hoy es el día en el que si vas al Puente de Piedra con una camisa mojada, verás pasar a un hombre que tiene tantas orejas como días el año”. El 31 se podía asistir al tránsito del “hombre de las narices”, tantas como el año. La propuesta era sumamente sugerente, y aún no sé cómo en mi osada curiosidad no me arriesgué a empapar una camisa y arrostrar el frío y el cierzo de Zaragoza en Diciembre para contemplar aquellos singulares fenómenos. Lo cierto es que un hálito de sensatez se imponía: la condición era suicida y habría de esperar contingencias mejores.

Hoy se aguardan 17º de temperatura en Zaragoza y lluvia. 24º en Murcia, o 20º en Bilbao. Apenas entrañaría riesgo de pulmonía buscar al hombre de las orejas, y al hombre de las narices en unas horas. Muere el planeta saqueado, mientras encarcelan a sus defensores, y nuestros dirigentes se lavan las manos tras los banquetes de las cumbres internacionales.

Rechazo los balances de simple efeméride, pero no los que nos sitúan ante realidades sostenidas. 2009 ha registrado un aumento del número de periodistas asesinados, perseguidos o censurados (en este caso más en Internet, el medio que no existe para un juez de Madrid). También ha crecido el de despedidos y prejubilados. No eran ésos que vemos gritar en los debates, ni los que sacan los trapos sucios de los famosos de cuarto pelo y que han ensuciado el prestigio de la profesión. Eran algunos de los muchos que aún pueden contar lo que pasa, si se les presta oídos y ojos.

En Internet, o en una esquina del periódico que fundó se puede ver también, este resumen de “El año de la crisis” de Ignacio Escolar: “Fueron doce meses tan terribles, tan dramáticos, que las grandes fortunas españolas se volvieron un 27% más ricas. El patrimonio empresarial de Amancio Ortega creció un 37%; el de Emilio Botín, un 71%; el de Esther Koplowitz, un 24%… El déficit se multiplicó por cinco, el PIB perdió un 3,6% y el paro alcanzó el 18%. Pero que la miseria no avinagre el champán, que el 2009 tampoco ha sido para tanto, que la bolsa ha subido un 30% y ayer alcanzó su máximo anual. Desde lo alto de los 12.000 puntos piramidales del Ibex 35, doce meses de mierda nos contemplan. La crisis es así, asimétrica. Relativa. Los pobres son más pobres, los ricos son más ricos y el capitalismo nunca cambia, que la vida sigue igual”.

Un anciano sociólogo polaco, Zygmunt Bauman, nos da todas las claves también en reservados reductos de la Red, o de esos pintorescos lugares donde además de best Sellers venden libros: “Del capitalismo como “sistema parásito”. Así comienza a argumentarlo.

“Tal como el reciente “tsunami financiero” demostró a millones de personas que creían en los mercados capitalistas y en la banca capitalista como métodos evidentes para la resolución exitosa de problemas, el capitalismo se especializa en la creación de problemas, no en su resolución.

Al igual que los sistemas de los números naturales del famoso teorema de Kurt Gödel, el capitalismo no puede ser al mismo tiempo coherente y completo. Si es coherente con sus propios principios, surgen problemas que no puede abordar; y si trata de resolverlos, no puede hacerlo sin caer en la falta de coherencia con sus propias premisas. Mucho antes de que Gödel escribiera su teorema, Rosa Luxemburgo publicó su estudio sobre la “acumulación capitalista” en el que sugería que el capitalismo no puede sobrevivir sin economías “no capitalistas”; puede proceder según sus principios siempre cuando haya “territorios vírgenes” abiertos a la expansión y la explotación, si bien cuando los conquista con fines de explotación, el capitalismo los priva de su virginidad precapitalista y de esa forma agota las reservas que lo nutren. En buena medida es como una serpiente que se devora la cola: en un primer momento la comida abunda, pero pronto se hace cada vez más difícil de tragar, y poco después no queda nada que comer ni tampoco quien lo coma…”

No sé cómo recordará la Historia este tiempo, necesariamente finito, que nos ha tocado vivir. Lo peor es que si, tomando ese vertiginoso tren habilitado, me fuera hoy al Puente de Piedra de Zaragoza, quizás comprobara que ya no acude el hombre de las orejas, porque carece de ellas o las tiene taponadas. Pero aún es una tentación desplazarme. Tal vez… el año próximo… una vez más. Salvo que quieras venir conmigo, que vayamos todos a gritar serenos sobre el Ebro, para reabrir conductos auditivos que trasladan ideas al cerebro.

(A David, a quien también fascinaba la historia que le contaba su abuelo).

(He encontrado siete entradas al  blog traducido al alemán . A mi “xenofilia” le ha encantado).

6 comentarios

  1. Mili

     /  30 diciembre 2009

    “Salvo que quieras venir conmigo, que vayamos todos a gritar serenos sobre el Ebro, para reabrir conductos auditivos que trasladan ideas al cerebro”.

    De acuerdo contigo en cuanto REABIR CONDUCTOS AUDITIVOS, hoy mas que nunca tenemos que abrir brechas, tapones, puertas, tender puentes entre nosotros porque de que sirve que vivamos en la época de la globalización y el internet si seguimos encerrados en viejas ideas y tradiciones que a veces no nos dejan avanzar y con esto no quiero decir que las ideas y cultura propia de cada pueblo no sean resopetables pero si van por encima de la dignidad humana es necesario modificarlas.

    Saludos desde Lima.

    MILI

  2. Soto

     /  30 diciembre 2009

    Hola Rosa Maria y amigos bloqueros:
    Nada,nada se puede pensar de que un año va a ser mejor que otro ,siempre que nos siga dirigiendo el capitalismo; sufriremos una “rebaja continua” en la justicia social ,en la enmacipación del ser humano y una aumento voraz del consumismo que nos devora y por lo tanto nos hace “no ser” personas con criterio propia y con un sentido de la solidaridad .eso es lo que es el capitalismo voraz de hoy dia ;por lo tanto no nos puede extrañar la degradación que el capitalismo provoca.Hoy todas las actividades que realiza el ser humano “son comercializads ” muchas sin entrerarnos,somos una mercancia ,una penosa mercancia,;el que quiera rebelarse se ecuentra condenado,atado por “unos garrotes” que le impiden ser libres.
    Apertas agarimosas
    Ahhh,Rosa,felicidades por ser traducido el Blog al aleman,por lo menos parte de el ,a mi sinceramente no me produce extrañeza,lo que vale ,vale y se extiende ,reiteRo mi enhorabuena.

  3. Rocamadour

     /  31 diciembre 2009

    Magnífico texto. Me ha gustado mucho lo del polaco y Gödel, habrá que buscar el librito. Y espero que te hayas percatado de que lo del alemán es una traducción automática de Google. Funciona con cualquier página que le indiques.

  4. rosa maría artal

     /  31 diciembre 2009

    Por supuesto, lo que destaqué es que hubo varias entradas al blog en alemán, varias personas que lo buscaron en ese idioma y eso sí me sorprende. El libro del polaco pinta bien, sí, igual que otro que nos recomendó Laura en su día: la escuela de la ignorancia de Jean Claude Michéa -que ando buscando-.
    Gracias por estar ahi. Un beso.

  5. Rocamadour

     /  31 diciembre 2009

    No entendí bien, mis disculpas. Y feliz año 2010 y esas cosas, te mando un beso yo también.

A %d blogueros les gusta esto: