Los españoles europeos pagamos aún la transición

Decía anoche Iñaki Gabilondo: “Imaginemos a dos entidades bancarias intentando captar a un cliente. Imaginemos que ninguno de los bancos le dice nada de lo que va a hacer con su dinero, ni le propone nada, ni le presenta plan alguno. Imaginemos que en lugar de eso cada banco le ofrece detalles tenebrosos del banco rival, de sus marrullerías e irregularidades, acusándole de todo tipo de indecencias financieras. Pregunta ¿Qué creen Vds que haría el aspirante a cliente? ¿Examinar cuidadosamente todas las acusaciones y depositar sus fondos en el que le pareciera menos canalla de los dos?. O por el contrario ¿poner los pies en polvorosa, rumbo a su casa, para esconder su dinero en una caja de zapatos?”

La metáfora no puede ser más ilustrativa. Pero en mi impenitente rechazo de la “equidistancia” –con comillas- el hecho de que dos personas se enfrenten no implica necesariamente que ambas mientan. Los periodistas debemos buscar los datos fidedignos que orienten al ciudadano. Los datos. Algo que suele hacer Gabilondo, por cierto. Bien es cierto que los fanáticos los ignorarán si contradice sus creencias (lo que creen al margen de la realidad).

No vi el debate. Me propongo huir de los pozos de mierda por si me impregnan. Europa ha perdido la batalla en España en este nuevo round electoral: no les interesa ni a los implicados en la contienda. Sólo que somos todos, no sólo los candidatos oficiales. Escribe Blanca Vila, magistralmente, en El País, lo mucho que necesitamos Europa. Sí, los españoles en particular. Y ya no son las carreteras, sino su espíritu democrático. Una transición política desde la dictadura, vigilada en opción de poder por los vencedores, sin dilucidar responsabilidad alguna por los atropellos –España es el único país desarrollado que no lo ha hecho-, no podía traer otra cosa.

Aunque acudan dos mil personas a votar, es seguro que volveremos a mandar a representarnos en Europa a un señor -Jaime Mayor Oreja- que considera peor el aborto –legal en toda la UE- que los abusos sexuales a menores, penados en todos los ordenamientos jurídicos. Ahora dice que no lo dijo. Lo hizo.

http://www.cadenaser.com/espana/audios/mayor-oreja-primero-derecho-vida-terrible-sagrado/csrcsrpor/20090529csrcsrnac_2/Aes/

O a Vidal-Quadras que considera que el error estuvo en la Segunda República que fue la que trajo el golpe de Estado y los cuarenta años de dictadura. Sí, la democracia funciona así: no nos gusta cómo funciona el gobierno elegido por los ciudadanos en las urnas, y sacamos los tanques y las bombas, fusilamos a unos cuantos y ya podemos vivir en “extraordinaria placidez”. En Alemania quienes defienden esas soluciones tendrían serios problemas con la ley. Aquí se les vota. Porque el problema reside en realidad en la sociedad española. La más atrasada culturalmente del mundo desarrollado, a excepción de la norteamericana. Un sólo ejemplo pero muy gráfico: mientras en Francia la película más popular fue en 2004 “Los chicos del coro”, en España fueron los Torrentes… de mal gusto.

La dictadura nos castró y supuso un atraso en todos los ámbitos del que no nos hemos recuperado. La aclamada transición enseñó a sus artífices que en España sí es posible dar un golpe de Estado y oprimir a la ciudadanía durante cuatro décadas con total impunidad. Por eso tenemos esta derecha que espeluzna en particular a la derecha francesa, y a la del resto de Europa a excepción de la Italia de Berlusconi. Por eso tenemos esta sociedad.

Necesitamos Europa, subamos a su tren en la próxima estación: el 7 de Junio. Costará buscar asiento, mucho, pero al menos debemos emprender la marcha.

Entrada anterior

3 comentarios

  1. Transcribo aquí la misma opinión que dejé en el blog de la escritora Ángeles Caso:

    Cada mañana a las 7, con el radiodespertador en la cadena SER, suelo comenzar el día. Poco después escucho unas declaraciones del diputado catalán del PP, Vidal Cuadras, diciendo que ”por culpa de la República, España sufrió 40 años de dictadura franquista”.

    Tanta saturación de ”perlas” como éstas de estos salvapatrias, de oir tantas y tantas barbaridades, tantos y tantos sin sinsentidos que insultan a la inteligencia de cualquier necio, uno no le queda más remedio que desconectar para no ver perjudicada la propia salud mental. Así pues, hice zapping radiofónico y cambié a una cadena musical.

    Imagine que después 30 años de atractiva Democracia como la que estamos disfrutando, unos ‘’salvadores de la patria” la violaran y atentaran contra ella. ¡¡La culpa es de la Democracia, que con esos escotes y esas minifaldas iba provocando, coño, que uno es un macho y no es de piedra¡¡¡

    http://blogs.publico.es/desdelejos/27/verguenza/#comments

    Añado algo más:
    En cuanto a la posición de los equidistantes o pasotas –es que todos los políticos son iguales–y, los que sabemos discernir qué parte de responsabilidad tienen unos y otros. Un ejemplo claro es en el debate que hubo la semana pasado entre los cabezas de lista, López Aguilar por el PSOE y Mayor Oreja por el PP , en TVE. Mientras el primero se esforzaba de en hablar de lo que toca–de Europa– el segundo de paro, paro, paro y de lo malo malo que era Zapatero que había inventado la crisis mundial. Al final, el candidato socialista no tuvo más remedio que entrar al trapo. Por si no queriámos caldo, anoche en TVE nos dieron otra taza; más de lo mismo.

    Yo no lo ví porque estaba trabajando, pero si hubiera estado en casa, tampoco lo hubiera visto; hubiera puesto la música mientras navegaba por interntet. Los únicos que tratan de hablar de Europa son el PSOE, y algún otro partido menor como IU o Los Verdes. El PP , a pesar de la corrupción generalizada que tiene en casa, a pesar de la indecencia, la chulería , la prepotencia con que gobiernan al más puro estilo mafioso de Gil y Gil o Berlusconi; vienen hablando cínicamente de unos contratos de la hija de Chaves y de si un presidente de un gobierno como Zapatero, viaja en un avión militar. ¡¡Igual querrán que Obama viaje en burra, no te jode¡¡

  2. Florián Yubero

     /  3 junio 2009

    Los espectáculos que han dado son organizados y reflejan una manipulación al ciudadano sencillo, que se deja influir por banderas viajes y cenas multitudinarias, como señuelo para atraer tu voto.

    Vergonzante los abrazos al líder del grupo que le apoyo, al que el ahora sostiene y califica como los mejores políticos y ciudadanos honrados. Cuando andan por los juzgados. En desprecio a la ciudadanía.

    Desconcierta que los visos de amiguismo manejen la política, con objeto de conseguir poder, para vivir a costa de los frutos que desde el poder corrupto se alcanzan, donde los intereses de los ciudadanos quedan postergados.

    Asombra la falta de cordura, las calificaciones insultantes, las críticas permanentes, la alegría de que la economía global vaya mal, porque puede originar un cambio favorable a ellos.

    Gane quien gane las promesas vertidas en las regiones o ciudades asombran por su falta de realismo. Prometer, prometer, …y ganar para al día siguiente olvidar porque son imposibles de cumplir.

    Estas elecciones son como un test multifactorial, donde se mide:
    • La salud política y mental del ciudadano,
    • La capacidad de soportar la opresión,
    • El nivel en la disposición a la destrucción de libertades.
    • El volumen de la clase trabajadora dispuesto a la inmolación.
    • La capacidad de seducción de los mensajes de contenido aznarista y franquista
    • La sensatez del ciudadano.

    Si nos queda algo de cordura que se utilice en reflexionar y decidir en la participación social de votar con ética y moral, sin dejarnos influir por pasiones o dogmatismos caducos.

  3. Vamos a ver, es muy respetable que a usted no le gusten los Torrentes, como lo es que a mí que no me interesen los niños cantores. Otra cosa es pretender tachar a sus espectadores de retrasados y hasta de franquistas.

    Imagino que no le gustaría que se hicera lo contrario ¿verdad? Sobre todo cuando es desde medios de derechas y d extrema derecha desde donde se ataca a la saga Torrente y se defiende la de los chavales cantarines (“una película bonita y ¡sin sexo ni violencia ni lenguaje soez!”).

A %d blogueros les gusta esto: