El #14N de las dos Españas

Los ciudadanos han vuelto a rechazar las políticas del Gobierno central y de los autonómicos como CiU. A pesar de la vomitiva guerra de cifras y de los intentos de manipulación. Por ejemplo Hermann Tertsch grabó la víspera su bien pagada intervención en Telemadrid diciendo ya que la huelga había sido un fracaso. Por lo menos, secundó el paro. Por ejemplo, en la manifestación de Madrid, en la foto que encabeza este texto, dice la Delegación del gobierno que había 35.000 personas, poco más que en el Madrid Arena. Del mismo modo gestionan la economía… y la educación.

Realmente notable es, sin embargo, la confusión de ideas de quienes secundan los recortes en materias esenciales y de derechos, porque no otra cosa hacen quienes se han opuesto a la huelga con los más variados motivos. En mi barrio y adyacentes volvieron a abrir las tiendas en un 90%. Cerraron los de siempre. Y también, dos que levantaron siempre en toldo en ocasiones anteriores. Ahora ha sido por quiebra. No abrirán más. Los comerciantes comentan que ellos “viven de su negocio”. El día de la Virgen de la Almudena –o de cualquier otra- también, pero en cerrar por una festividad religiosa no hay problema. La cuantía de su caja este 14N no paga el precio de avalar las políticas que nos perjudican a todos. Vienen más recortes, se anuncian 500.000 parados más. Esa mirada corta, que no ve el presente ni prevé el futuro, es lo más funesto de una sociedad educada en la ignorancia y la sumisión durante siglos. “Respeta la libertad de hacer huelga o no”, sí, pero informada, educada, razonada, y con ese sentido cívico que es exigible a un ciudadano que vive en comunidad: pensar en el bien común. Es lícito tirarse un pozo, pero bastante menos arrastrar con ellos a los demás. ¿Qué milagro “virginal” aguardan que ocurra?

Hay otra sociedad, otra España, otra ciudadanía. Miles de ciudadanos que, sin embargo, sí se han hecho oír. Arriesgándose a recibir palos y multas. Por ellos mismos, y por los demás. Incluso un niño que acudía con sus padres a la convocatoria en Tarragona y resultó herido por los Mossos, la policía autonómica catalana, la de CiU, la de Artur Mas, el salvador. Según, TVE, fue “al quedar atrapado en una manifestación”. No nos explicaron la teoría de las porras voladoras.

Simplemente son las dos Españas. Una vez más. Lo peor es que la mayoría de las veces ganan los mismos.

Una desmedida presencia policial y fuerte represión. Eldiario.es ha informado todo el día, sin publicidad, sobre el desarrollo de la huelga. A las 22,30 Madrid estaba así, como ha recogido el vídeo del subdirector Juan Luís Sánchez.

Ha sido una huelga europea. Todos juntos, mejor.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: