Obama, if you cannot, yes, we can

 

Barack Obama se ha permitido volver a presionar al actual gobierno español, como hizo con Zapatero aquellos fatídicos días de Mayo de 2010. Entonces para que el presidente socialista español aceptara los recortes neoliberales que le imponía Bruselas, ahora para que Rajoy pida de una vez el rescate y se “recapitalicen” los bancos. Lo mejor es cómo califica de “inteligentes” las medidas impuestas por el PP y, aunque dice que menos recorte sin crecimiento que vamos a ahogarnos, alaba la “reforma” laboral y otras involuciones de las que espera que con el tiempo “den frutos”.

 Obama nos embarcó a medio mundo en un proyecto de ilusión. El primer presidente negro de los EEUU, había sido resultado algo así como de un proyecto colectivo, de cuantos trabajaron boca a boca, ordenador a ordenador, para que resultara elegido. Desde Europa le “votamos” con pasión.

 El 20 de Enero de 2009 tomaba posesión en Washington ante la mirada y la esperanza de millones de personas. De su discurso competo –que merece la pena volver a leer– quiero destacar estas ideas expuestas al comienzo:

 “Es bien sabido que estamos en medio de una crisis. Nuestro país está en guerra contra una red de violencia y odio de gran alcance. Nuestra economía se ha debilitado enormemente, como consecuencia de la codicia y la irresponsabilidad de algunos, pero también por nuestra incapacidad colectiva de tomar decisiones difíciles y preparar a la nación para una nueva era. Se han perdido casas; se han eliminado empleos; se han cerrado empresas. Nuestra sanidad es muy cara; nuestras escuelas tienen demasiados fallos; y cada día trae nuevas pruebas de que nuestros usos de la energía fortalecen a nuestros adversarios y ponen en peligro el planeta.

Estos son indicadores de una crisis, sujetos a datos y estadísticas. Menos fácil de medir pero no menos profunda es la destrucción de la confianza en todo nuestro territorio, un temor persistente de que el declive de Estados Unidos es inevitable y la próxima generación tiene que rebajar sus miras. Hoy os digo que los problemas que nos aguardan son reales. Son graves y son numerosos. No será fácil resolverlos, ni podrá hacerse en poco tiempo. Pero debes tener clara una cosa, América: los resolveremos.

Hoy estamos reunidos aquí porque hemos escogido la esperanza por encima del miedo, el propósito común por encima del conflicto y la discordia. Hoy venimos a proclamar el fin de las disputas mezquinas y las falsas promesas, las recriminaciones y los dogmas gastados que durante tanto tiempo han sofocado nuestra política”.

 El resuello le duraba aún en Junio de 2009 cuando achacó a la “cultura de la irresponsabilidad” de Wall Street y aledaños la crisis. Y añadió: Sabemos que esta recesión no es el resultado de un fracaso sino de muchos, y muchos de los difíciles desafíos que afrontamos son producto de una cascada de errores y oportunidades perdidas durante el curso de varias décadas”.

 Las noticias del día, de todos los días, sajan el alma a través de poderosos síntomas de involución. Hasta Chile resucita a Pinochet mientras en España nos anega la corrupción consentida y apoyada, la incompetencia, la tenaza y la tijera. ¿Qué “frutos” va a dar entregar nuestra sanidad, nuestra educación, nuestra trabajo y futuro, nuestros derechos, “a la codicia e irresponsabilidad de algunos”? Resulta inconcebible que alguien con cerebro y dignidad lo acepte.

   No vendrá nadie a “rescatarnos” a nosotros, a los ciudadanos que pagamos a tan alto precio la falta de información o de coraje.  “Hoy estamos reunidos aquí porque hemos escogido la esperanza por encima del miedo”, chao Obama -que por otro lado solo miró siempre su culo y los de los estadounidenses-, We can, really We do. Claro que no de uno en uno. Muchos. Juntos. Porque en caso contrario nos meteremos en una sima aún mayor.

Anuncios

12 comentarios

  1. Erizo

     /  9 junio 2012

    Asombroso candor el de quienes pensaron que, por ser negro el presidente, la política USA iba a cambiar.

    Los discursos. ¿Qué son los discursos de los políticos en las pseudemocracias de tipo burgués, sino mera verborrea? La política son los presupuestos y los grupos de presión, todo lo demás es mera morralla. ¿Habrá que recordar la célebre frase del admiradísimo, entonces, “viejo profesor”: “los programas electorales se hacen para no cumplirlos”?

    Pues eso.

  2. rosa maría artal

     /  9 junio 2012

    Parece evidente que lo que quiero resaltar es lo que decía… y dice y hace. Conocen la letra, pero interpretan otra melodía. Lo cierto es que las letras son válidas.

  3. Nodaxi

     /  9 junio 2012

    Es negro por fuera pero blanco por dentro.
    Obama no mintió. Pero cuando dice “we” tiene un sentido diferente al que se pensaba.

    Saludos

  4. Rosa, es evidente lo que quieres decir. Por “desgracia”, y como haces siempre, es muy evidente.
    .
    “El Boss” le apoyó en la campaña con aquel “I have a dream” (tengo un sueño)…
    .
    Ahora, en un nuevo disco lleno de decepción, habla de los que “arruinaron mi ciudad” y “ahora caminan por las calles como hombres libres”…
    .
    ¿Música comercial? quizás. Pero esta letra dice verdades como PUÑOS !!!!
    .
    “Death to my hometown” (arruinaron mi ciudad)
    .

  5. Es importante la gestión que realiza cada gobierno respecto de la crisis, de ahí los resultados, una prueba de ello la estamos viendo ya en Francia, pero la solución real tendrá que venir de un cambio de modelo, el crecimiento insostenible y la no distribución de la riqueza, ya no tiene futuro, la especulación salvaje, al margen de su crueldad, para con los ciudadanos, no puede ser el motor de este planeta, y el cambio que estamos necesitando forzosamente tiene que pasar por escuchar y apoyar a las fuerzas emergentes, tanto en ciencias como en comunicación.
    Los ideales políticos están haciendo un flaco favor, a la vez que entorpeciendo, a los movimientos sociales. saludos a tod@s.

  6. La desolación consiste en que para mucha gente ( y el empeño de los medios) la “democracia” consista en elegir entre este Obama que nada tiene que ver con sus discursos de campaña ( por otro lado, tampoco es extraño ya que no los escribió el) y un Mitt Romney de las cavernas religiosas y voraz quebrantahuesos empresarial y social. La desolación fue la misma para quienes la vista no alcanza mas allá del bipartismo cuando limitaron su opción a un Mariano Rajoy en el breve punto hinchado del souffle (e igualmente liviano) y un Rubalcaba que daba siempre la impresión de que acababa de dar el pésame en un tanatorio…

    No hay esperanza en eso de siempre, y ojalá Syriza , involucrada, penetrada por los movimientos cívicos, una real empatía social y un programa radical ( de raiz de cambio real) lo demuestre en poco mas de una semana. No será su victoria la hecatombe, aunque se empeñen en que así lo veamos, sino el protagonismo de la inteligencia y la voluntad.

  7. Si Zapatero no hubiera estado durante la gestación de la crisis hubiéramos pensado que sería la salvación para España. Hemos tenido suerte en ese sentido, porque nos ha servido para darnos cuenta de que da lo mismo PP que PSOE. Esa debe ser, en mi opinión, la gran enseñanza de estos tiempos: las soluciones no vendrán por la política. Pues en EEUU pasa exactamente lo mismo, sólo que antes. Debemos interiorizar lo que sabemos, porque parece que no nos lo acabamos de creer: Los políticos no gobiernan. Seguimos analizando las cosas como si en su mano estuviera hacer algo, cuando las pruebas demuestran lo contrario. Ni ZP, ni Rajoy (claro que no), ni Obama, ni Hollande, ni nadie está de nuestro lado. De esos, de los políticos, NADIE.

  8. romanbender

     /  9 junio 2012

    Permitidme que me ponga la venda antes de la herida. Yo también he pensado siempre que eso era de reaccionarios, que no llevaba a ningún sitio… pero es que hemos visto que son una panda de traidores, y debemos cambiar la programación que nos han instalado, y que tan bien les viene: la violencia en ningún caso (sólo ellos, eso sí), las urnas son soberanas (cuando manipulan lo que quieren y consiguen así que la urna diga lo que a ellos les conviene), el comunismo ha demostrado que es un desastre (aquí en concreto resulta bochornosa la actitud de los medios supuestamente de izquierdas), el voto útil, e incluso las manifestaciones, que se las pasan por … bueno, por ahí. Me repugna ver a políticuchos como Toni Cantó haciendo la más grosera demagogia, hablando de la sanidad, de la corrupción, de las autonomías, y me imagino que eso es lo que nos espera en los próximos años si no hacemos nada: un nuevo actor idéntico a los otros, pero sin pasado que le impida llenarnos de las mismas mentiras.
    Presidente del gobierno: josé luís sanpedro (el más sabio del lugar); vicepresidente: Carlos Fernández Liria (el más listo del lugar) y de ministro de economía Vicenç Navarro, que de eso sabe lo suficiente. Esos arreglaban el país. Y el mundo si les dejaran.

  9. ana alfonso

     /  9 junio 2012

    Mentir para obtener el poder, mentir para mantenerlo, mentir cuando las cosas van muy mal,mentir cuando ya es una tragedia.
    Me pregunto con tristeza cómo eramos tan valientes cuando el Prestige y le salió tan caro al pp; o cuando una tarde bastó para parar la guerra de Irak y hacerles perder las elecciones.
    También pienso lo mal que lo pasaría la gente de Galicia y como no, la gente de Irak, .¿De aquellos días a éstos, qué ha pasado. Quienes somos?

  10. ea

     /  9 junio 2012

    sólo mira su culo y al que le dedico miradas el excelentísimo ex-primer ministro italiano, muy amigos los dos de alfombras rojas y galas varias, lucha el Señor Obama por el bienestar del 1% de los estadounidenses, el otro 99% roza la pobreza o ya la padece.

  11. Porque, miremos donde miremos, hay trabajo que hacer. El estado de la economía exige actuar con audacia y rapidez, y vamos a actuar; no sólo para crear nuevos puestos de trabajo, sino para sentar nuevas bases de crecimiento. Construiremos las carreteras y los puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales que nutren nuestro comercio y nos unen a todos. Volveremos a situar la ciencia en el lugar que le corresponde y utilizaremos las maravillas de la tecnología para elevar la calidad de la atención sanitaria y rebajar sus costes. Aprovecharemos el sol, los vientos y la tierra para hacer funcionar nuestros coches y nuestras fábricas. Y transformaremos nuestras escuelas y nuestras universidades para que respondan a las necesidades de una nueva era. Podemos hacer todo eso. Y todo lo vamos a hacer.

A %d blogueros les gusta esto: