¿Pero era una guerra?

Hacedme el favor primero de pinchar en el enlace del Telediario, en el minuto 6,40, escucharéis decir a Olivier Blanchard, economista jefe del FMI que “reducir la deuda es un maratón, no un sprint” y añadir esta escalofriante frase: “Es útil recordar que llevó dos décadas recuperar los niveles que dejó la segunda guerra mundial. Ahora, llevará lo mismo o más”.

Yo esta guerra me la he perdido. No sus consecuencias devastadoras, pero sí los parámetros que deben regir según el derecho internacional un acontecimiento de estas dimensiones. No sé cuándo se practicó la declaración de guerra, apenas hay partes diario de su desarrollo, casi no sabemos ni quienes son los contendientes.

Deduzco por el desarrollo de los acontecimientos que las hostilidades las inició el poder económico contra el conjunto de la sociedad. Es decir que esta guerra comenzó el 15 de Septiembre de 2008 con el derrumbe de Lehman Brothers y la cascada de quiebras o apuros que se extendieron por todo el mundo, debido a infames prácticas empresariales. Reflotar a todos ellos a ambos lados del Atlántico –excepto a Lehman Brothers- se llevó una ingente cantidad de dinero público que se detrajo de otros objetivos y se sitúa como parte fundamental de la famosa deuda de los países. En aquel momento, los políticos hablaron de “refundar” el capitalismo y de establecer controles a los desmanes financieros. Aquellos días la lucha parecía más o menos equilibrada, nuestros representantes parecían dispuestos a defendernos.

Pero los políticos sucumbieron, en unos casos porque ideológicamente formaban parte del golpe, en otros porque fueron sometidos (no parece que con gran oposición en el caso de los socialdemócratas en particular el PSOE español). El bando agresor se engrosó. Estábamos perdidos. Y nadie oficialmente nos dio cuenta de ello.

Tres años largos de conflicto han cercenado multitud de derechos y degradado las condiciones de vida de gran parte del bando agredido. Lo peor es que muchos no son conscientes de su condición. Ellos siguen mirando la tele y comiendo sopa boba, más aún, van entregando voluntariamente sus pertenencias y hasta sus víveres. Ayer me quedé muy preocupada al ver el mercado del barrio vacío, a los tenderos mirándome con ganas de cazarme a lazo, y la confirmación: sí, la gente se está quitando de comer. Sin una gota de sangre, salvo la que se escapa toda en las víctimas mortales de lo que llaman crisis.

A día de hoy el mismo FMI –que parece ser uno de los organismos más enterados del conflicto- pronostica para la España regida por el PP y sus ajustes de bombardeo insonoro, dos años de recesión por lo menos, con una caída de la economía del 1,7 solo el primer año. Nos avanza los resultados de la batalla diaria. El Banco de España le añade una cifra de parados de 6 millones de personas. Ellos están organizados.

“Es útil recordar que llevó dos décadas recuperar los niveles que dejó la segunda guerra mundial. Ahora, llevará lo mismo o más”, os recuerdo dice Olivier Blanchard, economista jefe del FMI. Terrible afirmación y nada lejana de la realidad, pero ¿sabemos siquiera si la guerra ha terminado? Porque de la Segunda, surgida tras un crack financiero similar a éste y al consecuente estallido de los fascismos (que hoy ya apuntan), se salió con políticas radicalmente diferentes a las que ahora se aplican. Expansivas, keynesianas.

Es de señalar la carta que en aquellos trágicos momentos, envió Keynes, el fundador del capitalismo moderno y algo más humano, al presidente de los EEUU Franklin D. Roosevelt: “Usted acaba de convertirse en fideicomisario de aquellos que, en todos los países, tratan de arreglar los males de nuestra condición por medio del experimento razonado y dentro del marco del sistema social existente. Si fracasa, el cambio racional se verá gravemente perjudicado en todo el mundo y lo único que quedará será una batalla final entre la ortodoxia y la revolución”.

¿Dos décadas o más así? No sé si veré el final… de no cambiarlo. No sé cuál será el de mi hijo y los hijos de otros padres, pinta muy negro. Dice el ministro de economía español Luis De Guindos que si las medidas no funcionan –él afirma creer que sí, quien sabe de esto y abre los ojos sabe que no- sí se verán “afectados” los servicios públicos, sanidad, educación, pensiones… Han ganado.

Pero hubiera sido esencial que nos lo contaran. Saber que esto era una guerra para tomar seriamente posiciones, para exigir a los medios informativos que nos dieran el parte diario de los avances y retrocesos, de los derechos sociales que caían cada día. Para delimitar cuántos de los agredidos se han pasado al bando beligerante como cobayas sin futuro, con su desidia cómplice, para conocer, en definitiva, a qué nos enfrentamos y organizar nuestras estrategias de defensa. La ola no pasará como un mal viento. Es una guerra. Y van ganando.

28 comentarios

  1. Estando de acuerdo en todo el contenido del artículo, no está de más recordar que la estrategia que usa el bando para congelarnos es justo esa. El miedo. Cada día hay una buena racción de “el mundo se va a acabar…….a no ser que entreguemos todos nuestros derechos”. Por qué ellos saben el futuro y nosotros no?. Hay un mundo fuera de los medios de deformación masivos. Digo, de información . Basta de chantaje continuo. Basta de doctrina del shock.
    Animo!

  2. julio

     /  25 enero 2012

    Efectivamente, es una guerra y, efectivamente, van ganando. Una de las principales batallas ha sido la planteada por los indignados, quejándose, entre otras cosas, de que los ricos no paguen impuestos. ¡Angelicos!

  3. Sí, y el ejército atacante tiene un plan, ellos saben de la superpoblación, del déficit de energía, de un modelo agotado para que todos tengamos una renta per cápita digna (a no ser claro está que los ricos-poderosos repartan el pastel, pero estos son los generales del ejército). Por tanto es fácil ver que sus planes van de recortes, recortes de vidas humanas.

    Ha este lado de la frontera, aun confiamos en Papa Noel (es decir estados democráticos). Pero la gran mayoría en sobrevivir y los que pueden en el iphone 4s. Por tanto el estado de guerra son fantasías de cuatro progres perroflautas.

    Brutal post Rosa. Y yo también me apunto, desgraciadamente, a los que vislumbran un horizonte cual mina de carbón.

    http://economia.migueldearriba.net/2012/01/la-realidad-del-sistema/#more-1338

  4. Si alguno de los presentes es de Logroño o quiere recomendar esta iniciativa a conocidos suyos de esta ciudad y su entorno, aquí va un ciclo de difusión sobre economía actual para que más personas vayan abriendo los ojos. Además de la lucha en las calles -próxima fecha global, 12 de mayo- y la convergencia en la protesta con todos aquellos colectivos que quieran dar un paso adelante -http://bit.ly/yzUjLB-, sigamos con el trabajo de concienciación:

    http://www.xn--asamblealogroo-2nb.com/2012/01/25/cuentos-de-capitalismo-ciclo-de-difusion-sobre-economia-contemporaneo/

    Aúpa

  5. Chapó…!! Este artículo hay que divulgarlo. Y por otro lado, ninguna persona minimamente informada, y por ende, concienciada, debe dejar de actuar como caja de resonancia en cualquier ámbito en el que pueda soltar una buena puya en forma de comentario demoledor. Sea cual sea la reacción que el mismo provoque. Basta ya de silencios cómplices. Es preciso ser beligerantes con lo que tenemos a mano: la palabra, la voz.
    Un grano no hace granero… pero ayuda a conseguirlo.

  6. APC

     /  25 enero 2012

    Que un jerifalte del FMI compare (o justifique más bien) la situación actual con la dejada por la II Guerra Mundial me parece, simple y llanamente, un insulto a la inteligencia de cualquier persona mínimamente formada en Historia.

  7. Trancos

     /  25 enero 2012

    Sí señora. Esto es la guerra. LLevamos siglos de guerra. Quizás milenios: de los esclavos contra los amos, de los siervos contra los señores, del pueblo llano contra la nobleza, de los obreros contra los patronos… Lo que pasa es que a muchos esclavos, siervos, pueblo llano, obreros… se les ha olvidado que son esclavos, siervos, pueblo llano, obreros… No se dan cuenta de que disparan contra ellos y se creen que los del otro lado son sus amigos y lo hacen por su bien. Ya se desengañarán. A hostias van a espabilar. Y cuando quieran enterarse de que eran esclavos, siervos, pueblo llano, obreros… constatarán con pasmo quen sólo son… PARADOS.

  8. Me encanta la metáfora de hoy, lo bien hilvanada que está, la contundencia de algunas de las frases (“Keynes, el fundador del capitalismo moderno”… “Pero los políticos sucumbieron, …no parece que con gran oposición en el caso de los socialdemócratas en particular el PSOE español”). ¡Jo!, qué valor tiene RMA, por menos, a mí, me han llamado sectario.
    Sin embargo una imprecisión, que se refleja perfectamente en el comentario de narbona (“Es preciso ser beligerantes con lo que tenemos a mano: la palabra, la voz”), eso es, en medio de una pelea, lo más adecuado es ponerse a conversar.
    En realidad yo no creo que haya una guerra porque para que la haya ha de haber dos bandos beligerantes, aunque uno ataque y el otro sólo defienda, y éste no es el caso. Aquí sólo hay un bando, ellos, el que agrede. El otro, el nuestro, los agredidos, ni hemos presentado batalla ni estamos planteándonos hacerlo…bueno sí, como también dice Julio (“Una de las principales batallas ha sido la planteada por los indignados, quejándose, entre otras cosas, de que los ricos no paguen impuestos. ¡Angelicos!!).
    Es decir, queremos parar una hemorragia con tiritas, y así, perdón por abriros los ojos de forma violenta, así no hay quien muera tranquilo.
    Si se ha cifrado en 20 años la recuperación, por edad puede que llegue a verla, me encantará leer lo que de algunos vendidos (ZP y la socialdemocracia) o rendidos (Toxo y CCOO) pondrán los libros de historia escritos por los vencedores (Rajoy y su troupe).
    ¡Ay!, qué ganas tengo de que lleguen las elecciones de Andalucía, es como una llamada a filas…ya veréis qué ejército es el que se arma más y mejor.

  9. Sr. Rajoy:

    Sus recortes para controlar el déficit son tan inútiles como los del Sr. Zapatero. La prima de riesgo de nuestra deuda soberana continúa estando en DEFCON 1 (por encima de los 300 puntos básicos) y sin el más mínimo indicio de bajar. Todos sabemos que a usted le encanta poner de ejemplo a las familias, y por ello haré lo mismo. Su política, como la de su predecesor, equivale a la de un padre (y no conozco a ninguno que realmente así lo haga) que sustrae el pan de la boca a sus hijos (los ciudadanos) para pagar las deudas y avaricias de otros (los especuladores y la banca). Y como los otros nunca se sacian, los hijos están condenados a morirse de hambre. Pone usted como ejemplo de sacrificios a Portugal, y todos sabemos como su gobierno ha condenado a vivir en el asco a sus propios hijos. E insisto, ¡para nada!. Portugal sigue teniendo, tras Grecia, la prima de riesgo más alta del planeta… Pulsar “Entrar” (para ver datos) en:

    http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm

  10. Virginia

     /  25 enero 2012

    Lo de los sindicatos como CCOO y UGT no lo tengo tan claro.
    Creo que a los sindicatos se les viene dando duro desde hace muchos años en este país y en Inglaterra…por parte de los empresarios o la derecha. No tengo muy claro que cuenten con el mismo apoyo social que tiene la derecha con sus integrantes.
    Durante el tiempo de Zapatero, les ató bien la voz. Cuesta mucho rearmarse socialmente y de manera contínua. No quiero tirarles por la borda aunque lo que han firmado con la reforma laboral sea un horror.

  11. Me encanta el comentario de Zana, pero especialmente la última frase. ¡Que nadie se la pierda, que a nadie se le olvide!

  12. Armas silenciosas para guerras tranquilas….ya se apuntó aquí hace tiempo. La conquista de esta guerra: mano de obra barata cerquita y cada vez más dinerito a la buchaca ¿Es que no nos vamos a defender? ¿Seguirá la gente votando a los atacantes?

  13. La metáfora de hoy, Rosa, para enmarcar!!! Me es imposible opinar ante algo tan aplastante.
    .
    Permíteme un contrapunto con la canción “War” de Bruce Springsteen. Voy a intentar traducir lo que dice al principio del videoclip, porque aunque hable de 1985, tal vez sea aplicable a 2012:
    .
    “Si crecieron en la década de los 60, crecieron con la guerra en la televisión cada noche – una guerra que involucró a sus amigos.
    Esta noche quiero tocar esta canción para todos los jóvenes que están ahí fuera. Si estás en la adolescencia, recuerdo a muchos de mis amigos cuando teníamos 17 o 18 años, no tuvimos mucha oportunidad de pensar en cómo nos sentimos acerca de un montón de cosas. La próxima vez, os van a estar mirando a vosotros, y vais va a necesitar una gran cantidad de INFORMACIÓN para saber que hacer. Debido a que en 1985, la fe ciega en sus líderes, o en cualquier otra cosa, puede mataros. Porque estoy hablando de … GUERRA”
    .

    .

  14. Ramón

     /  25 enero 2012

    Fijaros que el problema está en que estamos hablando de economía y nadie explica a la sociedad cómo funciona la economía. Por las consecuencias devastadoras en la sociedad, en este blog todos compartimos la idea de desde dónde salen “los tiros” y hacia dónde van dirijidos. Pero para verlo claro nos hace falta saber una cosa:
    En la microeconomía se estudian las diferencias entre un mercado de Competencia perfecta, un monopolio y un oligopolio. Y, aunque os parecerá un “rollo”, ahí están las claves de todo. Si fuéramos capaces de entenderlo se nos encenderían las bombillas y veríamos las soluciones. Voy a tratar de explicarlo, pero se necesitarían más líneas. Os animo a ampliar conceptos.
    La globalización nos han vendido que es algo bueno porque el mercado de los bienes y servicios, al liberalizarse por la competencia, bajan los precios. Y, efectivamente las camisas, los ordenadores, todo baja, por tanto los consumidores estamos satisfechos. ¿Y las empresas?, pues por lógica, en un mercado muy competitivo, casi no hay beneficio. Por definición en un mercado de competencia perfecta el beneficio es justo el tipo de interés del dinero.
    Si hubiera beneficios por encima de ese nivel, entrarían más empresas a producir, aumentando la oferta y bajando el precio del producto. Y si el beneficio baja del tipo de interés del dinero (2% ahora mismo), las empresas cierran y ponen el dinero, si lo tienen, a plazo fijo en un banco en lugar de invertirlo en la empresa.
    Fijaros que, con la globalización, los precios han bajado, pero las empresas españolas se arruinan por la competencia exterior. Quedaros con esto y, en el siguiente comentario explico qué pasa con el mercado de trabajo, que no deja de ser un mercado como otro cualquiera sometido a las leyes de la oferta y la demanda.
    Porque como consumidores, tendremos que sacar el dinero de algún sitio, para comprar. Y lo sacamos del salario obtenido en el mercado laboral. Y, atención, porque esto es lo importante: !En el mercado laboral somos la oferta!!!!!!!, y por definición, a los oferentes no les interesa un mercado de competencia perfecta, como el mercado global. Ahhh, ahí está la clave amigos.

  15. Cuna del Cea

     /  25 enero 2012

    Colosal post Rosa: leed y divulgad.

  16. Ramón

     /  25 enero 2012

    Retomo el argumento: En el mercado laboral global, la demanda son las empresas y la oferta todos los trabajadores. Los españoles, los brasileños, los chinos……Nos han metido en un mercado laboral Global de competencia perfecta.
    ¿Y, alguien sabe cual es el salario a cobrar, por definición de mercado de competencia perfecta si aplicamos las “leyes del mercado”? Pues tiende a cero, como en el caso del mercado de bienes y servicios. Entendiendo cero como aquel salario tan miserable que prefieres irte a criar gallinas al campo a trabajar para un usurero. En España se calcula que ese nivel son unos 400 €, pero la seguridad social, vacaciones,pensiones…. te las pagas tú si puedes de esos 400.
    Esto es todo., Ahora puede uno leer lo que escriban sobre la crisis y ya lo entiende todo: cuando los bancos comprendieron que nos metíamos en un mercado laboral global, supieron que nunca íbamos a poder pagar las hipotecas. Así que, cerraron el crédito y pidieron dinero para comprar empresas en los países emergentes. Y el paro provoca el déficit y nos vamos hundiendo en este “Costa Concordia” irremediablemente, porque el capitán (El BCE y todas las instituciones como el Gatt, FMI, G-20) nos han llevado adrede contra los arrecifes del mercado global. Y las agencias de calificación van dando el nivel del agua. Y, como en el “Costa Concordia”, no se dice que el barco se hunde, y mucho menos cual ha sido el problema.
    Ahh, pero no preocuparse, cuando nos llegue el agua al cuello, a ese nivel de 400 €, nos recogerá la ultraderecha con el bote salvavidas

    http://internacional.elpais.com/internacional/2012/01/14/actualidad/1326566473_231100.html

    Os animo a coger un libro de microeconomía y a empezar con el tema. Vereis qué pronto se os ocurren las soluciones perfectas para salir de la “mal llamada crisis”. Saludos

  17. Extraordinaria tu explicación, Ramón ¿Es tan difícil comprender lo que nos están haciendo? Lo vemos tan pocos que no se puede dar la vuelta a la tortilla?

  18. José Miguel

     /  25 enero 2012

    Es una guerra. Y van ganando. De momento.

  19. No, no van ganando. Nosotros hemos decidido perder. Las instituciones han decidido perder.

  20. Hola Contracorriente, se te echaba de menos

  21. Opi

     /  26 enero 2012

    ¿Donde están ahora los del 15M?, cada vez me doy más cuenta de que lo que querían era hacer caer al PSOE en favor del pp, ¿porqué no se manifiestan ahora con la de cosas graves que están sucediendo?.

  22. Hola Zana, gracias por tus palabras, he estado por ahí, pero leyendoos siempre.
    Saludos a todos.

    Opi, esa misma pregunta me la he echo yo últimamtente… y despues de mucho buscar el otro día encuentro este post y me quede helada porque comprendi que algo o bastante de verdad tenia, vuelvo a recomendar leerlo, es un poco largo pero muy clarificador y casi al final de post habla de las guerras psicologias o de cuarta generación, que es una forma de canalizar la disidencia, bueno es mejor que lo leais porque yo no soy capaz de explicarlo muy bien. Pero tiene mucho que ver con el descontento ciudadano y como manipular movimientos que surguen….

  23. xisco

     /  26 enero 2012

    Lo que espera, o pienso que debería esperar el pueblo de los gobernantes, de las entidades como por ejemplo ATTAC, son previsiones, supuestos, expectativas de cara a mañana, el próximo mes, el próximo año, y salidas, posibles soluciones. …….. Sólo informes, palabras, recortes de periódicos o comunicados de aquí y de allá, hechos en palabras abstractas, y en lenguaje no apto para cualesquiera no sirve más … que para alarmar, crear la sensación de impotencia, desconfianza y mala leche. Y no preparar al pueblo para reaccionar positivamente y con tranquilidad y sabiendo lo que nos espera, no a oscuras a empujones, y con el se salve lo que pueda. Esos que tienen la información de primera mano, que son capaces de procesarla, que tienen las herramientas y las capacidades son los que han de comenzar la ta tarea de explicar claramente lo que hay, lo que puede pasar y lo que se debería hacer. De esos 10 años que dice el FMI que nos esperan de penurias ya han pasado 1.5/2/2.5 años dependem de cada cual de cada país, nos quedan unos 7/8 años, nadie de los de arriba, de los enterados, enseñan, ninguno tiene una actitud pedagógica, o como mínimo de pater familias a la antigua dando consejos. Estamos esperando !!!!!!

  24. rosa maría artal

     /  26 enero 2012

    ¿Sentado? ¿Por qué crees que alguien tiene la obligación de informarse, reflexionarlo, y servirlo en un plato si es algo que puedes hacer tú? Demasiado se hace, hay que poner un poquito de parte de uno mismo.

  25. NachoZgz

     /  27 enero 2012

    No hubo respuesta a los movimienos nazis en los años 30 que acabaron en la Segunda Guerra. El comienzo del fin del estado de bienestar cabría situarlo en la supresión del vaso de leche en la enseñanza pública por parte de Margaret Thatcher; en las medidas que tomó Ronald Reagan como presidente de EEUU -quiebras de las cajas rurales entre otras, que llevaron a embargos a mansalva- para salvaguardar el “sistema financiero internacional”; en el fomento del individuo cómo referente ético, desde el manido “a mi no me ha hecho nada malo” hasta el “cualquiera haría lo mismo” que parece ser categoría moral por encima del bien y del mal.

    Gracias Rosa.

    P.S.: Me suelen encantar los enlaces musicales que nos regalas. Espero que los guardianes de la web tarden en quitarnos la posibildad de compartir músicas que algunos no conoceríamos.

A %d blogueros les gusta esto: