Rompiendo tópicos sobre la inmigración

Con datos. De la OCDE:

El 24% de los inmigrantes llegados a España tienen titulación universitaria, frente al 18% de la población española en general.

Interesante reportaje en El País.

 

 

Anuncios
Entrada anterior

10 comentarios

  1. http://nelygarcia.wordpress.com. Si España necesita inmigrantes universitarios, es por que no ha invertido en la educación de los suyos, y eso me parece grave.

  2. julio

     /  13 julio 2011

    Bueno, hay que tener en cuenta que, algunos de esos títulos, son difícilmente homologables. Aunque da igual, se homologan.

  3. Umpa

     /  13 julio 2011

    Lo de la inmigración es MUY delicado de tratar a partir de generalidades… Donde vivo (barrio popular del extrarradio, Madrid) había, “antes de”, menos casos de discusiones (serias, muy serias) a voz en grito en plena calle… Debe de ser que aquí no han venido suficientes representantes de ese (ciertamente poco-homologable) 24%. No olvidemos que, además del lado humano (ellos y nosotros, o sea, todos nosotros), el boom inmigracional se proyectó para conseguir cash, rápido y sin demasiada ley contractual molesta de por medio. Complejo y muy delicado. PS. Los importante de los datos de encuesttas no son los datos en sí (lo que se muestra), sino en qué momento aparecen, en torno a qué tema y quién los pone en circulación (lo que no se muestra).

  4. Alzacon

     /  13 julio 2011

    Umpa, tienes toda la razón.

    Que son esos datos, nada más que una parte de un estudio sobre una parte de población. Es decir un resumen de los datos obtenidos, los cuales también se podrían someter a otro estudio mas preciso, por ejemplo en lo de titulos homologables.

  5. Me llaman la atención muchos de los comentarios que ha recibido este post. Se hacen juicios de valor sobre el titular -que podía ser cualquier otro- y no sobre el contenido global del reportaje del país. Tengo la impresión de que esto demuestra que hacemos interpretaciones superficiales sin profundizar en el fondo de las cosas.
    Felicidades por tu trabajo, Rosa María.

  6. Me llaman la atención muchos de los comentarios que ha recibido este post. Se hacen juicios de valor sobre el titular -que podía ser cualquier otro- y no sobre el contenido global del reportaje de El Pais. Tengo la impresión de que esto demuestra que hacemos interpretaciones superficiales sin profundizar en el fondo de las cosas.
    Felicidades por tu trabajo, Rosa María.

  7. Indel

     /  14 julio 2011

    Aquí va otra interpretación superficial más:

    El resumen del post es que en ElPais han publicado un artículo más sobre lo conveniente que es la inmigración y la suerte que tenemos con este proceso paulatino e imparable.

    Simplemente yo lo pondría al lado de los demás artículos de idéntica índole en la que se nos explica lo conveniente que es salvar a los bancos, lo conveniente que es la moderación salarial, lo conveniente que es privatizar las pensiones, lo conveniente que es …
    Más de lo mismo.

    Todos va en la misma línea de pensamiento único neocon.

    Y aquí nosotros haciendo el papel de tonto-útil pensando que esto va de solidaridar proletaria internacional.

    ¡¡Es la globalización capitalista, estúpidos!!

  8. Shy Girl

     /  14 julio 2011

    Si los trabajadores extranjeros tuvieran los mismos derechos laborales que los españoles, sin distinguir entre ilegales y legales, otro gallo cantaría. Con la Ley de extranjería del 2000 se impuso la teoría de que había que desincentivar la inmigración ilegal privándola de cualquier tipo de protección; que la igualdad de derechos daría lugar a un efecto llamada. La consecuencia fue una masa de población sin salario mínimo, sin jornada máxima de trabajo, sin derecho a la sindicación y a la huelga, sin cotizaciones a la seguridad social… Sin derecho a denunciar ningún abuso, ya que supondría el riesgo de la expulsión. Vamos, una ganga para cualquier empresario, obligado a buscar cualquier método para abaratar costes. ¿Cómo no iban a preferir esta “mano de obra de saldo” a la española, o la extranjera legalizada? Supongo que en los años de “abundancia” este tipo de “competencia desleal” no hizo mucho daño, ya que los extranjeros se dedicaban a las tareas que no querían los españoles, dándose una especie de sectorialización de la economía (había trabajos para inmigrantes, y otros para españoles). Pero hoy día, dejar sin derechos laborales a los inmigrantes podría hacer mucho daño a los trabajadores.

    ¿Que al aumentar el número de trabajadores, la competencia por los puestos de trabajo sería también más feroz? Entonces, ¿Por qué siempre ha existido esa obsesión por aumentar la población de un país? ¿Por qué tanto alarmismo ante la bajada de la natalidad? También se podría ver de otra manera: aumentar la población significa aumentar la demanda, y por lo tanto, la necesidad de crear trabajo para satisfacerla, estimulando la economía.

    Me parece peligrosa la sugerencia, en ese mismo artículo, de que “el Estado tiene que mirar dónde recorta”. Uno de los motivos principales de la xenofobia en España, es la idea de que las clases medias y las trabajadoras tienen que pagar impuestos y cotizaciones para mantener el Estado de Bienestar (bueno, lo que quede de él); pero que apenas pueden disfrutar de esos derechos sociales porque las principales ayudas se las llevan los inmigrantes. Un párrafo, escrito de esa manera, y en circunstancias como las actuales, sólo puede llevar a confirmar esos temores, y a que la xenofobia crezca aún más. Por mucho que, aparentemente, el objetivo del artículo sea meternos en la cabeza que la inmigración es necesaria. Por no mencionar que, para acceder a esas ayudas sociales, los inmigrantes tienen que estar legalizados.

    También es un poco tramposa esa comparación entre el 20 y tantos por ciento de la población inmigrante con estudios universitarios, y el 15% en la española. Los que emigran son principalmente jóvenes; en esos grupos de edad, es lógico que predominen los universitarios. El porcentaje de universitarios españoles se hace tomando como referencia toda la población española. Por otra parte, desde hace muchos años, todos los libros sobre inmigración hacen hincapié precisamente en eso: los que deciden liarse la manta a la cabeza y aventurarse en un nuevo país, necesitan un mínimo de conocimientos y de dinero para iniciar el viaje. No se van los que peor están. Los más pobres puede que ni siquiera sepan dónde está España.

    Recomiendo leer un par de artículos de Periodismo Humano de esta semana, contando la historia de los refugiados que huyen de Libia. De vez en cuando, en la radio nos hablan de miles de refugiados del norte de África, y de los que Italia no sabe cómo deshacerse. Apenas nos explican nada más sobre ellos ¿Quiénes son esos refugiados? ¿De qué huyen: de Gadaffi, de los rebeldes, de la guerra…? La mayoría son negros subsaharianos que huyen de la esclavitud: y esto último no es ninguna metáfora ni ninguna exageración (Los artículos lo explican mejor que yo: http://t.co/wRXjCIQ http://t.co/TZIRQb1)

  9. Alzacon

     /  15 julio 2011

    Shy Girl, te confundes en varias cosas.

    La primera y principal, es hacer conclusiones a medida a tus razonamientos y no ha los hechos. Si fuera asi, aún segiriamos pensando en una tierra planta y con unos limites donde habría dragones y abismo.

    La respuesta a tu segundo parrafo está en la “piramide” demográfica. Ya no es que crezca la población sino que se mantenga la distribución de habitantes por edades, debido a el aumento de la longevidad (y no digo que sea malo) y la disminución de la natalidad. Si hay poca gente trabajando o que en un futuro vaya a hacerlo (me da igual el origen, inmigración y/o natalidad) sencillamente el sistema social se derrumbará, excepto si bajamos la edad para trabajar y/o aumentamos la edad de jubilación. En cuanto a tu primera pregunta, la competitividad que no quiere la gente es para los trabajos “bonitos”, basta con mirar quienes trabajan como jornaleros: los extranjeros, pero no ingleses, suecos, alemanes,… sino quienes han tenido que inmigrar para conseguir “mejorar” sus condiciones de vida.

  1. Universitarios inmigrantes | La Voz de Barcelona
A %d blogueros les gusta esto: