Franco y Aznar, esos grandes hombres

Franco fue un general valeroso y católico, que participó en un golpe de Estado contra un Gobierno caótico con el único fin de restaurar la monarquía democrática.

 Causas de la derrota del PP en 20o4: “el aprovechamiento, desde la oposición socialista, del hundimiento del petrolero Prestige”.

La perspicacia de Público nos permite conocer la intolerable ignominia perpetrada -en 50 tomos y un costo con cargo al erario público de 6,4 millones de euros- por la Real Academia de la Historia.  La presentación de la magna obra se hizo en presencia del Rey Juan Carlos y la ministra de Cultura Ángeles González-Sinde (que se lava las manos). El proyecto lo encargó el entonces Presidente Aznar de quien los académicos “son deudores”.

Público actualiza datos este domingo: todo el diccionario parece ser del mismo tenor.

Aplicando las protestas a hechos, hay que actuar. Esta Academia -como otras tantas que lastran el presupuesto para alimentar inoperantes y, en este caso y en otros, franquistas- debe ser disuelta y sus miembros responder con su patrimonio a la devolución de lo gastado en este Diccionario Biográfico Español. Como mínimo.

28 comentarios

  1. Ya dije que hoy no estaba para ironías.

  2. Si, yo también he visto esto… y oye, igual que mi abuela monárquica por ende, franquista, siempre me he preguntado cómo vivían eso de que tardar 40 años en restaurar esa monarquía que tanto decidió defender…

  3. José

     /  28 mayo 2011

    Que chistes más graciosos se pueden leer en estos libros de historia. Ahora mismo me bajo al quiosco de gominolas a comprarme la colección completa. ¿Lleva los DVDs complestos del NoDo?
    Por cierto, ¿alguien sabe de algún curso para entrar en la academia ésta? Qué erudición, oiga.

  4. Desvergüenza intolerable. Ni en los mejores tiempos!!!!

    Un abrazo, Rosa.

  5. No me lo puedo creer!! En qué país vivimos?? Y Sinde… ¿para qué piensa que le pagamos su sueldo? para retroceder?

  6. Así nos quieren idiotizad@s, para que se puedan decir chaladuras de este tipo y al final nos las acabemos creyendo. Realidad virtual.
    Con actos como estos nos vamos hundiendo cada vez más en la mierda.
    Saludos.

  7. ¿González-Sinde, se lava las manos? Pero si es que ni puede abrir la boca, porque es la culpable del bienestar presente y futuro de los empresarios del sector editorial español, donde el pobre autor es explotado.

    Si es así, pues otro retoque de maquillaje para ensalzar las cualidades de los de un bando, porque es así como vive nuestra sociedad anquilosada en los dos malditos bandos, en lugar de la unir fuerzas. Otro ejemplo de manipulación fue tu entrada con el video de la candidata del PP, pero con un enlace donde “evitaba” descubrir la verdadera historia ya que el video no comenzaba desde el principio. Aquí cada cual maquilla la verdad (de la historia) según sus intereses…

  8. MARIA 143

     /  28 mayo 2011

    Increible. Siguen pensando que somos tontos y no nos enteramos de nada.
    Gracias Rosa M. Que podemos hacer? no parece que escribir al Ministerio de Cultura sea una opcion practica.

  9. Vicent

     /  28 mayo 2011

    ¿Quedará algo que no esté podido? Lo alarmante es que el ritmo de la podredumbre es vertiginoso. No se si al final se salvará alguien.

  10. No se trata sólo de ser prácticos, también de demostrarles que no estamos de acuerdo y no es cosa de uno o de dos.

    Dejo una dirección – digamos que por el estilo más o menos de Sinde -. El caso es que piensan en ellos mismos y nada más.

    En este post, en este enlace hay comentarios pendientes de aprobar (éstos, sólo se ven desde el ordenador que se han enviado siempre y cuando no se borren los coquis. Si se borran, para volver a ver los comentarios pendientes de aprobar, hay que enviar otro comentario y se vuelven a ver todos los enviados desde l mismo ordenador.

    Dejemos comentarios aquí, es el Mº de política social, consumo… que le coste también en como se va el dinero. Después se requerirá más dinero para arreglar el desastre de la gestión de estos 6,4 mlls€.

    http://www.leirepajin.com/2011/05/la-buena-vida/comment-page-1/#comment-21684

  11. Soto

     /  28 mayo 2011

    Hola,Rosa, y amigos contertulios:
    Esto,es fuertisimo.Tratandose de la Academia de Historia_principio a la verdad ,el rigor en la veracidad de los hechos-.¿No hay ningún mecanismo Institucional para romper todo esta obra y echarla a la papelera?..!Que un rayo me parta,pero cada dias estoy mas descolocado!¿o es que nos descolocan muy sutilmente?.
    Boas noites,apertas agarimosas

  12. Trancos

     /  28 mayo 2011

    No creo yo que a la Sinde le preocupe demasiado el rigor histórico del “Diccionario Biográfico Español”. Lo que le preocupa a la Sinde es que alguien lo piratee (ya lo sé. Es una maldad pero me lo has puesto a huevo).

    Otra maldad: al próxim@ ministr@ de educación y cultural le importará un huevo que lo pirateen. A lo peor hasta se lo regala a todos los escolares del país.

  13. Echadle un vistazo al listado de miembros. Mirad sus apellidos. Os sonarán. Queipo de Llano, Cañizares, marqués de nosedonde, duque de Tetuán…
    Demócratas de toda la vida, ande va.

  14. eliecer

     /  29 mayo 2011

    Puaag.

  15. Shy Girl

     /  29 mayo 2011

    Este tipo de diccionarios biográficos son obras colectivas. En la misma página del proyecto se explica que, detrás de cada biografía, hay un grupo de trabajo, liderado por el historiador que la comisión directiva consideró más “versado” sobre el personaje en cuestión. Lo que quiero decir es que puede ser un poco injusto juzgar el trabajo de tantas personas por los desafueros de algunos. Habría que consultar más entradas (¿Cómo se trata a Azaña, o a Felipe González, por ejemplo?). Aunque el criterio de la comisión para considerar que Luis Suarez Fernández era el historiador más adecuado para tratar a Franco, pues da que pensar ( aquí su ficha en la Wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Su%C3%A1rez_Fern%C3%A1ndez)

    Cuando Franco ganó la guerra, los generales monárquicos que apoyaron el golpe, presionaron para que restaurase la Monarquía, y le entregara la Corona al conde de Barcelona, Juan de Borbón. Franco se negó, alegando que don Juan, manipulado por los intereses extranjeros, implantaría una monarquía “blandita”, moderada, parlamentaria, basada en el modelo europeo; y que las izquierdas aprovecharían esa apertura “liberal” para volver a apoderarse del poder y sembrar el caos en el país. Es decir: cualquier apertura liberal o democrática del régimen, era vista como una rendija abierta al enemigo. Y esto lo documentó ya uno de los ministros de Franco, Laureano López Rodó, en los tiempos de la transición (La larga marcha hacia la monarquía. Barcelona, Noguer, 1977).

    Eso, por no mencionar su convencimiento de que se había ganado el derecho vitalicio de gobernar la nación, por el hecho de haber ganado la guerra.

    Cuando Franco ganó la guerra civil, aunque parezca extraño decirlo, el totalitarismo “estaba de moda”. No todos compartían el credo fascista al 100% (por ejemplo, las derechas tradicionales rechazaban el discurso anticapitalista y populista de los nazis); pero las derechas veían sus formas (control absoluto del Estado sobre la sociedad, violencia para acabar con el enemigo) como la mejor forma de imponer sus ideales y combatir el peligro comunista. La democracia parlamentaria y el Estado de Derecho se veían como vejestorios burgueses a los que había que superar. En estas circunstancias, Franco declaró en una entrevista a un periódico inglés (lamento no acordarme del nombre, pero es una cita bastante famosa entre los historiadores) que España adoptaría la fórmula de los “Estados modernos”, que era la totalitaria.

    Y en esa dirección fueron sus primeros pasos. Puede que la Falange no tuviera poder real, y ya estuviera instrumentalizada al servicio de Franco. Pero supo aprovecharse de su doctrina para crear un Estado poderoso, que controlaba todos los aspectos de la vida social, incluyendo el mismo Partido.

    Se intenta decir que la ideología del régimen le daba demasiada importancia al humanismo y el cristianismo, como para caer en ningún tipo de totalitarismo. Pero los pensadores del régimen de aquella época, como Legaz Lacambra, intentaban demostrar que la forma más acabada de humanismo era el Estado totalitario: muy incompatibles no se percibían entonces.

    Pero he aquí que la Segunda Guerra Mundial da un giro de 180º, y que el Eje pierde. El mundo se da cuenta de repente de que el fascismo había llevado a la barbarie. España se encuentra aislada y destruida, y el resto del planeta nos señala con el dedo, amenazando con bloquearnos económicamente, e incluso invadirnos. El Conde de Barcelona reivindica la corona, ganándose el apoyo de los aliados y de los militares monárquicos. Así que Franco decide maquillar el régimen. “¿Totalitarios nosotros? Somos un Estado de Derecho, pero a nuestro modo, que es el más auténtico, ya que se basa en la verdad de la doctrina católica, y no en los errores de los dogmas liberales. El auténtico totalitarismo contra el que hay que luchar es el de la URSS; y estamos dispuestos a prestar bases navales para combatirlo, si es preciso…”

    De puertas para adentro, Franco y Carrero Blanco tenían bien claro que se trataba de una política mimética, pero sin llegar a “uncirse en el carro democrático”. Los católicos que llegan al gobierno e intentan dar al régimen una apariencia de Estado de Derecho, quisieron aprobar nuevas leyes de prensa, asociación, reunión, elecciones municipales y sindicales, acabar con la influencia del Partido… y se encontraron con la oposición del mismo Franco.

    La Ley de Prensa, aprobada en 1938, inspirada en los decretos fascistas italianos (incluso más radical) se mantuvo hasta los 60. Y casi me da risa ver a Arias Salgado intentando justificar esa ley con argumentos del Derecho natural de la escolástica clásica. Porque ni siquiera la Iglesia se lo tragaba. Por no hablar de barbaridades jurídicas como la Ley de Responsabilidades Políticas, de Represión de la Masonería y el Comunismo y los abusos del fuero militar, que se limaron durante los años del desarrollismo por eso de abrirnos a Europa, pero que se prolongaron mediante el Tribunal de Orden Público hasta los años de la transición.

    Perdón por el rollo, pero es que vengo de estudiar todo eso para mi tesis doctoral. Lo de que el golpe de Estado fue necesario, ya que durante la República había un vacío de poder, se lo he escuchado incluso a personas bastante críticas con el franquismo; y si me acaloro un poco intentando explicar lo contrario, me tachan de fanática y de obsesionada con el pasado (otra perla: cuando alguien de la Plaza del Sol reivindicó la III República, tuve que leer en algún sitio que la II “se impuso” por la fuerza. Vamos, que le pusieron un puñal en el pecho a Alfonso XIII para que abdicara…). Y quizás por eso que esa crítica a las subvenciones a los proyectos de investigación puede dolerme un poco. La historia no es como la informática, la tecnología o la economía; no tiene aplicación directa en el mundo empresarial, no genera empleo o beneficio económico. Vaya, no puede esperar que la mantenga el sector privado. Vive de la investigación en las universidades y en institutos públicos; y proyectos de ese tipo dan trabajo a investigadores y a locos que se atreven a estudiar una carrera de Humanidades. Otra cosa es la independencia y neutralidad de los que deberían dirigir esos proyectos. Porque el que eligió a Luis Suárez Fernández para escribir la entrada de Franco… ya le valía (el hombre ni siquiera es especialista en la Época Contemporánea, sino en la medieval…)

  16. rosa maría artal

     /  29 mayo 2011

    Una delicia leerte, Shy. Por el tono suelto y desenfadado además. Respondo a tu crítica de mi crítica. Entendámonos… nada más lejos de mi intención que menospreciar la investigación. He llegado a meter en Reacciona para hablar de la crisis, ese capítulo del que suelen olvidarse. Carlos Martinez y Javier L. Facal -los autores-, suelen destacarlo asombrados de que alguien lo recuerde. Pero las Academias necesitan una urgente revisión. Mi amigo Paco Altemir de ATTAC las sigue con atención. Suele preguntarse por qué no se ha oído su voz en ninguna de los desmanes cometidos en esta sociedad. Las hay de ingenieros por ejemplo que ni mú han dicho de los desmanes urbanísticos que de alguna forma les competen. Y desde luego en este diccionario la de Historia se ha cubierto de gloria. Habrá un director, un consejo editorial imagino… algo allí no funciona para que haya salido este fiasco, tan mal intencionado.

  17. Aguaucho (José Moreno)

     /  29 mayo 2011

    Sabía lo de Pío Moa y los tertulianos ultras que inician sus campañas cuando Aznar, pero no podía imaginarme que el intento de cambiar la historia llegara hasta la Academia. Se podrá arreglar este atentado, o ya no se puede hacer nada?. El asunto es tan grave que hay que actuar.

  18. Que haya salido esta publicación, justo en este momento, donde el gobierno “no está para estas cosas” intentando salvar un barco haciendo más agujeros en el casco para que (¿?) se vaya el agua. Y con una muy probable victoria conservadora que prácticamente le daría hegemonía política en todo el estado se me antoja demasiado “casual”.

  19. jara

     /  29 mayo 2011

    Me lo envían desde Tunez, españoles que estan trabajando(y mucho) en el Mov 15m. Nuestro apoyo es muy necesario ya que en ocasiones se encuentran con muchas dificultades para reivindicar, tanto por el pais de residencia como por el pais de origen
    https://docs.google.com/document/d/1o0h_ToJkK5Du7V6RKwT2TLVjUHZfywuAxjNBkD_cBSY/edit?hl=en_US&authkey=CPT2s9cK
    Es interesante echarle un vistazo y vistar sus direcciones
    Un saludo

  20. Shy Girl, es de agradecer todo el tiempo que has escrito para esclarecer la realidad de la dictadura de Franco.

    Sólo quisiera hacer un apunte sobre lo que comentas en la parte central de tu último parrafo, es verdad que la historia no tiene aplicación directa a la vida cotidiana, pero no es cierto que no tenga aplicación, porque el conocimiento de la historia se puede utilizar indirectamente para diferentes propositos. Las nuevas religiones han aprendido del funcionamiento de las viejas gracias a la historia, estas últimas usaban y usan fenomenos sin respuesta para crear sus adeptos mediante el tándem miedo-salvación. Porque las ciencias buscan el conocimiento sobre algo, aunque su aplicación pueda ser más o menos clara. El conocimiento nos da poder y el desconocimiento nos hace más manipulables.

  21. Jareta

     /  29 mayo 2011

    Desengañémosnos, la historia la escriben los vencedores…

  22. maria143

     /  30 mayo 2011

    Hoy sale un articulo en PUBLICO en primera plana sobre el NUEVO DICCIONARIO BIOGRAFICO ESPAÑOL :

    http://www.publico.es/culturas/379058/los-historiadores-se-alarman-ante-la-hagiografia-de-franco

    “Varios expertos califican de “insulto” y “vergüenza” que la ideología franquista manche una obra de la Real Academia de la Historia que ha costado 6,4 millones de euros al erario público”

  23. He aprendido algo que no sabia, una cosa mas, lo cual demuestra la enorme ignorancia que atesoro.

    Un diccionario sirve para adoctrinar, lo que no es moco de pavo.

  1. Franco y Aznar, esos grandes hombres
  2. Franco y Aznar, esos grandes hombres
  3. Franco y Aznar, esos grandes hombres | ForoProvincias.Com
  4. Diccionario Bibliográfico Español « 14 de abril
  5. Diccionario Bibliográfico Español « 14 de abril
A %d blogueros les gusta esto: