Una de neorrealismo español

 Propongo recuperar esta cabecera para los nuevos NODO de la partitocracia. Javier Martín en El País lo titula “Una de terror“, pero en verdad estamos ante una pieza de descarnado neorrealismo español, que no se escenifica en los cines, sino en las pantallas de la televisión, y, por contagio, en radios y prensa escrita. Muchos periodistas estamos preocupados por la ocupación política de los medios.  Insisto en ello con fruición: es muy grave que los medios ejerzan de oficinas de prensa de los partidos en lugar de dar información. No es noticia en absoluto lo que viene tras esta entradilla real: “Y esto es lo que opina el PP” -con tonillo y sonrisa robótica-, que me llevó a apagar el telediario de mi antigua casa. Declaraciones unilaterales sin admitir preguntas, y todo lo que les pida el cuerpo ¿Qué está pasando?

   Sometidos a su vez por “los mercados“, los políticos -con la complicidad o inercia de los medios y el desapego de la audiencia- han formado una viciada escala que hurta a la ciudadanía sus derechos -el de la información desde luego-. Así vemos su escasa reacción ante tanto atropello como sufre a diario.

Dice Javier Martín:

  “Desde mañana las tres primeras páginas de este periódico, y de todos, las escribirá el PSOE con sus buenas noticias; las dos siguientes, el PP; la sexta será para IU, y la séptima para otros partidos. ¿Terrorífico? Los políticos están rumiando una ley para que las televisiones privadas se vean obligadas a emitir equis minutos con las buenas obras de cada partido parlamentario. No solo en las públicas, que ya lo hacen en periodo electoral, sino también en las privadas. Y no solo para hablar de ellos, que lo hacen hasta la saciedad, sino para hablar de ellos bien. Y nadie alza la voz, ni Human Rights Watch o Periodistas sin Fronteras o cosas así. Si ya es paradójico que, ante unas elecciones, cada cadena pública tenga que dedicar equis minutos según los escaños que el partido consiguió en la convocatoria anterior, el siguiente paso es obligar a las teles privadas, y por qué no a las radios y a los periódicos. El argumento es que hay que luchar contra el abstencionismo y para eso deben explicar bien su labor, ignorando que cuanto más salen más cae su prestigio.

Seguir leyendo

Anuncios

15 comentarios

  1. Y después de esas obligadas páginas dedicadas a los políticos (que no a Política), bienen las obligadas páginas dedicadas al fútbol y demás deportes.

    Y en un pispás se nos va el periódico: bajo en materias grasas y bajo en materias grises.

  2. Sara

     /  25 agosto 2010

    Por desgracia el periodismo declarativo prima en nuestro país.

  3. Jordi

     /  25 agosto 2010

    Si los periódicos no se dan cuenta de esto, se encontrarán con que no habrá diferencia entre lo que se publica en un “medio de calidad” o un diario gratuito, y para entonces, la gente habrá migrado, bien a esos diarios, o bien, a medios alternativos, como blogs donde realmente se haga periodismo.

    Por eso los periódicos en verano son mucho mejores: las agencias de los partidos políticos están de vacaciones y en los periódicos se encuentran noticias interesantes de verdad.

  4. La prensa tradicional es España es un cáncer que habría que extirpar para que no contamine definitivamente a toda la sociedad. Entre todos deberíamos acabar con ese fósil viviente que se resiste a morir pese al avance inexorable de nuevas formas de comunicación. La red es donde se cuece la verdadera información, o al menos donde más se puede contrastar todo de forma que lo que nos llega lo hace de la manera más filtrada posible. Y donde uno puede elegir lo que quiere ver con mayor libertad. La prensa tradicional, un estamento paniaguado que no es más que correa de transmisión de la clase política corrupta que nos domina. El periodismo en España está muerto, lo que hay es otra cosa, nefasta y siniestra con la que hay que acabar.

  5. Lo de que la sexta página sería para IU es una coña marinera. Encontrar una noticia sobre IU en El País es como encontrar una aplicación del código ético del PP.

  6. eliecer

     /  25 agosto 2010

    No habrá mucha diferencia con la prensa actual, el periodismo es un charco de mierda donde vez en cuando crece una flor. Es básico irse formando un criterio, contrastar etc.. cosa difícil dada la inmensa cantidad de facciosos que hay en el periodismo. Me parece que son los propios periodistas los que se anudan la soga de la imposición al cuello, con sus servicios al poder de turno. Se quejan porque quieren desinformar libremente sin que nadie les imponga el cómo y la cantidad.

  7. eliecer

     /  25 agosto 2010

    Y aparte de los políticos otro problema gravísimo que tiene este pais son los medios de comunicación que sólo fomentan y promocionan, extremismos absurdos, crean problemas ficticios y tapan convenientemente las cosas que realmente nos tienen presos del miedo y del pánico y nos impiden, ya no resolver los problemas sociales que nos afectan directamente, sino tan sólo verlos.

  8. pepe

     /  25 agosto 2010

    Esta prensa que tenemos hoy sobra.

    Rama española de Wikileaks YA.

  9. Rosa, me encanta leerte porque se te echa mucho de menos en el panorama televisivo. Totalmente de acuerdo contigo aunque creo que las culpas hay que repartirlas a partes iguales entre políticos, que aprovechan la politización de los periodistas de plantilla, la falta de cualificación de los mismos, de valores deontológicos, así como los editores y directores de cadenas y programas, que están vendidos y puestos a dedo en más ocasiones de las inevitables.
    Comparto contigo este post que escribí por el mismo motivo hace unas semanas. Besos
    http://1001medios.es/blog/2010/08/04/politica-television-y-periodismo-por-este-ordenuna-mirada-a-la-regulacion-de-las-coberturas-electorales-en-las-privadas/

  10. Esplen

     /  25 agosto 2010

    Me gusta mucho Javier Martín, no lo conocía.
    Y me sorprende que le dejen ser tan crítico en El Prisaís.

  11. Bender B. Rodriguez

     /  25 agosto 2010

    Lo siguiente será reformar la constitución (así, en minúsculas) para “obligar” a la gente a votar con la excusa del “abstencionismo” (¿existe esa palabra?), luego votaciones a través de la tele por SMS y por último chip en el cerebro con descargas de placer cada vez que votes.

    Por cierto en mi empresa han aplicado la doctrina del shock: despidos + contratación de becarios = miedo y desconfianza del trabajador, y más sumisión a las políticas esclavistas de la empresa

  12. Hola Rosa. Gracias por tu pequeña, necesaria e imprescindible colaboración para despertar el adocenamiento de la profesión. Me permito proponer un paseo por las palabras de otro maestro, Carlos Estévez:

    Entrevista

    Un saludo

  13. Por si el enlace no funciona con WordPress, lo dejo aquí “extendido”:

    http://www.galiciae.com/nova/10694.html

  14. Lo que se aprende con todos vosotros …Eso me hace pensar que no todo está perdido.El periodismo se enfrenta a retos nuevos,eso está claro.Las empresas periodísticas,que varios contertulios y nuestra anfitriona Rosa María ,ven con recelo y equiparan a partidos y grupos empresariales,sindicales y demás están en el punto de mira. El periodista ¿Puede ser independiente de quien le paga?
    ¿Los medios públicos tienen alguna excusa para someterse al dictado del poder ,representado en los grupos presentes en las instituciones? En un sistema democrático y de libertades la libertad de prensa es básica.Pero llenarse la boca con ello no basta.Crear consejos del audiovisual etc (que representan a los partidos) ya nos debería hacer pensar que éstos no se fían en absoluto de los periodistas,y les quieren tener en un puño.Todas las medidas que van tomando,siempre en nombre del pluralismo,intentan asegurar la supremacía de los que ya están bien situados ,frente a otros que no lo están en absoluto.Entre la ley electoral,los grupos nacionalistas o regionalistas,hay partidos de implantación nacional que ven su voz cada vez más disminuida.El caso más conocido es Izquierda Unida…
    Pero no todo son sombras.La prensa escrita tradicional,la radio y la televisión son cada vez menos el medio que eligen los jóvenes para informarse o formar su opinión.La batalla por la libertad,la comunicación,y en general el nuevo periodismo ya se está librando ,en todo el Mundo,en Internet.

  1. Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya
A %d blogueros les gusta esto: