Huelga de consumo

Tal como anuncié, no he vuelto a comprar nada desde el 1 de Julio. Aunque me autoricé a adquirir pan, frutas y verduras frescas, éstas últimas han llegado hasta hoy. Quedan aún bastantes cosas para ensalada. (Y el pan lo congelo que sale delicioso tras una pasada por la tostadora y todavía hay).

He preparado un pisto congelado en el microondas, el de Mercadona es bastante bueno si le añado tomate frito (no sintético, de Gvtarra) y comino. Croquetas de ibérico del mismo supermercado (increíbles), como capricho, y costillas de cordero de Macro. Una pequeña ensalada de pepino, palitos de cangrejo y yogur para completar. De fruta, cerezas que ya empiezan a estar para pocos trotes.

Si os da envidia no salgáis corriendo a comprar hasta agosto.

Tampoco he ido “de rebajas”. Puedo vestirme perfectamente sin necesidad de llenar más el armario.

No he visto, hoy al menos, noticias del sector intoxicación.

No sólo ahorro, me parece divertido y constructivo. Y de ascético y mortificante nada.

15 comentarios

  1. Lo del consumo es psicología pura y visto así, das mucha envidia, además de un poco de hambre. Sí, bastaría con que cambiarámos de actitud ante la vida, para que fuera mejor. A ver si me pongo a ello con tus consejos.

  2. Soto

     /  5 julio 2010

    Hola Rosa y amigos contertulios:
    Rosa,no te me pases ,con las cosas de comer(yo como todo lo que me echen) no se juega,la comida tiene un poco de”misterio bello”,por favor ,esos choricitos y chultas que tienes en el plato pasemelos a mi…!Me escarallo de risa!..admiro tu tremenda coherencia,pero,no me juegues con las cosas de comer….um..um..!Que buen plato tienes encima de la mesa!
    Moitas apertas agarimosas

  3. Galgo de Casalarreina

     /  5 julio 2010

    Pues yo a Rosa, y a todos los contertulios de éste espacio, os animo a consumir la trilogía de Ángel Viñas sobre la II República durante la guerra, 60 euros tienen la culpa, pero de verdad que merece la pena.

  4. Víctor

     /  5 julio 2010

    Como tantas veces has denunciado, vivimos dentro de un sistema en que lo económico ocupa el lugar preponderante. Por debajo de él nos situamos los ciudadanos, reducidos por estos poderes a meros consumidores. Siempre profundamente insatisfechos. Esta es la característica principal de nuestra condición de consumidores. La que sustenta su sistema. Esto es así porque en la sociedad de consumo los objetos deben de ser, por definición, insatisfactorios, desechables, pues si, realmente, lograsen colmar las necesidades la rueda se detendría. La imagen más absurda de esta monstruosa sociedad es ver los contenedores de sobrantes de los supermercados a rebosar. Y después ver a los seres humanos no consumidores, los expulsados de los mercados, rebuscar en ellos.

  5. Soto

     /  5 julio 2010

    A parte la broma que le hice a Rosa..¿me la permites?.Ya sé que si, a parte la broma digo,tengo que sumarme al estupendo comentario(como los suyos siempre) de Victor con respecto a la “macraba secuencia “de tirar lo que sobra y despues vienen los pobres parias( en cualquier momento nos puede tocar a nosotros) a coger las sobras. lo lamentable de “esta escena” es que a pesar de verla muchas veces “no paramos a sentirla de verdad”.
    Apertas agarimosas

  6. Víctor

     /  5 julio 2010

    Gracias, Soto. Pero no siempre. A veces soy muy farragoso.

  7. Farragoso serías, Víctor, sino se te entendiese. Pero no es el caso, sino que nos regalas con opiniones muy bien fundamentadas.

    Un abrazo
    Rita

  8. Hola, Rosa. Ayer tuve que comprar ciruelas y otras frutas, pero tengo el congelador “petao”. Las rebajas, ni pisarlas. Un beso y sigue con la lucha (que es la de todos). Me encanta tu blog, compañera.

  9. Galgo de Casalarreina

     /  6 julio 2010

    Ayer recibí la factura de TELEFONICA, correspondiente a mi consumo del mes de Junio, y los colegas de ALIERTA, con dos, me han metido el 18% de IVA.
    Cojunudo, el gobierno sube el IVA el 01.07.10, y esta gente me cobra un 2% más por el periodo del 01.06.10 al 30.06.10.

  10. Soto

     /  6 julio 2010

    Pues ,si, Galgo Casalarreina,yo tengo la factura ante mi y me pone el consumo (23 maio-21 de Xunio) y el pago va ser a partir del dia 7 según pone el recibo.Abajo ,Movistar informa,que el tipo IVE,aplicable a los servicios de telecomunicaciones es el vigente en el momento que es exigible el pago de la factura…….!chupado para ellos,ponen la factura en el mes de Julio …y carambola progaramada!….¿esto no es robar?….mañana ire a consumo…¿a que?.
    Apertas agrimosas

  11. Eh… Doña Rosa, a riesgo de ir contracorriente, explíqueme por favor qué diferencia hay entre la iniciativa propuesta en esta entrada de la que toman diariamente miles de personas que se ven obligadas a tomarlas sí o sí, y sin lujos ni caprichos.

    Es muy fácil manifestar esta “huelga de consumo”, sabiendo que algún día terminará, porque sus ingresos siguen siendo más o menos los mismos. Podrá irse de vacaciones a las antípodas, podrá permitirse viajes al extranjero, podrá adquirir bienes de consumo de tercera o cuarta necesidad…

    Pero los que viven con el agua al cuello (afortunadamente no me encuentro entre ellos… el agua de momento me llega sólo al pecho, pero está tan turbia que temo hundirme en un mal paso sin ver dónde piso) tienen que hacer encaje de bolillos para llegar a… a mediados del mes siguiente.

  12. Laura

     /  8 julio 2010

    Un apunte: la comida precocinada o preparada de los supermercados es insostenible. Se generan muchos más residuos al fabricarlas, e incluso al consumirlas, pues sulen venir excesivamente empaquetadas.

    Sería mucho mejor para el medioambiente (y también para el bolsillo) que preparases esas cosas en casa. Hacer croquetas lleva media hora, y gazpacho, diez minutos. Además será más fresco, sabroso y saludable.

    Ánimo con tu proyecto. Se puede vivir mejor con menos.

  13. Laura

     /  8 julio 2010

    Amigo Arturo

    No sé si Rosa tenga la intención de reanudar su vida de consumo en algún momento. Yo hace tiempo que intento por todos los medio consumir lo menos posible (excepto que sí compro productos frescos), y seguiré así por todos los medios.

    Es una elección voluntaria, porque mi nivel de renta me permite caprichos (que no lujos) que no me concedo precisamente porque tengo presente a todas las personas que no pueden vivir como yo, pues a pesar mi austeridad tengo techo, comida, ropa limpia, que son lujos para muchos. Así como pienso en el colapso que sufriría el medioambiente si toda la humanidad viajara, comprara cada nuevo producto electrónico que sale al mercado, ropa nueva cada temporada…

    No me considero mejor que nadie: vivo como me dicta mi conciencia y sé que hay miles de personas como yo. Rosa ha dado el primer paso, otros lo dan obligados, otros porque lo desean. Lo importante es que cada vez seamos más.

  14. rosa maría artal

     /  8 julio 2010

    Arturo, has perdido una oportunidad impagable de callarte. Pero es lo que sucede cuando se especula “creyendo que”… sin tener dato alguno. Más aún, en mi defensa de la justicia está la de tener una compensación adecuada al esfuerzo hecho y los resultados obtenidos -no sólo para el yo dominante-, y ni eso sucede con equidad.
    Al margen, claro está, de la peregrina idea de considerar que hay que ser el más pobre de la tierra para defender los intereses de su clan o grupo. Arturo, no has entendido nada, y ya llevas bastante tiempo por aquí.

  1. Tweets that mention Huelga de consumo « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: