G20: “Compóntelas como puedas”

Fantástica foto de EFE portada de Público: Antidisturbios en Toronto.

El G20 primero, el G8 antes, reunidos en Toronto (Canadá), han acordado que las soluciones a la crisis que atravesamos sean “ajustadas a las circunstancias nacionales”. Es decir, que cada uno se las apañe como pueda. Y, al mismo tiempo, los países emergentes –que sí tienen dinero y ya sabemos a costa de qué la mayoría- logran que no salga adelante una regulación financiera. Pésimas noticias en su conjunto: la política ha abdicado. Las reuniones de Toronto así lo certifican. Estamos en el peor de los escenarios posibles entre los que podían darse.

Creado arbitrariamente en 1973, a petición de EEUU, el G8 consiste en la reunión de un grupo de países industrializados del mundo que poseen peso político, económico y militar. Pero no son ni los ocho países más industrializados, ni los de mayor renta per cápita ni los que tienen un mayor Producto Interior Bruto. Nació como G7, con Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido. Un día llamaron a Rusia, tras caer el telón de acero. Durante unos años fueron G7 más, Rusia. Ahora ya son G8. Nadie los ha elegido más que en sus respectivos países, pero ellos deciden por todo el mundo de alguna manera.

¿Alguien podría citar qué ha conseguido el G8 en sus cumbres? Por ejemplo, reducir cada vez más la aportación a los países pobres para cumplir “los objetivos del milenio” que dictó la ONU en el año 2000. ¿Algo más? A mí me llamó poderosamente la atención cómo exoneraron de condena al dictador de Zimbabue, Robert Mugabe, en una histórica reunión, la de Hokkaido (Japón) en 2008. Histórica, porque fue la primera en la que, además de ver las grandes limusinas y paradisíacos hoteles, supimos que comían los líderes mundiales: un menú de hasta 19 platos, regados con sake y champán francés. Allí tenían que resolver qué hacían con la crisis alimentaria: dijeron que no sabían como ponerle coto. Y marcharon hacia sus casas tan tranquilos.

Se preguntan ahora cómo han podido gastar 800 millones de dólares en una reunión de fin de semana. Evidentemente no han cambiado su dieta, ni sus hábitos, y ahora ya son G20, muchos más. Añadamos el costo de la seguridad para un nutrido grupo de líderes y sus séquitos. El caso es que se han gastado 800 millones de dólares para no encontrar soluciones. Ese dinero es nuestro, nunca debemos olvidarlo. La grandilocuente declaración del año pasado ha quedado en nada. No se ha llevado a término apenas ninguna de las medidas acordadas para resolver la crisis. En lugar de “refundar” el capitalismo, el capitalismo se ha “enfundado” en su más cruda versión.  Por tanto, en esta ocasión ni se han molestado en hacer el paripé.

G20. Territorio Vergara. Público

 Obama es partidario de aumentar el gasto público (para estimular el consumo y el crecimiento) y quienes mandan en la UE de reducirlo, a costa de graves mermas en el estado del bienestar. El EEUU de Obama, y los gobiernos conservadores de Alemania, Francia y Reino Unido apuestan por regular por su cuenta el mercado financiero. Poco harán. No mandan. Quizás algo, ya veremos.

En España entretanto vemos a Zapatero entusiasmado con la nueva religión del “mercado”, no más incremento del gasto público, del gasto social. Y a Rajoy que, en lo poco que dice de su “programa” económico, se muestra no partidario de la tasa bancaria. ¿Un visionario? ¿Un rebelde emergente? No, el mayor y más desvariado colaborador del “sistema” neoliberal… más aún que el renovado Zapatero, que ya es decir. Al menos, al presidente le gustaría, dice, ir a un impuesto bancario.

Se nos están llevando el dinero a manos llenas. Sin controles, ni impuestos, con el llamado “secreto bancario”, atesoran en los paraísos fiscales una cantidad de dinero obscena e impronunciable. Pero que en estimaciones de Merryl Linch, equivale a 3 veces el PIB de EEUU, o de la UE, o a 13 el de la India. En España hay 143.000 personas, según el mismo informe, que guardan libres de cargas en opacas cuentas 175.000 millones de euros, según los técnicos de Hacienda, Gestha, en este caso. Echad un vistazo a estos gráficos de Expansión. Y a mí, sin ir más lejos, la Agencia Tributaria se me ha llevado casi todo el plan de pensiones, por no tener dinero para reclamar los errores judicialmente. Tú y yo, además, pagamos las carreteras, calles y servicios que estas grandes fortunas usan pero eluden contribuir a su creación y mantenimiento.

Con todo, lo más inquietante es el escenario en el que todo esto se desarrolla. La crisis partió de la quiebra de los bancos por prácticas fraudulentas. Los gobiernos les “inyectaron” dinero, tanto que, en ejemplo gráfico de Susan George, “si cada dólar fuese un segundo, en el reloj pasarían 400.000 años”. Y ahora son los que deciden y ordenan medidas a nuestros representantes políticos, caídos en una profunda sima.

He escuchado esta mañana a desmemoriados periodistas decir que con Obama acaba la hegemonía de EEUU, a manos de los países emergentes. En mi último libro, 2008, escribí esto, basada naturalmente, en lo que leía aquellos días:

“Con Bush hijo, acaba la época de mayor prosperidad económica e incluso –aun persistiendo grandes desigualdades- social de EEUU. Su gestión ha tenido importancia decisiva en el hundimiento económico de su país, en la quiebra del sistema. El mundo tardará muchos años en reponerse del mandato de George W. Bush”.

Las recetas de China, India o Brasil se imponen y aún en estos dos últimos países tienen un rostro humano, no así en China. Pero sobre todo se impone el desconcierto mundial. De todos, el más preocupante futuro es para la UE a la deriva, y, en ella, uno de los países peor parados es España. Sigamos preocupados por el Estatut, el burka, por la trascendental disyuntiva de una parte del periodismo joven entre “web y papel”, y por lo que llaman “rifirrafes” políticos. O por ver lo bien qué marcha mi ONG u organización progresista por sí sola. A mí comprobar que el inexorable cumplimiento del plan que se atisbaba y en sus peores salidas previstas, me asusta realmente. Por lo que ha de venir, lógicamente.

Entrada anterior

11 comentarios

  1. Lo que ha de venir parece que va por controlar las conciencias.

  2. handalacom

     /  28 junio 2010

    No coment. Perfecto.

  3. Supongo que esa es la insignia humana, derroche, ostentacion y lujo esteril bajo el nombre del progreso.

  4. Víctor

     /  28 junio 2010

    Perfecta denuncia de la mascarada de la reunión del G-20. La imagen gráfica que refleja la vacuidad de la cumbre es la foto de Camerón y Merkel, con todo su séquito en segunda fila, pasando el rato viendo un partido del mundial. Hace dos años nos acongojaron con sus declaraciones altisonantes sobre la necesidad fundamental de este foro para buscar las soluciones a la crisis. 20 naciones, antidemocráticamente, decidiendo por todos. Pero como todo en esta crisis suena a estafa. No poseen la capacidad de llegar a acuerdos globales. Sobre los fantasmagóricos “mercados” que están sometiendo a la población mundial, ni una línea. Ni sobre paraísos fiscales, ni tasas a las transacciones financieras. Nada. Una burla más que tenemos que tragarnos. En su carrera acelerada de aprendices de brujo ahora toca culpar a la deuda pública. A reducirla a la mitad para 2013. Esto, en el lenguaje de la calle, significa menos servicios del Estado en todos los Estados, por consiguiente, más espacio que ocuparán los mercados. Así seguimos, directos al precipicio. Haciendo una lectura muy particular y no siendo experto en economía pienso que el gran y único triunfador de esta cumbre, ha sido el gobierno chino. Actualmente es el mayor acaparador de dólares y euros en todo el mundo, en la medida que el capitalismo financiero siga avanzando hacia su debacle, ellos van acumulando las verdaderas armas en esta lucha por la hegemonía mundial, mientras, ante el parón de la productividad en las naciones más desarrollada por la crisis de la deuda, ellos, junto a una pequeña cantidad de países emergentes, se van haciendo con el monopolio absoluto del capitalismo real, el productivo.
    Una nota al margen sobre la refundación de IU. Tercera fuerza en España con casi un millón de votos. Es sintomático el apagón informativo que ha habido en relación a este acto. Yo no soy afiliado a IU, pero creo que en estos momentos es importante la existencia de un movimiento fuerte y abierto que cuestione el sistema. No solo en TVE, sino incluso en medios más o menos de centro izquierda, el espacio y el tono (léase el artículo en Público) son de un ninguneo llamativo. Parece que hay un cierto miedo a que una fuerza contraria al sistema pueda alcanzar visibilidad para tanto descontento. Como siempre digo, esta crisis deja a todos desnudos. Una vez más, Rosa, perdón por ocupar tanto espacio.

  5. Galgo de Casalarreina

     /  28 junio 2010

    Parece mentira que estas gentes no utilicen las videoconferencias, que por cierto además podrían ser públicas, así los paganos, o sea todo el mundo, nos enteraríamos de que hacen estas buenas gentes, como se reparten el pastelón, en definitiva en que cojones pasan el tiempo y en que se gastan el dinero.

  6. Soto

     /  28 junio 2010

    Hola Rosa y amigos contertlios:
    Si,esto es para deseperarse de verdad,!ni una sola propuesta positiva salió del G-2o! No hay que darle mas vueltas Rosa y amigos contertulios,está todo diafanamente claro..!Estamos más desvalidos que el pupas!Yo nado ,ando sonambulo navegando por las nubes de la incertidumbre entre votar a Izquierda Unida o votar en blanco o no votar.A Felipe Gonzalez le eché en el 82 y jamás volvi a echarle,en las primeras elecciones echara a Tierno Galvan,me juré no echar mas al PSOE(en eses años eché a Izquierda Unida y una vez al CDS),cuando aparecio Zapatero me animé a votarlo(me gustaba su talante y estilo nuevo).Ahora..!se acabó! me demostró en lo economico más de lo mismo.Imitaré a los protagonistas de El Ensayo sobre la Lucidez de Saramago ,salvo que Izquierda Unida a corto plazo vaya yo observando que se dejan de “luchas internas” y sale un partido atractivo,de calidad,de verdadera Izquierda.
    Victor,si,tienes toda la razón ,ha sido de verguenza(y tremendamente significativo)la cobertura informativa que se hizo del Congreso de la Refundación de Izquierda Unida,casi todos los periodicos se la dieron en paginas interiores y como maximo media pagina.El Pais media pagina y en el espacio interior del periodico.A raiz de esto me viene a la memoria el libro de Tierno Galvan de Cabos Sueltos y en una de sus paginas menciona que el diario el Pais fué unos de los que menos cobertura diera cuando se presentó a las primeras elecciones democraticas con el PSP y la poco que le dió no fué positiva que digamos ………me pregunto “inocentemento yo…..¿porqué seria?.perdón por la extensión.
    Apertas aagrimosas
    Nota-Rosa ,te envié hace tres o cuatros dias un correo…¿lo recibistes?

  7. LeftBright

     /  28 junio 2010

    Mis felicitaciones.

  8. Supongo que nadie esperaba que de esta reunión saliera ninguna propuesta. ¿Acaso no ha quedado claro que no son los políticos los que toman las decisiones? Sinceramente no esperaba otra cosa nuestra élite política.

  9. agata

     /  1 julio 2010

    Yo también tengo mucho miedo del futuro. Pero, ¿puede ser que ese miedo haga que rompa con todo y me decida a luchar por lo que es mio?

    El tiempo lo dirá, pero estoy absolutamente seguro de que Susan George se equivoca en una sola cosa: la solución no será pacífica.

    Ella espera que no se tenga que recurrir a la violencia, pero no hay ni un sólo ejemplo digno de consideración en la historia que demuestre que eso es posible. Se recurrirá a la violencia, porque aquellos que no la queremos, no conseguiremos “convencer” de la importancia de lo que está ocurriendo a los que se vuelven locos por un partido de fútbol. Y cuando éstos se quieran dar cuenta de lo que les ha pasado, no creo que vayan a tomárselo muy bien, porque ya no tendrán ni el pan, ni el circo.

    Al tiempo, pero yo lo leo así.

  1. Tweets that mention G20: “Compóntelas como puedas” « El Periscopio -- Topsy.com
  2. G20: “Compóntelas como puedas”
A %d blogueros les gusta esto: