La ciclogénesis humana

La Naturaleza nos sacude con sus iras: dos terremotos esta noche, en Japón y en Chile, este último con la virulencia de 8,8 grados que se sitúa cerca del límite máximo conocido. Una tormenta perfecta, casi un huracán, barre también España para adentrarse en Europa. Suceden muchas más cosas terribles que copan los titulares de los periódicos y entiendo que todas son más o menos importantes. Lo que me cuesta creer es la poca relevancia dada a otra información económica que surgió anoche. Pensé – 🙂 – que hoy estaría en todas las portadas a 5 columnas y que originaría alarmados editoriales, pero no ha sido así. Ni el Financial Times, tan preocupado por las finanzas españolas y griegas, habla del asunto. La mayoría de los medios lo recogen, pero de forma discreta.

Hace pocas semanas, una cena en Nueva York reunió a los gestores de los mayores fondos de inversión de alto riesgo, los “hedge funds”, con el multimillonario Soros entre ellos. Les congregaba urdir un plan contra el euro, aprovechando que pasaba por allí la crisis griega. Con pequeñas medidas, están viendo que ya hay resultados: el euro se cambiaba a 1,51 dólares en diciembre y ahora se encuentra alrededor de 1,35 dólares. La paridad de divisas les sería muy útil para embolsarse una buena suma, y piensan que los problemas de Grecia (veremos si les basta y no apuntan también hacia España), les van a ayudar. “Esta es una oportunidad para ganar mucho dinero“, aseguró al “Wall Street Journal” Hans Hufschmid, un antiguo ejecutivo de Salomon Brothers y actual directivo del “hedge fund” GlobeOp Financial Services”. El periódico de Murdoch es quien ha revelado esta reunión en la cumbre. Y, como vemos, los comensales ya no se ocultan en su inmensa desfachatez, nacida de la impunidad. Porque las “hedge funds” fueron la espoleta de la crisis que hoy padecemos todos. Y lejos de amilanarse -y dado que no ha habido represalia alguna sino por el contrario ayuda estatal y comprensión-, se sienten animados a emprender nuevas aventuras lucrativas. El húngaro George Soros –que pasa por ser un señor “majo” apostando contra Bush u organizando elitistas foros de debate- fue uno de los principales beneficiarios de su acción contra la libra esterlina en 1992, que hundió la moneda, y metió en los bolsillos de los inversores privados mil millones de dólares, que esto no viene de hoy.

¿Cuántas personas se habrán sentado en esa cena para los idiotas? Si necesitan escuchar bien los argumentos de unos y otros, no creo que superaran la veintena. Sobre la mesa países enteros, continentes como Europa, millones de ciudadanos, el planeta maltratado. No es la primera vez, ni son los únicos, aunque varios de ellos sean comodines en estas apuestas neoliberales. Y no ocurre nada. Como vemos, ya hacen hasta declaraciones en los periódicos.

Tampoco los medios de papel –insisto-, ni las radios, ni las televisiones, se han rasgado las vestiduras. Más aún, Ignacio Camacho en ABC, prácticamente culpa de “la borrasca perfecta” a Zapatero. Cuando, de poder salir de su cutrez, sus correligionarios del PP también se sentarían en esas suculentas cenas, porque les inspiran los mismos criterios: la libertad… de negársela a la sociedad. Porque, a ver de qué libertad disfrutan quienes apenas comen, o quienes sufren las drásticas medidas impuestas desde arriba.

Una ciclogénesis explosiva se gesta sobre nuestras vidas, sobre lo más cotidiano de ellas, y nosotros apuntalamos las tejas y retiramos las macetas de las ventanas como nos mandan, tratando de atajar los problemas locales. El epicentro está en esas cenas, en la de Nueva York… para los idiotas, para nosotros, nuestros políticos y nuestros periodistas. Incluso nos han dado un palabro nuevo para que nos entretengamos. Pero, según nos cuentan hasta la exageración, la tormenta perfecta precisa de dos fuerzas opuestas que confluyen. El aire frío en la cumbre, y una masa caliente ascendente, que chocan. Me estoy cansando de decirlo estos días: los poderes no deberían subestimar el hartazgo de los ciudadanos como ha demostrado la Historia.

PD. Con una gran visión de futuro, con esa perspicacia que caza al vuelo el menor atisbo de progreso, el Gobierno español (socialista) traslada a sus socios europeos durante su presidencia de la UE lo qué piensa de Internet: pornografía y pederastia se equiparan a piratería, somos unos “delincuentes”, actores de la “regresión social”. A ellos también les llevará la corriente.

PD2. Los delicuentes y regresivos sociales facilitan esta información sobre el terremoto de Chile:

http://www.ustream.tv/channel/tv-de-chile

http://e-periodistas.blogspot.com/2010/02/terremoto-de-chile-recursos-para-la.html

Entrada anterior
Entrada siguiente

15 comentarios

  1. Revolución antisistema? lejos lo veo, es difícil salir del sistema político que todo lo legitima, el sistema perfecto democrático y libre. Del liberalismo no nos librarán los políticos, y una revolución sería fuertemente reprimida por todas las democracias del mundo. Volver a tacharme de pesimista o de no aportar soluciones, pero trato de ser sencillamente objetivo con la ambición de que la verdad, al menos, mantenga despiertas las pocas conciencias que quedan. Sin más pretensión.

  2. Trancos

     /  27 febrero 2010

    “Ellos seguirán dormidos
    en sus cuentas corrientes de seguridad.
    Planearán vender la vida y la muerte y la paz.
    ¿Le pongo diez metros, en cómodos plazos, de felicidad?
    Pero tú y yo sabemos que hay señales que anuncian
    que la siesta se acaba
    y que una lluvia fuerte sin bioenzimas, claro,
    limpiará nuestra casa.
    Hay que doler de la vida hasta creer
    que tiene que llover
    tiene que llover
    tiene que llover
    a cántaros”.

    (Pablo Guerrero)

  3. Víctor

     /  27 febrero 2010

    Ayer, cuando leí la noticia, me acordé inmediatamente del enlace de Joan. Pienso que este descaro de su exhibición pública es debido a su inmenso poder. Estos son los reales amos del mundo. Lo peor no es que seamos los idiotas en la cena, es que somos sus viandas.
    http://www.jornada.unam.mx/2007/09/09/index.php?section=economia&article=024n1eco

  4. Víctor

     /  27 febrero 2010

    Y no solo lel hambre. “El criminólogo Anthony Platt ha observado que los delitos de la calle no son solamente fruto de la pobreza extrema. También son fruto de la ética individualista. La obsesión social del éxito, dice Platt, incide decisivamente sobre la apropiación ilegal de las cosas. Yo siempre he escuchado decir que el dinero no produce la felicidad; pero cualquier televidente pobre tiene motivos de sobra para creer que el dinero produce algo tan parecido, que la diferencia es asunto de especialistas.” Está sacado del artículo de Galeano que enlacé en el post anterior y que sigo recomendando. Explicaba mucho más acertadamente lo que pretendía decir (pero sin mi torpeza)

  5. Cuando se desató hace 2 años el pánico por la tormenta financiera me hallaba en Japón, lugar muy sensible y muy conectado con su amigo americano. Por entonces Botín impartió una conferencia donde venía a decir cosas como ésta:
    No se debe premiar a los irresponsables, a los incompetentes y sobre todo a los ladrones que lo han bien trincado todo.
    El inefable Díaz Ferrán, no obstante, lo dejaba claro:
    No es más que “un paréntesis en la economía de mercado”.
    (V. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=74617) o
    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=80770)

  6. max

     /  27 febrero 2010

    No quiero defender a esta gente pero si ellos apuestan a la baja por fuerza otros lo hacen al alza y no se sabe quien ganara.

  7. Joan

     /  27 febrero 2010

    Creo que somos bastantes los que tenemos esta sensación de aceleramiento, de precipitación, de desencadenamiento, de las múltiples facetas de la realidad social y ambiental que nos rodea. Y como comenta Rosa el hartazgo tiene un límite.
    Ahora bien de que manera se producirá, descartado de momento que quienes se sientan a la mesa y sus compinches cercanos tengan un ataque de razón y amor, ¿Qué nos queda? ¿Confiar en unas instituciones democráticas totalmente desprestigiadas, ¿En el asociacionismo o partidismo? ¿En la múltiple atomización social?, sinceramente, que esto tiene toda la pinta de que no puede seguir así mucho más, es cierto, pero de que manera o maneras sucederá ¿ni idea?.

    Leonardo Boff:

    Los bárbaros de antaño derribaron imperios y los nuevos «bárbaros» de hoy no harán otra cosa, en caso de que no sean exterminados por los que usurparon la Tierra para sí. Paro aquí porque los escenarios probables y no imposibles son dantescos.

    Sri Aurobindo (100 años atras):

    Pero si la ciencia nos ha preparado así para una edad de cultura
    más vasta y más profunda, y si a pesar de su materialismo,
    e incluso en parte gracias a él, ha hecho imposible el retorno del
    verdadero materialismo, el de la mentalidad bárbara, sin embargo,
    por su actitud frente a la vida y por sus descubrimientos, ha
    fomentado más o menos directamente otro tipo de barbarie
    -pues no cabe darle otro nombre-, la barbarie de la edad industrial,
    comercial y económica que avanza ahora hacia su apogeo
    y su fin. Esta barbarie económica es esencialmente la del hombre
    vital, pues confunde el ser vital con el ser esencial y considera
    que la satisfacción de dicho ser vital es el principal objetivo
    de la vida. La característica de la Vida es el deseo y el instinto
    de posesión. Al igual que la barbarie física hace su norma y su
    objetivo de la excelencia del cuerpo y el desarrollo de la fuerza,
    de la salud y las proezas físicas, del mismo modo la barbarie vital
    y económica hace su regla y su meta de la satisfacción de las
    necesidades y los deseos y de la acumulación de bienes materiales.
    Su hombre ideal no es el hombre cultivado, noble, reflexivo,
    moral o religioso, sino el hombre que triunfa. Llegar, triunfar, producir,
    acumular, poseer: así es su existencia. El acopio de riquezas
    y más riquezas, la anexión de posesiones a las posesiones, la
    opulencia, la ostentación, el placer, un lujo exacerbado y sin arte,
    una plétora de comodidades, una vida despojada de belleza y de
    nobleza, una religión vulgarizada o fríamente convencional, la política
    y el gobierno transformados en comercio y profesión, el goce
    mismo convertido en negocio: eso es el comercialismo. Para el
    hombre natural e impenitentemente económico, la belleza es cosa
    superflua o tediosa, el arte y la poesía, frivolidad u ostentación o,
    quizás, un medio de publicidad. Su concepto de la civilización se
    identifica con la comodidad, su concepto de la moral con la respetabilidad
    social; su concepto de la política con el fomento de la industria,
    la apertura de mercados, la explotación y los negocios; su
    concepto de la religión, a lo sumo, con un formalismo pietista o
    con la satisfacción de ciertas emociones vitales. Valora la educación
    por su utilidad para armar al hombre de cara al éxito en una
    existencia fundada en la competitividad o, quizás, en una industria
    socializada. Aprecia la ciencia por la utilidad de sus conocimientos
    y sus invenciones, por las comodidades, el bienestar y los
    mecanismos de producción de que le dota, por su poder de organización
    y reglamentación y por su capacidad para estimular la
    producción. El plutócrata opulento, el mastodonte capitalista que
    triunfa, el magnate de la industria, son los superhombres de la
    edad comercial y los verdaderos gobernantes de la sociedad, por
    más que su gobierno se mantenga con frecuencia en las sombras.
    Todo esto es esencialmente bárbaro, pues significa buscar
    como un fin suficiente y último en sí mismo el éxito vital, la satisfacción,
    la productividad, el atesoramiento, la posesión, los goces
    y las comodidades. No hay duda de que la parte vital del ser es un
    elemento de la existencia humana integral, así como también lo es
    la parte física; como tal, tiene su lugar, pero no debe traspasado.
    Una vida plena y bien dotada es deseable para el hombre que vive
    en sociedad, pero a condición de que esa vida sea verdadera y bella.
    Ni la vida ni el cuerpo existen para sí mismos; son solamente
    vehículos e instrumentos de un bien más elevado y deben ser subordinados a las necesidades superiores del ser mental, y ser depurados y purificados por una ley superior de verdad, de bondad y de
    belleza para poder ocupar el lugar que les corresponde en la totalidad
    de la perfección humana. Por consiguiente, el alma humana
    puede detenerse por un tiempo en una etapa comercial con su
    ideal vulgar y bárbaro del éxito, satisfacción vital, productividad
    y posesión, a fin de obtener ciertos beneficios y adquirir cierta
    experiencia, pero no puede quedarse ahí de forma permanente.
    Si persistiera en ello durante demasiado tiempo, la vida se vería
    asfixiada y perecería en su propia plétora o estallaría bajo la presión
    de su grosera expansión. Semejante al titán demasiado voluminoso,
    resultaría aplastada por su propia masa: mole ruet sua.

  8. Joan

     /  28 febrero 2010

    Hoy me he desayunado con este “informe” de uno de los asistentes a la cena de infames hedge funds. Por supuesto todo el aderezado con sus infumables tecnicismos, que no ocultan sus carroñeras intenciones, ni su lógica perversa e interesada. No me extrañaría que este “informe” si tenga gran predicamento y verosimilitud en los medios:

    http://www.cotizalia.com/valor-anadido/informe-hundio-mercado-espana-repagara-deuda-20100223.html

    Y aquí otro que analiza el camino que nos esta llevando al hartazgo y malestar:

    http://www.rankia.com/blog/nuevasreglaseconomia/2010/02/extorsionan-mienten-o-estafan-los.html

  9. Pues fíjate que ya tocamos este tema por aquí hace unos días:

    https://rosamariaartal.wordpress.com/2010/02/10/%C2%BFpuede-un-periodico-dictar-la-politica-economica-de-un-pais-extranjero/

    Y, sin saber que Soros estaba en esta movida de ahora, pero conociendo que él estuvo detrás de la crisis de 1993 ya saqué en alguno de mis comentarios su nombre. Me parece, además, sintomático, que sea un periódico de Murdoch el que se haga eco del scoop (sin complejos)… Y, la verdad, me dejan como expresa claramente mi nick todos los tontos a las tres tertulianos expertos en economía que negaban taxativamente (con mucho gesto y cara de saber) cualquier trama conspirativa contra el euro o la economía griega o la economía española.

    Perdón, Rosa, que sé que no te gusta el ruido. Pero hay cosas que no son de recibo. No voy a citar nombres de los doctos expertos a los que por activa y por pasiva he oído y leído negar que el ataque al euro estuviera coordinado.

  10. Si ellos se organizan y conspiran, conspiremos nosotros también… para protestar y eso…

  1. Ciclogénesis explosiva « El día de la marmota
  2. ZAPATERO SABÍA LO QUE DECÍA « Parladoiro
  3. Temario de examen de economía para los ciudadanos « El Periscopio
A %d blogueros les gusta esto: