El polifacético Florentino Pérez

Hay personas realmente brillantes en este país. Nadie lo diría al escucharles hablar muchas veces, por cómo se expresan, pero es que valen para todo. ¿Se pueden construir casas, y, a la vez,  ocuparse de la limpieza de edificios, programaciones teatrales, logística aeroportuaria, jardinería, instalaciones energéticas, atención de ancianos, guarderías infantiles y un equipo de fútbol de campanillas? Se puede, naturalmente, lo hace Florentino Pérez, según nos cuenta el magnífico reportaje de Juan Luis Sánchez. Solía hacerlo también el Estado a través de todos sus departamentos, con unos gobernantes elegidos democráticamente, pero aquellos eran otros tiempos.

Juan Luis se fija sobre todo el peligro de una educación infantil confiada a empresas con ánimo de lucro en exclusiva, gracias a oportunas legislaciones autonómicas (de todo signo o casi). Pero parece que resulta supérfluo educar en España, un país tan formado que elegiría a Belén Esteban como diputada antes que a Izquierda Unida, otorgándole el 7,9% de los votos y el tercer puesto en el parlamento.  Evidententeme esta encuesta es una forma de promocionar al filón de Telecinco, pero no extraña un ápice. Suelo repetir que nada nace de la nada, así que atengámonos a la base sobre la que se asienta este indescriptible país, a  ese  pujante empresariado español tan versátil, por ejemplo.

En uno de los enlaces del artículo vemos que CLECE, empresa de Florentino Pérez, también atiende sectores como el hospitalario y el aeroportuario y da de comer (previo pago naturalmente) a enfermos y niños escolarizados, ganando con todo ello lo que no está en los escritos.

A mí en esta ecuación me falta la gestión de las basuras. Por lo que hemos venido viendo, los desechos municipales son otra fuente importante de beneficios. Incluso de deslices con sobrecitos y esas cosas. Presuntamente, no faltaba más.

63 años, ingeniero de caminos, canales y puertos que es profesión de altura y de gente con posibles, Florentino Pérez ha sido hasta subsecretario-presidente del Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA) del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Con UCD. Un portento, un Leonardo Da Vinci de los negocios. Deben faltarle horas del día para idear menús infantiles, estrategias educacionales de críos en los primeros estadios de sus vidas, plantar geranios en los parques de nuestras ciudades y pueblos, novedades en mantenimiento de aeropuertos, molinos de viento dedicados al aprovechamiento de la energía eólica, lo último en fregonas,  buscar los mejores cuidados a ancianos, la petanca más competitiva,  asistencia espiritual (que me da no puede faltar), montaje teatral del Rey Midas, o venta de camisetas del Real Madrid. Entiendo que dispone de equipos para ayudarle en la tarea, incluso de subcontratas, pero es encomiable este afán creador en servicio de la sociedad. Además, tengo la sensación de que en sus ratos libres también vende pianos. Y parecer que a precios muy competitivos, porque se los quitan de las manos.

A %d blogueros les gusta esto: