Europa vota azul y morado ultraderechista

 El PP gana las elecciones en España con el 42,03% de los votos, medio millón menos obtiene el PSOE, que queda 3 puntos y medio por debajo de los conservadores en porcentaje. Por tanto, PP, 23 diputados, PSOE, 21. Menor distancia de la esperada. CEU –es decir, CiU y PNV- quedan con 2 escaños. Lo mismo que IU y los verds. Con 1, UPyD y Europa de los Pueblos (la izquierda nacionalista).

Con una participación del 43% de media, 2,5 puntos menos que en los anteriores comicios -en progresivo declive desde 1979 que registró una cota del 63%-, Europa vuelve a votar conservador. Y aumenta sus apoyos, obtiene má votos que en 2004. Destacando los triunfos de la derecha en Francia, Alemania, Austria y Eslovenia. Y el notable descenso del Partido socialista como grupo que llegaría a perder hasta 50 sitios en la Cámara.

Prácticamente todos los partidos en el Gobierno han sido castigados, excepto el de Sarkozy en Francia.

Detallo: espectacular triunfo de Sarkozy que sube 1o puntos hasta el 27,5%. Bajan notablemente los socialistas, que casi empatan con los verdes, aunque el ultraderechista Frente Nacional podría perder su representación en la Eurocámara.

En Alemania ganan los cristianodemócratas de Merkel, pero perdiendo escaños. Los socialdemócratas quedan igual y suben los liberales. Los verdes también se mantienen.

   En Italia triunfa, según lo esperado, Berlusconi, perdiendo mínimamente apoyos.

   En Gran Bretaña, los tories. Los laboristas sufren una derrota histórica: tercera fuerza política tras los liberales. Y entra, por primera vez en la historia, el partido xenófobo.

En Portugal, los socialistas sufren una severa derrota.

En Dinamarca gana la oposición socialista, perdiendo votos. El partido liberal, en el poder, sería el segundo. Los ultraderechistas doblarían su representación y superan el 15%.

En Suecia también regresa el voto a los socialdemócratas.

Empate en Rumanía entre derecha e izquierda -ventaja conservadora por décimas-, con fuerte ascenso de la extrema derecha que se lleva un 7%. También están presente la extrema derecha en Austria y los euroescépticos. Y en varios países del Este europeo han obtenido votos partidos contra los gitanos.

Muy importante también los ascensos de la ultraderecha nacionalista y antieuropeísta en Holanda, Eslovaquia y Finlandia.

En Malta y Grecia gana la izquierda.

En Irlanda pierde el partido en el gobierno, Fiana Fail, y la oposición presentará moción de censura. Tiene una importancia clave para la ratificación del Tratado de Lisboa. Es probable que NO se ratifique.

Polacos, checos y tories británicos -con triunfo conservador, confirmando en el caso de Polonia y Chequia a los partidos en el poder- se proponen abandonar el grupo PPE, para formar un grupo euroescéptico. Ninguno de ellos ha ratificado el tratado, y los conservadores británicos prometieron en campaña hacer un referendum para salir de la UE.

 Por medio millón de votos de más, los coros de la calle Génova piden la dimisión de Zapatero. Y enviamos a la Europa azul a Jaime Mayor Oreja y Alejo Vidal-Quadras, cuyas ideas han sido ampliamente difundidas en este blog. El alejamiento de la ciudadanía europea de sus Instituciones patente en la abstención, precisa ideas más jóvenes y nuevas. Pero la previsible caida de los gobiernos de Irlanda y Gran Bretaña, o de los líderes socialistas francés e italiano, anuncian dimisiones en cadena. No lo tiene bien Zapatero.

Es la Europa que queremos, la que han votado los ciudadanos libremente y bien informados.   ¿Y que hemos votado? Que se acabe la Europa social que fue razón de ser de la UE, que suprimamos facilitar gratuitamente a los ciudadanos gafas o implantes dentales -como sucede en algunos países-, o largos periodos de maternidad y paternidad subvencionadas, rebajar o suprimir subsidios de paro, o pensiones de jubilación, que paguen los ciudadanos y ganen cada vez más  los empresarios liberales en la Europa conservadora. Eso hemos votado en la práctica.

   La extrema derecha da un toque de preocupante morado al hemiciclo. Lo dije: la historia se repite.

A %d blogueros les gusta esto: