La insolencia del consejero de sanidad de Madrid

sanidad.abrazo

Me pregunto en qué altar cree encontrarse, de qué pasta está hecho y de qué orla supone estar ungido un individuo que se mofa de la lucha de los profesionales de la medicina de Madrid, siendo él responsable de la sanidad pública de la Comunidad. Miles de ciudadanos, sanitarios y usuarios, “abrazaron” simbólicamente este domingo los hospitales para defenderlos de los planes privatizadores del equipo de Ignacio González. Pues bien, Lasquetty comentó jocosamente que le parece “muy bien” la protesta porque supone “una demostración de afecto” a los centros y a quienes trabajan en ellos.

El Consejero de Sanidad de Madrid se llama  en realidad Javier Fernández-Lasquetty y Blanc. Inició su andadura política en NNGG del PP del Barrio de Salamanca de Madrid. Ha sido Secretario general de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), y es hombre muy próximo a Aznar y a Esperanza Aguirre, la mentora de todo este plan y de las oscuras piezas que, a placer, lo ejecutan. La que también usa de designar sucesores y de “ironizar” con las protestas ciudadanas.

Se trata, según ellos, de “externalizar” el cuidado de nuestra salud, es decir, de privatizarlo. Y para ello, 5 poderosos grupos empresariales (impregnados de nombres “afines” al partido hegemónico) ya pujan por el control de los hospitales. Los responsables políticos les han puesto puente de plata. Ni un millón de firmas, ni protestas, ni razonamientos… la maquinaria sigue su curso porque hay mucho dinero en juego para llenar bolsillos privados. A costa nuestra.

Hoy que médicos, enfermeras, auxiliares, celadores y administrativos de la sanidad vuelven a la huelga, perdiendo sueldos y poniendo en peligro su trabajo por la represión prevista o supuesta de este gobierno, de estos gobiernos autoritarios, asombra la doble osadía de Lasquetty (privatizar contra viento y marea y burlarse de los profesionales y usuarios). ¿A qué responde? ¿Hay alguna necesidad de meter el dedo en el ojo de las víctimas? Lo que sí hace es encender cerillas en un polvorín. ¿Por qué? ¿Es lo que pretende el PP? El SUP acusa al Gobierno de Rajoy de buscar “un muerto” en las manifestaciones. Denuncian que los “antidisturbios” reciben órdenes para que sean más contundentes y que los entrenamientos son brutales. Esto “justificaría” medidas excepcionales, más “excepcionales” aún.

Nacido en el barrio conocido en Madrid como “zona nacional”, Javier Fernández-Lasquetty y Blanc se afilió al PP con 16 añitos. Y tras un breve paso por la empresa demoscópica Sigma Dos, no ha hecho otra cosa que medrar en política de la mano de personas tan edificantes como Esperanza Aguirre y José María Aznar. El auxiliar que limpia el culo de los pacientes, la enfermera que quita apósitos purulentos, el médico que se desvive por nuestra salud, merecen, sin duda, más respeto que él y desde luego el que él niega a todos los profesionales de la sanidad y los usuarios que tan preocupados estamos por la nefasta deriva de Madrid y de toda España en manos del PP.

Ignacio González, el “heredero” de Aguirre, debería ocuparse de este asunto mucho más que de alterar todas las leyes para favorecer el negocio privado de los casinos. Sentimos, sí, un profundo afecto por los profesionales de la sanidad, y ninguno por estos políticos nefastos. Ya sabemos que eso, como todo lo nuestro, les importa un pimiento, pero cuando se ofende de esta manera, con recochineo, no cabe otra acción que dimitir o ser destituido. ¿No tienen nada que decir los ciudadanos que con su voto nos han metido este cáncer en nuestras vidas?

A %d blogueros les gusta esto: