Adiós, Chavela

Cuando era pequeña le preguntaron qué quería ser de mayor y contestó: “cortaré estrellas, unas para guardar y otras para regalar”… y todos creyeron que era una niña muy rara. Chavela Vargas ha muerto este 5 de Agosto, a los 93 años, en paz, simplemente agotado su cuerpo.

De origen costarricense, se nacionalizó mexicana y fue uno de los principales emblemas de la música de este país. Comenzó a cantar por las calles, hasta que logró trabajo profesional a los 30 años. Ya no se bajó de los escenarios. A los 93 lo hizo por última vez… en la España que tantas veces visitó.

Ocupada en vivir y morir y seguir viviendo, se perdió en largas ausencias. El alcohol y el dolor la apartaron de la canción varios años, pero siempre renacía. Es parte de la leyenda de esta mujer tan “rara”, tierna y amarga, que se atrevió -cuando apenas se podía- a ser libre y espontánea.

Su voz desgarrada, su pasión, su forma de decir las palabras y las ideas nos acompañó, durante varias generaciones, en los amores enfebrecidos, irreparables adioses y demasiado largas nostalgias. Era como darle la mano y sentirse más confortado o más vivo.

Dijo que las personas a las que amó, no la oyeron porque eran sordas. Encontró la felicidad –según comentó- cuando dejó de querer y empezó a hacerle caso a la vida.

Un tiempo finito que un día llega a la meta. Que la luz de las estrellas que guardó y repartió hayan iluminado la despedida. Aunque ella se queda. Para ofrecer el hombro en el llanto. O las alas inmensas al amor cuando todo se cree posible. O la calma que llega en la sabiduría al priorizar lo esencial. Adiós, querida.

Anuncios

6 comentarios

  1. Preciosas tus palabras,Rosa. Hablan de La Persona principalmente.Ya otros hablaran del “mito”, del “icono”, pero lo que hoy nos duele es la desaparición de la Gran Persona Chavela Vargas. “Yo quiero Luz de Luna, para mi noche triste”.
    Adios Chavela!

  2. Breve, bello y sincero, Rosa. Gracias por aunar sentimientos en este mundo tan raro…

  3. Dios, había escrito el comentario y lo borré sin querer. A ver si me acuerdo. Se fue de su cuerpo, pero nos quedan sus canciones. Y esas frases suyas -“Las amarguras no son amargas cuando las canta Chavela Vargas”- que son como dichos inapreciables de abuelas. Resulta difícil tener siempre veinte años de edad y la cabeza a pájaros. Pero en ocasiones, es algo imprescindible para que la biología se imponga con sencillez a la cronología y las palabras broten desde el corazón para inundar la tierra. (Ahora sí). Salu2.

  4. Trancos

     /  5 agosto 2012

    Brindo por ella. Con tequila. Gracias Chavela, que pusiste banda sonora a tanto desamor, tanto desengaño, tanto desencuentro. Tan bien cantados por tan bien vividos. ¡que te vaya bonito!

  5. Trancos

     /  5 agosto 2012

    …También de dolor se canta cuando llorar no se puede…

  6. Rebelión

     /  6 agosto 2012

    Murió un ser humano muy grande.Alguien humano,empático,sensible,alguien que no encajaba en este mundo raro y totalitariamente capitalista.
    En este mundo injusto y desmadradamente neoliberal faltan más personas como Vargas o Aute y sobran canallas como Mario Conde,que dicho ya de paso,nos pedirá el voto en otoño para su nuevo partido político de extrema derecha.

    Descanse en paz Chavela Vargas.

A %d blogueros les gusta esto: