A los periodistas que han nacido hoy

 

Mahatma Gandhi, esa gran mujer pacifista”. Lo dicen en RNE, y lo recoge Isaías Lafuente en la SER. Sin comentarios. Hace poco, falleció “Tony Curtis, ese gran actor cómico”… para los que sólo vieron, al parecer, “Con faldas y a lo loco” del centenar de películas que hizo. Un afamado presentador de televisión, se acogió en 2005 al tópico que rodea a los Nobel de Literatura y dijo: “Harold Pinter, un escritor desconocido”. Cercano a la cincuentena, este año el periodista no habrá tenido problemas en reconocer a Vargas Llosa, eso está bien. O una solvente redactora de cultura llamando “Nessun Dorna” al aria final del Turandot de Puccini, y eso que es una de los temas más famosos de ópera.

   Podríamos encontrar ejemplos a diario, buena parte de quienes hablan o escriben en los medios (me parece una forma precisa de calificar lo que hacen), creen que el mundo nació el mismo día que ellos. Y es eso lo que transmiten. A la sociedad. Los fallos en cultura “sólo” acarrearían la profusión de solemnes orejas de burro, pero es que mis amados parlantes y “escribidores” también lo hacen con noticias de política, economía o lo que se tercie. Lo anterior no existe. No existen tampoco las hemerotecas, archivos de todo tipo, ni los libros y enciclopedias. Da trabajo. El fuego de la trivialidad y la pasividad ha arrasado nuestra  “Biblioteca de Alejandría“.

Y se llevan unas sorpresas descomunales. Un día estalla un volcán y resulta que tenía dentro una cosa llamada lava, surgida espontáneamente diez minutos antes. O esa gente tan mala que pone bombas ¿por qué lo hará? La vida es un espectáculo. 

   En la era de la excesiva información cada vez sabemos menos, si no nos molestamos en buscar. Los primeros, parece, quienes difunden informaciones. En el periodismo –como en la vida quizás- es esencial la curiosidad. Si voy a escribir y titular sobre Tony Curtis, dado que ha venido un urgente diciendo que se ha muerto, y eso parece ser importante ¿no me sale de dentro saber quién es y qué hizo?   

   Es peligroso alumbrar el mundo cada día y borrar el pasado: nos condenamos a cometer muchos errores y en toda la gama de calibres. “La lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido“. Milan Kundera.

    Os dejo con Pavarotti y Nessun Dorma –ninguno duerma-. La adoro y más. Es un fragmento del reportaje que hicimos desde la corresponsalía de Londres para Informe Semanal. Pavarotti en el Hyde Park de Londres. Verano de 1991. Concierto nocturno y gratuito, al aire libre como se deduce. Una inmensa multitud la coreaba. Se habló de 350.000 personas. Muchos de ellos asistían a la ópera en directo por primera vez en su vida. Nunca se la oí cantar mejor.  

Entrada anterior
Entrada siguiente

16 comentarios

  1. Tindriel

     /  8 octubre 2010

    Ayer en elmundo.es escribían del Nobel a Vargas Llosa con un antetítulo sorprendente: “El primero para un escritor en lengua española”…

  2. Me temo que la creencia de que el universo nació el mismo día que uno está muy extendida, no sólo entre los periodistas. Mira los blogueros que escriben posts del estilo “las mejores películas (o novelas) de la historia”, y todas las que citan, o la mayoría de ellas, son de los años 80 en adelante.

    No sé si es falta de curiosidad, como dices, o simple pereza. Una búsqueda en Google y en 5 minutos tienes información de casi todo.

    Lo curioso es que esto está dando lugar a una situación tan cómica como que la gente crea que quienes nos tomamos la molestia de conseguir información somos poco menos que unos intelectuales ¡Si lo único que hacemos es buscar en Google!

  3. Larronte

     /  8 octubre 2010

    Totalmente de acuerdo. Yo trabajé en un periódico de provincias en el que, siendo jefe de sección, se me acercó el jefe de preimpresión y me dijo con desprecio: “A ver, chaval, que aquí sale un viejo en la foto y en el pie pone Saramago. Fíjate un poco más”. De fondo, un redactor preguntaba si una pera es una fruta o una hortaliza y otro escribía “Humberto Eco”, con h. Y yo me deprimía… Eso sí, otros compañeros eran capaces de escribir dos páginas enteras con calidad digna y una base sólida de cultura general. Con todo, creo que la despreocupación por el lenguaje afecta más a las prisas de la radio y al maquillaje de la televisión.

  4. Juan Carlos

     /  8 octubre 2010

    Leyendo tu post he sentido esa emoción que todos tenemos cuando comprobamos que el autor admirado de un libro, o el fotógrado magistral han utilizado una expresión o un pensamiento que tu ya habías formulado. Efectivamente pareciera que el mundo comenzó cuando ellos nacieron y que antes de eso fue el caos y la no historia.
    Sin duda es un problema de actitud, pero sobre todo lo es de formación. Incluso es posible que con la pésima formación que se les ha dado no puedan tener otra actitud, salvo casos en los que el apoyo doméstico haya sido importante.
    Pero en el caso concreto del periodismo es también un problema de precariedad y explotación laborales. Muchas redacciones tienen un número demasiado escaso de periodistias, que deben trabajar a toda velocidad para cubrir el máximo número de páginas o de minutos posible, todo ello sin contar en la mayoría de los casos con las herramientas más elementales como un mínimo servicio de documentación o, al menos, una buena base de datos. A ver quién es el guapo que puede perder media hora o una hora documentándose o comprobando adecuadamente una fuente cuando están esperando tu texto y sabes que les da exactamente igual la calidad, el caso es que sirva para ponerlo detrás de la página de publicidad o para ensalzar a algún anunciante. Al final, todos recurren al corta y pega rápido y sin pudor, claro que yo conocí los tiempos de las tijeras y la goma Ebro (o sea que nadie ha inventado nada).
    Y todo ello por unos cuantos cientos de euros y con un contrato pésimo. Sin embargo, a pesar de la basura que se les da, los anunciantes siguen “invirtiendo” en esos medios e, incluso, cierto público sigue leyéndolos o sintonizándolos. Y esto ocurre igual en las revistas “especializadas” de mala muerte como en los “grandes” medios.

  5. Zana

     /  8 octubre 2010

    Y, sin embargo, no es casual. Es una estrategia bien pensada. Cuántos más imbéciles, analfabetos y mediocres triunfen, menos esfuerzo harán las nuevas generaciones para educarse. Y ya se sabe: cuanto más burro es el caballo mejor trabaja como una mula.
    Y siguiendo con esa argumentación: qué sabe una mula cuando es día de fiesta si siempre le dan la misma alfalfa.
    Así que nos tienen donde quieren: idiotizados, admirando ídolos de barro, desconfiando del que argumenta, atacando al que intenta ayudarnos, individualizados y pagando los gastos de una fiesta que se corrieron los ricos con el dinero de nuestra pensiones. Si no fuese triste me echaría unas risas.

  6. Víctor

     /  8 octubre 2010

    Quizás la incultura, llamémoslo por su nombre, de los nuevos periodistas sea la más llamativa, pero es sólo el reflejo de la que posee toda la sociedad española en general. Creo que sus causas son variadas, pero la base está en una muy deficiente educación. En pos de una supuesta utilidad se han ido relegando las asignaturas de humanidades. El latín eliminado, la historia, la filosofía, la literatura, convertidos en muertos infumables. La ciencia ocupando el grueso, pero con unos temarios extensísimos imposibles de ser asimilados. El haber centrado la educación en la parte técnica supone el relegar a un segundo plano aquellas materias que pueden dar una explicación del ser humano. La visión que posee un alumno al acabar el bachillerato es completamente fragmentaria, imposible de tener un pensamiento propio y crítico, ya que todo está descontextualizado. Uno acaba pensando que eso es lo que se trata. Formar trabajadores útiles técnicamente pero sin capacidad de razonar.

  7. Quizás sean conductas que se nos están instalando, posiblemente sin darnos cuenta, en nuestra forma de ser. “Hacerlo todo de cualquier manera”, “no pensar porque me aburre, me cansa y tampoco sé muy bien cómo hacerlo”, “todo hay que hacerlo rápidamente, salga como salga”, “lo que sea, pero ya”, “todo vale” ….
    Lo veo en mis alumnos y es muy difícil ir contra esa manera de ser.
    Dijo Aristóteles que el hombre, por naturaleza, deseaba saber. No sé si hoy lo diría.

  8. @chamartin4ever

     /  8 octubre 2010

    No creo, Victor, que mi escasa cultura guarde relación con haber aprendido en algún momento los afluentes del Ebro por ambos márgenes, pero en fin, mayormente estoy de acuerdo con casi todos los comentarios.

    Creo que hay otro problema añadido: la descapitalización de las empresas en cuanto a experiencia y conocimientos por la obsesión de reducir costes laborales: tanto ERE, tanta prejubilación, para sustituir competentes profesionales en plenas facultades por jovencitos bastante soberbios para lo que justifica su falta de oficio.

    Tampoco el modelo de relaciones laborales ayuda al crecimiento profesional de los nuevos. Contratos temporales, en prácticas, discontinuos,… Si la empresa no tiene fidelidad al trabajador, este no tiene estímulos para mejorar su trabajo. Mejor pensar qué hacer cuando venga el próximo periodo de paro.

    En fin, no pretendo disculpar la ignorancia y la molicie que revelan el post, sino entender alguna de sus causas.

  9. Soto

     /  8 octubre 2010

    Rosa y amigos contertulios:
    Escribe Victor:((“El haber centrado la educación en la parte técnica supone el relegar a un segundo plano aquellas materias que pueden dar una explicación del ser humano”)) Estoy muy de acuerdo con esta matización-explicación.y,unido a la prisa por hacer las cosas debido a la extrema competividad ,se puede explicar la calidad de todos ” los productos” con los cuales estamos conviviendo en sociedad.todo es de una pobreza mayuscula ,y volvemos a lo mismo:”la velocidad de vertigo del que el capitalismo infunde.
    Apertas aagrimosas

  10. eliecer

     /  8 octubre 2010

    Al final lo barato sale caro, pero claro si lo único que quieres es forrarte en dos días pues no te paras a pensar en estas cuestiones. El “periodismo” es la vaselina que engrasa este sistema tan peculiar que todos sostenemos y sufrimos.
    Saludos.

  11. … “Alarmante es la palabra Revolución. Pero si no inventáis otra menos aterradora, no tendréis más remedio que usarla los que no queráis morir de la honda caquexia que invade el cansado cuerpo de tu nación. Declaraos revolucionarios, díscolos si os parece mejor esta palabra, contumaces en la rebeldía. En la situación a que llegaréis andando los años, el ideal revolucionario, la acritud indómita si queréis, constituirán el único síntoma de vida. Siga el lenguaje de los bobos llamando paz a lo que en realidad es consunción y acabamiento. Sed constantes en la protesta, sed viriles, románticos, y mientras no venzáis a la muerte, no os ocupéis de Mariclío . Yo, que ya me siento demasiado clásica, me aburro. me duermo.”

    Esto “solo” tiene un siglo de existencia desde que fue editado. No hubiera podido imaginar Galdós el extremo al que está llegando su país. O sí…

  12. Ah, se me pasó por alto decir que D. Benito fue un gran periodista. Cualquier parecido con los que ahora llenan las redacciones es mera coincidencia… Cuando los periódicos se convierten en lo que ahora son, simples empresas con un ojo sin perder de vista las cuentas de resultados (business is business) acontece lo que vivimos. Sin exculpar a los licenciados que son contratados por salarios basura, que ganar poco (yo, por ejemplo) no empece el gusto (y la necesidad) por la cultura.

  13. Bien…el tema está bastante claro.Hay muchísimos medios.Nunca ha habido, si contamos radios,teles,agencias de noticias ,medios impresos , e Internet ,tantos posibles puestos donde colocarse un periodista.La responsabilidad propia está clara,la de la empresa que paga mal y no mantiene una mínima calidad a lo mejor también…Pero ¿Y la responsabilidad del receptor de todo ello? El lector,oyente,telespectador,usuario también tiene una clara responsabilidad.Si no se queja,si él mismo no está muy formado…le pueden meter gato por liebre de continuo,sin que nada le turbe el semblante…Se venden libros ,pero pocos leen.Se emiten programas culturales,de serio debate y de divulgación científica ,pero pocos,una exigua minoría los siguen. Es más fácil estar pendientes de los cotilleos ,escándalos sexuales,y hazañas deportivas.Si en algún momento se cuela un gazapo y confundimos el nombre de la hermana del cuñado de la vecina de un amigo de uno que fue novio de una señora que salió una vez por la tele bajándose el calzón …¿Qué más dará? Un saludo.

  14. A mi la curiosidad me salva de tirarme por una ventana cada día…

  15. apajerabierta

     /  10 octubre 2010

    A veces pienso que la información está en manos de “Incultos Ilustrados”que se aprovechan de la enooorme incultura que el sistema educativo ha generado (de la mano de la belenestebanización y futbolrrea).
    Es preocupante que en la época de la información estemos tan mal informados (y no moleste)
    Saludos

  1. Tweets that mention A los periodistas que han nacido hoy « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: