Del jardín secreto casi siempre se sale muerto

  Ignacio Escolar escribió en su blog esta entrada el 7 de Julio de 2009, que recuerdo con el escalofrío que me produjo. No lo creí posible entonces, pero la sentencia está próxima consumarse:

Es una constante en los cuentos, leyendas y religiones de todas las tradiciones. El poder –sea dios, el rey o la propia sociedad– impone un tabú, una manzana prohibida, un jardín secreto que no se puede hollar, so pena de sufrir los peores castigos. Aquel que se atreve a comer del árbol de la ciencia, aquel que pisa el jardín prohibido, debe pagar por ello.

Vladimir Propp, un erudito ruso de principios del pasado siglo, sintetizó 31 puntos recurrentes que siempre se repiten en todos los cuentos y leyendas. Uno de ellos es la prohibición: el jardín secreto. Propp, en el fondo, no sólo teoriza sobre el cuento sino también sobre la cultura que los elabora: la sociedad, que usa la leyenda a modo de moraleja –como las parábolas de la Biblia– para transmitir un código moral. En este caso la lección es clara: se enseña docilidad ante el poder. Respeto, que diría la mafia. Aquel que rompe el tabú debe ser castigado para así servir de ejemplo.

“Baltasar Garzón ha pisado el jardín secreto del franquismo”, me comenta un importante abogado penalista: “Desde hace décadas, las clases dirigentes españolas han mantenido un pacto no escrito por el que se convertía la dictadura en territorio vedado”. Al igual que Orfeo, Garzón no debía mirar hacia atrás. Ahora espera castigo. La pena puede llegar antes del juicio, con la decisión del instructor del Supremo, Luciano Varela, que podría hacerse pública en cuestión de días. En su mano está sentar en el banquillo al juececillo valiente que osó retar al franquismo. Si así lo hace, supondría –antes del juicio– la peor de las condenas: Garzón tendría que abandonar la Audiencia Nacional. Del jardín secreto casi siempre se sale muerto.

Manifestación apoyo a Garzón. Audiencia Nacional. 8/4/2010

Se están produciendo manifestaciones de apoyo a Garzón y su causa contra el franquismo – que es la de muchos de nosotros -, de rechazo al contrasentido que supone echarle de la carrera judicial gracias a organizaciones ultraderechistas que este régimen democrático tolera. El día en el que el CGPJ le inhabilite “cautelarmente” iremos a la Audiencia Nacional. Se espera sea tras el pleno del día 22 de Abril.

26 comentarios

  1. Ese paraíso vetado por muchos para todos, es “paraíso imperdible” para algunos, y con ello quiero decir que no importa lo que intenten, aunque pueda entender lo que como ser humano pueda estar sufriendo el señor Garzón y por ello me solidarice con él, pero lo importante ahora es decir que, no importa lo que intenten , ni lo que hagan, ni lo que ya a medias ya a enteras en el interludio de equis años consigan vetar, porque la verdad siempre encontrará camino para hacerse ver, por supuesto gracias al esfuerzo de otros seres humanos que creen en el paraíso imperdible de verdad, eso que a todos los humanos nos hace seres potencialmente dignos de ser llamados HUMANOS.
    Ánimo y fuerza.
    Un saludo, Rosa
    Sofía

  2. Dado que en España hay serios indicios de que la sartén del estado de derecho la tienen, en realidad, agarrada por el mango, los del estado de derechas, solicito, desde aquí, a los estados de derecho que son en el mundo, que apliquen la justicia universal y, así, investiguen y juzguen los crímenes del franquismo por ser éstos imprescribibles al tratarse de delitos contra la humanidad y por ser la justicia española ineficaz y cautiva de ideologías contrarias y partidarias.

  3. Galgo de Casalarreina

     /  9 abril 2010

    Increíble, ahora resulta que España no es un Estado de Derecho precisamente porque el TS sienta a un juez en el banquillo, por presunta prevaricación, por hacerlo a sabiendas que no era competente.
    No obstante me parece bien la iniciativa de Patidifusa de recurrir a los Tribunales Internacionales, por ejemplo al de La Haya. Es cuestión de presentar una demanda por genocidio y crímenes contra la Humanidad en la época franquista.
    Eso sí los crímenes de guerra durante la guerra civil no, para esos amnistía, no vaya a ser que alguno nonagenario fumandor empedernido acabe en el banquillo.
    Aunque también se podría pedir que se juzguen en Cuba y que la causa la instruya Willy Toledo. Así la extrema derecha, es decir 10 millones de votantes del PP se podrían meter en un Gulag.
    ¡Qué gran error confundir a toda la derecha con la extrema derecha!
    Derecha existe, y es legítimo que así sea en cualquier estado democrático de derecho.
    España es un estado democrático de derecho, le pese a quien le pese, incluso aunque sea juez.

    De todas maneras me quedo con la foto de Putin en Katyn, me parece mucho más sensato ese acto que no el juzgar a todo el Ejército Rojo.

    Y me preocupa mucho más el fracaso escolar del 30% de estudiantes que no acaban ni la secundaria que la vida y milagros de quien, como reconoció ayer Chaves, tiene un perverso ego.

  4. Carlos Domínguez Burón

     /  9 abril 2010

    A Galgo de Casalarreina: si se confunde a la derecha española con la extrema derecha es porque aquélla hace muy pocos esfuerzos por desembarazarse de ésta y marcar distancias. Me encantaría ver a la derecha española, homologable con la derecha europea, desmarcarse del franquismo, reconocer que la subversión militar de 1936 fue un terrible error, que el régimen de Franco se manchó las manos de sangre y que es de justicia restituir el honor y la dignidad de los perdedores. Efectivamente, esa es la imagen de Putin en Katyn, reconocer la verdad histórica, pedir perdón, y a partir de ahí, un abrazo de hermanos. Lo que pasó, pasó y punto. Pero si se sigue con los estereotipos como el del nonagenario fumador empedernido y demás propaganda mil veces repetida para convertir las viles mentiras en verdad, pues ahí no podremos encontrarnos y la Transición no fue más que un trágala de los vencedores y así, hasta hoy.

  5. Te recomiendo que leas el auto redactado por Garzón para perseguir la causa de los crímenes contra la humanidad del franquismo y así hablar con conocimiento de causa. Lo puso ayer Víctor en uno de sus comentarios además de otros interesantes enlaces de carácter jurídico perfectamente legibles y comprensibles.

    En el caso de los crímenes de guerra que mencionas -cometidos por republicanos- tengo la certeza de que buena parte de la represión franquista consistió en cosas como condenar a muerte a quien había cometido la tropelía de dar de comer a un soldado hambriento que huía del ejército rebelde. Es más: Franco y los suyos se pasaron 40 años haciendo revancha y quitando vidas y haciendas y hundiendo en la miseria y haciendo cuanto les vino en gana para castigar al enemigo. Pienso, además, que quien tenga culpas las pague y puedes hacer lo mismo que he hecho yo: solicitar la justicia universal para lo que gustes. Y, por cierto, sigo insistiendo en que no todas las relativizaciones o comparaciones que haces son acertadas.

    Me reafirmo en las dudas sobre cual es la realidad -triste- del estado de derecho en España. Como sabes, no soy la única y en toda la prensa mundial aparecen noticias de escándalo por lo vergonzoso de esta situación lamentable.

    Por otro lado -e independientemente del carácter del juez Garzón cuyo ego, según dices, Chaves califica de perverso- creo que a este juez se le juzga no por lo que se dice que se le juzga sino, a saber:
    – haber pisado los callos del principal partido de derechas de este país (en el que también se cobijan muchos de la ultraderecha) sacando los trapos sucios de la trama de corrupción Gürtel, que nos está dando a conocer a tanto engominado ciudadano, chorizo, pero fino, que para el infinity son pocos los elegidos.
    – haber pisado callos -también en ese partido que vivió el franquismo con extrema placidez y en los grupúsculos afines- pretendiendo aplicar las leyes sobre delitos contra la humanidad y genocidio de los tratados internacionales que el estado español tiene suscritos y, así, juzgar los crímenes de Franco.

  6. Galgo de Casalarreina

     /  9 abril 2010

    De acuerdo, juzguemos a todos, pero a todos, no sólo a una parte. Y no refiero a quienes combatieron en el frente, de un bando u otro, me refiero a los cobardes asesinos de retaguardia, de uno y otro bando.
    Y también a los asesinos que liquidaron al POUM y a la CNT en Barcelona. Y si quieres a quienes colaboraron con la dictadura de Primo de Rivera, un tal Lennin español, para acabar con la CNT.
    En cuanto a la placidez en el franquismo, no es patrimonio, como acusas, del PP.
    Ministros con carnet del PSOE, e incluso el presidente actual del congreso, vivieron plácidamente en hogares falangistas. ¿Juizgamos a sus familias por haber militado en el Movimiento Nacioanal? ¿Y a Suárez también?
    Los únicos que dieron la cara en la dictadura fueron los comunistas, no sus jefes, que vivieron en Rumanía, plácidamente, bajo el amparo de los Ceacescu, y me refiero al nonagenario, no a la Pasionaria, que dio un hijo por defender Europa del nazismo. En cambio, el nonagenario, en edad militar, en la guerra civil y en la mundial, no pisó el frente.

    La retaguardia es más cómoda, donde se refugiaron los cobardes asesinos, de uno y otro bando.

  7. Choni

     /  9 abril 2010

    Para Galgo de Casalarreina:

    Como bien dice Carlos la culpa de que se asimile a la derecha española con la ultraderecha, es mérito del partido de la derecha de este país que se niega a condenar una dictadura que tuvo represaliada a la mitad de la población y durante la cual se siguió matando a rojos y se aseguraron muy bien que los que quedaron estuvieran totalmente sometidos. No fue un representante de la ultraderecha el que dijo que durante la dictadura se vivió un periodo de extraordinaria placidez, sino un alto cargo del PP. En ese momento, recordando mi niñez, me dieron ganas de vomitar. Un partido que dice que el querer saber dónde están tus familiares es reabrir heridas. No se puede reabrir algo que no se ha cerrado.

    Estoy a favor de pasar página, lo que no se puede hacer es olvidar. La transición se hizo con una izquierda que cedió y cedió para poder convivir con la esperanza de que la democracia se asentara en este país, y que en algún momento los que tenemos familiares enterrados en cunetas pudiésemos saber que pasó con ellos y se pudiesen cerrar de una vez las heridas y recuperan un poco algo de tu vida que te robaron. Ahí tendrían que haber estado de acuerdo todos los partidos demócratas y a lo mejor no estaríamos en esta situación. Se puede pasar página, lo que no se puede pretender es que intenten imponer sus mentiras como hicieron durante 40 años con una pistola apuntándote. Y es lo que están intentando hacer con los”pios moa” y “cesares vidales” de portavoces. Escribir la historia a su antojo, no. Es preocupante que aún haya gente a la que que le da miedo decir que tiene algún familiar en una cuneta, que le da miedo contar lo que pasó y lo que vivió (en medios rurales esto es la tónica general) incluso declararse de izquierdas. Lo siento pero la derecha de este país sigue metiendo miedo a la gente.
    A mi también me encantaría tener una derecha equiparable a la de Europa, es fundamental para el buen funcionamiento de la democracia.

  8. Insisto:

    http://www2.ohchr.org/spanish/law/crimenes_guerra.htm
    http://www.fundacionpdh.org/lesahumanidad/1-lesahumanidad.htm

    Y el auto de Garzón
    http://www.fundacionpdh.org/jurisprudencia/2008-10-16-JCI5-%28Guerra-Civil-Spain%29-Auto-Competencia.htm#prescripcion

    No son equiparables, ni de lejos, las tropelías franquistas con las peores de las tropelías republicanas. Y, ya que defiendes el estado de derecho, creo que la ideología de las personas no es punible y distingue, muy claramente entre un asesino de derechas o de izquierdas y un señor o señora de derechas o de izquierdas que viven y dejan vivir. También distingue entre un genocida y un asesino común, entre un torturador y un navajero ocasional: la justicia -se supone- establece categorías para los delitos. Y los que hablan de la extrema placidez del franquismo, están todos en el mismo partido.

    A ti te gusta Equidistán… pero distan mucho.

  9. apajerabierta

     /  9 abril 2010

    La verdad es que si empezamos a juzgartodos los crímenes que de uno y otro bando que se han cometido a lo largo de la historia no nos podríamos dedicar a otra casa. La historia es algo bastante manipulable y generalmente la más conocida es la que escriben los vencedores, (lo que pasa es que estos cambian con el tiempo).
    Creo que deberíamos todos saber lo que pasó y por qué pasó, para que nunca más vuelva a pasar.
    Personalmente soy pesimista. Si bien creo que hoy por hoy un golpe militar no es posible en España, la degradación económica, las grandes desigualdades que el sistema está generando unido a falta absoluta de valores por la masa (y por favor no se mal interprete este concepto) hace que en el caso de una quiebra del estado se den unas condiciones muy proclives a la violencia. En los casos de desastres naturales, cuando el estado se ve superado, junto a muchas heroicidades individuales se ven muchos saqueos y mucha violencia

  10. Galgo de Casalarreina

     /  9 abril 2010

    El problema es cuando se redacta una Ley de la Memoria Histórica sólo para un bando, o todavía peor, para rehabilitar la memoria de un capitán de la Guardia de Asalto.
    Yo estoy convencido que este trabajo es para los historiadores profesionales, no para jueces que buscan el estrellato, un puesto en un Tribunal Internacional, a costa de hurgar en heridas de un pasado que ya es suficientemente lejano como para ahora enfrentar, de nuevo, a biznietos contra biznietos, y además utilizando el mismo maniqueísmo perverso que empleo el franquismo para degradar a los vencidos.

  11. Pescador

     /  9 abril 2010

    Galgo, hechos, no palabras ni tinta de calamar.
    ¿Cuantos muertos rebeldes quedan en las cunetas? Ninguno. ¿Cuantos republicanos?
    ¿Se puede desenterrar un cuerpo sin orden judicial? ¿Puede estar un cuerpo enterrado fuera de un camposanto? ¿No es incumplir las propias leyes- por el método de rebotar la pelota una y otra vez- dejar cuerpos en las cunetas y montes?
    Ahora vamos con la tinta de calamar…Carrillo, oh, si…Paracuellos…Lo extraño es que no lo condenara Paquito y hay que esperar a los adalides de la neohistoria para hacer culpable a un hombre de 21 años de unos miles de asesinatos, pasando por encima de un montón de gente con cargos y responsabilidades superores. Aun asi, es cosa juzgada, como te he dicho, por Paquito y su troupe, ya liquidaron a todos los responsables que pudieron atrapar y si no lo juzgaron y condenaron, ya habra prescrito. De todas formas, si tuviera un poco de sentido del humor, con 95 años, debería pedir el mismo su procesamiento, a ver que demostraban..
    Pero si tanto quieres, podemos ir de adelante hacia atrás. Podemos buscar a los falangistas que en el año de fame de 1941 tiñan as cunetas cheiñas de mortos ( las cunetas llenas de muertos), en un sitio tan republicano como la carretera de Cambados a Vilagarcia, tan resistente al franquismo. Vamos juzgando a los del 45, del 44, del 43, asi hasta llegar al 36 y Paracuellos y ya puedas ser feliz y falsamente equidistante.

  12. Pescador

     /  9 abril 2010

    Y tienes razón, la Ley de Memoria Historica está mal hecha. Protege los nombres de los asesinos , mantiene las victimas enterradas, dificultando al máximo la exhumación de sus cuerpos y no castiga los robos de propiedas y niños cometidos por miembros del bando vencedor.
    Que hagan otra pero ya.

  13. rosa maría artal

     /  9 abril 2010

    ¿Hubo “dos” bandos? ¿se sublevaron el uno contra el otro? Yo creía que lo que se produjo fue un golpe de Estado contra el gobierno constitucional y que, por esa causa, se originó una guerra. El gobierno democrático no puso la otra mejilla. Y todas las tropelías son propias de la guerra. Al margen, claro está del trato dado a los vencidos durante cuarenta años.

  14. Carlos Domínguez Burón

     /  9 abril 2010

    Muy bien Choni, a mi no me dieron ganas de vomitar, vomité literalmente ¿Se puede tener más poca vergüenza? La guerra terminó y comenzó la etapa más ignominiosa de nuestra Historia, más aún que la de los Reyes Católicos. Vino la represión, la depuración de funcionarios, profesores, catedráticos, encarcelamientos por centenares de miles para purgar su pecado de ser republicanos, el trato infrahumano en las cárceles donde morían de enfermedades o fusilados tras juicios sumarísimos (¿qué fue de la Justicia ?) ¡ lo que hay que recordar!. Eso, los que quedaron aquí; el resto, dando tumbos por el mundo como emigrantes, unos con más fortuna que otros, pero todo llorando una Patria que les hurtaron. ¿Dónde quedó la generosidad de los vencedores?Y que ahora nos vengan los revisionistas y los equidistantes a contar cuentos es muy fuerte.

  15. La sensación que queda tras volver a leer es que en este país aún persiste el miedo. Durante la transición, se cedió por el bien del país, se siguió tapando y se ocultó, pero hace ya..¡casi treinta y cinco año de ello! ¿nos damos cuenta?, casi los mismos que el dictador se llevó gobernando. ¿Por qué los españoles somos capaces de permitir esta lentitud, esta paciencia, de “santa” nada, esta…desidia?
    La derecha, la española, no la europea que cualquier demócrata desea pueda existir, se encarga de alimentarla con la tergiversación y siempre su poder económico y social, desinfomación, o lo que es peor, información tergiversada y manipulada. Y la izquierda, para desgracia de todos los que compartimos ciertos ideales (no lo olvidemos, solidaridad, igualdad, justicia universal, son sólo ideales que mentes progresistas, el ser humano progresando, supieron poner en la palestra del mundo y a los que hoy todos se han enganchado), nunca nunca se ha atrevido a hacer las cosas como hay que hacerlas, y para ejemplo esa ley de la memoria histórica.
    Siempre parquedad, siempre, como con miedo a remover…¿hasta cuándo?
    El otro día, cuando Don Santiago Carrillo fue entrevistado en rtve, en el post de la misma en facebook fue realmente escandaloso, pero sobre todo, doloroso, comprobar hasta dónde ha llegado la sombra de la dictadura, chavales de 17 años, unos pasando y riéndose, yendo de neutrales, pasando de informarse, otros locos, pero en todos la misma palabra que no repito, el insulto salvaje, bestial, más la mass-media cuarentona pidiendo a gritos xenofobia por culpa de la crisis…si en vez de star en este medio se hubiera estado en la calle, habría habido navajazos por parte del mismo ánimo con el que iba teñida la traición que el propio Franco cometió contra su país, su oficio y su bandera.
    Pero insisto, sigo creyendo, que la culpa la tenemos todos los que creemos en las cosas de otra forma. Se sigue teniendo MIEDO.
    Cuarenta años de salvajismo (salvaje es el que impone su ley mediante la fuerza), más los cientos que llevamos de historia caciquil, han hecho mella en nuestro cerebro… Es para llorar. Lamento ser así de pesimista.

  16. Víctor

     /  9 abril 2010

    “Yo estoy convencido que este trabajo es para los historiadores profesionales, no para jueces que buscan el estrellato, un puesto en un Tribunal Internacional, a costa de hurgar en heridas de un pasado que ya es suficientemente lejano como para ahora enfrentar, de nuevo, a biznietos contra biznietos”
    Ojalá este país, por fin, fuera capaz de cicatrizar sus heridas. Para ello sería necesario que la verdad, sin trucos baratos, sobre la tragedia que fue la guerra civil y la siniestra dictadura fuera asumida con todo el respeto por nuestra sociedad. Hasta ahora no ha ocurrido esto. Si éste fuera el caso, la equidistancia que presumen algunos sería imposible. El día en que las víctimas sean reconocidas, en que los levantamientos de cadáveres no se hagan en la alegalidad, en que se reconozca el drama de las purgas, las defenestraciones, las humillaciones que día tras día sufrieron tantos ante la bravuconería de los vencedores. Ese día en que se reconozca que es un delito defender la equidistancia, pues es un insulto para las víctimas de tal calibre que es inasumible para la sociedad; ese día podremos realmente pasar página y dejar a los historiadores que cumplan su labor. Ojalá no fuera necesario que un juez intentara reparar la terrible injusticia que se comete con las víctimas. Y fuera la propia sociedad, a través de sus políticos, quien diera la suficiente dignidad a las víctimas.
    Yo he visto el levantamiento de cadáveres de fosas de asesinados. Y quienes lloraban frente a esos esqueletos no eran biznietos, eran los hijos. Hijos que no tenían ningún recuerdo de sus padres pues murieron antes de que quedase nada grabado en sus memorias.

  17. Carlos Domínguez Burón

     /  9 abril 2010

    Tienes toda la razón, Sofía, es para llorar, pero nada de pesimismo. El pesimismo hay que dejarlo a un lado. La razón nos hará fuertes.

  18. Gracias, carlos. Sólo están siendo días bajos de moral por todo lo que se ve, días de dolor, yo, que suelo declararme “apátrida” en mis versos, porque s que duele, y no tengo ningún familiar que desenterrar, mi abuelo fue concejal del frente popular por un pueblo sevillano, pero gracias a dios pudo escapar y vivir luego, poco eso sí, se volvió casi loco ante la situación de la guerra, de su oficio de la carpintería, pero el otro trabajaba para la casa siemens en plena guerra como oficinsta, por eso se libró, porque siendo su cuñado alcalde de Sevilla cuando el alzamiento, Horacio Hermoso, podrían haber pasado todos por los fusiles de los rebeldes, es decir, se libraron como otros, cada uno como pudo, o sea, no me persigue ninguna emoción personal más que el dolor que produce contemplar como a pesar del esfuerzo de tantos y tantos, y tanta sangre derramada a lo largo de nuestra historia, seguimos sin poder lograr que este país sea lo que puede ser, no ya ni potencia ni migajas de esas… ¿nos vemos en la semiesfera de este planeta?..así, cuando aparece la imagen de la tierra. España, la península ibérica está en una situación privilegiada. Podría haber sido un territorio tan hermoso, tan felizmente hermoso, como culturalmente a veces lo ha sido, abierto a todo, crisol de de todos los mestizajes y el enriquecimiento humano, y no sé, no sé de verdad, yo que me licencié en Historia, de donde procede este mal por mucho que me devane los sesos, haya leído o investigado…respuestas parciales, miles.
    Duele, duele aun queriendo la mayoría de las veces renegar de mi propio ser de española, duele este suelo, duele tanta mentira, tanta mezquindad, tanta injustica en definitiva, no con la razón, si me lo permites, amigo Carlos, sino con la verdad.
    Y la verdad, amigos, la verdad a un historiador “de verdad” no se la cuentan ni unos ni otros. Aprende, es su oficio, y tal vez su vocación, a descubrirla por sí mismo.
    Un saludo

  19. Choni

     /  9 abril 2010

    Rosa, tienes razón no hubo dos bandos, pero vamos a suponer que los hubo, vamos a suponer que como dice esta gente la culpa fue de los dos bandos (la suposición de que fue culpa del gobierno republicano que es lo que pretenden, no merece la más mínima atención). Puestos en esta situación la guerra acabó en el 39 con todas las barbaridades que conlleva. ¿cómo se explica que después, durante 40 años los vencedores siguieran matando, represaliando, fue un auténtico genocidio). Yo que soy descendiente de un desaparecido, me estoy enterando ahora de cosas que nunca imaginé. El silencio era la forma de sobrevivir. Claro que se vivía con “extremada placidez”. ¿Acaso a alguien se le ocurría decir lo contrario? Utilizaban la política del miedo y ahora mismo la siguen utilizando.

  20. Galgo de Casalarreina

     /  10 abril 2010

    De acuerdo, sólo hubo un bando.
    Largo Caballero no colaboró con la Dictadura de Primo de Rivera.
    Las elecciones municipales del 31 las ganaron los republicanos.
    El gobierno provisional republicano era Constitucional.
    El triunfo de la CEDA fue respetado por Largo Caballero.
    La insurrección del 34 no fue un golpe de Estado, ni un movimiento contra la legalidad Republicana.
    El capitán de la Guardia de Asalto, para el que se hizo la Ley de Memoria Histórica, no reprimió, a tiros, a los mineros asturianos.
    La proclamación de la República Catalana fue constitucional.
    No había, cada día, muertos entre bandas de pistoleros de la Falange y socialistas.
    No se quemaron Iglesias y conventos. No se profararon tumbas.
    Largo Caballero no amenazó con la insurrección armada si no ganaba el Frente Popular en 1936.
    El teniente Castillo no entrenaba militarmente a los escuadristas socialistas.
    Policías no mataron a Calvo Sotelo.
    En la guerra, en la zona republicana, se podía vestir sotana.
    No hubo sacas en la zona republicana, no hubo juicios sumarísimos en la zona republicana.
    A la CNT y al POUM no los liquidaron los comunistas.
    Orwell no estuvo en España y su libro Cataluña se lo inventó.
    Crimenes y actitudes golpistas las hubo, a derecha e izquierda, con igual saña, y todo el mundo vio la guerra civil como inevitable. Ese fue el error de los años 30 en España y en Europa, dirimir a tiros las disputas políticas.
    Y muerte, dolor, sufrimiento, lo hubo en las dos zonas, por eso la Ley de Memoria Histórica debiera ser para todos.
    Que la Dictadura de Franco fue eso, una dictadura, salvaje y cruel, creo que nadie lo discute, por lo menos yo no.
    Que la Guerra Civil acabó hace 71 años, y que la inmensa mayoría de los españoles que tuvieron la desgracia de vivirla han muerto, también.
    Que me parece una insensatez enfrentar a biznietos contra biznietos y actualizar el esquema de los años 30, pues sí.
    Que me quedo con la foto de Putin en Katyn, pues también.
    Que no me gusta la revancha, y si la justicia, por supuesto.
    Que España es un estado de derecho democrático, una evidencia.
    Que por mal que nos salgan las cosas jamás renegaré de ser español, una realidad.
    Que no me gusta que se reescriba la historia en la Moncloa o en un juzgado, que prefieron que se haga con documentos y en las Facultades de Historia, idem.
    Que confío y espero más de las gentes que miran al futuro, como vehículo de progreso, que de los que hurgan en el dolor, pues como que también.
    Que procuro argumentar y no recurrir al sentimentalismo, pues yo también tengo muertos en mi familia durante la Guerra Civil, lo intento.
    Que yo he perdonado y que jamás recrimaré nada a ninguno de los descencientes que mataron a mis familiares, una realidad.
    Que me llaman fascista por no comulgar con ruedas de molina, lo siento, me duele, pero me aguanto.

  21. Es que la única forma de poder mirar al futuro es asumir el pasado, ¿no lo entiendes?..y para lograr asumir hay que curar las heridas, hay que curarlas, y para curar hay que hurgar, es que no hay más remedio, ¿no lo entiendes, por dios? que no es hurgar porque sí, sino porque s la única forma de poder seguir para adelante que es lo que todos queremos.
    Que si una herida se cierra en falso, salen los bicheros que nos matan..por dios , cómo me gustaría poder convencerte de que aquí no hay ni revanchismo ni nada, que todos, todos queremos lo mismo, poder seguir caminando para adelante…

  22. galaico67

     /  10 abril 2010

    Galgo, yo lo que quiero es que se sepa si Juan de Casalarreina fue un asesino y un ladrón, y poder decirlo y escribirlo sin que me planten una querella, porque como tu y tu gente impedis por todos los medios que la verdad se establezca, podrían putearme judicialmente todo lo que quisieran. Yo, lo que quiero, es que Juan de Casalarreina sea igual a Carrillo, y poder achacarle las reesponsabilidades que tuvo.

    “Y muerte, dolor, sufrimiento, lo hubo en las dos zonas, por eso la Ley de Memoria Histórica debiera ser para todos.”. Te olvidas que Franquito y su “Causa General”, ya cumplieron con su memoria historica. Desenterraron sotanas, pagaron pensiones de viudedad y orfandad, reservaron puestos para los hijos de “sus” asesinados. A lso que ellos asesinaron los putearon durante más de treinta años, y para algunas cosas, hasta el 77.

    “A la CNT y al POUM no los liquidaron los comunistas.” Lee un poco. Orwell, como historiador es una fuente, no Dios. La FAI y el POUM fueron un incordio para mucha gente, no solo los comunistas. La CNT gozó de buena salud hasta el final de la guerra, aunque la tuvieran que poner en su sitio en Cataluña, en 1937.
    Lee unpoco más, la historia ya esta escrita. Y no es la versión que guardas como oro en paño. Y no te olvides de los años 40.

  23. Galgo de Casalarreina

     /  11 abril 2010

    No he subido el tono en ninguna de mis intervenciones, pido por lo tanto un poco de correspondencia.
    Franco se empeñó en escribir la historia, y fracasó.
    En las Facultades de Historia, españolas y extranjeras, hay grandes investigadores, de los que se comen los archivos, estudian documentos orales, de radio, e incluso de cine. Ellos son los que tienen la palabra, la última, no un juez ni el nieto de un capitán de la Guardia de Asalto.
    Mi profesión es la de Historiador, con mi licenciatura y mi doctorado, así que algo entiendo de lo que se habla. tan alegremente, en tertulias, blogs e incluso en el Parlamento.
    No soy ni falangista, ni de manos limpias, ni menos un nostálgico con la dictadura, todavía me duelen los porrazos de los grises, y los culatazos de los civiles, y es que en el País Vasco el tema fue más que duro. Como duro, hoy en día lo es todavía, aguantar la chulería y la actitudes escuadristas de la izquierda abertzale.
    Me remito a mi paisano Unamuno: “Vencereís pero no convencereís”.
    Insisto en que enfrentar a biznietos contra biznietos, reproduciendo el escuadrismo de los años 30 es una aberración.
    No hablo de olvidar, no hablo de tapar, hablo de recordar, con rigor, y de no repetir los errores, trágicos, que cometió toda la sociedad política española en los años 30, desde Alfonso XIII hasta el comunista más comunista de los comunistas.
    Volver al maniqueismo franquista, rojos diablos, nacionales santos, pero al revés, además de ser mentira, es una aberración.
    Y como en esto me he visto más sólo que la una, no me queda más remedio que plegar velas.
    Disculpas a quien se haya podido sentir ofendido por alguno de mis comentarios.
    Los que he recibido en contra, o sea todos, los tomo en cuenta, pues en la crítica y en la autocrítica se encuentra siempre caminio hacia el ideal de verdad.

  24. Tienes toda l razón en tus manifestaciones, galgo, mi respeto hacia tu forma y mis disculpas si, sin pretenderlo, he podido ofenderte con mi tono.
    Hablas de rigor en el conocer. Esa es exactamente la única forma. Creo que es por ello por lo que apostamos una mayoría. Sanear, pero para sanear, insisto, hay que hurgar. Mientras un !ay! se oiga, es que aún no se ha sanado la herida, mientras un conflicto exista, se oirán los !ays!. La única forma de solucionar el conflicto es hacer Justicia, con mayúscula. Cuando ella llega, llega la paz. Se dejarán de oir los !ays!.

    Mientras, sólo será velo de disimulo, engaño, autoengaño sobre la piel de este viejo país, todo lo contrario al rigor en el conocimiento deseado que nos permita avanzar.
    Recibe mi más cordial saludo

  25. galaico67

     /  11 abril 2010

    EL titulo de historiador no impide el maniqueismo, ni hace ecuanime y equilibrado al que lo porta. EL día que pueda tachar de criminal tanto a Carrillo como a cualquiera de esos piqueteros que iban detrás de los legionarios, como a tantos guardias civiles que cumplian ordenes pero no las leyes y en que todo aquel que lo desee pueda recuperar a sus muertos sin que nadie se lo impida, ese día habrá acabado todo.
    Mientras, los vencederores seguiran poniendo el tacón en la espalda del vencido y recordando al perdedor lo que puede pasar.
    Y te lo dice un nieto de un infante de marina del ejercito “nacional”, que pasó por Cartagena, Malaga y el Campo de Concentación de Rota, que se salvó por los pelos de ser fusilado en el 36 y que vió demasiadas cosas y ninguna buena.Tanto que solo le oi hablar de ellas un par de veces en los 35 años que compartimos

  1. El Gran Secreto 2.0 | Consigue Las 5 Primeras Posiciones En Google. | Buy bactrim online
A %d blogueros les gusta esto: