La primavera y la ensalada afrodisíaca

Frauke Rotwein – Early Spring Birds

La primavera es una estación cuya llegada impele a ahondar en nuestros más recónditos baúles para buscar la cursilería. Aún ocurre así, a pesar de actualmente el acontecimiento no se produzca hasta que no sea primavera en El Corte Inglés. Trinan los pajaritos –en reclamo sexual, que no es otra cosa- y florecen las flores –sí, así, con redundancia-. Florecen también las alergias, los males del ánimo y las dolencias estomacales.

 Pero nada se parece a aquel “La primavera ha venido y yo sé por qué ha sido”, que adoraba mi madre en la voz de Luís Mariano. Lo busco en youtube, y en ese pozo de la memoria, el presente y ¿el futuro? que es Internet, resulta que está. La lozana muchacha que lo colgó nos dice: LUIS MARIANO NACIÓ EN ESPAÑA. POR MOTIVOS QUE NO VIENEN A CUENTO, TUVO QUE SALIR DEL PAIS Y SE UBICÓ EN FRANCIA. Los motivos que no vienen a cuento eran su orientación homosexual. Un tenor magnífico, un español como pocos que tenía siempre a España, Granada y la Alhambra, las flores, la primavera, los ruiseñores -que no es lo mismo que gorriones-, el amor, las princesas y las gitanas, y tuvo que salir del suelo patrio porque le gustaban los señores. En su tumba francesa siempre hay flores, eso decía mi madre. Igual las llevan aún las biznietas de sus muchos admiradores, como la chica que ha colgado el vídeo.

 Os lo pongo para que veáis un cachito y sepáis de qué hablo. Una primavera como no hay otra igual:

Siguen pertinaces todos los desmanes locales y mundiales de los que hablamos a diario. Pero eso no le importa a casi nadie. Hoy, primer día de la primavera 10, he reparado por casualidad en el top mundial y local –también- de las búsquedas de Internet, los más populares, que me ha saltado solo en la lectura cotidiana de periódicos. Obama, Bush, y Susan Boyle por este orden. Y después futbolistas, como Cristiano Ronaldo –en el mundial- y desde luego Britney Spears. En España figuraba en lugar destacado Chiquito de la Calzada, el cuarto, creo. Y Hermman Tertsch. Es un servicio de la web de El País, pero, ni llamándoles por teléfono, me han sabido dar razón de dónde la tienen para enlazarla o ser más precisa. Y eso que quien me ha atendido parecía muy responsable y se ha quedado un tanto preocupado por desconocer los recónditos misterios de su web.

¿Qué es eso para un día en el que comienza la primavera? Nada. No me apeo de los sentimientos florales y exuberantes de la estación. Nada de pesimismos. Quiero contribuir a la celebración con mi receta de la “Ensalada afrodisiaca”, de probado resultado (sobre todo cuando se advierte a los comensales de su nombre).

Ingredientes:

6 champiñones frescos (y crudos) pelados y cortados muy finamente en láminas.

1 endibia (yo la pongo roja)

1 aguacate

el corazón de un apio blanco

1 puñado de rucola

1 sobre de surtido de ahumados

Salsa:

2 cucharadas de pasta de rábano picante

2 cucharadas de: aceite de oliva

Y 2 de nata

Sal, limón, tabasco y pimienta negra molida

Y unas huevas de sucedáneo de caviar o mujol coronando.

Con un emplatado mejorable, éste es el resultado:

 Y como hecho en falta que, en primavera, no me hablen de nenúfares y su irresistible encanto. Aquí van unos de Monet, del que hay, por así decirlo, dos exposiciones estupendas en Madrid. Una monográfica y otra dentro de los impresionista del Museo D´Orsay:

Claude Monet. Nenùfares.

Entrada anterior

6 comentarios

  1. Todo apetitoso!! La Primavera te ha sorprendido con hiperactividad y dada a las bellas artes, incluida esa ensalada de ensueño. Besotes, colega!

  2. rosa maría artal

     /  21 marzo 2010

    Telepatía. Estaba pensando en ti para comentarte si no te parece que éramos unos pedazo de ingenuos cuando queríamos cambiar el mundo in illo tempore. ¿Te acuerdas de esto?

    Lo peor es que tú yo seguismos queriendo cambiarlo.

  3. Carlos Domínguez Burón

     /  21 marzo 2010

    La ensalada, lo más de apetitosa, un 10, y los nenúfares de Monet, imposible ponerles nota, me quedaría corto. Gracias, Rosa, aunque reconozco que la receta no me va a servir de gran cosa porque yo, con un tomate abierto, aceite y sal, voy sobrado.

  4. Viator

     /  21 marzo 2010

    La primavera ha venido… menos mal que no hay que pagar derechos de autor por poder disfrutar de ella. Los gorriones siguen acudiendo cada mañana a la ventana de nuestra cocina a picotear su ración de migas de pan y me proporcionan largos ratos de entretenimiento observando su comportamiento. No sé si la naturaleza imita a la sociedad o a la inversa, pero los veo pelearse por el mejor lugar en el comedero y me parecer ver a los humanos intentando acaparar en provecho propio bienes que reciben de forma gratuita. Siempre hay alguno que pretende disfrutar del alimento en exclusiva; siempre hay alguno que se erige en dominante y picotea a los que se acercan; incluso veo a alguno tan afanado en defender el “pesebre” a puro picotazo, que prefiere no comer antes que dejar a los demás hacerlo.
    A pesar de todo, la primavera es una estación hermosa. A pesar de que en un jardincillo al lado de casa han podado una mimosa cuando estaba en plena floración. Incluso, la primavera es una estación dulce por razones que no vienen al caso, como por la noticia de que la vulgar, soez y mediática B. Estéban ha dicho que votará al PP.
    ¡¡¡Nunca le estaremos lo bastante agradecidos!!!

  5. Soto

     /  21 marzo 2010

    Hola Rosa Maria y amigos contertulios:
    Bienvenida venga la primavera,las ensaladas ,el tomate abierto por la mitad con un poquito sal ,bienvenido los gorriones,bienvenida la primavera con su cal y arena con respecto al comportamiento de los dias , la primavera brota a lo bruto,ya se irá moderando,lo principal es salir de esta invernia recien terminada.Viator,por favor no escaralles tu bonito comentario con las inclinaciones politicas de la Belén…..!Estamos hablando de la primavera con su belleza salvaje,no mezclemos con otras cosas!…ja,ja,ja…
    Apertas agarimosas

  6. Trancos

     /  22 marzo 2010

    A mí me gusta más, muchísimo más, la letra de la versión francesa de la canción (“Violetas Imperiales” es una coproducción francoespañola de 1952). En la voz de Luis Mariano suena igual de bien pero la censura de aquí… ya se sabe. La descafeína del todo. Casta y pura Violeta, católica y sentimental que nunca aceptaría una invitación al descoque a la francesa.

    Violetta, amiga mía, mi amiga tan hermosa,
    Violetta, te lo ruego, no tenga miedo de la vida.
    Hay que perder la cabeza y sueña que el amor
    es como estas violetas que un buen día se marchitan
    el amor es un ramo de violetas.
    El amor es más dulce que estas florecillas.
    Cuando la felicidad al pasar te hace un guiño y se para
    hay que tomarle la mano sin esperar a mañana.
    El amor es un ramo de violetas.
    Esta tarde, recojamos, recojamos estas florecillas
    porque en el fondo de mi alma hay sólo una mujer
    y eres tú quien serás siempre mi único amor.
    Te dirán a veces “guárdate del placer
    ten mucho cuidado con la emoción
    de donde nacerá el deseo”.
    Pero dite a ti misma sin cesar
    que la vida dura el tiempo justo
    e incluso una princesa
    tiene derecho a un momento de amor.

A %d blogueros les gusta esto: