Vive como quieras

No deja de sorprenderme el alborozo con el que es recibido cada nuevo año. Si buscara ahora mismo imágenes de la nochevieja de 2008, veríamos que el 2009 -despedido como un apestado-, suscitó las mismas esperanzas que el que ahora amanece. Y es que nuestra capacidad de olvido es infinita, lo mismo que un optimismo innato que nos lleva a hacer borrón y cuenta nueva cada día, o al menos cada 31 de Diciembre.

Conviene quizás recordar, por fijar los hechos simplemente, que nos regimos por una convención cronológica –acordada en despachos- del cómputo cristiano. Y que además existen –más o menos minoritarios- el primitivo calendario romano, el babilónico, el calendario solar egipcio –que ya anda por el año seis mil y pico-, el judío –con más de cinco mil años-, el chino, o los islámico, persa, copto o budista, como mínimo.

En casa, tras uvas, brindis e interiores rojos –que no hay que dejar resquicios para conjurar a la suerte por si acaso- decidimos empezar el año con una película cuidadosamente seleccionada: “Vive como quieras” de Frank Capra. Todo un acierto. Corría el año 1938, cuando se rodó, en blanco y negro. Una curiosa familia, aglutinada por el abuelo que un día decidió bajar en el ascensor de su gran empresa y no volver a subir, desarrolla su existencia como desea, sin prestar atención a ningún convencionalismo. La hija pergeña novelas porque un día tuvo acceso a una máquina de escribir, un repartidor de hielo llegó 9 años atrás y se quedó, o el propio abuelo rescata y acoge a un frustrado oficinista que en realidad quiere “hacer cosas”, como un huevo del que sale un polluelo que pía. Y ya hablan -1938- del excesivo consumo que ata.

Por supuesto, esta familia entra en conflicto, o es objeto de intento de avasallaje, por otra instalada en el sistema. Con historia amorosa de por medio, con cenicienta –resoluta e independiente- de un príncipe más inclinado a seguir sus sueños que aquellos que le son impuestos.

Un tanto ingenua, “Vive como quieras” plantea dilemas rabiosamente actuales: el consumismo, la ecología, la soledad, la compra del tiempo para disfrutar… o de los objetos que paga el dinero. E invita a romper moldes y ataduras. Con optimismo, con ganas de vivir, precisamente.

Nada ha cambiado en la actualidad, en lo que sucede en el mundo, porque nos haya cambiado el dígito en el calendario. Quizás que un nuevo y paupérrimo país, Yemen, se ha puesto en el punto de mira de las bombas, porque sigue sin entenderse que el terrorismo no se combate masacrando indiscriminadamente poblaciones de origen o cobijo. O dando muestras de la pertinaz superchería que combate la aún más obstinada realidad: el ayuntamiento de Río de Janeiro contrató a una maga espiritista para que ahuyentara la lluvia de las celebraciones de fin de año… y hubo 80 muertos por las fuertes tormentas.

Me siento muy cómoda sin embargo en este 2010 redondo y de matrícula de honor. Porque desde su primer día somos un poco más europeos. Presidimos esa UE anquilosada a la que, a pesar de todo, amo, quizás porque sus más antiguos ciudadanos viven mucho mejor que nosotros y respiran otros aires de cultura y progreso. En el deseo de que Europa persevere en su viejo camino, contra el viento y marea del inmovilismo que le traza la política, y todos quienes se arriman a su calor para sacar provecho de ella.

Gran parte de la Europa arraigada y de la recién incorporada, la que evidencia el freno al desarrollo que le impuso una equivocada historia, transcurren por el Danubio Azul. Este deleite que, un año más, nos ha brindado Viena.

Entrada siguiente

7 comentarios

  1. apajerabierta

     /  2 enero 2010

    ¡Qué gran película! Efectivamente es bastante incoente, pero la inocencia no es un defecto. ¡Qué dificil dar el salto al vacío y romper con tanto convencionalismo absurdo que encorsetan nuestras vidas! Además de la propia dificultas debido a nuestro apego a tanta inutilidad, la sociedad se revuelve rabiosa contra todo aquel que no se deja manipular. En nuestra época, los poderes que dirigen todo en la sombra no suelen intervenir si algún cordero empieza a pensar. Son tus propios conciudadanos los que te afean tu destello de independencia, los bancos que te niegan la financiación los “amigos” que te dan la espalda.
    Hay un libro que procuro releer de vez en cuando, Juan Salvador Gaviota, que aparte de ser cortito y un tratado muy asequible de aerodinámica te cuenta las desventuras de una gaviota que no se conforma con aprender a volar simplemente para comer. Quiere sacarle el máximo rendimiento a sus alas, quiere disfrutar del vuelo. Su filosofía y habilidades provocan su expulsión de la bandada… y…¡¡ no cuento más, que si no no lo leeis!!
    En España, contamos además con el gran Pecado Nacional, la ENVIDIA, que unido al espíritu de rebaño elimina muy bien cualquier intento de ser diferente.

  2. francisco gomez

     /  2 enero 2010

    Como el optimismo con moderación (creo que no es malo) espero que cuando los ciudadanos vayan a las urnas en las diferentes convocatorias,autonomicas,locales,se acuerden de pasar factura a las tropelías y las malas practicas de sus gobernantes. También tengo la esperanza que la nueva estructura de la U.E. sea más ágil y permita tener una respuesta común a los desafíos que se presentan.El ser europeo creo que nos favorece en general y pesa más lo bueno que lo malo.Tambien en este año nuevo,espero que el principal partido de la oposición se calme y deje de hacer política de bajo nivel,en los temas en los que existe la convención,desde hace años que son temas de estado.Tambien espero que los presidentes autonómicos entiendan que si todos miran solo para sus comunidades y no respetan a los demás y se dedican a criticar para obtener réditos electorales inmediatos, la vaca dejará de dar leche y después reclamaciones al maestro armero. Feliz año,para el año en que me temo la RTVE empezará a decaer para que florezcan televisiones bodrios.
    Paco

  3. Soto

     /  2 enero 2010

    Hola rosa Maria y amigos Bloqueros:
    Estoy completamente de acuerdo contigo,Rosa Maria,con el contenido del Post.Escribes:((“Nada ha cambiado en la actualidad, en lo que sucede en el mundo, porque nos haya cambiado el dígito en el calendario”)).Si,esa es la autentica verdad y el mundo sigue siendo igual de cruel(o los humanos lo hacemos cruel).el dia 31 de cada año que el dia 1 del siguiente.;las bases del funcionamiento de las sociedades diseñadas desde los “despachos del Gobierno invisible”están más que pautadas y los paises pobres ,en concreto muchos de Africa,pueden felicitarse lo que quieran pero de la pobreza no saldrán,pues su pobreza está ya diseñada.,para que asi sea;forma parte de la filosofia del capitalismo,del negocio por el negocio,de que todo estee planificado para que deen lugar las desigualdades y las guerras para así una gran minoria se “infle a cuenta de los demás”.
    Por eso ,si lo de las Navidades y fin de año es un cuento chino……..:de todas forman llegan estas fiestas y no gustandote hay algo en tu interior (quizás endolculturado en tu niñez) que te lleve a estar un pilin imbuido en ese ambiente…….quiero decir que no te puedes sustraer del todo ..el año viejo lo aborrezco,el de Navidad no le hago muchisimo caso pero tampoco el doy el empujón del desaire…..,y me considero una mezcla de agnostico y ateo…por supuesto anticlerecal a tope.
    Aqui dejo expresada mi contradicción…..¿pero no forma parte de las entrañas humanas las contradicciónes?.
    Rosa, que los Diose te oigan con respecto a Europa,yo soy muy pesimista ..tan pesimista que con el transcurso del tiempo el Cambio Climatico pueda “cambiar su geografidad” y ya no haya Europa,matizo esto debido a la falta de voluntad politica y u consecuente lentitud.
    Muchas gracias por el video:musical celestial para el espiritu,musica,muy terapeutica…¿porque no la escuhamos más en vez de tomar tantas pastillas?
    Apertas agarimosas

  4. manuel

     /  2 enero 2010

    Rosa Maria, sobre bajas en las religiones, eres mas partidaria ¿de las apostasías o de las nulidades bautismales?

  5. Bueno, yo llevo ya varios años que paso de tomarme las 12 uvas. Es como una especie de acto de rebeldía, además de que como casi siempre me pilla trabajando (trabajo en el sector de hostelería), no tengo mucho tiempo. Es por ello también últimamente no comento mucho y cuando lo hago uso el actual nick en vez de el anterior en el que usaba “una rosa en mi jardín”.
    Espero que éste año seamos más europeos, aunque Europa, con sus gobiernos neocons se está pareciendo cada vez más a lo peor de Estados Unidos privatizando los servicios públicos como la sanidad, y Estados Unidos, con Obama, se está haciendo más europeo.

  6. Vengo a desearte un feliz año, el mejor de todos, a ser posible…
    Una vez más, de acuerdo con lo que dices. Y con la esperanza de que podamos remover algo que nos permita hacer de este mundo, un lugar más solidario, más justo, más bonito… ése, ése es un buen regalo para pedirle a los reyes magos de oriente… ¡me lo pido!
    Besos de cereza.

    Queralt.

  1. Tweets that mention Vive como quieras « El Periscopio -- Topsy.com
A %d blogueros les gusta esto: