La “sorprendente” revolución de la red

El mundo se mueve y lo hace aunque algunos, muchos, lo ignoren. Cerrar los ojos nunca fue un sistema efectivo para ahuyentar al monstruo. Aferrarse al suelo para frenar los giros, las turbulencias o la vida que palpitan en otras direcciones, no produce más que vértigo y desconcierto propios. Acaban de cumplirse 40 años del día en el que el doctor Kleinrock, de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), logró por primera vez hacer “hablar” a un equipo de su centro con otro en Stanford. Había nacido Internet. En los 80 comenzó la que iba a ser una difusión masiva hasta llegar a hoy que goza de salud tan excelente como para ver brotar espora sobre espora de cada planta. Y todavía hay quien las llama “las nuevas tecnologías”.

Desde los 80 precisamente muchas voces empezaron a alertar de los cambios que este sistema de comunicación iba a producir. Ya lo ha hecho y mirar para otro lado o reprimir no va a detener la marea. Es de ésas que el tópico llama… incontenibles.

Conozco a mucha gente de mi edad que ignora lo que es un blog, una web, u otros conceptos elementales. Hasta presumen de que sea así. Avezadas autoridades se lanzan a usar la terminología, decir simplemente “blog”, atorando sus cuerdas vocales por el esfuerzo. De ahí, que se menosprecie lo que no se entiende, como si con eso fuera a desaparecer, tal como nos decía mamá de niños. De ahí, que llamen despectivamente “blogueros” a personas con una brillante carrera profesional en el periodismo.

Lo decía hace bien poco: Probablemente poetas y juglares acudieron a las “autoridades competentes” cuando surgió la imprenta, porque el gran medio iba a anularles o modificar su modo de hacer largamente establecido. Nadie discute hoy el avance que supuso la estampación de los textos y cómo agilizó su difusión entre los ciudadanos. Pues está revolución consolidada, la virtual, tiene aún mayor amplitud e implantación.

Hemos visto consumirse en las últimas décadas –y cada vez con mayor rapidez- el magnetófono de anchas cintas, el cassette, el video betamax, el VHS… cuando nos enteramos de que existe un MP3, ya vamos por el MP4. Pues bien, el CD también ha muerto. Y a él se aferran los músicos sin ver, como dicen algunos colegas, que por el contrario la Música goza de la mejor salud y los conciertos se llenan.

La revolución de la Red ha pillado a muchos desprevenidos. Las interpretaciones habituales no sirven. Se gestó en apenas 8 horas. Unió en propósito común a personas de lo más heterodoxo, porque de alguna manera había una infraestructura, había simplemente… comunicación. Juntos en la queja, de forma anónima, generosa, masiva. Ése ha sido su éxito. Ya se ha perdido la cuenta, se habló de 150.000 blogs reproduciendo el manifiesto, de más de dos millones de referencias, incluso internacionales y en otros idiomas. Lo cierto es que, con inusitada rapidez, se ha colado en portadas y editoriales. El Presidente del Gobierno comparece para calmar los ánimos. Y hasta llegan los insultos y descalificaciones.

Hay varios puntos muy serios en la ley que ¿tramitaba? el Ministerio de Cultura. Sustituir a los jueces por una comisión de “expertos” –ay, qué miedo dan- para ordenar el cierre de una página. Primar los derechos de autor sobre la libertad de expresión. Considerar infracción -de tan drástica pena- hasta el enlace a otras páginas con informaciones. Siempre hemos usado antecedentes. Antes incluíamos el resumen tecleando en nuestra vieja máquina de escribir –también finiquitada-, el enlace es más real, y más rápido. De publicarse en el extranjero, como se dijo en la reunión con expertos de Internet convocados por el Ministerio de Cultura, los “expertos” ordenarían vedar su acceso, del mismo modo que hacen China o Cuba cuando algo les molesta.

Nadie niega los derechos de autor y su pago por un tiempo razonable. Transcurrido éste, pasa a ser patrimonio común, como lo es la música de Mozart o los textos de Calderón. Los creadores –y modestamente creo que yo y otros muchos “agitadores” lo somos- han de explorar nuevas vías. Y sobre todo no cerrar los ojos a la realidad.

Con todo, el manifiesto de Internet que tanto alboroto ha causado, tiene un significado mucho más profundo. En un mundo de emporios inamovibles, de políticos y centros de poder tan alejados de la ciudadanía que les sustenta, ha sido la demostración de que la sociedad también tiene voz, y que por el “atado y bien atado” hay –como debe ser en democracia- rendijas por las que el caudal se escapa y hasta puede envolverles. Al menos, obligar a cambios que pide la mayoría sin voz oficial. No tolerar arbitrariedades sobre todo. Un lobby contra los lobbys.

El potencial de este movimiento está por ver. Observo en él leves atisbos de los viejos métodos. Entre ellos, volver a llamar a las devaluadas manifestaciones callejeras, convocadas al calor –pero fuera- de la acción inicial. Y además en la víspera del puente paralizante.

¿A alguien le extraña lo sucedido? ¿No debería ser pauta ante las innumerables disfunciones que nos aquejan? Lo cierto es que a muchos el mundo no nos gusta como está. Demasiadas injusticias, demasiados atropellos, demasiada aristocracia. Pero algo se mueve, ojalá la inercia de la polilla y la caspa, no lo engulla.

Anuncios

18 comentarios

  1. Muy buen texto… Enhorabuena. Son muchos años en Internet y no dejo de sorprenderme, año tras año, de hasta que punto está cambiando la sociedad.

  2. Ayer cuando salía de trabajar el gobierno se la envainaba con el tema de los crucifijos, pero aun no había rectificado con la ley de internet, me pasé despotricando hasta que llegué a casa. Esta mañana ha dado la de cal.
    El prelado de la iglesia, con todo su poder, dinero y contactos en las altas esferas tiene el mismo poder que millones de internautas. El mismo, que no más, por lo menos sobre el gobierno actual. Me parece una muy buena noticia.
    Cuando a la mayoría le asiste la razón y se une de forma eficiente, consigue estar a la altura de una organización obsoleta, excluyente y dictatorial. No estoy siendo sarcástico (lamentablemente), me parece un avance cojonudo.

  3. “Un lobby contra los lobbys”
    Esto solo a sido un ejemplo de lo que podriamos hacer, por una vez el pueblo soberano a ejercido su derecho, una manifestación adaptada a la era digital, en contra de uno de los abusos de nuestra epoca, pero aun queda mucho por hacer para que esto llege a funcionar y este -me gusta pensar que es asi- podria ser el comienzo de la nueva actitud de inconformismo hacia los atropellos que sufrimos cada vez mas los “ciudadanos de segunda” por parte de la clase politica y “las altas esferas”. Espero que dentro de un tiempo podamos mirar atras y decir en diciembre de 2009 empezó la rebelión.

  4. Fantástico Rosa!

  5. Y tanto que ha sido sorprendente, nunca pensé que la comunidad de Internet pudiera conseguir nada por mucha difusión masiva que hiciera desde detrás de un teclado y un ratón, pero ahí lo tenemos.

    Ahora queda ver que resulta de las concentraciones, porque estoy de acuerdo, son muy malas fechas.

  6. Galgo de Casalarreina

     /  4 diciembre 2009

    Ha sido una verdadera implosión digital la que ha sacudido las entrañas de este país que en ocasiones parece aletargado, adormilado y sesteando en la indolencia.
    Hasta hace poco la sociedad explotaba en barricadas y algaradas, hoy el viento, el huracán está en la red, y es imparable, se pongan como se pongan tanto los gobiernos democráticos, como las dictaduras como los lobbies.
    A los artistas, a los creadores de verdad, poco o nada les importan ni las descargas, ni el préstamo público de libros en bibliotecas públicas, ni el escaner o la obsoleta fotocopia, a ellos les importa, les basta con que su obra sea universalmente reconocida, admirada y valorada.
    Un artista, un creador, no es ni de hoy ni para hoy, su verdadero objetivo es ser para siempre.
    Ahí está la gran diferencia, el dinero, la riqueza, son conceptos válidos para quienes no tiene o no tenemos, ni capacidad ni vocación de ser artistas.

  7. Excelente texto. Aún me resulta difícil de creer la rápida reacción de los internautas, bloggers y medios de comunicación contra el mencionado anteproyecto de ley. Espero realmente que dicho seguimiento siga manifestándose, incluido hoy en las calles, y que ahora que nuevamente nos damos cuenta de que de verdad tenemos el poder, no nos quedemos de brazos cruzados.

  8. A ver si nos enteramos, de una vez, que democracia significa poder del pueblo.

  9. TONI

     /  4 diciembre 2009

    el poder tiende a controlar los medios le es consustancial, existen grupos politicos con mayor o menor talante democratico, este termometro lo mide de manera fiel por tanto el engaño al ciudadano por ello vendra determinado……DE PRONTO LLEGA LA ERA DIGITAL Y ES TAL LA INFORMACION QUE EL PODER SE QUEDA SIN CAPACIDAD DE REACCCION…………!!!!!!!! ruido, ruido..metamos mucho ruido.

  10. Soto

     /  4 diciembre 2009

    Hola Rosa Maria y amigos bloqueros:
    Quedé muy sorprendido de que tuviera que salir a la palestra el Presidente del Gobierno para “calmar” a los agentes principales de la Red.Ojalá esta ventana se haga inalcanzable para el Poder en el sentido de “someter” al ciudadano de a pié.Lastima que aún mucha gente no se dea cuenta del poder(buena falta nos hace) que tenemos los ciudadanos con esta “ventana”.Si darnos cuenta casi,hete ahi,que nos hallemos ante nuestra autentica liberación y por medio del aire que entre por esta ventana,nos encontremos (con el tiempo)con un mundo nuevo ,de verdad ,con un ser humano civilizado ,,pero de verdad,civilizado de los buenos..!Aprovechemos esta oportunidad! No se nos presentan todos los dias,
    Apertas agarimosas

  11. faqui

     /  4 diciembre 2009

    Una gran post, si señora. Creo que has resumido perfectamente lo sucedido, y dejas abierta una pregunta que seguramente muchos nos estamos haciendo en estos momentos:

    Si esto se ha conseguido con un número de usuarios relativamente bajo de redes sociales (comparado con otros países de nuestro entorno), ¿qué pasará cuando se alcance una cifra de, digamos, diez o doce millones de usuarios activos?

    Me da la impresión de que hay mucho “poderoso” al que se le está moviendo el suelo que pisa, y no se está dando ni cuenta.

  12. No lo veo claro. Las revoluciones no se hacen con el culo pegado a una silla y mirando una pantalla. ¿En defensa de la libertad de expresión? Creo que es llevar muy lejos la simple y llana intención de la mayoría que es la de bajarse pelis y música de gorra en internet.
    Opino en cambio como tú, en que la cuestión es la de un modelo obsoleto, y que los profesionales del entretenimiento se deberán estrujar las neuronas si quieren mantener el negocio en pie.

  13. Lector

     /  5 diciembre 2009

    Eres brillante, Rosa. Te echo tanto de menos en Informe Semanal. ¡Un abrazo inmenso, profesional!

  14. JOSE MIGUEL

     /  6 diciembre 2009

    Estando totalmente de acuerdo con lo que plantea el Manifiesto ;tan de acuerdo que lo publique en Facebook antes de saber que exisita ya un Grupo al que con posterioridad me aderi.
    Pero dejando esto a un lado mi planteamiento es que; con la nefasta politica del Ministerio y del Gobierno en este asunto y con las continuas brabuconadas de la SGAE se está dejando de la lado al menos dos cosas que son importantes para mi. Parece logico que debe existir una negociacion pausada y serena para conciliar los derechos de los autores a recibir su pecunio y el de los consumidores a utilizar las nuevas redes sin ser vistos como “cuatreros” por ellos. En este asunto creo que la SGAE no es una interlocutora eficaz para “andar ese camino”. Al menos con su linea “editorial” actual.
    Por otra parte, Internet no ha hecho sino “empezar”. Esto ha de llegar muchisimo mas lejos. Y entendiendo como bueno ese hecho hemos de convenir que de esto habra que hablar, de la pederastia en la red habra que hablar, de determinados contenidos a determinadas edades habra que hablar. Y con seguridad de muchisimos mas temas que en estos momentos ni se nos plantean. Pero todo ello con sosiego y sin “arrancadas de caballo y paradas de burro”.Sin demonizar las nuevas tecnoilogias y con creterios abiertos. Y esto no es el camino que parecen querer llevar -ni nuestros dirigentes ni los representantes actuales de sus legitimas organizaciones gremiales de defensa-. Y yo creo que deberian plantearse ellos, -loa autores -adonde les lleva todo ésto. Quizas no sea tan simple como el dar comunicados de prensa y tener “firma y adhesion facil”.Al fin y al cabo “ellos viven de nosotros; sus clientes”
    Enfin que con tanta tonteria ministerial estamos dejando de gestionar cuestiones realmente sustanciales.
    No obstante lo anterior. yo me atreveria a dar un consejo a Zapatero; que supongo no aceptara, -pero ahi queda-. Es un refran de pueblo. “No es bueno poner al lobo a guardar las ovejas”.La Sra Ministra es -juez y parte- en este tema.Ademas militante “activa” desde epocas anteriores a sus actuales responsabilidades. Le debe resultar complicado ser imparcial en estos temas-creo yo-. Quizas un cambio no le iria nada mal a ese Ministerio que tantos sustos nos da a los internautas,
    Saludos

  15. Esther Martín

     /  8 diciembre 2009

    Muy bueno Rosa. Y desde mi perspectiva de “habitante del lejano oeste” añado que para nosotros es una de las pocas formas de estar presentes en las movilizaciones -si es que somos capaces de conseguir que en este territorio internet llegue a todas partes y no sólo a la capital de provincia y tres pueblos más…- Porque mientras medio país lucha por la libertad de internet nosotros andamos en la necesidad de conectarnos en igualdad de condiciones.

  1. Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet” « Ardiluzu
  2. Un cachito más de revolución « ElRatoTonto.Net
  3. Revolución democr@tica y solidaridad con los guruses | eduangi.com
A %d blogueros les gusta esto: