¿Quo vadis periodismo?

Estamos sobrecogidos por el linchamiento mediático al que fue sometido este chico, Diego, a quien el periodismo –en la cúpula de la escala- consideró autor de la violación y asesinato de su hijastra de 3 años. Llegué a escuchar por la radio los detalles más sórdidos sobre desgarros en el cuerpo de la pobre niña. Suelo burlarme del uso indiscriminado y erróneo del “presunto”, pero en este caso hasta se saltaron el trámite. La verdad estropeó la noticia: la niña murió víctima de una caída y de más que “presuntas” negligencias médicas, y un Juez se apresuró a exculpar al chico, rogándole –imagino- que perdonara el error. El mal ya estaba hecho, Diego, de 25 años, cargará con el lastre, aunque solo sea porque las rectificaciones no ocuparon portadas a toda foto. Lo cual es indignante.

Han secuestrado a 3 cooperantes españoles en Mauritania. Se supone que Al Qaeda. Habían acudido, desinteresadamente, a distribuir ayuda humanitaria, no a lucrarse por un sueldo y para los bolsillos privados del patrón del pesquero expurgando las aguas somalíes. ¿Asistiremos al espectáculo dado a todos los niveles por el secuestro del Alakrana? ¿Pediremos bombardear Mauritania de punta a punta dado que no sabemos dónde se esconden con sus rehenes los secuestradores por la idiosincrasia del terrorismo? ¿Exigirán sus familias agriamente que se pague un rescate? ¿Se acusará de negligencia al Gobierno? ¿Llenaremos portadas y debates? Hay poca carne morbosa por el momento para que merezca la misma atención de los medios.

Ordeno estos días papeles en casa. Ayer encontré varias jugosas carpetas olvidadas.

“La prensa no es el cuarto poder, pero puede llegar a ser una dictadura”, decía el profesor Luka Brajnovic, en Zaragoza el 15 de Febrero de 1978, en Heraldo de Aragón. Lo recogí en mis ilusionantes comienzos en esta profesión, al parecer. De un año más tarde, 11 de Marzo de 1979, guardo una tribuna, tambien del Heraldo, en la que Miguel Delibes hablaba de la servil prensa durante el franquismo, publicando materialmente las consignas del régimen. Una joven Consuelo Álvarez de Toledo, se preocupaba, en Diario 16, por las dificultades que encontraban los periodistas, vistos por la ciudadanía como “unos seres un tanto enloquecidos, frívolos, ensoberbecidos, cachondos, bohemios, puñeteros, mentirosos y osados. Algunas veces, pocas, héroes de película americana, las más, como currantes de la pluma que pasan por la actualidad como el caballo de Atila”.

En 1984, El País –leo en el propio diario- “se consolida como el periódico español más leído”. Había alcanzado una difusión media de 340.998 ejemplares. La Vanguardia –el segundo- tenía 193.402, y ABC –el tercero- 145.597. Ese mismo año, en un curso de verano, Antonio Alemany, Antonio Asensio y Miguel Torres coincidían en que “el futuro del periodismo está en la concentración de empresas, en los grupos multiinformativos”. También mostraron coincidencia en la necesidad de la televisión privada. Y eso a pesar de que por aquellos días, la OIT (Organización internacional del trabajo) aseguraba con rotundidad: “La concentración empresarial y las nuevas tecnologías, graves amenazas para la Prensa escrita”. “Los periódicos tendrán que asumir las exigencias de una sociedad familiarizada con la información instantánea”, añadía.

Llamo la atención sobre las cifras de ventas de periódicos -a las que casi han regresado sin llegar a caer tanto-, y a que ya entonces la UNESCO nos consideraba a los españoles bajo el umbral del desarrollo en materia tan sensible como la información en prensa escrita. Es decir, que sin la táctica acaparadora del monopoly que se ha venido practicando, los problemas quizás serían menores.

Porque la historia siguió su curso inexorable. Los periódicos se convirtieron en grandes grupos multimedia, en efecto. Radios, editoriales de libros y la ansiada televisión, con todas sus posibilidades de negocio: digitales de pago, todo lo que Vd quiera.

Y las que eran nuevas tecnologías en los años 80 y a las que siguen denominando exactamente igual -“nuevas” tecnologías- vinieron a complicar el panorama. No hacía falta ya “privarse del café para comprar un periódico en un quiosco”, como seguía diciendo Álvarez de Toledo en el artículo citado, llamando a la responsabilidad de lo que ello implicaba por parte del periodista.

El descenso de ventas y de publicidad, ha “sorprendido” a los grandes emporios –pese a todos los avisos y a toda la antelación con que se formularon- con todos los huevos en el mismo cesto. Y si se rompe el digital, o la editorial, la huevera se tambalea. Y, señores, hay que vender, regresar a las cifras millonarias, aumentarlas. A cualquier precio. Abaratar los costes. Reducir la plantilla despidiendo, prejubilando o “ERErizando” a los periodistas. Y ya no hay tiempo ni medios para comprobar y diversificar las fuentes. Ni la sociedad lo exige, por cierto. Educados en el espectáculo adocenador, lo que piden es entretenimiento.

Víctimas autoderrotadas, a buena parte de los periodistas actuales sólo parece preocuparles, en consecuencia, si van a mantener o no su puesto de trabajo. Si el futuro está en el papel o Internet. Si la culpa es del papel o de Internet. No creo que la bohemia o la osadía les encajen como calificativos. Hay grandes excepciones, sin embargo, pero, casualmente, algunos de los que yo más valoro se encuentran en este momento sin trabajo fijo.

En este panorama ¿a alguien le extraña que regresemos al sensacionalismo y falta de rigor de “El Caso” y a suprimir cualquier autocrítica? Pero ¿Cuál es el paso siguiente?

Entrada siguiente

21 comentarios

  1. El abogado de Diego debería exigir inmediatamente a todos los medios -vía judicial- que publiquen la rectificación al mismo nivel que la acusación. Lo de la portada del ABC es intolerable, me da una vergüenza horrible.

    También totalmente de acuerdo con tu visión del paralelismo alakrana-cooperantes y en general con todo lo demás.

    Para mí esto es como aquel final de la noche sin ligar: borracho, haciendo el ridículo y llamando la atención en un intento desesperado por atraer a alguien. Los medios van ya por su quinta copa y el garito comienza a quedarse vacío…

  2. A mí también me aterra la falta de rigor o de ética, no sé, que se aprecian con frecuencia en los medios.

    Creo también que los grandes grupos mediáticos acaban con frecuencia atendiendo más a los intereses de los accionsitas que al verdadero compromiso informativo (que es lo que se les supone).

    El panorama es incierto. Ya veremos dónde estamos de pie.

  3. A mi personalmente lo que más me preocupa de los medios de información, es el traslado del interés informativo hacía donde conviene. La manipulación, estigmatización u omisión constante de cualquier idea, que pueda suponer un cambio en nuestra percepción de la sociedad.
    El tema de la casquería y el morbo, francamente en general la gente es morbosa y eso vende.

    Desinformar.
    1. tr. Dar información intencionadamente manipulada al servicio de ciertos fines.
    2. tr. Dar información insuficiente u omitirla.

  4. Rosa María, magnífico post. Nada que objetar. Creo que los periodistas somos culpables de apoyarnos demasiado en factores como el “miedo” o el “horror”. Nos regodeamos describiendo minuciosamente el sufrimiento de unos padres mientras se busca el cadaver de su hija asesinada y dedicamos programa tras programa al cansino relato de insignificantes detalles. Ensalzamos la superstición, la adivinación de pago, el oscurantismo, nos regodeamos en el crimen sexual, en la miseria ajena.
    Por querer ser los primeros en contar una desgracia, dejamos de analizarla y esperar hasta tener confirmación dee un hecho.

  5. Galgo de Casalarreina

     /  30 noviembre 2009

    Cuanto añoro a genios y maestros como Ryszard Kapuściński

  6. Pues De Prada ya sabe de quién es la culpa de esa portada, y adivinen de quién es:
    http://tinyurl.com/yaydyfj

  7. apajerabierta

     /  30 noviembre 2009

    Las pocas veces en que he tenido que lidiar con la prensa he salido indignado. Mis manifestaciones se tergiversaban (sin ninguna maldad, pero con mucha ignorancia), de forma que la persona que las leyese entendía precisamente lo contrario de lo que quería decir y sólo quitando un párrafo.
    Me imagino que el desdichado caso que presentas, la prensa ha utilizado unos partes médicos y unas informaciones de la policía o la Guardia Civil. Hasta ahí todo correcto, pero luego se les han añdido todos los aditamentos para hacer de esa información una noticia vendible en el mercadillo de la información que padecemos. Cuanto más asqueroso pintemos el hecho más llamamos la atención, mejor medio somos más justificaremos nuestra tarifas de publicidad. Teniendo en cuenta lo sensibilizada que está la sociedad ante los casos de violencia sexual,el tema era fácil.
    El daño hecho a este hombre no tiene remedio, pero desde luego todos los medios que lo han utilizado para vender más ejemplares, tiene que darle el mismo tratamiento a la corrección de la información y a pedir disculpas a él y toda la sociedad en primera página durante varios días

  8. Tendrían que darle una portada con un “mea culpa”. Lamentable.

  9. rosa maría artal

     /  30 noviembre 2009

    Pienso que no es sólo el periodismo, ni sólo la sociedad, las empresas en su búsqueda de lucro a cualquier precio parecen bastante más responsables, claro que periodistas y ciudadanía representamos las marionetas del sistema, sin voluntad, cuando sí la tenemos.
    La atribución de la culpa al gobierno por parte de De Prada me ha dejado casi atónita. Parece que nunca se pierde la capacidad de asombro. Que culpe al gobierno de la portada del periódico en el que escribe es de un cinismo atroz. Claro que existen otros precedentes. Cuando el gobierno concedió prisión atenuada a otro sujeto con De (De Juana), el De que nos ocupa, De Prada, lanzó esta llamada al golpismo, desde las páginas de ABC:
    El articulo titulado “Alta traición” terminaba así:
    “Llamemos a las cosas por su nombre: esto es alta traición. Cabría preguntarse si un gobierno que humilla el honor de un Estado no merece algún tipo de castigo. En épocas menos confusas esta pregunta habría obtenido una respuesta inmediata y severísima”.
    Está aquí completo. Hay que descargar el PDF.
    http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/2007/03/03/005.html

  10. Soto

     /  30 noviembre 2009

    Hola Rosa Maria y amigos bloqueros:
    Si,las portadas del Mundo,la Razón y el ABC,son para quedarse abobados ante tanta infamia manipuladora .Claro ,esa cantidad de lectores que los leen jamas haran una analises autocritico y cuestionable de lo que “realmente sucede”.Dos o tres periodicos presentables en España ante una avalancha infamadora,manipuladors de mucha prensa amarilla,seudofranquista,por no sacarle “la pseude” ,que hace pensar a gente de cortas luces y gentes muy conformistas tener una información falsa y borreguil de la realidad……..Con este bajaje …¿a donde puede caminar una sociedad?…pues a lo que estamos viendo todos los dias a una podedumbre mental tenebrosa…!”estamos en pañales”
    !Rosa Maria,sigue deleitandonos y hacernos estar vivos con tus sensatos y muy bien construidos Post! y aqui estaremos nosotros apoyando tu hermoso Blog
    Apertas agarimosas
    Apertas agarimosas

  11. “Nunca hagáis caso de primeras a lo que digan los periódicos” (Eduardo Haro Tecglén, última frase de su conferencia “Periodismo y cuarto poder. La manipulación periodística”, Salón de Actos de la Facultad de Filosofía, Universidad de Zaragoza, septiembre 2004).

  12. Víctor

     /  30 noviembre 2009

    Hace pocos días publicó un artículo Vicenç Navarro bastante interesante sobre los medios escritos en España

    http://www.vnavarro.org/?p=3658

    Creo que desde los tiempos de los crímenes de Alcasser o el linchamiento contra Dolores Vázquez por el caso Wanninkhof estamos en una espiral irreflexiva donde la truculencia prima sobre cualquier ética periodística.

  13. Bueno con De Prada…

    Es lo que tiene el pensamiento capacitado para la creencia en mitos; se empieza por la inmaculada concepción, coge uno carrerilla y se acaba justificando la planitud de la Tierra desde el punto de vista científico. Porque o ésa es la causa, o el cinismo de este señor es lo que le ensancha el ser.

  14. Gran post. Esperemos que el periodismo (en general) deje de comportarse como un Salsa Rosa.

  15. No hace mucho, unos tres añitos más o menos, asistíamos a una pelea entre hienas: De un lado el diario histórico de la derecha española, el ABC, jugando a la moderación; contra los radicales de la COPE, cuando aún estada Federico, y El Mundo de Pedro Jeta.
    Yo sonreía cuando algunos, en los foros y blogs en internet veían en el ABC un altavoz de una derecha moderna, moderada y civilizada al estilo francés o aleman. El tiempo, lamentablemente, me han dado la razón.
    Pero el amarillismo y el morbo no lo vemos sólo en los medios de la derecha; en los de un perfil progresista como es por ejemplo el canal CUATRO, vemos cada mañana a Concha García Campoy haciendo una copia mala de Ana Rosa Quintana en Tele5 o de Nieves Herrero cuando las niñas de Alcácer: ha reducido la tertulia política al mínimo (15 minutos) y todo lo dedica al regodeo y al morbo. Asco.

  16. NadieOsSalvará

     /  30 noviembre 2009

    Yo aconsejaría a los periodistas en general que leyesen más historia: y que comprobasen por sí mismos hasta qué punto los historiadores suelen descartar los periódicos como fuente útil para su estudio.

    Y me temo que el problema no sólo estriba en la posible tendencia de un periódico en cuestión, sino en que el mismo carácter del hecho noticiable se revela inútil para comprender la realidad: se da énfasis, casi siempre, a cuestiones irrelevantes. Lo que se busca, en fin, es un “suceso”: no importa que tenga lugar en amplios gabinetes o en sórdidos callejones. Pero cualquier clase de pensamiento que aspire a explicar la realidad, busca regularidades, no excepciones.

    En suma, que un hombre muerda a un perro, lo que hace es equivocarme sobre la conducta de los hombres y de los perros.

  17. El director de ABC pide disculpas en su video blog.

    http://www.abc.es/blogs/angel-exposito/

  18. Soto

     /  1 diciembre 2009

    Me parecen muy interesantes e ilustrativas las matizaciones hechas por (NadieOssalvará) sobre la utilidad de las noticias de los periodicos como base de apoyo para estudios antropologicos .
    “Veo” muy acertado y muy bien escrito su linea argumental:((“Yo aconsejaría a los periodistas en general que leyesen más historia: y que comprobasen por sí mismos hasta qué punto los historiadores suelen descartar los periódicos como fuente útil para su estudio”))pues eso,que tremenda pena el periodismo actual,salvo las honrosas excepciones que las hay.estamos en pañales ante el comportamiento comprometido y profesional-humano en nuestro quehacer diario.Claro,como muy bien dice Rosa Maria,el mecanismo de la voluntad la poseemos pero no la ejercemos y por eso parece y lo es, que nos sentimos a gusto en pañales.
    Apertas agarimosas

  1. Tweets that mention ¿Quo vadis periodismo? « El Periscopio -- Topsy.com
  2. 30 DE NOVIEMBRE « LCMAG
  3. Nadie dimite en la prensa « Diario de hoy
A %d blogueros les gusta esto: