El Papa y Ben Laden fichajes estrella del nuevo programa de Rosa María Artal

así volveré a ser con las cremas y el botox

así volveré a ser con las cremas y el botox

Disculpad el autobombo en el titular. Sé que mi nombre no arrasa en popularidad –todavía- pero la autoalabanza y la seguridad en uno mismo son esenciales para lograr ciertos objetivos. La gente confía en quienes las practican.

  Mis días de penuria se acabaron: he conseguido un programa matinal en una cadena de televisión. Española por supuesto, podía haber sido italiana, pero es española, dado que el idioma lo domino mejor. Me he preparado a conciencia inyectando botox allí donde lo precisaba, me cuesta sonreír porque los músculos tiesos no obedecen a mis órdenes cerebrales, pero bien mirado me da un aire interesante, elegante diría con más precisión. No es por presumir pero hablo bien, tengo buena dicción y me expreso con convencimiento. No sé si excesivo, habrá que moderarlo.

Comienzo el próximo lunes. Mis fichajes estrella: el Papa Benedicto XVI y Ben Laden. Anotad, quiero titulares, difusión. Dos concepciones opuestas de la vida –y nunca mejor dicho- y de la sociedad. Debate, rifirrafe, mucho rifirrafe. Queda bien entendido que uno de los dos no es preciso que venga y el otro con que aparezca un día para promocionarse personalmente es suficiente.

He contratado ya anuncios de una amplia variedad de cremas y ungüentos para que compréis, vistos los efectos que obran en mí. De hecho tengo acciones en varias de las empresas que los producen. Pronto espero adueñarme de una SICAV con impuestos testimoniales. Voy a por todas. Asesinatos, violaciones, pedofílias, efebofílias también que tiene su diferencia. Crímenes de toda índole. Ando en negociaciones con el más allá para entrevistar al espectro de Marta del Castillo. Aún no lo puedo anunciar, porque no está cerrado el asunto, las difíciles exclusivas es lo que tienen. De fallar, traeríamos a cualquiera de las más de doscientas mujeres asesinadas por la violencia machista en los últimos tres años, cuyas historias permanecen inéditas. Tendremos la suplicante polla de Dinio, putas y proxenetas, y alguna cosa más que me aconsejen mis colaboradores, dado que no sigo puntualmente a la competencia y escasea mi inspiración. En mis horas libres, anunciaré un tarrito de líquido que nutre las defensas o las anula, eso da igual, y me veréis a toda hora en televisión, radio, periódicos y carteles respondiendo a la pregunta: ¿Por qué Rosa María Artal toma el tarrito de las defensas? Espero que me quede algo de dignidad y responder en confianza: “Porque me pagan, digo que lo tomo porque me pagan por decir que lo tomo”. Y haré caja otra vez, igual me compró otra SICAV. Y, nada, dos segundos después, seguiré informando de la vibrante actualidad.

Vendrán al programa ministros y periodistas, con los que podré seguir manteniendo el gusanillo de mi profesión. Criticaremos, horrorizados, la pensión que se lleva el consejero delegado del BBVA, aunque algún contertulio la justificará porque los bancos sostienen el sistema. En mi programa, como en el resto, se podrá hablar de cualquier cosa, porque siempre habrá alguien que la compense. Pluralidad ante todo, y en ella no pueden faltar los representantes de sectores como la manipulación y la delincuencia, junto a nombres acreditados que me den caché. Pluralidad, mucha pluralidad. Un fidedigno reflejo de España. El objetivo es facilitar información a los telespectadores: que puedan elegir cuál de las versiones opinativas les gusta más. Si alguna ofrece datos pero tienen el pálpito de que no son ciertos, dado que otro contertulio también lo siente así, está en su derecho. Será un programa “muy democrático”.

Como eliminando búsqueda de fuentes, comprobación de datos y otras menudencias, no acabaré cansada del trabajo, en el resto del día, me ocuparé de otros asuntos cruciales. Divertirme y hacer relaciones. Todos los días podré elegir entre varias invitaciones a comer, a cenar y a merendar. Haré también algún “bolo” de vez en cuando, presentar un acto o acudir a un coctel remunerado.

 Me buscarán las editoriales ofreciéndome ventajosos contratos, se pelearán por publicar mis libros, me promocionarán en todos los medios, y me darán muchos premios literarios. Arrasaré en ventas. Quizás busque un par de colaboradores africanos para ser aún más prolífica. Dado que lo soy, y mucho, quizás sea éste el auténtico cuerno de oro, y pueda adquirir una SICAV más.

Pero no me basta, soy persona inquieta y activa. Necesito una ocupación complementaria: social, altruista, solidaria, muy intelectual. Voy a ver si alguien ha tenido por ahí alguna idea más o menos brillante y arramplo con ella que no pasa nada en tiempos del “corto y pego”. Me han hablado de una asociación de “Viticultores saharauis”, que la veo muy original y progresista, y de otra de “Profundización en la comunicación interplanetaria”. Quizás tiene  más futuro ésta, y además se presta a conseguir subvenciones. Vamos, cualquiera de las dos suena bien para eso. Con la idea en mi poder –tras haberla conseguido sola o en compañía de otros– yo le daré mi impronta. Mi futuro es prometedor. Y ya era hora.

¿Os parece una entelequia? Pues a la vista de la realidad cotidiana, resultan mucho más factibles y gratificantes estos proyectos que intentar en España una empresa seria, honesta e imaginativa, o un periodismo comprometido. Más factible y gratificante, no imposible. ¿O sí?

11 comentarios

  1. Definitivamente, como ya hicieron otr@s, te has echado al barro. El primer párrafo me dejó deconcertado, por el segundo ya pensé que la prejubilación te había nublado el juicio y te habías vuelto loca de remate; por fin en el último comprendí que todo era una broma.

  2. deseos de buena suerte!
    pero el tipo ¿no es Bin Laden? ¿con ‘i’? – me parece.

  3. Uyss, no sé, tuve una pesadilla y me pareció que te habías convertido en Ana Rosa Quintana. Entorna una los ojos y se le nubla la razón, oye y se sueñan monstruos… ¡¡¡Ah, ya!!! que la realidad televisiva supera las pesadillas incluso en horario protegido. Pues que le pregunten a los boys & girls que elaboran ese espacio que ni sé ni quiero saber cómo se llama en la sobremesa telecinquera.

  4. Viator

     /  1 octubre 2009

    ¡Qué bien! Me alegro de que por fin des sentido a tu vida de prejubilada y hagas algo de provecho, tanto talento desaprovechado por un ERE de más o menos.
    Y, puesto que soy amiguete desde hace años ¿Me harás un hueco en tu programa y voy contando mis cosas de jubilata? Puedo sugerirte: hablar de mis salidas al monte, de mis lecturas, de mi reciente afición a los pucheros (quiero decir “restauración”) y un largo etcétera en que ocupo mis ocios. Piensa que, donde come uno comen dos. Sé buena chica y comparte un poco tu futura fama de presentadora de moda. A mi también me gustraría tener una SICAV, aunque sea más modesta que la tuya, que la pensión se me queda un poco corta para tantas expectativas como tengo.
    Prometo regalarte un bolso de Loewe y un traje de buen corte, y algunas gratificaciones bajo cuerda y, en general, todas esas pequeñas corruptelas que hacen tan grata la vida de los famosos. ¡Ah! y me gustaría – por aquello de escandalizar un poco – poder decir en las horas de mayor audiencia que yo no tengo ninguna corazonada respecto a la adjudicación de los juegos olímpicos.
    Muchas más cosas contaría en tu atractivo programa televisivo.
    De verdad, aquí un amigo para echar una mano en el negociete, que promete ser de campanillas…

  5. Y ahora una observación: ¿Alguien se ha dado cuenta de que Las Mañanas de Cuatro de Concha García Campoy se parece cada vez más a Ana Rosa de Tele5?
    Más tiempo para el marujeo, más explotación del amarillismo y los sucesos como últimamente el de Marta del Castillo y menos tiempo para la tertulia política que antes empezaba sobre las 13:30 y ahora casi lo hace a las 14:00 todo ello con pausas publicitarias y a las 14:20 empienzan los informativos.

    Ya antes del verano ví en un blog que criticaban el cambio de rumbo que estaba llevando el programa, y en el cual dejé un comentario en el que dije que yo también tenía la misma sensación.

    No veo mucho la tele, pero éste programa en concreto lo sigo siempre que me pilla en casa a la hora de comer. Hoy por ejemplo, que era mi día libre, que tenía previsto salir a hacer una ruta senderista por Los Picos de Europa ,y que no he podido hacerla por el mal tiempo, me he quedado en casa. Mientras preparaba la comida y ya cabreado he tenido que apagar la televisión y poner música porque no dejaban de tratar la mísma retaíla del tema de Marta del Castillo.
    ¿Para eso quería PRISA un canal de televisión generalista en abierto, para convertirse en una mala copia de Tele5 o Antena3?

  6. ¡Uacs, qué susto…! Pero, doña Rosa… ¿es que quiere convertirse en la versión femenina de Arturo Pérez-Reverte en la actualidad española…? No lo haga, por favor…

    Ya sé que el desánimo puede cundir, y dejar en su lugar una ironía corrosiva y deshumanizadora, prepotente, que arramble con todo, bueno y malo, sin dejar títere con cabeza, pero… no lo haga, por favor…

    Pues si alguien como Vd. cede también a este sentimiento, y además de una forma tan dura, acertada y afilada… ¿qué nos queda al sencillo ciudadano de a pie…? ¿dónde están la esperanza, la amabilidad, la paciencia, el optimismo, la fe y el sacrificio por los demás, la humildad…? En un hombre estas virtudes se pierden por desgracia con mucha facilidad, ¿pero en una mujer tan cultivada como Vd…? Por favor, no lo haga.

  7. Soto

     /  1 octubre 2009

    Hola Rosa Maria y amigos Bloqueros:
    Buena representación si señora,mucha ironia y una gran clarificación de lo que sucede en los medios de comunicación televisivos.Nos explicas muy matizadamente todo lo que la Directora de un Programa de Televisión puede”armar” para sacar ” mucho provecho”.asi estamos ,esto cada vez peor,especulación mobilaria hubo a barrer ,pero por estos “lares televisivos”no se quedan atrás….Rosa ,creo ,que con el tiempo no haria falta que escribieses tu los libros,fijate en Rosa Maria Quintana,ya nadie se acuerda de que los escribia “un negro”,digo si optas a la Dirrección de ese programa que quieres pilotar..ja,ja,ja
    Muy buen Post ,muy bien “escaneada ese”mogollon a aprovechar”.
    Apertas agarimosas

  8. Te has olvidado de un quehacer que da mucho espacio en los medios: el deporte espectáculo. Es un buen bocado eso del mundillo de millonarios tras una pelota, o millonarios hombres anuncios con ruedas.

    Muy buena entrada. Gracias

  9. Una Rosa, no entiendo lo de “echarse al barro”. Personalmente siento debilidad por la gente con capacidad para el autohumor, y Doña Rosa ha estado enorme poniéndose en una paródica primera persona para hacer crítica de cierto panorama periodístico actual. Inmensa.

  10. rosa maría artal

     /  2 octubre 2009

    No tengo futuro. Y os lo voy a contar aquí en un comentario. Por segunda vez en poco tiempo, ahora mismo, me han llamado para acudir a un debate en una televisión. La primera era para hablar de economía, hoy del aborto. La primera vez no podía ir, vaya por dios, pero hoy he vuelto a rechazarlo con la verdad descarnada: “Es que tengo otra concepción del periodismo. No me veo ahí”. Dedicidamente, no tengo futuro.

  11. Es usted impresionante. Y su blog una auténtica joya.
    Me emociona sinceramente comprobar que existe alguien como usted entre la morralla periodística reinante.
    Además me reafirmo, al leer esta sarcástica ficción que se autoaplica, en la necesidad de consumir esta misma mierda que critica, para saber distinguirla, con conocimiento de causa, del verdadero valor periodístico que usted nos regala día a día. Hay que conocer lo alienante para poder triturarlo con la razón como usted ha hecho en este brillante post.
    Semecaelababa.
    (Gracias maese Piezas de nuevo por enlazar a esta enorme mujer en su perfil de FB)
    Enhorabuena por sus inquebrantables principios.

A %d blogueros les gusta esto: