Mira su cara

triste

Mira su cara, su expresión: frío, noche, miedo –pasado, presente y futuro-, cansancio, impotencia. Ha hecho una dura travesía en una barca neumática, enfrentada al bravo océano. Vio morir a otros compañeros, al menos -entre ellos- a 8 bebés. Y no pudo hacer nada, le desbordaban los elementos. Apenas un crío. Sabe que, seguramente, será deportado, enviado de vuelta a la casa de la que huyó porque no resistía más la miseria. La Europa que despreciamos sus usuarios es para él, y para muchos como él, un paraíso de oportunidades. Aunque lleguen con el que va a ser considerado “hándicaps” del color y del origen. Una nueva tragedia en el Estrecho de la inmigración clandestina. Pongan al lado del Papa, o de Florentino Pérez, o del coche de gran cilidranda,o de las últimas vacaciones en la playa, está foto en sus mesillas, quienes les niegan sus derechos, quienes se los han extirpado.

Entrada anterior

2 comentarios

  1. Cita: La Europa que despreciamos sus usuarios es para él, y para muchos como él, un paraíso de oportunidades”.

    No sé, no sé, Rosa, muchos de nuestros “usuarios” europeos, dan su voto a un hortera mafioso como Berlusconi y en Holanda un partido ultraderechista y xenófobo se hace con varios eurodiputados, convirtiendose en la segunda fuerza política nacional.

    Europa es ya neofascista y volvemos hacia atrás; hacia los oscuros tiempos del nacismo alemán y el fascismo italiano. Me da a mí, que como no nos espabiliemos y nos pongamos las pilas, más de un “usuario” europeo va a tener que coger la patera.

  2. rosa maría artal

     /  5 junio 2009

    Europa no es aún absolutamente neofascista, y eso tiene remedio. Y ya sabes cómo se las gastan algunos gobernantes africanos. Eso además del hambre.

A %d blogueros les gusta esto: